Conéctate a nuestras redes

Cine

Terremoto: La Falla de San Andrés

Publicado

en

A propósito de que, para 2016, se encuentra programado el estreno de la secuela de “Independence Day” (1996), a cargo de Roland Emmerich, también director de la primera parte y puntal para el desarrollo del cine catastrófico, resulta sorprendente ver cómo, en los casi 20 años que han pasado desde el estreno de la película bisagra de un subgénero que antes no fuera tan explotado, la considerable cantidad de títulos que han adherido a la fórmula ha ido aumentando exponencialmente una respuesta estremecedora en la taquilla. Y es que el argumento que pone a los desastres SAN ANDREAS 01naturales, las invasiones, o a cualquier tipo de mega accidente como fondo en un drama marcado por la acción, parece ser uno de los favoritos del público, sin importar que la calidad cinematográfica de estos muchas veces sea, paradójicamente, un desastre.

Mientras en Los Angeles se comienzan a suceder un número anormal de sismos para la actividad tectónica de la ciudad, Ray (Dwayne Johnson), un piloto profesional que lleva años en el servicio de rescate, deberá ir extremando recursos para enfrentar una situación que rápidamente se está saliendo de control: la Falla de San Andrés se ha activado, provocando los terremotos más grandes registrados en California y el mundo entero. Ray, quien también está atravesando una crisis familiar por el divorcio con su esposa, Emma (Carla Gugino), tendrá que recorrer toda la costa oeste del país norteamericano para rescatar a su hija Blake, (Alexandra Daddario), quien se halla en el norte del estado californiano.

De entrada, la película nos presenta el perfil del héroe que se dedica a salvar vidas en medio de circunstancias desgraciadas, aquel que en la realidad sería sólo ilusorio, porque las coincidencias y la suerte no son compatibles de la forma en que el filme exagera sobre una ficción, por muchos pasajes, desbordada. A punta de datos que son enciclopédicamente correctos (las alusiones a Chile como SAN ANDREAS 03centro de cataclismos también tienen su lugar), la película se va desenvolviendo por escenarios que están plenamente identificados con el género. Acá no importa si los arcos dramáticos están establecidos sobre razones consistentes, o si la verosimilitud de la historia se encuentra trastocada: mientras el argumento pueda sostenerse en su expresión mínima para que las secuencias de acción predominen, el camino ya está allanado para hacer germinar el relato sobre el vértigo.

Considerando lo anterior, y entendiendo que “Terremoto: La Falla de San Andrés” está concebida sólo como entretenimiento proyectado sobre una gran pantalla, hay que hacer la concesión respecto al ritmo que mueve a una cinta cuyos 114 minutos de duración no se sienten tan fulminantes gracias, esencialmente, al planteamiento de una estructura que permite la progresión de tres historias simultáneas. Sin embargo, lo último no alcanza a aplacar equivocaciones que en este punto para el estilo, más que fortuitas, ya parecen una mala broma: la música de nuevo utilizándose como el catalizador de emociones, que sólo restan impulso al desarrollo de la aventura como concepto adoptado en este tipo de largometrajes; la imagen de las protagonistas femeninas sujeta casi SAN ANDREAS 02exclusivamente a la idealización de la belleza, donde el maquillaje no puede verse corrido, aunque un terremoto de 9.6 grados lo esté destruyendo todo, o –lo que es peor- el espacio hecho para mostrar el clásico muro de lamentaciones que todavía emula la imagen macro del 11-S, manipulando sobre el umbral de lo victimario la introducción gloriosa de una bandera estadounidense flameando implacable, sin rasgadura alguna, de una limpieza imposible.

Una vez más, la figura del héroe americano es representada en una película que pone al cine de catástrofe en el lugar de los giros convenientes, donde todo lo que va ocurriendo se nota facilón, a pesar de detenerse esta última sobre algunos pasajes que muestran los resultados de una posible devastación. La acogida que tenga “Terremoto: La Falla de San Andrés” en nuestro país, siendo un producto prescindible, va a depender de qué tan repuestos del tema nos encontremos en Chile, donde hablar de movimientos telúricos resulta tan cotidiano como ir al cine.

Por Pablo Moya

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Artículos Cine

Cartelera Centro Arte Alameda del 27 al 2 de febrero

Publicado

en

Esta semana, la cartelera semanal del Cine Arte Alameda nos trae animación japonesa y nacional, como también las ya estrenadas “Spencer” de Pablo Larraín, “La nave del olvido” de Nicol Ruíz Benavides y “CAM: Liberar una nación” de Edgard Wang Saldaña.

Nahuel y el libro mágico” (2020) del director German Acuña. Película animada nacional producida por Carburadores, Red Brasil y Punkrobot (compañía involucrada en Historia De Un Oso). La historia cuenta las aventuras de Nahuel, niño que vive en la isla de Chiloé que a pesar de tener un padre pescador, tiene fobia al mar. El hallazgo de un libro en una casona vieja será el inicio de un viaje doble que recorre los misterios de la isla tanto como los suyos. 

Otra de las películas es el anime japonés “Belle” (2021) de Mamoru Hosoda, trabajo que se enmarca en el décimo aniversario del Studio Chizu (El Niño Y La Bestia, 2015). El filme cuenta la historia de Suzu, una adolescente acomplejada que está atrapada con su padre en un pequeño pueblo montañés. Pero en el mundo virtual de U, Suzu se convierte en Belle, icono musical con más de cinco mil millones de seguidores. La doble vida de Suzu tomará un giro inesperado cuando conozca a la Bestia, una criatura fascinante pero aterradora. Con esto comienza un tira y afloja entre los dos cuando al final, Suzu descubre quién es realmente. 

También podemos encontrar “Alice” (1988) del checo Jan Svankmajer (El Pequeño Otik, 2000) propuesta particular en stop-motion del clásico “Alicia en el País de las Maravillas”. Esta obra sigue vigente hasta hoy. Se trata de una estremecedora transposición de la obra clásica de Lewis Carroll, versión que impactará a quienes vean la producción. Svankmajer es amante de lo arcaico, capaz de recrear una nuevas realidades con ideas sobre la anatomía, morfología animal y la ligereza del movimiento, hizo respirar cualquier pieza inanimada para expresar todo tipo de emociones. 

Te esperamos en Centro Arte Alameda – Sala CEINA. Arturo Prat 33, Santiago Centro (Metro Universidad de Chile). Las entradas se encuentran a la venta en Passline y también en la boletería del CEINA. Los precios son $4.000 entrada general y $3.000 adultos mayores y estudiantes.

Conoce el detalle de películas y funciones a continuación:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Bloodmoon: I Bloodmoon: I
DiscosHace 2 meses

Converge & Chelsea Wolfe – “Bloodmoon: I”

Hay veces en que las colaboraciones no terminan de cuajar, y otras en que suena a algo completamente diferente a...

Things Take Time, Take Time Things Take Time, Take Time
DiscosHace 2 meses

Courtney Barnett – “Things Take Time, Take Time”

Cuando Courtney Barnett irrumpió y su nombre ganó un espacio privilegiado en la exitosa y explosiva escena australiana, una de...

An Evening With Silk Sonic An Evening With Silk Sonic
DiscosHace 2 meses

Silk Sonic – “An Evening With Silk Sonic”

Los talentosos Anderson .Paak y Bruno Mars dejaron sensaciones más que positivas cuando dieron a conocer “Leave The Door Open”,...

The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows
DiscosHace 2 meses

Damon Albarn – “The Nearer The Fountain, More Pure The Stream Flows”

Inagotable y cada vez más camaleónico. Algo tiene el imaginario que está construyendo Damon Albarn que, con cada día que...

Comfort To Me Comfort To Me
DiscosHace 2 meses

Amyl And The Sniffers – “Comfort To Me”

Una de las piedras angulares del punk, como filosofía, consiste en abrazar las imperfecciones, reconocerse como seres desprolijos y enaltecer...

CRAWLER CRAWLER
DiscosHace 2 meses

IDLES – “CRAWLER”

Para todos fue una sorpresa el día en que IDLES publicó la melancólica “The Beachland Ballroom”, donde, a un ritmo...

Sympathy For Life Sympathy For Life
DiscosHace 2 meses

Parquet Courts – “Sympathy For Life”

El indie rock de Parquet Courts es bastante sui generis dentro de los márgenes difusos que la crítica le ha...

Engine Of Hell Engine Of Hell
DiscosHace 2 meses

Emma Ruth Rundle – “Engine Of Hell”

Mientras Emma Ruth Rundle se dedicaba a preparar lo que sería su quinto disco, la pandemia y las cuarentenas golpearon...

Valentine Valentine
DiscosHace 2 meses

Snail Mail – “Valentine”

En situaciones de crisis, es complicado alinear las emociones con lo que se piensa o analiza, pero ese acontecer no...

Twin Plagues Twin Plagues
DiscosHace 2 meses

Wednesday – “Twin Plagues”

La actitud con la que Karly Hartzman trata la guitarra en los primeros minutos de “Twin Plagues”, canción que abre...

Publicidad
Publicidad

Más vistas