Contáctanos

Artículos

Star Trek: Las piezas del universo trekkie

Publicado

en

El Enterprise está  pronto a aterrizar una vez más en nuestra cartelera. “Star Trek: En la Oscuridad” si bien es uno de los últimos grandes estrenos del verano estadounidense que llega a nuestros cines, invita a pensar que pueda ser el más sólido. Esto a propósito de lo que su director, J.J. Abrams, hizo en el anterior episodio, “Star Trek” (2009): inyectar nuevos bríos a una saga alicaída. En gran medida gracias a su trabajo, hoy el universo trekkie goza de plena vigencia y energía. Pues los casi cincuenta años de historia de esta franquicia, tanto televisiva como cinematográfica, no han estado exentos de idas y vueltas. Estamos hablando de un universo que suma millones de fans en todo el mundo, capaz de  instalar como parte vital de la cultura popular a nombres como el capitán Kirk, el comandante Spock o la nave USS Enterprise, pero que no obtuvo un éxito instantáneo. Este universo –en el que destacan doce películas y cinco series de televisión- ha tenido más bien un avance dubitativo, donde lo más llamativo es que ha alternado la pantalla chica con el cine de manera poco clara. De hecho, todo ha sido muy desordenado, irregular y no demasiado planificado.

Star Trek The Original SeriesPrimero, es necesario referirse a su origen. Todo tuvo su génesis en la serie de televisión creada en 1966 por Gene Roddenberry, inicialmente denominada tan sólo “Star Trek” y renombrada posteriormente como “Star Trek: The Original Series” (1966-1969). El primer capítulo se emitió el 6 de septiembre de ese año a través de NBC y seguía las aventuras de la tripulación del USS Enterprise, liderada por el capitán James T. Kirk (William Shatner), el primer oficial Spock (Leonard Nimoy) y el oficial médico en jefe Leonard McCoy (DeForest Kelley). En un comienzo el rating los acompañó, pero rápidamente su audiencia descendió a niveles insostenibles, lo que provocó que la cadena cancelara el show durante su segunda temporada. Esta decisión se revirtió luego de que un grupo de fans manifestara su disgusto. Pudieron conseguir que hubiera una tercera temporada, pero el presupuesto se redujo considerablemente y fue desplazada del horario estelar. Disgustado, Roddenberry renunció al puesto de productor y disminuyó su implicación en esta temporada. Con la emisión de esta las cosas no mejoraron, por lo que el canal, pese a los reclamos, terminó cancelando definitivamente la serie. En total fueron 80 capítulos los que alcanzaron a ser transmitidos.

El rumbo de Star Trek no tardaría en cambiar. Paramount Studios la adquirió y licenció los derechos de sindicación de difusión con el fin de ayudar a recuperar las pérdidas de producción. La redifusión de la serie, que tuvo lugar entre 1969 y 1970 con emisiones en más 150 mercados estadounidenses e internacionales, la llevó a sumar admiradores alrededor del mundo y obtener un estatus de culto. Sólo luego de este éxito un tanto tardío, se decidió continuar con la franquicia. De esta manera, se dio inició al desarrollo de una nueva serie, llamada “Star Trek: The Animated Series” (1973-1974). Esta continuaba lo contado en “The Original Series” y mantenía a los mismos protagonistas, sólo que ahora en animación y con las voces del elenco original (excepto de Walter Koenig, quien encarnaba a Pavel Chekov y fue reemplazado por dos personajes con apariciones esporádicas). Fueron 22 capítulos de media hora cada uno, divididos en dos temporadas.

Star Trek The Motion PictureEn respuesta al culto generado por la serie original y el triunfo en taquilla de cintas como “Close Encounters Of The Third Kind” (1977) y “Star Wars” (1977), la insistente idea de Gene Roddenberry de saltar a la pantalla grande se hizo realidad cuando Paramount dio luz verde a la primera película de este universo. Un piloto creado para hacer una segunda serie con actores de carne y hueso sirvió de base para que comenzara el desarrollo de “Star Trek: The Motion Picture” (1979). La dirección quedó a cargo de Robert Wise –ganador del Oscar por “The Sound Of Music” y “West Side Story”- y el guión quedó en manos de Harold Livingstone, quien había desarrollado su carrera mayoritariamente en la televisión y casi no tenía experiencia en cine. La cinta, también ubicada en el siglo XXIII, continuaba las aventuras de la tripulación del USS Enterprise, que ahora debía enfrentar a una poderosa nube de energía alienígena que amenazaba con acabar con la Tierra.

Pese al entusiasmo inicial de todos los involucrados, la producción no tuvo mucha fortuna: el presupuesto se excedió considerablemente, el montaje se terminó pocos días antes del estreno y el director no quedó para nada satisfecho con el resultado. Y, a decir verdad, él no fue el único: la película recibió críticas tibias y el público no asistió en masa a verla. Sin embargo, el que haya tenido un desempeño decente en taquilla (finalmente costó 46 y recaudó 139 millones de dólares), llevó a que sus realizadores pusieran en marcha la segunda parte.

Claro que este tropezón no saldría sin damnificados: Gene Roddenberry pasó de productor a sólo ser consultor creativo en las siguientes cintas, una vergüenza para quien fuera el creador de este universo. El argumento que él había planeado para la secuela fue descartado y la tarea de crear una nueva trama fue encomendada a Harve Bennet, guionista de la primera película. Nicholas Meyer, quien hasta ese momento había realizado sólo un largometraje, asumió como director. Esta segunda parte recibió el nombre de “Star Trek II: The Wrath Of Khan” (1982) y puso a sus protagonistas de nuevo Star Trek IV The Voyage Homefrente a uno de sus principales enemigos de la serie: Khan, interpretado con exageración por Ricardo Montalban. El filme fue recibido con bastante más entusiasmo y contó con todo el reconocimiento que no tuvo el primero.

Tras esto, por supuesto que la fábrica continuó trabajando a todo máquina. La dirección de las siguientes dos cintas quedó a cargo de Leonard Nemoy, el actor que interpretaba a Spock. Las películas dirigidas por Nemoy dejaron importantes ganancias para Paramount, pero no alcanzaron la calidad de la anterior. Mientras en “Star Trek III: The Search Of Spock” (1984) se reencontraban con Spock, debían enfrentar al comandante Kruge (Christopher Lloyd) y se incluía la destrucción del Enterprise, en  “Star Trek IV: The Voyage Home” (1986) los protagonistas eran enjuiciados por la Federación y, con el fin de limpiar sus nombres, viajaban en el tiempo para hallar ballenas (!) que contrarrestaran el efecto de una desconocida sonda que tenía en peligro a la Tierra. Esta última obtuvo cuatro nominaciones al Oscar –cifra record para la saga- y fue una las cintas más taquilleras de su año.

Un año después del estreno de la cuarta película, la franquicia regresaría a la televisión con “Star Trek: The Next Generation” (1987-1994), donde Gene Roddenberry volvería a cumplir un rol destacado. Lo más relevante de esta nueva serie es que marcó una renovación de sus protagonistas. Transcurría aproximadamente setenta años después de la serie original, cuando la nueva USS Enterprise es comandada por el capitán Jean Luc-Picard (Patrick Stewart) y el primer oficial William Riker (Jonathan Frakes). Con 178 capítulos distribuidos a lo largo de siete temporadas, se convirtió en la serie más larga de la franquicia Star Trek y ratificó que tenía una red de fanáticos muy grande al alcanzar sus más altos niveles de audiencia hasta ese momento.

El éxito que consiguió “The Next Generation” llevó a que Paramount se embarcase en la tarea de crear su primer spin-off“Star Trek: Deep Space Nine” (1993-1999), lanzada tan sólo meses antes de que esta finalizara y ubicada temporalmente después, lo que serviría para cruzar ambas en algunos capítulos. La serie contaba con un nuevo reparto y la particularidad de que la mayoría de la acción transcurría en una base espacial. Su buena audiencia permitió que se extendiera KATHRYN JANEWAYpor siete temporadas y 176 episodios. Luego vendría “Star Trek: Voyager” (1995-2001), la primera emitida en UPN (United Paramount Network), canal propiedad de Paramount Pictures, que se ambientaba en la misma época de “Deep Space Nine”. El elenco difería de cualquiera que haya participado anteriormente, encabezado por Kate Mulgrew, quien interpretó a la capitana Kathryn Janeway, en la que sería la primera y única vez en que una mujer tomara el liderazgo de la tripulación. Con siete temporadas y un total de 172 capítulos, pasó a ser la tercera más extensa de la saga. La última de la franquicia fue “Star Trek: Enterprise” (2001-2005), única precuela del show original. Durante 98 episodios –también a través de UPN- mostró las aventuras de la tripulación del primer Enterprise, una centuria antes de Kirk y Spock. Durante su tercera temporada, el rating descendió drásticamente y fue cancelada luego de la cuarta.

También, a propósito del éxito de la serie “Star Trek: The Next Generation”, surgió la idea de que esta nueva generación también tomase el timón de las versiones cinematográficas, pero primero era necesario cerrar el ciclo con Kirk, Spock y compañía. Dos películas vinieron a concluir esta primera etapa, denominada “The Original Series”. Primero, se estrenó “Star Trek V: The Final Frontier” (1989) –dirigida por William quien interpretaba al capitán Kirk-, tuvo seis nominaciones en los Razzie, obteniendo tres galardones: Peor Película, Peor Director y Peor Actor. De esta manera, se convirtió en el primer filme de la franquicia en ser incluido en estos premios (luego el séptimo episodio conseguiría una nominación). Tras este sonoro fracaso, se empezó a desarrollar a toda velocidad el reemplazo de la tripulación original. “Star Trek VI: The Undiscovered Country” (1991), donde Nicholas Meyer volvería a la dirección, fue la despedida definitiva de esta primera etapa. Ese año también se despidió el creador de este universo, Gene Roddenberry, quien falleció a los 70 años. Con esto, el productor ejecutivo Rick Berman asumió el control de la saga. Teniendo como fin unir ambas etapas y que el final no fuese tan abrupto, se realizó una cinta en que se cediera el timón: “Star Trek: Generations” (1994), donde se trajo a parte del elenco original, estableciendo una historia de viajes en el tiempo en que los nuevos tripulantes debían salvar los años que los separaban con los caracteres originales.

La nueva franquicia de películas se llamó “The Next Generation”, tal como la serie en que tuvo su génesis. Además del filme de 1995, fueron tres más las cintas protagonizadas por este nuevo elenco: “Star Trek: First Contact” (1996), “Star Trek: Insurrection” (1998) y “Star Trek: Nemesis” (2002), esta última, con un presupuesto de US$60 millones, recaudó apenas 67. Estas cifras –y, en menor medida, las críticas mayoritariamente negativas- terminaron por sepultar este nuevo ciclo de películas. Todo fue empeorando a medida que los años avanzaban, para culminar en un final abrupto. Tendrían que pasar siete años para que el Enterprise volviera a la gran pantalla.

STAR TREK 2009J.J. Abrams se hizo cargo del reboot (o reinicio) de la saga, en compañía de los guionistas Robert Orci y Alex Kurtzman. Se dedicaron a contar los orígenes de la tripulación del USS Enterprise y tuvieron la audacia de establecer una línea de tiempo alternativa a la original. Además, reclutaron un nuevo reparto, con Chris Pine y Zachary Quinto a la cabeza, y ubicaron como villano a Nero (Eric Bana), quien jamás había aparecido en este universo. Los esfuerzos por aportar nuevos aires a una franquicia que había quedado en el suelo fructificaron. Por una parte, con 385 millones de dólares la película se convirtió en la Star Trek más taquillera (hasta ese momento). Y por el otro, consiguió cuatro nominaciones al Oscar, llevándose el premio a Mejor Maquillaje. De esta manera, tras diez nominaciones y ningún reconocimiento, la saga consiguió su primera estatuilla dorada. A la espera de ver “Star Trek: En la Oscuridad” (2013), pocos dudan que sea el mejor episodio. Sucedió lo que es rareza en estos días: la versión actualizada superó a la original.

Este universo es tan grande que no se ha conformado con quedarse en el cine y la televisión, pasando por múltiples plataformas. En el ámbito de los libros ha habido historias originales, fan-fictions y adaptaciones de los mismos filmes y series, siendo la primera novela de cualquier tipo en salir a la venta “Mission To Horatius” (1968), un libro para niños de Mack Reynolds que se lanzó tan sólo dos años después del debut del show original. Sólo en 1970 llegó la primera novela para adultos: “Spock Must Die!”. Tampoco ha escapado del comic, pues desde 1967 han sido publicados en sellos como DC, Malibu y Marvel. En cuanto al mundo de los juegos, se ha hecho de todo: juegos de mesa, juegos de rol, juegos de cartas, videojuegos para consolas, arcade e incluso pinball.

STAR TREK INTO DARKNESS CUMBERBATCHTodo esto es Star Trek, una franquicia con caídas y triunfos, con tropezones y éxitos, pero cuyo impacto en la cultura popular es imborrable. De pasado irregular y presente esperanzador, este universo promete seguir cautivando a las nuevas generaciones. De la mano de J.J. Abrams ha tenido un renacer que muy luego tendremos la posibilidad ratificar. Ya queda nada para que podamos disfrutar de la última pieza del universo trekkie, “Star Trek: En la Oscuridad”, que ha arrasado con las boleterías del mundo y se ha convertido en la película más taquillera de la saga. Con el mismo reparto de su predecesora y Benedict Cumberbatch como el villano de turno, sus avances invitan a pensar que podemos estar ante algo realmente importante, algo que haga gozar en grande tanto a los no fans como a los trekkies.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Streaming del nuevo disco de John Carpenter: “Anthology: Movie Themes 1974-1998”

Publicado

en

John Carpenter

Streaming de “Anthology: Movie Themes 1974-1998“, el nuevo disco de John Carpenter. Se trata del tercer larga duración del cineasta y compositor norteamericano.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ÁLBUM

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas