Conéctate a nuestras redes

Cine

Ritual Sangriento

Publicado

en

La construcción de una película, en cuanto a cómo está distribuido el balance entre la acción y el flujo de la información referida a la historia, son fundamentales para asegurar que la obra llegue a puerto. Pero para esto hay varios caminos: puede ser fragmentado e irse develando de a poco. O yendo al otro extremo, y como en “Ritual sangriento”, entregado de una sola vez cerca del final, cosa de maximizar la sorpresa, y en el caso de una película de horror como esta, el shock de lo mostrado.

WE ARE WHAT WE ARE 01Los Peters son una tradicional familia campesina del sur de Estados Unidos: austera, religiosa, y orgullosa. Pero cuando la madre del clan (Kassie Wesley DePaiva) muera en un extraño accidente, sus hijas Rose (Julia Garner) e Iris (Ambyr Childers) deberán unirse a su padre (Bill Sage) para sacar adelante a la familia, lo que incluirá una serie de tradiciones poco comunes, que se remontan a épocas pasadas y salvajes.

Al poco andar de “Ritual Sangriento”, se comienza a volver un poco desagradable la falta de inventiva o novedad en casi todo salvo la fotografía: diálogos muy básicos, y a rato infestados de lugares comunes; actuaciones poco convincentes, y una presentación demasiado rápida y confusa de todos los personajes involucrados. Pero es pasada la primera media hora en que la película comienza a agarrar fuego, específicamente en cuanto se empiezan a introducir los elementos más bizarros. Después de toda una introducción en que la obra presentó a la familia como sólo unos campesinos un tanto atormentados, se dedica a poner en duda esta noción, generando un sincero desbalance en la comprensión del espectador.

WE ARE WHAT WE ARE 02Y es a esto a lo que parece apuntar bastante “Ritual Sangriento” durante sus primeros dos actos: confundir al público, mostrando una cosa para después comenzar, con cada vez más intensidad, a insinuar algo más perverso y profundo de lo que se ha mostrado hasta el minuto. Con esto instalado, es en el tercer acto donde la cinta realmente explota, remontando todos los defectos que presentó en un comienzo. Con una escalada de giros que, jugando siempre con la confusión y la duda, se van volviendo realmente perturbantes, la película se mete bajo la piel, a pesar de que, vista en retrospectiva, ni su trama ni su ejecución resultan demasiado novedosas.

Un gran elemento con el que cuenta “Ritual Sangriento”, es el uso de la cámara y la fotografía, ambas muy bien cuidadas y trabajadas. Además de esto, el montaje se nota extremadamente cuidadoso, porque tanto el ritmo como la selección de las tomas es experta y realizada muy a conciencia de hacia dónde apunta y busca cumplir la obra.

WE ARE WHAT WE ARE 03Aparte de todos estos aspectos técnicos, la película sugiere ciertas discusiones a nivel ético y religioso, referidas a cuál es el límite al que una doctrina puede llegar sin transgredir la moral de la sociedad en la que está inserta. Y qué mejor lugar para situar esta discusión que en el sur de Estados Unidos, históricamente famoso por ser una zona muy conservadora y creyente. No son pocos los ejemplos de películas de terror con implicaciones sociales o políticas, con notables ejemplos como “The Texas Chainsaw Massacre”, (1974) y su crítica a la industria de la carne.

“Ritual Sangriento” no es una película de terror/horror demasiado común, pero resulta bastante gratificante si se dejan pasar algunos de los convencionalismos. De todas formas, hay suficiente sangre y huesos como para satisfacer a los fanáticos más acérrimos del género, al igual que bastante tensión y un subtexto gravitante, que no deja de ser interesante de reflexionar.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

The Long Road North The Long Road North
DiscosHace 4 horas

Cult Of Luna – “The Long Road North”

El sonido avasallador de Cult Of Luna es un titán que los suecos llevan alimentando durante más de dos décadas,...

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 6 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 1 semana

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas