Conéctate a nuestras redes

Cine

Prueba de Actitud

Publicado

en

Si hubiera que dimensionar el peso de ciertos títulos en base únicamente a la respuesta del público, se diría que este año ha sido uno de los más satisfactorios para la comedia nacional. Se diría, también, que un filme –“Sin Filtro” (2016)– sacó una tajada gigantesca y levanta a los restantes, y que, en verdad, mucho no ha pasado con el género a nivel local, quedando todo exclusivamente en manos de dos películas de célebres humoristas. Bastantes más novedades tiene para ofrecer “Prueba de Actitud”, que además de ser el debut en la dirección de largometrajes de Fabrizio Copano y Augusto Matte, desordena el esquema de comedia juvenil y pone en primera fila a un grupo de jóvenes actrices.

prueba-de-actitud-01Se acerca la PSU, anuncian los noticiarios, y un grupo de amigas se prepara para dar el examen sin muchas esperanzas de obtener grandes puntajes. Ellas son la Cony (Denise Rosenthal), la Jechu (Belén Soto) y la Sam (Constanza Piccoli), disímiles adolescentes que se encuentran ante la posibilidad de robar el examen, para lo cual idean un plan que integra a última hora a Planta (Fabiola Alarcón) y a un profesor deseoso de lucir grandes resultados (Rafael Gumucio). Restan algunos días para alcanzar a memorizar las respuestas, por lo que las cuatro parten a Reñaca a estudiar, pero lo que encuentran son distracciones por montón y escasa concentración.

Una situación con sus padres para Cony, una situación con su papá para Jechu y una situación con un amigo con ventaja para Sam. La cinta determina que eso es un complemento inmejorable para introducir a las protagonistas y ofrecer –mediante una escena de llamada de Skype que, con facilismos, resuelve quién ejecutará el robo– que tienen una posibilidad de quedarse con el facsímil y no titubean en concretar esa temeraria idea. Ninguna coartada fastuosa, ningún drama humano sobregirado; una grisácea razón es suficiente para mover a los personajes en una dirección y darle inicio a la aventura. Por mientras, que el montaje, la música y la dirección de arte hagan su trabajo. El guion es lo de menos y cualquier alcance con la realidad es sólo accesorio, no hace falta esforzarse, pues desde cómo logran acceder a la casa de la Ministra de Educación con completa facilidad y por qué ella tenía en su velador el documento, hasta cuál es la prueba que hurtan (Lenguaje, Matemática, Ciencias), todo está armado de un modo pastoso, por momentos indolente, ignorando que la cohesión se alcanza a partir del cuidado de esos detalles elementales.

prueba-de-actitud-02La película quiere avanzar ligera y ojalá pasar rápido a las situaciones más frescas y desvergonzadas, para que la cámara lenta y la narración en off adquieran un rol preponderante. En verdad existen facilidades para jugar en esa línea: sus actrices rinden con solvencia, el arte y el vestuario están trabajados, la fotografía es competente. Sin embargo, las penurias y las incoherencias detrás de las motivaciones y la defectuosa continuidad de la narración, determinan que el recorrido de la cinta sea mucho menos placentero que lo que los realizadores perseguían, y que todas las apuestas de tipo visual y sonoro queden como correctos adornos sin un mayor fin –ahí cabe la colaboración de MKRNI–.

Con la honrosa excepción de alguna salida graciosa muy específica, que se podría buscar entre los aportes inauditos de Planta Carnívora y la inocencia de Belén Soto, “Prueba de Actitud” no se mueve con habilidad por el género. Le añade una dosis de alboroto a la categoría de comedia juvenil y de ese modo se desata de las restricciones todo espectador –cargándose de referencias sexuales–, pero eso no encarna ingenio o desenfado, dos atributos que tal vez habrían florecido dentro de una estructura más apretada y un texto menos frágil.

prueba-de-actitud-03Lo contradictorio de aquello reside en que si la película genera algún grado menor de simpatía es por lo exagerado del perfil de las cuatro protagonistas –la choriza, la virgen, la dark– y la desmesura de la dinámica que se expone. Pero ese componente propio de la comedia de enredos sin medidas es explotado con eficacia en muy pocas oportunidades, mientras que la mayor parte del tiempo hay situaciones mal terminadas y el guion se pasea sin mucha suerte por carretes, malentendidos, resacas, tomadas de sol y una que otra vuelta de tuerca sin sabor.

Aplicando empeño, las cuatro actrices principales lo hacen lo mejor que pueden, y maquillan con irregular fortuna algunas de las carencias de la cinta, aunque no consiguen evitar que el saldo difiera mucho de las intenciones de la propuesta. Notoriamente, conforme se acerca el final, la película va en declive, desfigurándose personajes y el sentido de la historia. Se termina por añejar lo que en algún instante pudo ser remotamente atrevido y se congela toda opción de consumar un entretenimiento directo y audaz.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Aló! Aló!
DiscosHace 9 horas

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 2 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 6 días

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 1 semana

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 1 semana

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 2 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 2 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 2 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 3 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

The Slow Rush The Slow Rush
DiscosHace 3 semanas

Tame Impala – “The Slow Rush”

El tiempo ha sido siempre un enigma en sí mismo para el ser humano. A veces, pareciera que pasa de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas