Conéctate a nuestras redes

Cine

Ralph, El Demoledor

Publicado

en

Durante las últimas décadas, los videojuegos se han transformado en una importante fuente de inspiración para la industria cinematográfica, sobre todo después de que los productores de Hollywood se dieran cuenta de que el nicho de los gamers era lo suficientemente rentable como para comenzar a lanzar sagas de películas basadas en los títulos más populares del mercado, sin importar si la calidad de las cintas era medianamente decente, con tal de tener la taquilla asegurada. Es así como, salvo contadísimas excepciones, hemos tenido que sufrir una serie de producciones nefastas, destrozando las esperanzas de todos los que vemos en el basto mundo de los videojuegos algo más que una excusa barata para sacar dinero. Para apoyar esta idea, tenemos como ejemplo la insípida saga de “Resident Evil”, protagonizada por Milla Jovovich, la cual se aleja casi por completo del material original, aprovechándose de la marca para vender una película de acción genérica. Por otra parte, tenemos prácticamente la totalidad de la filmografía del alemán Uwe Boll, en quien muchos han visto la reencarnación de Ed Wood, y ha dedicado gran parte de su carrera a adaptar videojuegos a la pantalla grande, “consagrándose” con bodrios de culto como “House Of The Dead” (2003) y “Alone In The Dark” (2005), transformándose en la pesadilla de todo videojugador.

Los videojuegos no han tenido un buen pasar en la pantalla grande, y aunque nuevas adaptaciones siguen llegando cada año y recaudando grandes sumas de dinero, hace falta un largometraje que haga honor y justicia a la industria que se busca consagrar como el décimo arte. “Ralph, El Demoledor”, la última producción de Walt Disney Animation Studios, no es una adaptación directa de algún título en particular, pero enmarca su historia en el mundo de los videojuegos y se transforma en un digno homenaje a un mundillo que ha unido a generaciones a base de guiños a las franquicias y personajes más queridos por los aficionados, y por sobre todo, respeto y cariño por el material que tiene entre manos.

Ralph (John C. Reilly) está aburrido de desempeñar el rol de villano en su videojuego. Viviendo en un basurero y despreciado por sus compañeros, decide cambiar su destino y abandonar su juego para convertirse en el héroe que todo el mundo aprecia. Sin embargo, sus acciones traerán consecuencias nefastas, ya que al abandonar su juego pone en riesgo la continuidad de este, condenando a sus compañeros a ser desconectados para siempre. En su desventura, Ralph terminará varado en un videojuego de carreras llamado “Sugar Rush”, donde conocerá a Vanellope (Sarah Silverman), una “falla” que, en teoría, no debería existir en el sistema, pero que se ha mantenido viviendo al margen de sus compañeros, soñando con el día en que pueda correr y ganar el título que le demostrará al mundo que no es sólo un glitch. Juntos unirán fuerzas para ganarse el respeto que siempre les ha sido negado.

La última gran apuesta de Disney es una delicia para su público objetivo, principalmente por el gran desfile de personajes de videojuegos que se pasean por la pantalla, algunos más populares que otros, pero cada uno con su momento para brillar, los cuales se hacen especialmente disfrutables para quienes hemos pasado gran parte de nuestra existencia detrás de un joystick. Desde “Q*bert” hasta “Mortal Kombat”, aquí hay espacio para los jugadores nostálgicos y para los más noveles, cuidando cada detalle del universo de los personajes, rindiendo homenaje a la industria como ningún otro filme lo había hecho antes. Independiente del desarrollo de la trama, “Ralph, El Demoledor” se erige como la producción hollywoodense que retrata con mayor gracia y respeto la cultura gamer. Por ese lado, la película cumple con todas las expectativas.

Si no se es un aficionado a los videojuegos, la película ofrece una historia muy entretenida, quizás, demasiado orientada al público infantil y algo lenta en su desarrollo, sobre todo pasado su punto medio, alargándose hasta llegar al divertido tramo final. Ralph es un personaje entrañable y empático en todo momento, viviendo en el eterno cuestionamiento sobre su propia “maldad innata” que lo ha llevado a cambiar su destino, aunque eso signifique acabar con su propio mundo. La pequeña Vanellope comienza como el típico personaje irritante y metido con calzador para agradar al público infantil en plan “Jar Jar Binks”, pero conforme conocemos su historia, se hace más querible hasta el punto en que se pasa por alto su desagradable voz, que en la versión doblada está realizada por Maria Antonieta De Las Nieves, más conocida como “La Chilindrina”. El resto de los secundarios está conformado por Felix (Jack McBrayer), el “héroe” del videojuego de Ralph, quien es incapaz de entender los motivos por los cuales su archienemigo quiere dejar su trabajo, y Calhoun (Jane Lynch), líder del escuadrón de un videojuego de guerra, quien está en busca de Ralph luego de que este se llevará consigo un peligroso monstruo capaz de propagarse como un virus y consumir videojuegos completos. Por último, King Candy (Alan Tudyk), es el verdadero malo de la película, haciendo lo imposible por mantener lejos a Vanellope, guiado por oscuras motivaciones.

La última gran película de animación de este 2012, llega como un regalo navideño para todos los amantes de los videojuegos alrededor del mundo, quienes al fin tendrán entre sus manos un producto cinematográfico que hace justicia a la industria y a sus personajes. “Ralph, El Demoledor” es una película para todo público, independiente de que se esté familiarizado o no con los videojuegos, Disney está detrás de la cámara y parece estar recobrando su magia con el paso de los años, poniendo su estampa a una producción que dejara “chochos” a los gamers, que después de años de sufrimiento, al fin pueden respirar con alivio y satisfacción.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Postulación 2021: Únete a nuestro equipo de cine

Publicado

en

Si sientes que tienes los conocimientos necesarios y la facilidad para plasmarlos en un texto, y quieres ser parte de nuestro equipo de colaboradores en cine, sigue estas instrucciones:

En el apartado de comentarios de esta publicación (más abajo), deja tu nombre y apellido real en la casilla “Nombre”, y tu dirección de correo electrónico en la casilla “Correo” (este dato sólo es visible para nosotros). No escribas nada en la casilla “Web”. En la zona para comentar, indica cuál fue la última película que viste o lo que se te antoje escribir (sólo es para llenar esa zona y que el sistema te permita completar la publicación), y eso es todo. No es necesario que dejes currículum o pergamino alguno, buscamos gente talentosa y con entusiasmo y potencial, da lo mismo si son periodistas, estudiantes, o la profesión u oficio que tengan, tampoco su género o su edad: buscamos sumar al equipo a quienes cumplan con los requisitos anteriores y que, por sobre todas las cosas, amen el cine.

Esta postulación estará abierta hasta la medianoche del viernes 29 de enero. Durante la semana siguiente recibirán un correo con los pasos de selección, así que deben estar atentos, incluso a los “spams” de su correo. Muy importante: liberar lo que más puedan el fin de semana del 6 y 7 de febrero, ya que se les solicitará una tarea de prueba, única instancia válida de postulación.

Por una cuestión de funcionalidad, borraremos todo comentario que no sea una postulación, y cualquier duda que tengan la podrán plantear una vez que ya sean contactados. La postulación no es válida sólo para Chile, sino que para cualquier persona hispanoparlante sin importar el país donde residan. Hay un número determinado de personas que necesitamos, pero esto sólo será informado por interno a través del correo que se les enviará.

Sean todos bienvenidos.

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 1 mes

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 1 mes

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 1 mes

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 meses

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas