Conéctate a nuestras redes
Rescate en Entebbe Rescate en Entebbe

Cine

Rescate en Entebbe

Publicado

en

Piezas de acción, dramas con ribetes bélicos y un leve análisis a los límites de la ética humana, son algunas de las características más comunes en las películas del director José Padilha. El brasileño, quien encontró su nicho de género con “Tropa de Elite” (2007), ha sabido mantener –desde su todavía bajo perfil– una línea general bastante original y destacable, tanto en pantalla grande como digital. Pese a su particular estilo, coincide que, cuando ha sido reclutado para dirigir filmes con grandes estudios detrás, la esencia de sus historias queda rebajada a un segundo plano para dar paso a estructuras más clásicas, con moldes preestablecidos y probados. “RoboCop” (2014) es el claro ejemplo de esto. Por suerte, en esta oportunidad Padilha trabaja con algo más de libertad y visión un relato histórico, construido desde un prisma reflexivo, planteando una crítica a un conflicto que se mantiene en la actualidad y construyendo un drama de guerra con tintes de suspenso desde una esfera menos purista y más original.

El 27 de junio de 1976, un vuelo Air France es secuestrado en Tel Aviv por miembros del Frente Popular para la Liberación de Palestina, cambiando su rumbo a París por la ciudad de Entebbe, en Uganda. Brigitte (Rosamund Pike) y Wilfried (Daniel Brühl) son dos terroristas alemanes a cargo de la misión, quienes junto a otros integrantes exigen al gobierno israelí liberar a 53 militantes palestinos prisioneros en dicho país. El Primer Ministro Rabin (Lior Ashkenazi) es quien debe decidir el futuro de sus compatriotas a través de una serie de maniobras diplomáticas, y otras no tanto.

Una canción rápida y fuerte, con mucha percusión y una decena de bailarines en un escenario, sentados. Así se conforma la primera imagen que introduce mediante frases explicativas el contexto histórico originario de las acciones que estaremos por ver. También se advierten ciertos cambios en diálogos, situaciones y personajes por temas de dramáticos. Hasta este momento, la alegoría de la performance contemporánea no tiene ningún sentido explícito y, por lo mismo, se convierte en una invitación atractiva que no sólo es parte de una propuesta que comprenderemos más adelante, sino que también demuestra que el estilo visual y la edición de la cinta no es una completamente tradicional.

Es así como el show se convierte en una de las herramientas utilizadas para otorgar una reflexión sutil acerca de cómo un conflicto de larga data, como es el árabe-israelí, se construye bajo extremos de violencia y diplomacia oportunista, sin necesariamente casarse con ningún bando, pues la historia está cimentada con los ojos puestos en ambos lados, dando un toque más humano que demonizador en sí.

Por supuesto que la visión jamás es cien por ciento parcial y sí van surgiendo héroes y villanos en el camino, como es lo esperado en cualquier narrativa. En este sentido, los personajes alemanes que encarnan Brühl y Pike, posicionados como protagonistas forzados, alcanzan al menos una doble dimensión que explora sus motivaciones y deseos detrás de sus operaciones. Desgraciadamente, sus intervenciones se agotan prematuramente debido a la artificialidad de su tratamientos e intervenciones, las que en un principio conquistan, pero que a mitad del metraje ambos –especialmente Brühl– intentan inútilmente mantener a flote. Es más, a nivel de guion, en vez de confluir con el grupo de personajes tanto o más interesantes en términos narrativos que van apareciendo, se opacan prontamente. Aquí radica lo más frustrante de esta producción, la cual, teniendo todos los materiales para triunfar, se autolimita persiguiendo a sus estrellas ya agotadas, en vez de prolongar el desarrollo fluido de algunos acontecimientos relevantes para el thriller y la Operación Entebbe.

Por el lado amable, la particular edición en forma de crónica –dispuesta por los días en que dura la operación– resulta convenientemente lograda. Con algunos raccontos que ayudan a entender la maquinación y las decisiones tomadas durante el desarrollo de esta, tanto por el lado guerrillero como el lado político, y entrelazado con imágenes reales, le dan un movimiento único y ameno al relato, impidiendo que este hastíe, como suele pasar habitualmente en este tipo de películas. Porque son varias acciones que suceden al unísono las que van armando el puzle histórico y simbólico a la vez, incluso con espacios para el relief cómico.

Con un poderoso comienzo y un final que cierra acorde al nivel, “Rescate en Entebbe”, si bien no logra emocionar como parte de su objetivo, es una cinta digna de destacar, esencialmente por presentar una crítica a la manera en que las naciones lidian con sus problemas en un mundo que parece seguir cometiendo los mismos errores de hace cuarenta años. Utilizando símbolos y metáforas visuales, este drama bélico concede una visión fresca pero punzante frente al conflicto árabe-israelí.


Título Original: Entebbe

Director: José Padilha

Duración: 107 minutos

Año: 2018

Reparto: Rosamund Pike, Daniel Brühl, Eddie Marsan, Ben Schnetzer, Kamil Lemieszewski, Denis Menochet, Mark Ivanir, Natalie Stone, Andrea Deck, Vincent Riotta, Peter Sullivan


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas