Conéctate a nuestras redes

Cine

Por Siempre Amigos

Publicado

en

Cuando se habla de cine estadounidense, usualmente se cae en el error de pensar sólo en Hollywood, y así como la capital de un país no encarna a esa nación por completo, tampoco la gran maquinaria audiovisual hollywoodense representa todo el abanico cinematográfico que el país del norte puede ofrecer. Siguiendo esta lógica, se vuelve necesario destacar el nombre de Ira Sachs, bastión neoyorkino del cine independiente norteamericano que, tras la lúcida “Love Is Strange” (2014), nos presenta “Por Siempre Amigos”, su sexto largometraje y primer estreno comercial a nivel mundial. Una película sorpresiva, paciente y por sobretodo pequeña, pero que logra albergar una lucidez poco usual sin dejar a nadie indiferente.

La historia arranca cuando fallece el padre de Brian Jardine (Greg Kinnear), quien termina heredando su cómodo departamento en Brooklyn. Los Jardine, cuya situación económica va en declive, se trasladan al lugar y conocen a Leonor (Paulina García), una inmigrante que tiene un negocio de ropa en la planta baja de la propiedad. Es así como el introvertido Jake (Theo Taplitz), hijo de Brian, y el carismático Antonio (Michael Barbieri), hijo de Leonor, entablan una estrecha y peculiar amistad basada en la confianza y la mutua inclinación hacia el arte. La situación se complica cuando, ante la urgencia económica de los Jardine, Brian sube el precio del arriendo de la tienda de Leonor, dejando al par de amigos en las puertas de una separación.

La trama sorprende por la simpleza de su progresión y la solidez del desarrollo de sus personajes. Una historia muy sencilla que, desde la constante mirada de los niños, logra dibujar con detallada lucidez la figura del hombre blanco en decadencia que de súbito se aburguesa, y del inmigrante cuyo devenir es incierto y tambaleante. Ira Sachs y su cómplice, Mauricio Zacharias, han sabido escribir un guión que, en lo formal, cumple las convenciones básicas de narrativa, pero que al ser llevado a la práctica nos permite sumergirnos en la psicología de los personajes con escenas cotidianas, pausadas, íntimas y silentes, que en una primera lectura parecen no aportar nada a la trama.

No es aleatorio que en la película se hagan tantas referencias a la obra de Anton Chejov, dramaturgo que perfeccionó el desarrollo de los caracteres, puesto que son estas escenas anteriormente mencionadas las que dotan de personalidad al núcleo de la película y se vuelven esos pequeños diamantes que uno recuerda al terminar el visionado del filme. La chispa detrás del relato no se alberga en sus giros argumentales, sino en esos pequeños espacios, esas diminutas cavernas en las que las personas reales albergamos nuestras emociones, miedos y sueños, y que, desde la mirada de preadolescentes, aquí podemos apreciar en primera fila.

La cámara y el montaje están a disposición total de los caprichos del guion y de la dirección de actores. Sachs logra devolvernos a ese momento inexplicable de la juventud, ese tránsito entre la niñez y la adolescencia, donde todo es brumoso e insípido. Los recursos de sonido, montaje y fotografía consiguen adaptar a la perfección esa incierta percepción de la vida que todo preadolescente tiene. Ejemplo de ello son las diversas escenas que ocurren en la sala de clase, donde –como buen puberto– Jake tiene su atención puesta en cualquier parte menos en el profesor y la materia. Así, la cámara salta de lugar en lugar, realizando encuadres inconexos entre sí o centrándose en Jake. Sólo el sonido prevalece en el lugar, atento por si el profesor llama al muchacho por su nombre, pero no prestando atención en absoluto.

Cabe destacar que las interpretaciones de Taplitz y Barbieri son soberbias y sorprendentes, tanto en su intensidad como en su contención. Sobre todo Taplitz, quien con diversas sutilezas logra insinuar mil y una lecturas respecto a su personaje: su sexualidad, su percepción de la vida y el tipo de adulto que quiere ser. Quizás estas actuaciones son sólo superadas por la chilena Paulina García, quien, en una impecable interpretación, destaca al mostrarnos una nueva faceta de su variado rango actoral.

La película es una silenciosa y bella pieza cinematográfica. Consigue, sin la utilización de ningún antagonista claro, crear un elaborado y gallardo discurso anti-burguesía, que no cae en lo panfletario ni propagandístico. Fluida, orgánica, tensa y de una sorpresiva profundidad humana, el filme logra ser un refrescante alivio entre tanto cine de explosiones y superhéroes. A través de la delicada mirada de un sensible niño, Ira Sachs logra moldear todo un abanico de pequeños hombres para plantear un cuestionamiento sobre el valor de la gente, la fragilidad de las relaciones y la pequeñez humana. Una película que logra demostrar la resistencia del cine, de las historias mínimas y del artista por sobre el poderío de la industria.

Por Roberto Núñez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Robert de Niro formará parte del reparto de lo nuevo de Scorsese: “Killers of the Flower Moon”

Publicado

en

El actor norteamericano Robert de Niro es uno de los más aclamados en la historia del cine. Aunque de raíces italianas e irlandesas, De Niro nació en la ciudad de Nueva York el 17 de agosto de 1943. En sus inicios cinematográficos trabajó en diversas ocasiones con el director Brian de Palma, aunque sería con Francis Ford Coppola con quien conseguiría su espaldarazo definitivo en la gran pantalla. Interpretando el papel del joven Corleone en “El Padrino II”, en 1974 comenzó a saborear definitivamente las mieles del éxito. No obstante, de la mano de Martin Scorsese a través del largometraje “Calles Peligrosas” (Mean Streets) en el año 1973, obtuvo su primer gran éxito como actor cinematográfico.

El idilio en el cine entre Robert de Niro y Martin Scorsese ha dado como resultado un gran número de largometrajes con el actor neoyorquino como principal protagonista. Un total de nueve películas y un cortometraje desde que iniciaron su andadura en el año 1973. Títulos relacionados con el juego y el crimen, como los que detallamos a continuación, son sus principales obras; muchas de ellas galardonadas y consideradas como auténticas joyas del séptimo arte:

  • Mean Streets (1973)
  • Taxi Driver (1976)
  • New York, New York (1977)
  • Raging Bull (1980)
  • The King of Comedy (1982)
  • Goodfellas (1990)
  • Cape Fear (1991)
  • Casino (1995)
  • The Audition (2015)
  • The Irishman (2019)

De igual modo, este director ha mostrado siempre su predilección por las salas de juego, hecho reflejado principalmente en la película “Casino” (1995) con Robert de Niro a la cabeza. Este género cinematográfico es uno de los preferidos del público norteamericano. En tal contexto, cabe destacar los millones de adeptos a los casinos con los que cuenta el país de las oportunidades. Asimismo, la irrupción de los juegos de azar en línea, como en JackpotCity Casino, ha hecho aumentar aún más el número de jugadores. Y es que la cultura norteamericana se ve representada de algún modo con el mundo de los casinos y el póquer.

En la actualidad, y tras “The Irishman”, Martin Scorsese y Robert de Niro seguirán con su idilio cinematográfico. La película, Killers of the Flower Moon será el punto de encuentro entre estos dos gigantes del séptimo arte. Es una adaptación de la novela de género de crimen con el mismo título del escritor David Grann. Un largometraje en cuyo elenco de actores ya se encuentra Leonardo DiCaprio. Este actor y director estadounidense también suele estar presente entre los actores preferidos de Martin Scorsese.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 5 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 6 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 1 semana

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 4 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas