Conéctate a nuestras redes
No Estoy Loca No Estoy Loca

Cine

No Estoy Loca

Publicado

en

Nicolás López, el hombre detrás de películas como “Aftershock” (2012) o “Sin Filtro” (2016), llega nuevamente al cine de la mano de “No Estoy Loca”, una producción nacional que vuelve a utilizar a Paz Bascuñán en la conocida receta que ha rendido frutos en otros encuentros entre la actriz y el director. El filme sin duda intenta seguir con los patrones ya vistos en los trabajos anteriores de este reconocido dúo, intentando agregar mayor profundidad a la narrativa y propuesta de López. Sin embargo, una vez que se apaga la pantalla el largometraje deja un sabor demasiado “neutro” como para rescatar mayor detalle de su proceso. Un trabajo que funciona, pero que no es ningún producto extraordinario o único en su clase, el que logra sacar una que otra carcajada al público y plantear una serie de miradas interesantes sobre el desarrollo personal y la presión social, a pesar de sus debilidades recurrentes.

La historia trata sobre Carolina (Paz Bascuñán), una mujer de 38 años que vive infeliz en un matrimonio disfuncional, en el momento en que se ve remecida por la realidad al enterarse de su infertilidad y la infidelidad de su marido. Desde este punto, la vida de la protagonista tomará un giro en 180 grados como consecuencia de sus decisiones, hasta convertirse en un infierno al verse internada en la clínica psiquiátrica Edén.

Desde el punto de vista de la narrativa, “No Estoy Loca” es, ante todo, la historia de una rehabilitación que juega en clave humorística con los trastornos psiquiátricos para presentar historias humanas y conmovedoras. El problema de este planteamiento es que los padecimientos se caricaturizan hasta el ridículo, haciéndolos no sólo poco creíbles, sino una mera excusa para sacar a relucir el talento de Bascuñán; un fondo sin importancia para colocar a la protagonista en su proceso de auto conocimiento. Para generar este factor emocional, López recurre a la fiel fórmula ya utilizada en “Sin Filtro”: personajes arquetípicos en una historia cliché y auto conclusiva, predecible y con diálogos forzados.

Así, el filme pronto se ve plagado de personajes planos con intervenciones sosas y poco creativas, empantanando las escenas y poniendo en crisis el trabajo actoral de un elenco que trata de sacar el mejor partido posible a sus escasas oportunidades de lograr un resultado que no se vea forzado o trillado. No obstante, precisamente gracias a esa caricaturización unidimensional de todo el universo narrativo de la película, es que se logra el efecto deseado: la historia de Carolina cobra realce por su profundidad y emotividad comparativamente mayor a cualquiera de los otros personajes.

Al anunciarse como una comedia, el humor es –o debiese ser– una pieza central del trabajo realizado en este filme. A diferencia de otras producciones nacionales, “No Estoy Loca” logra un humor más situacional, que no depende enteramente de chistes adultos sobre sexo, sacando risas en la sala de cine a través de todo el largometraje. Sin embargo, y a pesar de ser un humor que funciona, presenta dos grandes puntos de quiebre dignos de mencionar: la emotividad y la falta de tempo. Por una parte, esta película utiliza la emotividad como una forma de entregar mayor profundidad mediante la rehabilitación y auto superación de su protagonista. Ambos momentos –el humorístico y el emotivo– están claramente diferenciados por un quiebre crucial en la historia, giro que transforma lo cómico en inspirador y poco risible. Ahora bien, por otra parte, el tempo es una dificultad seria que la película es incapaz de solucionar: desconoce cualquier tipo de mesura y se rehúsa a dejar de repetir incansablemente sus propios gags. Lo que nos parece gracioso en los primeros minutos de película, prontamente deja de serlo por la repetición hasta el hartazgo, en un movimiento que más parece una súplica por cosechar risas fáciles que un trabajo brillante e hilarante de una comedia.

Desde el punto de vista de las actuaciones y el trabajo de cámara, la historia está totalmente al servicio de Paz Bascuñán. No hay personaje que se vuelva significativo o característico al lado de ella sin parecer hostigoso. Sin embargo, y como consecuencia de los diálogos pobres y la unidimensionalidad de la historia, es difícil encontrar alguna novedad en el trabajo actoral de esta película, más bien se resume a repetir la fórmula segura de López, viendo a los mismos personajes de otras películas pegados en esta historia de psiquiátrico. Sin perjuicio de lo anterior, cabe destacar algunas actuaciones, como la de Antonia Zegers, Ramón Llao y Luis Pablo Román, quienes logran relucir a pesar del claro foco que la película hace en el trabajo de Bascuñán.

En conclusión, “No Estoy Loca” funciona sin ser una obra de arte. No emociona ni hace reír lo suficiente como para convertirse en un referente para el futuro o siquiera pasar de una cinta anecdótica, hija de la fama de “Sin Filtro”. Un filme basado en una fórmula que no le permite ser transgresora, pero que, por esa misma razón, logra funcionar de manera “neutral”, sin hacer daño. No tiene mucho que ofrecer, pero tampoco es una completa pérdida de tiempo.


Título Original: No Estoy Loca

Director: Nicolás López

Duración: 90 minutos

Año: 2018

Reparto: Paz Bascuñán, Ignacia Allamand, Ariel Levy, Ramón Llao, Fernanda Urrejola, Antonia Zegers, Loreto Aravena, Gabriela Hernández, Carolina Paulsen, Marcial Tagle, Alison Mandel


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Jorge L Sanchez

    14-May-2018 en 10:46 am

    No podria estar mas en desacuerdo con este articilo,casi que el analisis se sentra mas en los actores como tal ,que el propio guion y su desenlace, La actuacion de su protagonista es maravillosa su exprecion tanto facial como corporal es magistral para representar un drama tan fuerte como lo que le esta pasando y a su misma vez llenarlo de humor y esperanza.

Responder

Artículos Cine

Robert de Niro formará parte del reparto de lo nuevo de Scorsese: “Killers of the Flower Moon”

Publicado

en

El actor norteamericano Robert de Niro es uno de los más aclamados en la historia del cine. Aunque de raíces italianas e irlandesas, De Niro nació en la ciudad de Nueva York el 17 de agosto de 1943. En sus inicios cinematográficos trabajó en diversas ocasiones con el director Brian de Palma, aunque sería con Francis Ford Coppola con quien conseguiría su espaldarazo definitivo en la gran pantalla. Interpretando el papel del joven Corleone en “El Padrino II”, en 1974 comenzó a saborear definitivamente las mieles del éxito. No obstante, de la mano de Martin Scorsese a través del largometraje “Calles Peligrosas” (Mean Streets) en el año 1973, obtuvo su primer gran éxito como actor cinematográfico.

El idilio en el cine entre Robert de Niro y Martin Scorsese ha dado como resultado un gran número de largometrajes con el actor neoyorquino como principal protagonista. Un total de nueve películas y un cortometraje desde que iniciaron su andadura en el año 1973. Títulos relacionados con el juego y el crimen, como los que detallamos a continuación, son sus principales obras; muchas de ellas galardonadas y consideradas como auténticas joyas del séptimo arte:

  • Mean Streets (1973)
  • Taxi Driver (1976)
  • New York, New York (1977)
  • Raging Bull (1980)
  • The King of Comedy (1982)
  • Goodfellas (1990)
  • Cape Fear (1991)
  • Casino (1995)
  • The Audition (2015)
  • The Irishman (2019)

De igual modo, este director ha mostrado siempre su predilección por las salas de juego, hecho reflejado principalmente en la película “Casino” (1995) con Robert de Niro a la cabeza. Este género cinematográfico es uno de los preferidos del público norteamericano. En tal contexto, cabe destacar los millones de adeptos a los casinos con los que cuenta el país de las oportunidades. Asimismo, la irrupción de los juegos de azar en línea, como en JackpotCity Casino, ha hecho aumentar aún más el número de jugadores. Y es que la cultura norteamericana se ve representada de algún modo con el mundo de los casinos y el póquer.

En la actualidad, y tras “The Irishman”, Martin Scorsese y Robert de Niro seguirán con su idilio cinematográfico. La película, Killers of the Flower Moon será el punto de encuentro entre estos dos gigantes del séptimo arte. Es una adaptación de la novela de género de crimen con el mismo título del escritor David Grann. Un largometraje en cuyo elenco de actores ya se encuentra Leonardo DiCaprio. Este actor y director estadounidense también suele estar presente entre los actores preferidos de Martin Scorsese.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind
DiscosHace 3 días

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia...

Duck Duck
DiscosHace 4 días

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 5 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 1 semana

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 2 semanas

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 2 semanas

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 3 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 3 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: