Conéctate a nuestras redes
No Estoy Loca No Estoy Loca

Cine

No Estoy Loca

Publicado

en

Nicolás López, el hombre detrás de películas como “Aftershock” (2012) o “Sin Filtro” (2016), llega nuevamente al cine de la mano de “No Estoy Loca”, una producción nacional que vuelve a utilizar a Paz Bascuñán en la conocida receta que ha rendido frutos en otros encuentros entre la actriz y el director. El filme sin duda intenta seguir con los patrones ya vistos en los trabajos anteriores de este reconocido dúo, intentando agregar mayor profundidad a la narrativa y propuesta de López. Sin embargo, una vez que se apaga la pantalla el largometraje deja un sabor demasiado “neutro” como para rescatar mayor detalle de su proceso. Un trabajo que funciona, pero que no es ningún producto extraordinario o único en su clase, el que logra sacar una que otra carcajada al público y plantear una serie de miradas interesantes sobre el desarrollo personal y la presión social, a pesar de sus debilidades recurrentes.

La historia trata sobre Carolina (Paz Bascuñán), una mujer de 38 años que vive infeliz en un matrimonio disfuncional, en el momento en que se ve remecida por la realidad al enterarse de su infertilidad y la infidelidad de su marido. Desde este punto, la vida de la protagonista tomará un giro en 180 grados como consecuencia de sus decisiones, hasta convertirse en un infierno al verse internada en la clínica psiquiátrica Edén.

Desde el punto de vista de la narrativa, “No Estoy Loca” es, ante todo, la historia de una rehabilitación que juega en clave humorística con los trastornos psiquiátricos para presentar historias humanas y conmovedoras. El problema de este planteamiento es que los padecimientos se caricaturizan hasta el ridículo, haciéndolos no sólo poco creíbles, sino una mera excusa para sacar a relucir el talento de Bascuñán; un fondo sin importancia para colocar a la protagonista en su proceso de auto conocimiento. Para generar este factor emocional, López recurre a la fiel fórmula ya utilizada en “Sin Filtro”: personajes arquetípicos en una historia cliché y auto conclusiva, predecible y con diálogos forzados.

Así, el filme pronto se ve plagado de personajes planos con intervenciones sosas y poco creativas, empantanando las escenas y poniendo en crisis el trabajo actoral de un elenco que trata de sacar el mejor partido posible a sus escasas oportunidades de lograr un resultado que no se vea forzado o trillado. No obstante, precisamente gracias a esa caricaturización unidimensional de todo el universo narrativo de la película, es que se logra el efecto deseado: la historia de Carolina cobra realce por su profundidad y emotividad comparativamente mayor a cualquiera de los otros personajes.

Al anunciarse como una comedia, el humor es –o debiese ser– una pieza central del trabajo realizado en este filme. A diferencia de otras producciones nacionales, “No Estoy Loca” logra un humor más situacional, que no depende enteramente de chistes adultos sobre sexo, sacando risas en la sala de cine a través de todo el largometraje. Sin embargo, y a pesar de ser un humor que funciona, presenta dos grandes puntos de quiebre dignos de mencionar: la emotividad y la falta de tempo. Por una parte, esta película utiliza la emotividad como una forma de entregar mayor profundidad mediante la rehabilitación y auto superación de su protagonista. Ambos momentos –el humorístico y el emotivo– están claramente diferenciados por un quiebre crucial en la historia, giro que transforma lo cómico en inspirador y poco risible. Ahora bien, por otra parte, el tempo es una dificultad seria que la película es incapaz de solucionar: desconoce cualquier tipo de mesura y se rehúsa a dejar de repetir incansablemente sus propios gags. Lo que nos parece gracioso en los primeros minutos de película, prontamente deja de serlo por la repetición hasta el hartazgo, en un movimiento que más parece una súplica por cosechar risas fáciles que un trabajo brillante e hilarante de una comedia.

Desde el punto de vista de las actuaciones y el trabajo de cámara, la historia está totalmente al servicio de Paz Bascuñán. No hay personaje que se vuelva significativo o característico al lado de ella sin parecer hostigoso. Sin embargo, y como consecuencia de los diálogos pobres y la unidimensionalidad de la historia, es difícil encontrar alguna novedad en el trabajo actoral de esta película, más bien se resume a repetir la fórmula segura de López, viendo a los mismos personajes de otras películas pegados en esta historia de psiquiátrico. Sin perjuicio de lo anterior, cabe destacar algunas actuaciones, como la de Antonia Zegers, Ramón Llao y Luis Pablo Román, quienes logran relucir a pesar del claro foco que la película hace en el trabajo de Bascuñán.

En conclusión, “No Estoy Loca” funciona sin ser una obra de arte. No emociona ni hace reír lo suficiente como para convertirse en un referente para el futuro o siquiera pasar de una cinta anecdótica, hija de la fama de “Sin Filtro”. Un filme basado en una fórmula que no le permite ser transgresora, pero que, por esa misma razón, logra funcionar de manera “neutral”, sin hacer daño. No tiene mucho que ofrecer, pero tampoco es una completa pérdida de tiempo.


Título Original: No Estoy Loca

Director: Nicolás López

Duración: 90 minutos

Año: 2018

Reparto: Paz Bascuñán, Ignacia Allamand, Ariel Levy, Ramón Llao, Fernanda Urrejola, Antonia Zegers, Loreto Aravena, Gabriela Hernández, Carolina Paulsen, Marcial Tagle, Alison Mandel


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Jorge L Sanchez

    14-May-2018 en 10:46 am

    No podria estar mas en desacuerdo con este articilo,casi que el analisis se sentra mas en los actores como tal ,que el propio guion y su desenlace, La actuacion de su protagonista es maravillosa su exprecion tanto facial como corporal es magistral para representar un drama tan fuerte como lo que le esta pasando y a su misma vez llenarlo de humor y esperanza.

Responder

Artículos Cine

Dominga Sotomayor gana Mejor Dirección en Festival de Locarno

Publicado

en

El cine chileno nuevamente está de fiesta, ya que en un hecho histórico, la cineasta Dominga Sotomayor ganó el premio Mejor Dirección en el Festival de Locarno, convirtiéndose en la primera mujer en la historia en recibir esta distinción. Lo anterior fue gracias a “Tarde Para Morir Joven“, su segundo largometraje, el cual explora la vida de unos jóvenes en el Chile posterior a la dictadura, enfocándose en la mirada de sus tres protagonistas frente a las estructuras sociales y el contexto de la época, entregando un relato que refleja diversos elementos de la vida.

Este reconocimiento, había sido entregado anteriormente a directores como Stanley Kubrick, John Ford, Rene Clair, Roberto Rossellini, entre otros. En 1969, el cineasta Raúl Ruiz se llevó el Leopardo de Oro en el Festival de Locarno por “Tres Tristes Tigres“, siendo el único chileno hasta la fecha en haber conseguido dicho reconocimiento.

Desde acá, extendemos nuestras felicitaciones a Dominga y a todo el equipo detrás de la película.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 3 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 3 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 3 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 3 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 3 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 3 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 3 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 4 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 4 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: