Conéctate a nuestras redes

Cine

The Master

Publicado

en

El conflicto central es una trampa de arena de la cual es muy complicado escapar. Sin exagerar, casi toda la narrativa cinematográfica está sustentada en el relato de tres actos, basado en una única y simplificada lucha entre dos fuerzas que se oponen entre sí, casi siempre representadas por el concepto del bien y el mal. Quizás por su carácter comercial, o porque se nos hace más fácil entender esa dicotomía arquetípica, casi todo el cine que consumimos y las cintas taquilleras, rara vez escapan de esa prerrogativa. Pero, claramente, desde el advenimiento del cine sonoro y la introducción de THE MASTER 01nuevas herramientas expresivas (la profundidad de campo, por ejemplo), que los artistas del celuloide han tratado de superar ese límite, escapando del molde y creando relatos complejos y difíciles de abordar.

Actualmente, hay muchos directores que se aventuran con historias corales, con hilo conductor difuso, o en el rompimiento de la linealidad narrativa. Uno de ellos es Paul Thomas Anderson, quien ha sustentado una carrera atípica para el mainstream hollywoodense, y obteniendo una fama no menor para su arriesgada propuesta. Un ejemplo claro de esta relación es “The Master”, que llega a la cartelera compitiendo por tres de los cuatro Oscar para actores: el principal y los dos de reparto.

Freddie Quell (Joaquin Phoenix) es un veterano que regresa a Estados Unidos, tras combatir en el frente asiático durante la Segunda Guerra Mundial. Sin intereses más que la satisfacción de su adicción al alcohol (que el mismo fabrica), deambula por diversos trabajos, hasta que en una noche de borrachera aborda el barco de Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), carismático líder de una especie de secta llamada “La Causa”. Desde ese instante, Dodd intentará adoctrinar al polizón, THE MASTER 02mientras lucha contra acusaciones de estafa y el cartel de charlatán que sus detractores intentan colgarle por ideas relacionadas con reencarnaciones, viajes espaciales y esoterismo.

Son varios los puntos que hacen difusa la lectura de un film tan enigmático como “The Master”. En primer lugar, por la manera en que fue “vendido”. Porque sí, esta es en parte la historia ficcionada del fundador de la Cienciología, L. Ronald Hubbard. Sin embargo, él no es el protagonista. Y este es quizás el factor más decisivo frente a cualquier interpretación: el personaje que encarna Joaquin Phoenix jamás tiene un propósito, al volver de la guerra, en su vida, o en el engranaje del movimiento fundado por Dodd. Al no tener algo que lo motive, tampoco puede aportar un punto de vista frente a las enseñanzas de su maestro. La actuación de Phoenix es indescifrable, no porque haya excluido emociones, o arrebatos de ira, o hasta sentimientos románticos; sino porque nada parece afectarlo. Él ve pasar el mundo frente a sus THE MASTER 03ojos, sin afectarlo ni modificarlo.

Por otro lado, Hoffman, quien debería ser el protagonista, también entra en ese juego de nula definición, al mostrarse temeroso, influenciable, manipulable, frente a su familia y a Peggy, su mujer, interpretada por Amy Adams. Porque la cinta se encarga, además, de impedir cualquier conclusión acerca de las enseñanzas del maestro, esta nueva “religión”, que a ratos parece un cuento que se escapa de las manos, tomado por gente insegura, o ignorante, o deseosa de poder, para justificar sus existencias. Hasta cierto punto la paranoia que envuelve la vida de Dodd termina por consolidar esa idea, al ser incapaz de mensurar los reales alcances de sus improvisados preceptos.

Claro, tampoco ayuda la propuesta visual de Anderson, con una imagen limpia, sin sobresaltos, acompañada por una música incidental que más que involucrar aleja, para que simplemente con el lente mostrar este devenir de hechos a ratos improvisados de la vida de Quell, y esas ideas que salen de la boca de Dodd, que a cada momento se contradicen con la verdad que el fotograma verbaliza. El director, en este caso, logra ocultar su mano y hacer que los personajes se desenvuelvan, revelando THE MASTER 04una virtual improvisación, que no es otra cosa que una meticulosa y casi obsesiva planificación de detalles.

Cuesta asumir, en el común de las discusiones que convocan películas, en el ejercicio más social de la cinefilia, la sinceridad que significa confesar que no se “entendió” una cinta. Porque sí, el mainstream hollywoodense es dado a servir en bandeja ideas simplificadas y fáciles de digerir, en envoltorios estandarizados y familiares. “The Master”, a título muy personal, es difícil de descifrar, y exige una cuidadosa reflexión respecto a lo que propone, y de qué manera se podría deconstruir el relato. Para el gusto de los que gozamos el cine, muchas veces estas películas difíciles son las que más satisfacciones traen, en ese continuo descubrir que significa el visionado constante e inagotable.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Centro Arte Alameda realizará ciclo de cine “Blanco y Negro Después del Color” en su plataforma de streaming

Publicado

en

A partir de hoy jueves 22 de abril arrancará el ciclo de cine “Blanco y Negro Después del Color”, el cual Centro Arte Alameda realizará mediante su plataforma de streaming Centro Arte Alameda TV. Entre las cintas que serán parte de la muestra están “Gook” (Justin Chon, 2017), “Leto” (Kirill Serebrenkov, 2018), “Ida” (Pawel Pawlikowski, 2013) y “Una chica vuelve a casa sola de noche” (Ana Lily Amirpour, 2014).

Gook” de Justin Chon (E.E.U.U., 2017) es la historia de dos hermanos coreano-americanos que se encuentran en medio de una revuelta social tras conocerse el veredicto sobre el caso de Rodney King en 1992. Ellos deberán escoger entre continuar su vida como era antes, y defender la zapatería familiar, o unirse al movimiento y luchar por sus derechos. Esta cinta aclamada en Sundance 2017, podría ser una película independiente de principios de la década de 1990, pero su perspectiva sobre las relaciones raciales en Estados Unidos, no ha cambiado tanto a 30 años de los hechos que la inspiran.

Leto” de Kirill Serebrenkov (Rusia, 2018) relata la historia de una banda de rock en el Leningrado de la Unión Soviética un verano a principios de los años 80. Dentro de la escena del rock de la ciudad, Viktor Tsoï, un joven músico que creció escuchando a Led Zeppelin, T- Rex y David Bowie intenta hacerse de un nombre en un ambiente enrarecido por el declive de un imperio.

Ida” de Pawel Pawlikowski (Polonia, 2013) es protagonizada por Anna (Agata Trzebuchowska), una novicia huérfana que está a punto de hacerse monja y descubre que tiene un pariente vivo: una hermana de su madre que no quiso hacerse cargo de ella de niña. La madre superiora obliga a Anna a visitarla antes de tomar los hábitos. La tía, una juez desencantada y alcohólica, cuenta a su sobrina que su verdadero nombre es Ida Lebenstein, que es judía y que el trágico destino de su familia se remonta a la terrible época de la ocupación nazi.

Una chica vuelve a casa sola de noche” de Ana Lily Amirpour (EE.UU., 2014) es un “spaghetti western de vampiros iraní” como lo define la propia directora quien retrata lo que ocurre en Bad City, una urbe fantasmal iraní donde personajes marginales como drogadictos, proxenetas y prostitutas conviven en aquel refugio de corrupción y desesperanza. Y aunque pareciera que la historia no se puede poner peor, Amirpour lo logra con una mujer vampiro que acecha a sus habitantes y que tras encontrar el amor teñirá todo de sangre.

La plataforma centroartealameda.tv cuenta con un catálogo seleccionado con películas internacionales exclusivas para Chile, agregando un nuevo estreno cada semana. Los valores para acceder son los siguientes:

  • Suscripción mensual con tarjetas de crédito: $3.890
  • Suscripción mensual con otros medios de pago: $4.290

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 5 días

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 5 días

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 3 semanas

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 1 mes

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 1 mes

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

CARNAGE CARNAGE
DiscosHace 1 mes

Nick Cave & Warren Ellis – “CARNAGE”

En un mundo sin pandemia, Nick Cave & The Bad Seeds estaría girando alrededor del globo para presentar el excelente...

Ghost Tapes #10 Ghost Tapes #10
DiscosHace 1 mes

God Is An Astronaut – “Ghost Tapes #10”

En la Guerra de Vietnam, EE.UU. utilizó una campaña de terror psicológico llamada Operación Alma Errante (Operation Wandering Soul), consistente...

The Shadow I Remember The Shadow I Remember
DiscosHace 1 mes

Cloud Nothings – “The Shadow I Remember”

“The Shadow I Remember”, séptimo disco de Cloud Nothings, nace casi de la misma manera que su anterior lanzamiento de...

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 2 meses

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas