Conéctate a nuestras redes

Cine

Qué hago con mi marido

Publicado

en

Llega una nueva comedia romántica a nuestras salas, esta vez pasando de las tramas de “chico conoce a chica” y sus primeras desventuras amorosas, para adentrarnos en los años no tan dorados de una pareja que con el tiempo ha caído victima de la rutina, perdiendo la chispa y el deseo, en una cinta que se sostiene en el gran trabajo de la dupla protagonista, cuya experiencia logra dotar de vida al quinto filme del director de “The Devil Wears Prada” (2006).

Kay (Meryl Streep) y Arnold (Tommy Lee Jones) son una longeva pareja de casados, cuya relación está en plena decadencia, situación que afecta principalmente a Kay, quien comienza a buscar formas para reavivar su matrimonio. Es así como Kay compra el libro de un tal Dr. Feld (Steve Carell), terapeuta especializado en las relaciones de pareja, a quien contacta para pasar una semana de terapia junto a su esposo esperando encontrar la solución a sus problemas.

“Qué hago con mi marido” (2012) va por la misma senda de películas como “Something’s Gotta Give” (2003), reivindicando los años dorados y jugando con los tópicos de la edad, para entregar una reflexión sobre los últimos años de la vida y cómo el amor puede seguir presente aunque las arrugas digan lo contrario. Con un tono liviano y amigable con el espectador, la película se basa exclusivamente en la relación que existe entre los dos personajes principales, poniendo énfasis en los diálogos y en los obstáculos que debe sortear la pareja durante su camino hacia el reencantamiento, situaciones que sólo se hacen interesantes gracias a los marcados caracteres de los personajes, que a estas alturas de sus vidas parecen mantenerse más rígidos que nunca.

Arnold es un viejo arisco y frío, incapaz de hablar sobre sus sentimientos y esquivo a la hora de enfrentar el drama de su mujer, una fiel y sensible Kay, que está al borde de un ataque de nervios y de tirar la esponja ante la distancia que impone su esposo y sus propios resquemores. Dando vida a la pareja, tenemos a unos impecables Meryl Streep y Tommy Lee Jones, ambos conscientes de su peso dramático dentro del filme, quienes se desenvuelven en pantalla como una verdadera pareja atormentada por sus problemas. La primera con el dolor a flor de piel y el segundo inmutable, pero de a poco desmoronándose ante su propia apatía.

El foco está puesto sobre Kay y Arnold, y el camino que realizan hacia un mejor porvenir como matrimonio. No hay muchas incógnitas a nivel de trama, por lo mismo, el trabajo actoral y la química que expele la pareja en pantalla, se transforman en el punto más destacable de la cinta. Para guiarlos durante su odisea, Steve Carell encarna al mentor del matrimonio, relegándose a un rol secundario y sin explotar sus dotes de comediante, que aunque se echan de menos, no son necesarios para dar vida a un personaje auxiliar a los verdaderos protagonistas de la función.

“Qué hago con mi marido” es una película pequeña y sin mayores pretensiones que las de entregar un entrañable retrato de una pareja que lucha por rencontrar el amor que los unió en un momento de sus vidas, y que al día de hoy, parece haberse esfumado entre la rutina y la monotonía. Con una buena dosis de momentos divertidos, algunos más efectivos que otros, y un guión que deja a una dupleta de capos de la interpretación hacer de las suyas frente a las cámaras, esta cinta dirigida por el norteamericano David Frankel, gana sus puntos en la sencillez, emoción y entretención de su propuesta.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 2 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 4 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 6 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 1 semana

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas