Conéctate a nuestras redes
Rampage: Devastación Rampage: Devastación

Cine

Rampage: Devastación

Publicado

en

Las películas basadas en videojuegos pueden ser clasificadas como las más arriesgadas al momento de su adaptación a pantalla grande, pues la experiencia en primera persona ha sido muy difícil de imitar, a pesar de la fértil oferta narrativa que estos ofrecen. Sin embargo, algunos de estos intentos tratan de enfocarse en la esencia del videojuego, dejando a un lado su complejidad narrativa con el objetivo de capturar sólo el concepto. Es así como Brad Peyton (responsable de “San Andreas” de 2015) asume el desafío de la dirección y escritura de una cinta basada en el juego “Rampage”, basado a su vez en la idea de humanos modificados genéticamente hasta convertirse en animales gigantes que atacan la ciudad.

Davis Okoye (Dwayne Johnson) es un primatólogo que mantiene un fuerte vínculo con George, un inteligente gorila albino. Sus apacibles vidas serán interrumpidas luego de que un experimento genético provoque que George se transforme en una peligrosa criatura gigante. Davis intentará revertir la situación, enfrentando a los responsables de este accidente, sin embargo, la situación se complejiza aún más cuando se descubre que otros animales también fueron víctimas del experimento.

“Rampage: Devastación” sólo se toma del concepto del videojuego en el que está basado para poder contar una historia original y que pretende sostenerse por sí misma. Sobre ese camino, se empieza a edificar lentamente estableciendo ciertos parámetros que le permitan cumplir claramente con sus objetivos, y uno de ellos es básicamente contar la historia de bestias gigantes atacando una ciudad. Por lo tanto, la narración no pierde tiempo en enfocarse en profundizar en subplots que puedan entorpecer la trama central.

Sin embargo, esta forma de construir el relato provoca que los hechos se vayan armando de manera superficial y las explicaciones que deberían entregar cierta lógica queden a un lado. Por lo tanto, el filme pide honesta y abiertamente que el espectador inicie un viaje a ciegas, omitiendo todas las decisiones que puedan ser tomadas y que estorben el espectáculo estridente en el que pretende enfocarse.

De todas formas, el foco puesto en el vínculo entre el astuto gorila y su cuidador está construido para que estos personajes logren ser seguidos hasta el final y se justifique la urgencia de Davis al querer revertir la situación. Por lo que, una vez que el accidente genético es desatado, afectando principalmente al primate protagonista, comienza una aventura de persecución y acción que va subiendo su intensidad paulatinamente hasta estallar en grandes secuencias de destrucción masiva. En ese momento el personaje interpretado por Dwayne Johnson se perfila como un héroe de acción, capaz de realizar las acciones físicas más impensables, pero con un sentido del humor que logra aflojar los momentos de tensión y potenciar la diversión que la cinta pretende construir.

Luego que las circunstancias han sido establecidas, el relato emprende una travesía donde puede ser muy fácil entramparse –y sin dudas lo hace–, por lo que las soluciones para encausar nuevamente la narración están llenas de torpezas que limitan en lo ridículo. Sin embargo, estos vuelcos están pensados intencionalmente para jugar con su excentricidad casi caricaturesca, y termina tomándose de la sinceridad para pararse y casi reírse de sí misma. Aquella franqueza le sirve para manifestar que no pretende ser algo más allá de lo que se le permite, fundando sus cimientos en la acción con secuencias de alta destrucción masiva, mezclada con momentos de una consciente diversión. En consecuencia, exige un alto compromiso por parte del espectador para poder avanzar y escalar hacia un retumbante tercer acto.

“Rampage: Devastación” termina por cumplir su objetivo y no parece sentir arrepentimiento alguno por todas las decisiones tomadas para llegar a ello, pues su autoconsciencia y honestidad le permiten experimentar y llevar las ideas al límite de lo ridículo, pero el divertido camino que recorre entrega como resultado una estridente película de monstruos gigantes y destrucción masiva. Es una experiencia divertida, pero superficial, honesta en su ejecución y capaz de entretener sólo si se está dispuesto a entrar en el juego.


Título Original: Rampage

Director: Brad Peyton

Duración: 103 minutos

Año: 2018

Reparto: Dwayne Johnson, Jeffrey Dean Morgan, Malin Akerman, Joe Manganiello, Naomie Harris, Marley Shelton, Jake Lacy, Jack Quaid, Breanne Hill, Matt Gerald, P.J. Byrne, Destiny Lopez, Jason Liles


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Dominga Sotomayor gana Mejor Dirección en Festival de Locarno

Publicado

en

El cine chileno nuevamente está de fiesta, ya que en un hecho histórico, la cineasta Dominga Sotomayor ganó el premio Mejor Dirección en el Festival de Locarno, convirtiéndose en la primera mujer en la historia en recibir esta distinción. Lo anterior fue gracias a “Tarde Para Morir Joven“, su segundo largometraje, el cual explora la vida de unos jóvenes en el Chile posterior a la dictadura, enfocándose en la mirada de sus tres protagonistas frente a las estructuras sociales y el contexto de la época, entregando un relato que refleja diversos elementos de la vida.

Este reconocimiento, había sido entregado anteriormente a directores como Stanley Kubrick, John Ford, Rene Clair, Roberto Rossellini, entre otros. En 1969, el cineasta Raúl Ruiz se llevó el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno por “Tres Tristes Tigres“, siendo el único chileno hasta la fecha en haber conseguido dicho reconocimiento.

Desde acá, extendemos nuestras felicitaciones a Dominga y a todo el equipo detrás de la película.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 2 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 2 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas