Conéctate a nuestras redes

Cine

Siempre Alice

Publicado

en

Un personaje y su conflicto. Con ambos elementos definidos ya se tiene el bosquejo de una historia, independiente de la manera en que esta nos es presentada, el contexto en el que está inserta y los recursos sostenedores alrededor. Si el conflicto de este individuo gira en torno a algo que naturalmente despierta empatía, como lo es una enfermedad, de seguro se tendrá una no despreciable porción del terreno ganado, es cosa de revisar el extenso listado de reconocidos héroes que han luchado por doblarle la mano a un cruento diagnóstico, que lucen en la historia del cine. Y si se le agrega a Julianne Moore a la propuesta, todo el resto del trabajo consiste en apoyarse en recursos que estén a la altura.

STILL ALICE 01Alice (Julianne Moore) es una respetada profesora de Lingüística, quien está felizmente casada y es madre de tres hijos en edad adulta. Cuando, tras cumplir los cincuenta años, comienza a sufrir esporádicos olvidos, Alice asiste el médico y se entera que sufre de un temprano tipo de Alzheimer. El devastador diagnóstico amenaza con arrebatarle todo lo que construyó y pondrá a prueba la fortaleza de su familia.

Moore ha impuesto una tremenda vara por sí misma, compitiendo contra sus propias capacidades película tras película. No necesita ser comparada con nadie, porque es ella su única contendora. Siempre es un gusto verla: una mujer poseedora no sólo de un tremendo encanto en pantalla, sino también de una solidez actoral y una seria búsqueda por ponerse en los zapatos de personas que distan radicalmente una de otra, lo que la encumbra como una de las mejores de su generación. Acá sigue confirmando la regla, adueñándose de todas las escenas y, con eso, de la cinta completa. Rigurosamente transmite la desorientación tanto emocional como física de una profesional que, hasta hace poco brillante y hoy sin defensas, es despojada de cada uno de sus conocimientos.

Clave es la utilización tanto del fuera de campo como del desenfoque, otorgándoles una vuelta simbólica. Detalle no menor, considerando que muchas veces se desaprovecha el potencial connotativo del lenguaje audiovisual, dando la errada impresión de que el cine implica tan sólo colocar una cámara y dejar que las acciones ocurran frente a ella. Inmersa en un mundo que literalmente se desvanece, estas herramientas representan la desalentadora realidad de Alice de STILL ALICE 02forma delicada y bien planificada. Se aísla visualmente al personaje, apresándolo en esta burbuja donde ella, progresivamente, se vuelve ajena al contexto. El popular reparto secundario, por otro lado, la acompaña bien (a excepción de Kristen Stewart), sin embargo, en la globalidad, resultan más bien circunstanciales. El universo de Alice es por sí solo tan absorbente para el espectador, que todo el resto pasa por la orilla sin dejar huella.

Ya que el Alzheimer es una enfermedad que no sólo destroza al paciente, sino también a su entorno, la decisión sobre el punto de vista a adoptar es sustancial para lo que se pretende contar. Se puede tomar la perspectiva del marido anciano, que es testigo del deterioro mental de su querida esposa, cada vez alejándolo más de ella, como en la hermosa “Away From Her” (2006), y también es válido centrarse en el drama del personaje principal, lo que ocurre en esta ocasión. Nos encerramos en la víctima central, y junto a ella experimentamos estos cambios descolocantes. Se logra, por ende, contagiar la sensación de inestabilidad e incertidumbre que persigue a Alice como una sombra amenazante en un pasadizo solitario. Igual que ella, estamos constantemente alertas ante la eventual laguna mental que arruinará su calma.

STILL ALICE 03En esa misma línea, a la historia se le podría criticar que gira en extremo en torno a Alice, tornando la participación del resto de los personajes demasiado liviana, pero se le debe respetar que fue una decisión entre muchas otras posibilidades y, dentro de esa propuesta, se mantiene coherente y sale airosa. Por lo mismo da la sensación, tal vez, de que se obstina en empatizar con la protagonista hasta el punto de ser sensiblero, pero no cae en majaderías. Aquello que no funciona, o que por lo menos se vuelve lo suficiente decorativo como reparar en ello, son los flashbacks, que vendrían a representar los chispazos que súbitamente Alice experimenta de su infancia. Si bien apelan a la nostalgia, saben predecibles, obvios y reciclados, además de no aportar a la narrativa.

Repartida en poco más de una hora y media de metraje, “Siempre Alice” es de esos trabajos concisos, maduros y bien dirigidos, que se despliegan ante nuestros ojos sin mayores inconvenientes. Y si bien está lejos de estar salvado por la infalible solvencia de Moore, sí descansa en ella, pero se le perdona. Si acaso es su mejor interpretación a la fecha, da bastante para la discusión, sin embargo, la película es Julianne Moore por donde se le mire, y su reconocimiento en los últimos premios Oscar está más que merecido.

Por María José Álvarez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 1 semana

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas