Conéctate a nuestras redes
Princesita Princesita

Cine

Princesita

Publicado

en

La protección de la vida es algo que muchos suelen pedir a gritos, pero también es olvidada cuando los niños crecen, incluso en momentos en los que se pueden encontrar más desamparados y solos que nunca, ya sea en el Sename, en un hogar abusivo o en una secta en el sur de Chile. Esta historia relata “Princesita”, el paso a la adultez de una niña a merced de la manipulación adulta. Exhibida con éxito en el Festival de Cine de Toronto y con una recepción mezclada en el Festival de San Sebastián, “Princesita” es la segunda película dirigida por Marialy Rivas, y su resultado es algo así como una menos metafórica “El Laberinto Del Fauno” (2006), emulando su estilo de oscuro cuento de hadas.

Con 12 años, Tamara (Sara Caballero) se encuentra al comienzo de la pubertad y su cuerpo comienza a cambiar mientras ella y su entorno lo notan. Al vivir en un aparente paraíso en el sur de Chile, nunca ha sentido peligro o rebeldía hacia la secta en la que ha crecido toda su vida, liderada por Miguel (Marcelo Alonso), quien tiene el control absoluto de su vida y su cuerpo. Al ser enviada a la escuela, la niña comienza a cuestionar el plan que Miguel tiene para ella y su aparente privilegio en la familia comienza a ser una carga que no desea llevar.

Inspirada por una secta real del sur de Chile, “Princesita” no se queda sólo con explorar esta realidad, sino que se transforma en la historia de llegada a la adolescencia de una niña que no es dueña de su destino ni de su cuerpo, hecho tan real en la película como en la realidad que vivimos al ver los debates sobre aborto. Es tanto una analogía feminista como una defensa de la niñez, sin importar el género, mostrando y recordándonos lo olvidados que pueden llegar a estar algunos niños, asunto reafirmado por los casos del Sename vistos en los últimos años.

Con un guion escrito por la misma Marialy Rivas junto a Camila Gutiérrez, dupla que tiene historia trabajando juntas, (ambas fueron parte del equipo que escribió “Joven y Alocada” de 2012), logran explorar una temática similar, pero con un foco drásticamente distinto. El paso a convertirse en mujeres y la identidad femenina han sido el centro de ambas tramas, con protagonistas que viven bajo una presión externa de la que deben liberarse. Si bien, el tono del primer filme de Rivas era más ligero, “Princesita” es un cuento de hadas oscuro, que se transforma lentamente junto a su protagonista.

El quiebre de la inocencia y la manipulación que la niña ha sufrido a lo largo de su vida llevándola a amar a su opresor, son los temas centrales de “Princesita”, temática que es tratada con una sutileza que no sería capaz de caer en lo morboso de la situación que vive Tamara. Esta misma sutileza lleva a que la película sea una constante evasiva, siempre provocando al espectador, pero entregando tan poco, que en ocasiones puede resultar frustrante. A ratos la trama puede ser cuestionable en sus detalles, pero vivimos en el sueño vuelto pesadilla de una niña de 12 años, y es a través de sus ojos que conocemos su despertar sexual y la pérdida de su inocencia. Finalmente, lo críptico en la forma de entregar información no lo hace menos claro.

Las opciones de estilo de Marialy Rivas son claras y cumplen el propósito planteado.  Desde el inicio nos da una sensación de intimidad, acentuada por la narración en off, similar a escribir en un diario en la niñez, pero que se vuelve más sombría al correr los minutos. El sonido también cambia, volviéndose más amenazante a medida que la protagonista comprende su realidad. Lo mismo ocurre con la imagen: al principio resulta un sueño, reflejo del paraíso en el que la niña cree vivir, con exteriores de iluminación clara, saturada, con halos de luz y reflejos luminosos en el lente. Esto cambia a una mayor oscuridad, dando paso a tonos rojos y fuertes con mayor frecuencia en la iluminación de interiores, acentuando lo ya expuesto por el sonido. Este cambio llega junto con la pubertad de la niña, momento en que todos los hombres –no sólo Miguel– pueden resultar una amenaza para ella, y la única figura femenina que puede ayudarla, su profesora, no tiene el poder ni la presencia suficiente para hacerlo.

“Princesita” es un cuento subversivo, una manera poco común de contar la historia de crecimiento de una niña y su camino para reclamar su identidad y su cuerpo. Si bien, la exploración de otros personajes resulta enigmática, escasa y la misma protagonista no es quién facilita su propio desenlace, en sus 78 minutos de duración logra su cometido, exponiendo su provocativo tema de una manera que puede revolver el estómago sin mostrar una imagen explícita e innecesaria en esta oscura fantasía.


Título Original: Princesita

Director: Marialy Rivas

Duración: 78 minutos

Año: 2017

Reparto: Sara Caballero, Marcelo Alonso, María Gracia Omegna, Nathalia Acevedo, Rafael Federman, Emiliano Jofre, Nahuel Cantillano, Stefano Mardones


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Sonic: La Película

Publicado

en

Sonic: La Película

Las películas basadas en videojuegos siempre han tenido grandes dificultades en adaptar su material de origen. A menudo, los videojuegos presentan mundos imposibles de traspasar a la pantalla de forma verosímil, otras veces simplemente no tienen una historia y personajes suficientemente desarrollados. “Sonic: La Película” se ve obligada a enfrentarse a estos dos problemas, con la dificultad agregada de ser lo suficientemente simple y fácil de entender para una audiencia infantil, fracasando estruendosamente en todos estos aspectos.

Primero, trata de solucionar el problema del mundo que el videojuego presenta simplemente alejándose de él. Sonic empieza su historia viviendo en el paisaje tropical que tradicionalmente se relaciona con su personaje, lleno de junglas misteriosas y formaciones rocosas imposibles, pero rápidamente se ve obligado a transportarse a la Tierra, donde transcurre un noventa por ciento de la historia. Aquí, Sonic vive escondido a las afueras de un pequeño pueblo llamado Green Hills, pero cuando accidentalmente causa un gran apagón, debe pedirle ayuda al policía local Tom Wachowski (James Marsden) para que lo ayude a escapar del Dr. Robotnik (Jim Carrey), quien es enviado por el gobierno para investigar el origen del apagón.

El segundo desafío de la adaptación es darle una personalidad a Sonic. De todos los problemas que tiene la película, probablemente el más importante está en él y en los otros dos personajes principales. Muchas películas infantiles caen en el vicio de hacer que sus protagonistas, en un esfuerzo por ser lo más empatizables posible, terminan transformándose en un personaje soso y sin mucha personalidad. Sonic se apoya demasiado en bromear y hacer referencias de cultura pop, y no hay crecimiento ni evolución en él. Se siente constantemente como si fuera un youtuber intentando ser gracioso todo el tiempo, diciendo chistes cada tres palabras, esperando que al menos uno funcione. Por otro lado, su contraparte, Tom, tiene incluso menos personalidad. Es aburrido, predecible, y su viaje es simple y superficial.

El personaje que más profundidad tiene –que tampoco es mucha– es el Dr. Robotnik, sin embargo, su personalidad nunca es explorada con mayor detención, fuera de un par de diálogos. Queda enterrada bajo la anfetamínica interpretación de Jim Carrey, que vuelve a canalizar sus actuaciones en “The Mask” (1994) y “Ace Ventura: Pet Detective” (1995). Ninguno de los personajes resulta interesante, por lo que poco importa el viaje que tienen durante la historia, al punto de que, una vez terminada, uno termina preguntándose exactamente qué ocurrió durante esa hora y media.

La película es plana, se apoya demasiado en secuencias de acción que tampoco son particularmente emocionantes, y en un humor burdo y básico que ya se ha visto en innumerables cintas de aventura. A veces intenta jugar visualmente con la supervelocidad de Sonic e integrarla en las escenas de acción, cosa que a veces funciona, pero rápidamente se vuelve repetitivo y poco original, ya que utiliza los mismos recursos que antes han usado todas las películas que incluyen a un personaje con esta habilidad.

El humor es también un punto débil, mostrándose repetitivo y simplista, en parte porque los personajes no tienen gracia, pero también porque simplemente las bromas que los personajes dicen y los gags no son graciosos. Es como si constantemente los guionistas estuvieran yendo por la primera idea que se les ocurre, siempre la opción más fácil, sin esforzarse por llegar a nada original ni creativo, lo que hace que la película más que terrible, ofensiva o decepcionante, sea simplemente aburrida.

Adaptar un videojuego al cine tiene una dificultad mayor a la de otros medios, es verdad, pero cintas como “Pokémon: Detective Pikachu” (2019) demuestran que sí es posible tomar buenas decisiones, construir mundos visualmente atractivos y personajes interesantes. E incluso, más allá de los videojuegos, es posible hacer cine efectivo para niños sin caer en el lado más burdo de lo infantil, con bromas fáciles y tontas, e historias superficiales y predecibles. Sabiendo esto, sólo queda preguntarse exactamente hacia quién está dirigida esta película y por qué siquiera existe.


Título Original: Sonic The Hedgehog

Director: Jeff Fowler

Duración: 100 minutos

Año: 2020

Reparto: James Marsden, Jim Carrey, Ben Schwartz, Neal McDonough, Adam Pally, Leanne Lapp, Shannon Chan-Kent, Debs Howard, Bailey Skodje, Frank C. Turner, Dean Petriw, Tika Sumpter


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Marigold Marigold
DiscosHace 6 días

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 2 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 3 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas