Conéctate a nuestras redes
Rescate en Entebbe Rescate en Entebbe

Cine

Rescate en Entebbe

Publicado

en

Piezas de acción, dramas con ribetes bélicos y un leve análisis a los límites de la ética humana, son algunas de las características más comunes en las películas del director José Padilha. El brasileño, quien encontró su nicho de género con “Tropa de Elite” (2007), ha sabido mantener –desde su todavía bajo perfil– una línea general bastante original y destacable, tanto en pantalla grande como digital. Pese a su particular estilo, coincide que, cuando ha sido reclutado para dirigir filmes con grandes estudios detrás, la esencia de sus historias queda rebajada a un segundo plano para dar paso a estructuras más clásicas, con moldes preestablecidos y probados. “RoboCop” (2014) es el claro ejemplo de esto. Por suerte, en esta oportunidad Padilha trabaja con algo más de libertad y visión un relato histórico, construido desde un prisma reflexivo, planteando una crítica a un conflicto que se mantiene en la actualidad y construyendo un drama de guerra con tintes de suspenso desde una esfera menos purista y más original.

El 27 de junio de 1976, un vuelo Air France es secuestrado en Tel Aviv por miembros del Frente Popular para la Liberación de Palestina, cambiando su rumbo a París por la ciudad de Entebbe, en Uganda. Brigitte (Rosamund Pike) y Wilfried (Daniel Brühl) son dos terroristas alemanes a cargo de la misión, quienes junto a otros integrantes exigen al gobierno israelí liberar a 53 militantes palestinos prisioneros en dicho país. El Primer Ministro Rabin (Lior Ashkenazi) es quien debe decidir el futuro de sus compatriotas a través de una serie de maniobras diplomáticas, y otras no tanto.

Una canción rápida y fuerte, con mucha percusión y una decena de bailarines en un escenario, sentados. Así se conforma la primera imagen que introduce mediante frases explicativas el contexto histórico originario de las acciones que estaremos por ver. También se advierten ciertos cambios en diálogos, situaciones y personajes por temas de dramáticos. Hasta este momento, la alegoría de la performance contemporánea no tiene ningún sentido explícito y, por lo mismo, se convierte en una invitación atractiva que no sólo es parte de una propuesta que comprenderemos más adelante, sino que también demuestra que el estilo visual y la edición de la cinta no es una completamente tradicional.

Es así como el show se convierte en una de las herramientas utilizadas para otorgar una reflexión sutil acerca de cómo un conflicto de larga data, como es el árabe-israelí, se construye bajo extremos de violencia y diplomacia oportunista, sin necesariamente casarse con ningún bando, pues la historia está cimentada con los ojos puestos en ambos lados, dando un toque más humano que demonizador en sí.

Por supuesto que la visión jamás es cien por ciento parcial y sí van surgiendo héroes y villanos en el camino, como es lo esperado en cualquier narrativa. En este sentido, los personajes alemanes que encarnan Brühl y Pike, posicionados como protagonistas forzados, alcanzan al menos una doble dimensión que explora sus motivaciones y deseos detrás de sus operaciones. Desgraciadamente, sus intervenciones se agotan prematuramente debido a la artificialidad de su tratamientos e intervenciones, las que en un principio conquistan, pero que a mitad del metraje ambos –especialmente Brühl– intentan inútilmente mantener a flote. Es más, a nivel de guion, en vez de confluir con el grupo de personajes tanto o más interesantes en términos narrativos que van apareciendo, se opacan prontamente. Aquí radica lo más frustrante de esta producción, la cual, teniendo todos los materiales para triunfar, se autolimita persiguiendo a sus estrellas ya agotadas, en vez de prolongar el desarrollo fluido de algunos acontecimientos relevantes para el thriller y la Operación Entebbe.

Por el lado amable, la particular edición en forma de crónica –dispuesta por los días en que dura la operación– resulta convenientemente lograda. Con algunos raccontos que ayudan a entender la maquinación y las decisiones tomadas durante el desarrollo de esta, tanto por el lado guerrillero como el lado político, y entrelazado con imágenes reales, le dan un movimiento único y ameno al relato, impidiendo que este hastíe, como suele pasar habitualmente en este tipo de películas. Porque son varias acciones que suceden al unísono las que van armando el puzle histórico y simbólico a la vez, incluso con espacios para el relief cómico.

Con un poderoso comienzo y un final que cierra acorde al nivel, “Rescate en Entebbe”, si bien no logra emocionar como parte de su objetivo, es una cinta digna de destacar, esencialmente por presentar una crítica a la manera en que las naciones lidian con sus problemas en un mundo que parece seguir cometiendo los mismos errores de hace cuarenta años. Utilizando símbolos y metáforas visuales, este drama bélico concede una visión fresca pero punzante frente al conflicto árabe-israelí.


Título Original: Entebbe

Director: José Padilha

Duración: 107 minutos

Año: 2018

Reparto: Rosamund Pike, Daniel Brühl, Eddie Marsan, Ben Schnetzer, Kamil Lemieszewski, Denis Menochet, Mark Ivanir, Natalie Stone, Andrea Deck, Vincent Riotta, Peter Sullivan


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Robert de Niro formará parte del reparto de lo nuevo de Scorsese: “Killers of the Flower Moon”

Publicado

en

El actor norteamericano Robert de Niro es uno de los más aclamados en la historia del cine. Aunque de raíces italianas e irlandesas, De Niro nació en la ciudad de Nueva York el 17 de agosto de 1943. En sus inicios cinematográficos trabajó en diversas ocasiones con el director Brian de Palma, aunque sería con Francis Ford Coppola con quien conseguiría su espaldarazo definitivo en la gran pantalla. Interpretando el papel del joven Corleone en “El Padrino II”, en 1974 comenzó a saborear definitivamente las mieles del éxito. No obstante, de la mano de Martin Scorsese a través del largometraje “Calles Peligrosas” (Mean Streets) en el año 1973, obtuvo su primer gran éxito como actor cinematográfico.

El idilio en el cine entre Robert de Niro y Martin Scorsese ha dado como resultado un gran número de largometrajes con el actor neoyorquino como principal protagonista. Un total de nueve películas y un cortometraje desde que iniciaron su andadura en el año 1973. Títulos relacionados con el juego y el crimen, como los que detallamos a continuación, son sus principales obras; muchas de ellas galardonadas y consideradas como auténticas joyas del séptimo arte:

  • Mean Streets (1973)
  • Taxi Driver (1976)
  • New York, New York (1977)
  • Raging Bull (1980)
  • The King of Comedy (1982)
  • Goodfellas (1990)
  • Cape Fear (1991)
  • Casino (1995)
  • The Audition (2015)
  • The Irishman (2019)

De igual modo, este director ha mostrado siempre su predilección por las salas de juego, hecho reflejado principalmente en la película “Casino” (1995) con Robert de Niro a la cabeza. Este género cinematográfico es uno de los preferidos del público norteamericano. En tal contexto, cabe destacar los millones de adeptos a los casinos con los que cuenta el país de las oportunidades. Asimismo, la irrupción de los juegos de azar en línea, como en JackpotCity Casino, ha hecho aumentar aún más el número de jugadores. Y es que la cultura norteamericana se ve representada de algún modo con el mundo de los casinos y el póquer.

En la actualidad, y tras “The Irishman”, Martin Scorsese y Robert de Niro seguirán con su idilio cinematográfico. La película, Killers of the Flower Moon será el punto de encuentro entre estos dos gigantes del séptimo arte. Es una adaptación de la novela de género de crimen con el mismo título del escritor David Grann. Un largometraje en cuyo elenco de actores ya se encuentra Leonardo DiCaprio. Este actor y director estadounidense también suele estar presente entre los actores preferidos de Martin Scorsese.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 4 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 5 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 1 semana

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas