Conéctate a nuestras redes

Cine

Perdona Si Te Llamo Amor

Publicado

en

De un tiempo a esta parte, un nicho tradicionalmente dejado de lado por el séptimo arte como el de adolescentes quinceañeras, ha sido cubierto con sentimentalismos baratos por el cine masivo de diferentes latitudes. En el recuerdo inmediato está la saga “Crespúsculo”, que a través de cinco cintas retrató con languidez la sexualidad reprimida; una serie de películas que tuvo una suerte de desvío despojado de fantasía en “Tres Metros Sobre el Cielo” (2010)  y “Tengo Ganas de Ti” (2012), adaptaciones del italiano Federico Moccia, algo así como el Nicholas Sparks de Europa. Su literatura tiene otro traslado a la pantalla grande con “Perdona Si Te Llamo Amor” (novela que él mismo había llevado al cine en 2008), un filme con todos los ingredientes para entusiasmar a adolescentes con las hormonas revolucionadas.

PERDONA SI TE LLAMO AMOR 04En el centro de la historia está Alex (Daniele Liotti), un exitoso y apuesto italiano de 37 años, que ejerce como jefe creativo de una importante agencia publicitaria de Barcelona y se encuentra en una etapa de estabilidad gracias a su relación con Elena (Irene Montalà). Pero esa placentera vida se empieza a ir al despeñadero cuando su pareja le rechaza la propuesta de matrimonio. Justamente en ese momento de crisis aparece sin previo aviso Niki (Paloma Bloyd), una joven estudiante que lo conquistará y le dará un giro total a su vida.

Que una industria cinematográfica se diversifique y apunte a un amplio abanico de nichos no es un inconveniente en sí mismo, lo calamitoso es que lo haga a través de productos tan desesperantes, penosos y desaliñados como “Perdona Si Te Llamo Amor”. El martirio arranca con el protagonista zambulléndose en el Mediterráneo, acción acompañada de una horrorosa voz en off que, por largos minutos, cuenta necedades acerca del amor y hace un resumen de la vida de Alex (se escuchan cosas del tipo “el amor de tu vida llega cuando menos te lo esperas”, “le robaron el corazón y no pudo hacer la denuncia”).

PERDONA SI TE LLAMO AMOR 05En adelante, lo que la película hace es narrar de manera fastidiosa cómo se conocen y se enamoran un hombre que se acerca a los 40 y una muchacha que está a poco de cumplir la mayoría de edad. El principal problema de estas relaciones es el choque de dos mundos, traducido en necesidades, sueños y problemas diametralmente opuestos, pero a eso la cinta apenas se acerca y encima lo hace de manera errática, con un dibujo de realidades terriblemente superficial (el de Alex, como uno en que la competencia es constante; el de ella, como uno en que lo más relevante es contar cómo fue tu primera vez). La obra, finalmente, limita las dificultades que debe atravesar la pareja a un par de situaciones vergonzosas en que aparece familia o amigos, y a la obvia irrupción de un personaje que parecía en el olvido. Fiel reflejo de ello, es que la película no tiene vergüenza en pasar por alto que en un comienzo se nos dice que los padres de Niki son estrictos y controladores, para en el resto del relato usarlos prácticamente de adornos.

Con  el nivel de las interpretaciones y de diálogos, lo único realmente beneficioso para el espectador es que la cinta se tome las cosas con una dosis menor de seriedad, a través de un tono más próximo a la comedia romántica, que no por ello deja de oscilar entre la ramplonería y lo irritable. Precisamente, la debacle no se suscita en los momentos más melosos, sino cuando deja de lado lo simpático y romatincón para abocarse a darle dramatismo a la historia, puesto que su capacidad para dibujar conflictos es paupérrima. Por ello, da igual que no sea todo lo estúpidamente sufrida que “Tres Metros Sobre el Cielo” y “Tengo Ganas de Ti”.

PERDONA SI TE LLAMO AMOR 03De esta manera, la película deja en claro que su domicilio es el de las cintas de amor a secas y no el de amores imposibles. Lo insólito es que la piedra angular de este tipo de cine es la química y ternura que desprende la pareja protagónica, y en este caso no se puede establecer lazo alguno con Alex y Niki, básicamente porque son cualquier cosa menos personajes, son marionetas, figuras de papel maché, construcciones insignificantes, presentándose como la pareja más sufrida y fascinante que ha parido el cine en su historia. Poco ayuda en esa línea que Paloma Bloyd entregue una actuación plagada de exageraciones y tics, pese a sus esfuerzos por dar una interpretación convincente, y que Daniele Liotti esté en pantalla como un ser inerte, en la mejor línea del macho que no debe hacer nada para conquistar a la chica.

“Perdona Si Te Llamo Amor” es un cóctel espantoso de hormonas desatadas, un amor que se vende como shakesperiano y clichés pésimamente ejecutados. Pero da igual. A juzgar por la taquilla y el boca a boca generado, su público objetivo no distingue entre un producto noble como “Bajo la Misma Estrella” y un espanto cinematográfico como “Si Decido Quedarme”, por lo que la acogida que le espera no se asoma como negativa.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. info

    18-Dic-2014 en 12:50 pm

    Qué frase: “Las quinceañeras, un nicho tradicionalmente dejado de lado por el séptimo arte”

    Lolita
    An Education
    The Virgin Suicides
    Bonjour Tristesse
    Mujercitas
    Pauline en la Playa
    Heathers
    Sixteen Candles

    En serio?

    • Dale Colorsss

      18-Dic-2014 en 2:55 pm

      Por lo que entendi, habla de películas dirigidas a adolescentes, no DE adolescentes

Responder

Artículos Cine

Star Wars y el auge de los efectos visuales

Publicado

en

Star Wars

Desde prácticamente siempre, ha existido un odio irracional hacia las precuelas de Star Wars, aquella trilogía de películas que estrenada entre 1999 y 2005 que prometía conectar todos los hilos en torno a la historia que George Lucas iniciara en 1977. Amparado bajo una segunda explosión de popularidad de la saga, el director comenzó a principios de la década del 90 lo que sería la concepción de una idea que ya tenía cuando trabajaba “El Imperio Contraataca”, y que, según sus propias declaraciones en múltiples ocasiones, no le era posible filmar debido a las limitancias tecnológicas propias de la época. Así, el desarrollo del CGI hizo que Lucas pudiera adentrarse en la realización de una nueva trilogía, donde, más allá de su cuestionado argumento e innecesaria creación de fallas argumentales para la saga original, terminó por transformarse en una revolución gracias al elemento que fue más destacado por la crítica: los efectos especiales.

Fue en 1997 cuando comenzó el rodaje de “La Amenaza Fantasma” (1999) y, aunque se mantuvieron algunos elementos como la marioneta de Yoda y una utilización de escenarios reales con un cuidado diseño de producción, la transición se fue desarrollando de manera natural a lo que terminaría siendo “El Ataque de los Clones” (2002) y “La Venganza de los Sith” (2005), donde el uso de fondo verde fue más prominente que en ocasiones anteriores. Como dato curioso, y para reforzar la idea de que la animación digital fue el elemento principal de estas cintas, es sabido que no se construyó ni una sola armadura de trooper durante las tres películas, con dichos modelos siendo todos creados por computadora. A pesar de que el uso de CGI ya se había presenciado en otras películas previas –probablemente “Jurassic Park” (1993) siendo el caso más reconocido–, su utilización dentro de la producción de Star Wars significó todo un precedente, gracias a un innovador software donde se crearían los efectos visuales, al punto de que en la primera cinta existe una sola secuencia que no contiene efectos digitales.

A veinte años de su estreno, los efectos visuales en el cine son cosa de cada día, con prácticamente la totalidad de las cintas más taquilleras utilizándolo en su mayoría, lo que en un espectro más crítico ha terminado por omitir en el espectador el deseo de intentar diferenciar qué es real y qué no al momento de mirar una película. Asimismo, los directores actualmente pueden gozar de la misma libertad que Lucas describió a la hora de realizar las precuelas, pudiendo crear un guion a su antojo sin preocuparse de restricciones en torno a la producción, el desarrollo de personajes y, sobre todo, la creación de mundos y criaturas tan fantásticas como se ha caracterizado la saga desde sus orígenes. Todo lo anterior permitió también una reducción en los tiempos de rodaje, comenzándose a producir blockbusters en masa gracias a la implementación de la fotografía digital, y el uso de cámaras digitales que permiten grabar sin la necesidad de revelar el celuloide, pudiendo así montar y modificar escenas de una manera mucho más rápida.

Ya con la trilogía original Lucas había innovado en una serie de técnicas cinematográficas que eran prácticamente desconocidas para la época, pero todo ese trabajo fue opacado en cierta forma gracias al abrumador éxito que la saga tuvo más allá de la pantalla, transformándose en un icono de la cultura pop gracias a la explosiva venta de juguetes y una creciente popularidad que nunca decayó en el período de 1977 a 1983. Y es así como las tecnologías fueron evolucionando en pos de una saga que desde sus orígenes buscó una forma de deslumbrar y crear experiencias nunca vistas, algo que sin duda se logró con todos los contratiempos que pueda significar. Pasar de un aproximado de 365 tomas con efectos visuales en la primera cinta de 1977 a las más de 2200 que tiene la última de la era Lucas en 2005, habla de una necesidad de incorporar la tecnología con el fin de contar historias, derribando límites y permitiendo que la creatividad e imaginación de los realizadores pueda verse reflejada en la gran pantalla.

Hoy en día, con una nueva trilogía que llegará a su fin este 19 de diciembre, se puede ver como las técnicas de las otras seis entregas se van complementando para darle un romanticismo a la producción, omitiendo de plano un uso totalmente digital para seguir incluyendo animatronics, marionetas, maquillaje y otras técnicas de producción. Sin embargo, es imposible no reconocer el trabajo e influencia de George Lucas en el desarrollo del cine de fantasía como lo conocemos hoy en día y, más allá de cualquier falencia narrativa que haya cometido en sus cuestionadas precuelas, el cine y la tecnología comenzaron una relación que ha beneficiado tanto lucrativa como creativamente a la industria.

  • Star Wars: El Ascenso de Skywalker” se estrena el próximo 19 de diciembre. Preventa AQUÍ.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: