Conéctate a nuestras redes

Cine

Terremoto: La Falla de San Andrés

Publicado

en

A propósito de que, para 2016, se encuentra programado el estreno de la secuela de “Independence Day” (1996), a cargo de Roland Emmerich, también director de la primera parte y puntal para el desarrollo del cine catastrófico, resulta sorprendente ver cómo, en los casi 20 años que han pasado desde el estreno de la película bisagra de un subgénero que antes no fuera tan explotado, la considerable cantidad de títulos que han adherido a la fórmula ha ido aumentando exponencialmente una respuesta estremecedora en la taquilla. Y es que el argumento que pone a los desastres SAN ANDREAS 01naturales, las invasiones, o a cualquier tipo de mega accidente como fondo en un drama marcado por la acción, parece ser uno de los favoritos del público, sin importar que la calidad cinematográfica de estos muchas veces sea, paradójicamente, un desastre.

Mientras en Los Angeles se comienzan a suceder un número anormal de sismos para la actividad tectónica de la ciudad, Ray (Dwayne Johnson), un piloto profesional que lleva años en el servicio de rescate, deberá ir extremando recursos para enfrentar una situación que rápidamente se está saliendo de control: la Falla de San Andrés se ha activado, provocando los terremotos más grandes registrados en California y el mundo entero. Ray, quien también está atravesando una crisis familiar por el divorcio con su esposa, Emma (Carla Gugino), tendrá que recorrer toda la costa oeste del país norteamericano para rescatar a su hija Blake, (Alexandra Daddario), quien se halla en el norte del estado californiano.

De entrada, la película nos presenta el perfil del héroe que se dedica a salvar vidas en medio de circunstancias desgraciadas, aquel que en la realidad sería sólo ilusorio, porque las coincidencias y la suerte no son compatibles de la forma en que el filme exagera sobre una ficción, por muchos pasajes, desbordada. A punta de datos que son enciclopédicamente correctos (las alusiones a Chile como SAN ANDREAS 03centro de cataclismos también tienen su lugar), la película se va desenvolviendo por escenarios que están plenamente identificados con el género. Acá no importa si los arcos dramáticos están establecidos sobre razones consistentes, o si la verosimilitud de la historia se encuentra trastocada: mientras el argumento pueda sostenerse en su expresión mínima para que las secuencias de acción predominen, el camino ya está allanado para hacer germinar el relato sobre el vértigo.

Considerando lo anterior, y entendiendo que “Terremoto: La Falla de San Andrés” está concebida sólo como entretenimiento proyectado sobre una gran pantalla, hay que hacer la concesión respecto al ritmo que mueve a una cinta cuyos 114 minutos de duración no se sienten tan fulminantes gracias, esencialmente, al planteamiento de una estructura que permite la progresión de tres historias simultáneas. Sin embargo, lo último no alcanza a aplacar equivocaciones que en este punto para el estilo, más que fortuitas, ya parecen una mala broma: la música de nuevo utilizándose como el catalizador de emociones, que sólo restan impulso al desarrollo de la aventura como concepto adoptado en este tipo de largometrajes; la imagen de las protagonistas femeninas sujeta casi SAN ANDREAS 02exclusivamente a la idealización de la belleza, donde el maquillaje no puede verse corrido, aunque un terremoto de 9.6 grados lo esté destruyendo todo, o –lo que es peor- el espacio hecho para mostrar el clásico muro de lamentaciones que todavía emula la imagen macro del 11-S, manipulando sobre el umbral de lo victimario la introducción gloriosa de una bandera estadounidense flameando implacable, sin rasgadura alguna, de una limpieza imposible.

Una vez más, la figura del héroe americano es representada en una película que pone al cine de catástrofe en el lugar de los giros convenientes, donde todo lo que va ocurriendo se nota facilón, a pesar de detenerse esta última sobre algunos pasajes que muestran los resultados de una posible devastación. La acogida que tenga “Terremoto: La Falla de San Andrés” en nuestro país, siendo un producto prescindible, va a depender de qué tan repuestos del tema nos encontremos en Chile, donde hablar de movimientos telúricos resulta tan cotidiano como ir al cine.

Por Pablo Moya

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pia Torres

    14-Jul-2015 en 5:42 pm

    Grandes efectos especiales, la acción visual por delante y por detrás también. Todo lo salva Dwayne J., el hombre-acción de moda. Músculos, carisma, estilo. Terremoto: La Falla de San Andrés es una más de estás películas que no traen más que entretenimiento, pero eso basta en los días de ocio, para qué darle vueltas a los pesados argumentos. A veces no se está de humor para esas cosas y la acción es la opción, ¿apoco no?

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: