Conéctate a nuestras redes
Princesita Princesita

Cine

Princesita

Publicado

en

La protección de la vida es algo que muchos suelen pedir a gritos, pero también es olvidada cuando los niños crecen, incluso en momentos en los que se pueden encontrar más desamparados y solos que nunca, ya sea en el Sename, en un hogar abusivo o en una secta en el sur de Chile. Esta historia relata “Princesita”, el paso a la adultez de una niña a merced de la manipulación adulta. Exhibida con éxito en el Festival de Cine de Toronto y con una recepción mezclada en el Festival de San Sebastián, “Princesita” es la segunda película dirigida por Marialy Rivas, y su resultado es algo así como una menos metafórica “El Laberinto Del Fauno” (2006), emulando su estilo de oscuro cuento de hadas.

Con 12 años, Tamara (Sara Caballero) se encuentra al comienzo de la pubertad y su cuerpo comienza a cambiar mientras ella y su entorno lo notan. Al vivir en un aparente paraíso en el sur de Chile, nunca ha sentido peligro o rebeldía hacia la secta en la que ha crecido toda su vida, liderada por Miguel (Marcelo Alonso), quien tiene el control absoluto de su vida y su cuerpo. Al ser enviada a la escuela, la niña comienza a cuestionar el plan que Miguel tiene para ella y su aparente privilegio en la familia comienza a ser una carga que no desea llevar.

Inspirada por una secta real del sur de Chile, “Princesita” no se queda sólo con explorar esta realidad, sino que se transforma en la historia de llegada a la adolescencia de una niña que no es dueña de su destino ni de su cuerpo, hecho tan real en la película como en la realidad que vivimos al ver los debates sobre aborto. Es tanto una analogía feminista como una defensa de la niñez, sin importar el género, mostrando y recordándonos lo olvidados que pueden llegar a estar algunos niños, asunto reafirmado por los casos del Sename vistos en los últimos años.

Con un guion escrito por la misma Marialy Rivas junto a Camila Gutiérrez, dupla que tiene historia trabajando juntas, (ambas fueron parte del equipo que escribió “Joven y Alocada” de 2012), logran explorar una temática similar, pero con un foco drásticamente distinto. El paso a convertirse en mujeres y la identidad femenina han sido el centro de ambas tramas, con protagonistas que viven bajo una presión externa de la que deben liberarse. Si bien, el tono del primer filme de Rivas era más ligero, “Princesita” es un cuento de hadas oscuro, que se transforma lentamente junto a su protagonista.

El quiebre de la inocencia y la manipulación que la niña ha sufrido a lo largo de su vida llevándola a amar a su opresor, son los temas centrales de “Princesita”, temática que es tratada con una sutileza que no sería capaz de caer en lo morboso de la situación que vive Tamara. Esta misma sutileza lleva a que la película sea una constante evasiva, siempre provocando al espectador, pero entregando tan poco, que en ocasiones puede resultar frustrante. A ratos la trama puede ser cuestionable en sus detalles, pero vivimos en el sueño vuelto pesadilla de una niña de 12 años, y es a través de sus ojos que conocemos su despertar sexual y la pérdida de su inocencia. Finalmente, lo críptico en la forma de entregar información no lo hace menos claro.

Las opciones de estilo de Marialy Rivas son claras y cumplen el propósito planteado.  Desde el inicio nos da una sensación de intimidad, acentuada por la narración en off, similar a escribir en un diario en la niñez, pero que se vuelve más sombría al correr los minutos. El sonido también cambia, volviéndose más amenazante a medida que la protagonista comprende su realidad. Lo mismo ocurre con la imagen: al principio resulta un sueño, reflejo del paraíso en el que la niña cree vivir, con exteriores de iluminación clara, saturada, con halos de luz y reflejos luminosos en el lente. Esto cambia a una mayor oscuridad, dando paso a tonos rojos y fuertes con mayor frecuencia en la iluminación de interiores, acentuando lo ya expuesto por el sonido. Este cambio llega junto con la pubertad de la niña, momento en que todos los hombres –no sólo Miguel– pueden resultar una amenaza para ella, y la única figura femenina que puede ayudarla, su profesora, no tiene el poder ni la presencia suficiente para hacerlo.

“Princesita” es un cuento subversivo, una manera poco común de contar la historia de crecimiento de una niña y su camino para reclamar su identidad y su cuerpo. Si bien, la exploración de otros personajes resulta enigmática, escasa y la misma protagonista no es quién facilita su propio desenlace, en sus 78 minutos de duración logra su cometido, exponiendo su provocativo tema de una manera que puede revolver el estómago sin mostrar una imagen explícita e innecesaria en esta oscura fantasía.


Título Original: Princesita

Director: Marialy Rivas

Duración: 78 minutos

Año: 2017

Reparto: Sara Caballero, Marcelo Alonso, María Gracia Omegna, Nathalia Acevedo, Rafael Federman, Emiliano Jofre, Nahuel Cantillano, Stefano Mardones


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Terminator: Destino Oculto

Publicado

en

Destino Oculto

Treinta y cinco años han pasado desde el estreno de “The Terminator” (1984) y la saga continúa viva gracias al recuerdo imborrable de sus personajes y de una particular premisa, que en aquella época fue lo suficientemente original como para tomar un lugar importante en el género de acción y ciencia ficción a la vez. Después de cinco producciones cinematográficas y una serie de televisión, Tim Miller toma la dirección de una cinta producida por James Cameron y que pretende establecer las bases para un nuevo camino en la saga.

Sarah Connor (Linda Hamilton) y Grace (Mackenzie Davis) deben proteger a una joven (Natalia Reyes) que está siendo perseguida por un nuevo modelo de Terminator. Juntas intentarán escapar, luchar y descubrir lo que existe debajo de esta persecución.

Los hechos ocurridos en “Terminator: Destino Oculto” se instalan años después de “Terminator 2: Judgment Day” (1991), dejando a un lado lo ocurrido en las secuelas que fueron estrenadas entre 2003 y 2015, y la serie de televisión también producida hacia finales de la década pasada. Esta decisión encuentra sus bases en el intento de darle una dirección definitiva a la saga, y claramente apostando a la nostalgia que implica tener a Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger juntos en pantalla una vez más desde 1991.

Como la nostalgia prima en esta nueva entrega, también se decide seguir un camino seguro, que proporcione las características suficientes para justificar la producción de esta película. De esta forma, se puede realizar una equivalencia evidente entre los hechos establecidos en las primeras dos entregas y esta nueva producción, particularmente en el tratamiento que se le da una de sus protagonistas y que actúa como protegida de Sarah Connor y Grace. La joven debe escapar de las manos que la quieren ver muerta y así cambiar el destino de la humanidad una vez más; en ella se puede percibir la misma incertidumbre que Connor tenía en la primera película, cuando era perseguida por el modelo T-800. La diferencia es que el cambio de actitud de la joven es evidente en el tercer acto, donde toma el control de la situación y se posiciona horizontalmente frente a sus compañeras.

El trío de mujeres que protagoniza esta cinta resulta ser su mayor fortaleza, evidenciando la autoconsciencia que se tiene frente a la trascendencia de Sarah Connor como protagonista, otorgando la oportunidad de traspasar un legado imborrable. Linda Hamilton logra transmitir el peso significativo de lo que he Sarah ha vivido, siendo su presencia un constante recordatorio de su importancia como personaje. Y siendo aquella fortaleza la base de su figura, las nuevas protagonistas que la acompañan logran estar a la altura, generando una dinámica natural y que puede sostener una trama que afloja, pero no decae.

“Terminator: Destino Oculto” sienta sus cimientos en la acción y, como tal, cumple al tener secuencias que mantienen la tensión y son capaces de entregar un espectáculo competente, capaz de estar a la altura de sus antecesoras más antiguas. Por otra parte, el villano encarnado en un nuevo modelo de Terminator trata de cumplir con el legado de Schwarzenegger y Robert Patrick en la cinta de 1991, pero sus atributos no son los suficientes como para generar la angustia necesaria que un rol como ese necesita. Si bien, la presión de la persecución está presente, estas secuencias se vuelven repetitivas al no contar con una base que sustente la existencia del nuevo androide. Sin embargo, las características del género de acción –que están presentes en esta película– logran que el estado de entretención se mantenga frente a los hechos ocurridos en pantalla.

Si bien, los intentos por otorgar aires frescos a la saga son evidentes, estos no alcanzan a dar el salto definitivo como para posicionar esta nueva producción como una secuela necesaria. La falta de originalidad le juega en contra, incluso considerando la aparición y dinámica establecida entre los personajes de Schwarzenegger y Hamilton, aunque este hecho no logra justificar del todo una nueva entrega de una saga que parece no poder salir a flote, pero que, aun así, intenta permanecer viva, recurriendo al recuerdo e impacto que causó el estreno de “The Terminator” y su posterior segunda parte.


Título Original: Terminator: Dark Fate

Director: Tim Miller

Duración: 128 minutos

Año: 2019

Reparto: Linda Hamilton, Mackenzie Davis, Natalia Reyes, Arnold Schwarzenegger, Gabriel Luna, Diego Boneta, Enrique Arce, Tristán Ulloa, Alicia Borrachero, Tom Hopper, Cassandra Starr


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Railer Railer
DiscosHace 3 días

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 días

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 días

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 días

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

A Dawn To Fear A Dawn To Fear
DiscosHace 1 semana

Cult Of Luna – “A Dawn To Fear”

Lo inequívoco, por más que pareciera mantenerse estático, puede ser radicalmente arrancado por un vendaval de circunstancias, y en lo...

Memory Memory
DiscosHace 1 semana

Vivian Girls – “Memory”

No todos los retornos son buenos y no todas las segundas partes son de lo peor, o al menos así...

Birth Of Violence Birth Of Violence
DiscosHace 1 semana

Chelsea Wolfe – “Birth Of Violence”

Diez años cargan con una simbología que acerca más a lo divino que a lo terrenal. No sólo hay un...

Beneath The Eyrie Beneath The Eyrie
DiscosHace 1 semana

Pixies – “Beneath The Eyrie”

Luego de dos apuestas mal logradas, Pixies vuelve al estudio y lanza su mejor disco desde su retorno en 2004....

Chastity Belt Chastity Belt
DiscosHace 2 semanas

Chastity Belt – “Chastity Belt”

Saudade es un vocablo portugués cuyo significado se acerca a la definición de melancolía; un estado afectivo estimulado por la...

Shaped By Fire Shaped By Fire
DiscosHace 2 semanas

As I Lay Dying – “Shaped By Fire”

Durante la primera década del siglo XXI, hubo un estallido de agrupaciones que tomaron variaciones más melódicas para combinar el...

Publicidad
Publicidad

Más vistas