Conéctate a nuestras redes

Cine

¿Sólo Amigos?

Publicado

en

Para la fortuna de un subgénero que en un tan corto período fue todo lo explotado que se podía, hoy la gran maquinaria hollywoodense ha disminuido considerablemente su cuota de lanzamientos en producciones que se enmarcan dentro de la comedia romántica. Desde que hace un par de años la fórmula fuera agotada por la saturación del contenido, las películas que antes se movían dentro de este formato, ahora se decantan preferentemente por la comedia como género o por el enfoque de la comedia situacional más familiar, dejando así de lado el híbrido que supone lo romántico y lo cómico. Esto ha permitido que la irrupción de títulos indie, que ha sido lenta pero sostenida, contribuya sin muchos obstáculos en la reivindicación de un subgénero consolidado anteriormente en trabajos de nombres tan sobresalientes como los de Woody Allen o Billy Wilder. El reinado (del terror) de figurillas como Ashton Kutcher o Cameron Díaz en la cartelera Com Rom parece haber quedado atrás, dando paso a películas como “¿Sólo Amigos?” que, siendo sencilla, firma una historia que puede ofrecer la oportunidad cierta de cautivar.

WHAT IF 01Para Wallace (Daniel Radcliffe), un joven estudiante común y corriente, las cosas no están marchando bien: afectado por sus permanentes decepciones amorosas, también tiene que ver cómo su futuro académico debe quedar en suspenso. Sin embargo, su vida parece mejorar cuando en una fiesta le presentan a Chantry (Zoe Kazan), una simpática y trabajadora muchacha con la que forja la amistad más sincera que se puede dar entre dos personas que recién se están conociendo. La relación que han construido va creciendo, y lo que en un principio Wallace sentía sólo como atracción hacia ella, se transforma en algo mucho más profundo. El problema para él es que Chantry tiene novio. Cada uno deberá resolver cuáles son sus verdaderos sentimientos, descubriendo así si es que realmente un hombre y una mujer pueden ser amigos.

A pesar de que la película va allanando el camino con cuidado para presentar a su protagonista masculino, la historia se empieza a concebir realmente cuando los dos personajes centrales hacen sus apariciones, quedando los primeros esbozos del dibujo descartados para tener un peso real en el relato. Esto es algo que, siendo claramente necesario, no tiene mucha importancia cuando la base de la historia misma se establece a través de la empresa sinérgica que llevan adelante los dos protagonistas. Validando lo anterior, y propuesto el conflicto, se puede prever que más allá de lo que el tráiler muestre, el filme pondrá todo en función de resolver sólo el dilema sobre la amistad ambigua entre Wallace y Chantry. La naturalidad que el director Michael Dowse logra imprimir en el grueso de las escenas, tiene su soporte en dos pilares fundamentales: el espacio que se le otorga al lenguaje corporal, y la complicidad que se desliza entre los personajes. Por una parte está la importancia de los pequeños movimientos, esos que muestran con efectividad las sensaciones que provoca un estímulo, los que en una primera vista se pueden interpretar como algo común en el trato que tienen dos personas. Y luego está la representación del escenario ideal sobre el cual Wallace y Chantry se podrían complementar, enfatizando en el vacío que ambos deben llenar.

WHAT IF 02Para que lo anterior tenga buenos resultados, la clave radica en que las actuaciones sean convincentes. Zoe Kazan, quien se ha hecho un nombre en este tipo de películas y que tuvo su primer rol protagónico hace poco en la entretenida y vertiginosa “Ruby Sparks” (2012), crea a una Chantry encantadora, que refleja la inteligencia del personaje y que en cada intervención se muestra divertida. Y Daniel Radcliffe, en lo que seguirá siendo por un largo tiempo su periplo en el desprendimiento definitivo del cartel de Harry Potter, aporta con su trabajo la templanza necesaria en Wallace, para que este se vea cuidadoso, pero arriesgado en sus intenciones. Respaldados por diálogos que en su mayoría no pretenden grandes soliloquios sobre amor existencial –como puede ser normal en la comedia romántica-, ambos salen muy bien parados del ejercicio.

Como tópico de segunda línea, “¿Sólo Amigos?” también plantea la responsabilidad a cuestas del adulto joven y la problemática de la transición hacia la adultez, tanto en términos de relaciones de pareja, como a nivel laboral. Tal como hiciera de gran forma “Adventureland” (2009), en esta película subyace el subtexto sobre el inevitable proceso de toma de decisiones, con impacto instantáneo para los involucrados. Quizás es en este apartado donde el filme tiene su mala hierba, pues si bien en el trazado original la cinta advierte sobre la infidelidad como supuesto inconveniente, el dibujo final crea instancias muy blandas en cuanto a las posibles dificultades contrapuestas sobre el contexto WHAT IF 03ideal por el que atraviesan sin mayores contratiempos los personajes, llevando por el camino de lo casi predecible al relato y empachando con el encanto que en un principio se mostraba de muy buena manera. La asertividad con el que este recurso puede disponerse sin caer en lo excesivamente denso, tiene su ejemplo en la reciente “About Time” (2013), que a todas luces equilibra muy eficazmente los recovecos dramáticos que va creando y todo lo bonito de su narración.

En la tabla general, “¿Sólo Amigos?” funciona por su simpleza y honestidad. La gracia con la que cada actor moldea su papel, contribuye en un título que ya va por buen camino al desterrar a aquellos personajes detestables: los que en las películas plásticas de este subgénero, el guion dota con vidas que se encuentran totalmente abstraídas de la realidad más cercana a la cotidianeidad.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas