Conéctate a nuestras redes

Cine

Oz, El Poderoso

Publicado

en

Hace ya un tiempo que Disney estaba buscando cómo explotar el legado de “El Mago de Oz” (1939), aquel clásico instantáneo que 70 años después aún sigue cautivando al público. Así como en su momento “Blancanieves y Los Siete Enanitos” (1937) convenció a los realizadores de que la historia de Dorothy, el hombre de hojalata, el espantapájaros y el león merecía ser contada en la pantalla grande, el abrumador y rotundo éxito de taquilla de “Alice In Wonderland” (2010) determinó a los ejecutivos a regresar a la tierra de Oz, para contar la historia de cómo el gran y poderoso mago llegó a esta tierra de fantasía.

Oscar Zoroaster Phadrig Isaac Norman Henkel Emmannuel Ambroise Diggs, también conocido simplemente como Oz (James Franco), es un mago de poca monta que viaja junto a un circo itinerante, encantando al público con su show y seduciendo mujeres a su paso. Un día, mientras escapa de un novio celoso a bordo de un globo aerostático, es atrapado por un remolino y transportado al mágico y colorido mundo de Oz, donde conoce a tres brujas, Theodora (Mila Kunis), Evanora (Rachel Weisz) y Glinda (Michelle Williams), quienes creen que él es el gran y poderoso mago de las profecías, que vendrá a rescatar a Oz de la oscuridad en la que se encuentra sumida. Junto a Finley, un mono volador (voz de Zach Braff) y una pequeña niña de porcelana (voz de Joey King), deberán recorrer el ya familiar camino amarillo de ladrillos, mientras descubren tanto las verdaderas intenciones de las brujas como también si Oz es algo más que el mago embaucador y cínico que ha sido hasta ahora.

OZ THE GREAT AND POWERFUL 03La película rinde constante homenaje al clásico musical. Al igual que ésta, el comienzo está ambientado en Kansas y es presentado en tono sepia y formato 4:3, para luego pasar al tradicional formato widescreen una vez que nos adentramos en el mundo de Oz, con colores, texturas y parajes que de seguro resultarán ideales para promocionar la nueva generación de televisores. Igualmente podemos ver escenarios y elementos que ya nos fueron introducidos en la original, pero esta vez la pintura mate da paso al CGI, el cual es usado prudentemente, de modo tal que si bien se busca dotar de cierto realismo a los decorados, no nos hace olvidar que estamos en un mundo de fantasía. En este sentido, los personajes digitales también están muy bien logrados, tanto en su detalle visual como en la caracterización que consiguen a través de sus voces tanto Zach Braff, con un rol más cómico, como Joey King. Tanto que, en términos generales, estos superan la interpretación de los actores principales, los cuales pareciera que creen estar en una obra de teatro infantil de día domingo.

Sin embargo, la espectacularidad visual no resulta suficiente para enmascarar un relato pobre. La historia del origen del grandioso y poderoso mago, que no era tal, no parece suficiente como para llenar dos horas de película, por lo que el relato decae constantemente en su ritmo. Bajo esta perspectiva, la labor de Sam Raimi como director parece quedar al debe, pues hace múltiples concesiones, sacrificando el relato y privilegiando el deleite visual, suavizando una historia en la que podría haber entregado mucho más. Y es que, salvo unos detalles de montaje y ciertos detalles de humor que son característicos del realizador, no parece haber dejado su impronta en la cinta. Como si sólo fuera otra película por encargo.

Probablemente la película encuentre su público entre aquellos que gozaron con la espectacularidad visual de la Alicia de Tim Burton, acápite en el que no destiñe “Oz, El Poderoso”. Sin embargo, visto el resultado final, no serán pocos los que pensarán si no hubiera sido mejor quedarse en Kansas en vez de regresar al mágico mundo de Oz.

Por Rodrigo Garcés

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 4 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 4 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas