Conéctate a nuestras redes

Cine

Thor: Un Mundo Oscuro

Publicado

en

Si hay una veta que la industria ha explotado con descaro en lo recorrido del siglo XXI, esa es la del cine de superhéroes. Quién sabe hasta cuándo jugarse tanto por esta clase de filmes le siga funcionando tan bien, pero por el momento estas cintas reinan con comodidad en las boleterías y, en general, cuentan con un estándar superior a la media del cine palomitero. La posta del estudio líder de este segmento ha sido cogida por Marvel, que desde el estreno de “Iron Man” en 2008 ha desarrollado una serie de películas cuya primera etapa culminó con aplastante éxito en “The Avengers” (2012). Como toda moda, este buen pasar es apenas temporal, así que la puesta en marcha de la fase dos de la franquicia no se ha hecho esperar: hace unos meses comenzó con “Iron Man 3”  y tiene su segundo miembro en “Thor: Un Mundo Oscuro”.

Thor (Chris Hemsworth) ha dejado de ser el arrogante aspirante al trono de Asgard y ahora parece estar preparado para asumir el desafío de suceder a Odin (Anthony Hopkins). Tras haber frenado con éxito a su hermano Loki (Tom Hiddleston) en la Tierra, el dios del trueno trabaja en devolverle la paz a los Nueve Reinos, mientras que al mismo tiempo anhela ver de nuevo a la astrofísica Jane Foster (Natalie Portman). Los caminos de ambos se volverán a cruzar luego de que una antigua raza liderada por Malekith (Christopher Eccleston) regrese con el objetivo de sumir al universo en la oscuridad.

La franquicia que Marvel viene desarrollando desde hace seis años, ha tenido como peculiaridad transversal un elevado cuidado al momento de ejecutar las cintas de sus distintos superhéroes. Sus filmes pueden conservar elementos de mayor o menor gracia, pero al menos está asegurada una disposición eficiente y atractiva de sus recursos. Esto se traduce en que resulte inusual que haya piezas que no calcen en un conjunto aterrizado en cuanto a la proyección de metas. A modo de ejemplo, la acción, cualidad preponderante en estos terrenos, jamás se sale de control, incluso en instantes tan grandiosos como el clímax de “The Avengers”. En consecuencia, está incorporado un piso mínimo de diversión, que en “Thor: Un Mundo Oscuro” sigue totalmente presente.

THOR THE DARK WORLD 02La película se alza firme desde el tratamiento dado al personaje. Thor no proporciona las opciones de levantar una cinta similar a las Iron Man –donde la mesa está servida para el lucimiento de Robert Downey Jr.-, pues la naturaleza del personaje lo impide. Y eso Marvel lo comprende muy bien; un pleno entendimiento de las potencialidades de los superhéroes que acá una vez más es demostrado. Al igual que “Thor” (2011), se opta por prácticamente descartar ocuparse de la psicología del personaje. No se fuerza un tormento interior, como queriendo apuntar más alto, sino que se blinda todo con acción bien suministrada. Así es como el protagonista en esta segunda parte está en una encrucijada inicial que rápidamente es relevada por otras impuestas por el vértigo de la aventura.

Si hay una mirada bien pensada en el acercamiento al protagonista, en otro plano estrechamente vinculado el filme no da el ancho. La encarnación de turno del mal raya en lo simplón, con casi insignificante esmero en darle una vuelta interesante. Debe ser  la enésima película que ubica a un milenario ejército como amenaza de los protagonistas, cuyo plan es nada más y nada menos que acabar con todo. Las motivaciones  y personalidades de los villanos poco importan, así que ni hablar de alguna posibilidad remota de comprender sus acciones. Afortunadamente no se juega todas sus fichas en ese sentido, ya que escolta el discreto choque bien-mal con conflictos laterales ejecutados apropiadamente. En rigor, es el cómo evolucionan los pequeños conflictos definidos con anterioridad al surgimiento de esta amenaza lo que le termina otorgando altura a la cinta.

THOR THE DARK WORLD 03Uno de los principales atributos que hacía funcionar “Thor” era la presencia de Loki como el máximo villano. En la secuela el mando lo toma un tal Malekith que no se le acerca ni un ápice en cuanto a magnetismo, y a decir verdad en cuanto a nada. Afortunadamente, el hermano del dios del trueno acá sigue siendo relevante en la trama. Tanto así, que buena parte del gancho de la filme recae en este secundario, un personaje empapado en una mezcla de cinismo, maldad y encanto. En suma, Loki proporciona toda la chispa y lucidez que la película echa de menos en parte de su armado, mientras que el actor que lo encarna, Tom Hiddleston, se come a bocados cada una de sus escenas.

Alan Taylor –director de algunos episodios de la serie “Games Of Thrones”- se despacha una labor atinada, pero sin una impronta clara. Como tantos otros, se limitó a cumplir lo encomendado al pie de la letra en esta cinta que, tal como su predecesora, es una eficiente pieza en el camino hacia algo más grande, en este caso “The Avengers 2”. Si bien es con holgura más uniforme, enérgica y, a fin de cuentas, mejor blockbuster que “Thor”, está a unos cuantos kilómetros de la inventiva alcanzada por “The Avengers”. Acá todo es bastante tenue y de modesto vuelo. En efecto, no mucho más que un correcto preludio de la fiesta mayor.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 2 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 4 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 6 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 1 semana

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas