Conéctate a nuestras redes

Cine

Soy Mucho Mejor Que Voh

Publicado

en

Un pequeño hit. Esa frase se ajusta con ser una descripción escueta pero apropiada de lo que significó para el cine chileno “Te Creís La Más Linda (Pero Erís La Más Puta)” (2010). El boca a boca y las entusiastas críticas llevaron a que la película de Ché Sandoval fuera un suceso no menor y consiguiera mantenerse en el circuito alternativo durante un considerable tiempo. Un logro a todas luces insospechado para un largometraje impulsado como proyecto de título, filmado en digital y protagonizado por actores no profesionales. El universo expuesto resultó tan fascinante y fresco, y la recepción de este tan cálida, que parece totalmente lógico que el siguiente paso de Sandoval sea un spin-off de uno de los personajes de su celebrado debut, tal vez aquel que coprotagoniza la escena más grandiosa de su ópera prima.

SOY MUCHO MEJOR QUE VOH 01La trama gira en torno a Cristóbal (Sebastián Brahm), un empresario con una PYME que está hundido luego de que su mujer (Catalina Zarhi), que piensa que siempre ha visto postergada su realización personal por la familia, se ha mudado a España tras ser becada en una universidad. Dado que no concurrió al aeropuerto con los papeles para que sus hijos pudiesen abandonar el país y se resiste a como dé lugar a ceder, Cristóbal –o el Naza- anda desaparecido e inubicable incluso para su hijo, Camiloco (Nicolás Alaluf). En medio de esa situación es que, durante unas cuantas horas, se perderá entre el alcohol y las calles de Santiago en busca de alguien que le permita reafirmar su condición de “macho” en la cama y le haga olvidar su intrincada vida personal.

Personajes armados con desparpajo, un humor a prueba de balas y una visión desprejuiciada de la juventud convivían dentro de una película dirigida por alguien que sabía de lo que estaba hablando y jamás parecía sonar aleccionador o soberbio. Tan grata película, “Te Creís La Más Linda (Pero Erís La Más Puta)”, sirvió también como enseñanza tanto para el cine nacional más pretencioso como para la chatarra pura y dura: era posible hablar del Chile de hoy sin caer en lo obvio y ocupando como vehículos la risa y personajes para el recuerdo. Más allá de que por el momento la propuesta no haya sumado muchos adeptos confesos en el circuito local, lo de Ché Sandoval tiene el valor de haber enseñado y pavimentado un camino que parece cosa de tiempo para que otros también tengan las agallas de ocupar.

SOY MUCHO MEJOR QUE VOH 02Con su segunda película, el director no se contenta con apostar por la consagración de una fórmula, sino que persigue expandir sus inquietudes y recursos estilísticos y narrativos. Si bien ambas cintas comparten el ser comedias amargas acerca de hombres caídos en desgracia, se separan en cuanto ambos protagonistas están sumergidos en etapas diferentes. Javier y Cristóbal deambulan por la bohemia capitalina a partir de cierta frustración sexual, pero con este último escala sobre cuestiones más complejas. Un tipo que se adentra en los cuarenta y no cuenta con la libertad de la que puede presumir alguien joven, dividido entre la responsabilidad y sus deseos más carnales. Que no está dispuesto a ceder ni un centímetro, pero en el fondo quiere que todos vuelvan. Alguien que anda desaparecido, pero igual se comunica con su familia.

Pese a sus discutibles rasgos –alcohólico, machista e hipócrita-, el director le entrega una dosis de encanto que lo hace cercano y hasta reconocible. Le permite moverse libremente y lo dota de un desplante que compensa sus limitaciones afectivas. Lo mejor es que jamás busca que nos compadezcamos de él ni tampoco lo somete a un juicio. Rodea a su protagonista de una serie de personajes, cada cual más genial que el otro, que le sirven para armar extensas escenas y demostrar la psiquis de El Naza. Es justamente en esos momentos donde Sandoval saca a relucir su estupenda capacidad para construir escenas y dirigir actores, de la mano de su encomiable habilidad para que todo luzca natural. Quizá la gente no hable así, quizá no se comporte de esa manera, pero están SOY MUCHO MEJOR QUE VOH 03diseñados de manera tan superlativa que provocan la ilusión de realidad: ese Santiago y esos personajes existen. Y eso no es otra cosa que síntoma de un director con un universo coherente y fascinante. Un cineasta encaminado a una velocidad imparable ya no hacia la madurez, sino que lanzado a entregarnos lo más distinguido de la cinematografía local reciente.

En “Soy Mucho Mejor Que Voh” cada  trozo  empuja a que el conjunto cuaje y no desentone en ningún momento. Sus piezas la llevan hacia la anhelada consistencia, lo que habla de una obra bien pensada, reflexionada y afinada. Tuvieron que pasar cuatro años para que el cine chileno entregara una película con esta cuota de verdad, ironía y sagacidad. Ojalá no tengamos que esperar tanto para volver a ver algo similar.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

Responder

Comentarios

Shiva Baby

Publicado

en

Shiva Baby

Esta es una situación demasiado habitual: tener que asistir a un evento al que no se quiere ir, soportar a parientes y amistades de la familia que se toman las atribuciones para comentar sobre nuestra vida y apariencia, e intentar mantener la calma cuando se escuchan los comentarios que enmascaran la desaprobación de aquella gente opinante. Querer presentarse de una manera apropiada para enorgullecer a tus padres frente a los asistentes, mientras que el aire es robado por cada interacción. “Shiva Baby”, el debut en largos de Emma Seligman, toma lugar en este asfixiante escenario.

Basada en un corto de 2018 de la misma directora, la película se centra en la historia de Danielle (Rachel Sennott), una joven bisexual a punto de graduarse de la universidad sin un plan en mente, quien se dedica a tener sexo con hombres mayores a cambio de dinero. Junto a sus padres, ella debe asistir a un shiva, un velatorio judío que se realiza posterior al funeral de una persona. Dentro de los asistentes se encuentran sus entrometidas tías, su exitosa ex novia Maya, y Max, su sugar daddy.

En “Shiva Baby” Danielle funciona como la catalizadora del caos que sucede en la jornada y Rachel Sennott es totalmente destructiva en su rol protagónico. Su rostro insidioso se enciende mientras procesa su enojo y envidia, que la llevan a tomar pésimas decisiones. Ella mira calculadoramente mientras piensa cómo puede ejercer dominación en estas dinámicas de poder y, de igual forma, su mirada revela cuando nerviosamente se retira ante su derrota. La actuación de Sennott es comparable a presenciar un auto que acelera a toda velocidad mientras se dirige a un muro; es completamente avasalladora, pero imposible de ignorar.

El resto del elenco funciona como una perfecta contraparte en esta desenfrenada jornada que escala a cada minuto, destacando especialmente sus padres. Debbie (Polly Draper) conoce perfectamente los impulsos de su hija, la apoya y reprende en la misma medida, dando como resultado una divertida y refrescante dinámica entre las dos. Por otro lado, Joel (Fred Melamed) juega un poco con el estereotipo de padre despistado e incompetente, pero su presencia tiene un aire inocente y reconfortante, dando paso a cómicas situaciones.

El evento que los reúne es filmado maravillosamente por la directora Emma Seligman, quien crea una atosigante atmósfera, logrando transmitir la abrumante mirada crítica de los asistentes y la ansiedad que provocan en la protagonista. La película crea una enfermiza tensión con claustrofóbicos planos, una musicalización cercana al género de terror y un montaje preciso. Seligman saca el máximo provecho de una sola locación, en esta aplastante casa atestada de personas que cada vez se siente más abultada.

A medida que “Shiva Baby” avanza y las situaciones se tornan más absurdas, la calidad de la comedia sube con escenas perfectamente orquestadas para desembocar en una estresante resolución. El guión, con un perturbador sentido del humor, construye magistralmente estos pilares que se caen uno tras otro. Todo esto se desenvuelve bajo el lente de una interesante propuesta sobre cómo una joven se relaciona con su propia sexualidad y cómo encaja dentro de las expectativas que no logra cumplir, mientras se relaciona con las mujeres que aparentemente sí lo hacen.

Este largometraje es un angustioso espectáculo, que llega a ser muy difícil de mirar, pero no falla en entretener. Instala poderosamente a dos nuevos talentos con la llegada de una chispeante actriz principal y una inteligente directora con un negro sentido del humor. “Shiva Baby” es un electrizante viaje que, en unos compactos 77 minutos, logra construir un rico y asfixiante mundo, dejando al espectador con ganas de más.


Título Original: Shiva Baby

Director: Emma Seligman

Duración: 77 minutos

Año: 2020

Reparto: Rachel Sennott, Danny Deferrari, Fred Melamed, Polly Draper, Molly Gordon, Glynis Bell

 


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 12 horas

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 1 semana

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 1 semana

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 2 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 4 semanas

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 4 semanas

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Fortitude Fortitude
DiscosHace 1 mes

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Publicidad
Publicidad

Más vistas