Conéctate a nuestras redes

Cine

No Confíes En Nadie

Publicado

en

Para que el género de misterio avance, se necesita ser íntegramente cuidadoso en cada paso que se da y en cada detalle que se revela, para que el espectador pueda asombrarse plenamente y, si es que se adelantase, no pierda la capacidad de asombro con un suspenso bien tratado. Uno de los últimos ejemplos de un thriller con estas características, que logra presentarse como uno de los mayores aciertos de misterio, es “Gone Girl” (2014), película de David Fincher basada en una novela. En ese BEFORE I GO TO SLEEP 01sentido, “No Confíes En Nadie” sólo comparte también estar basada en un libro, porque de misterio e intriga propuestas en la premisa, poco se logra.

Cada vez que despierta, Christine (Nicole Kidman) olvida todo lo que vivió el día anterior. Su amnesia, producida por un accidente, borra los recuerdos de su mente de 40 años para volver a los veinte. Su marido Ben (Colin Firth), acostumbrado a esta situación, tiene fotos y nombres por toda la casa para ayudar a su mujer a recordar lo vivido. Por otro lado, el Dr. Nash (Mark Strong) ayuda a escondidas a Christine a recordar su pasado a través de una cámara donde mantiene videos que graba como un diario, donde descubrirá que no todo lo que le cuentan es completamente cierto.

Basada en la novela de S. J. Watson, la adaptación está lejos de ser un thriller misterioso y nuevo que mantenga al espectador intrigado hasta el final. Por algún motivo, quizás por la falta de reveses frescos, se entregan en bandeja y sin ningún problema los datos para que los hechos se predigan solos. El director Rowan Joffé no hace su trabajo en mantener el hilo enteramente oculto y las señales que se manifiestan son obvias, concibiéndose un relato cojo y con vuelcos sucios.

BEFORE I GO TO SLEEP 02Nicole Kidman ya no se encuentra en el apogeo de su carrera ni de sus papeles de misterio, donde el más recordado será aquel interpretado en “The Others” (2001), o el más reciente en “Stoker” (2013). Esto no significa que no logre levantar un personaje ambiguo y lejano, aunque en varios momentos deje de pelear contra la corriente y se mimetice en su planitud. Por su parte, Colin Firth y Mark Strong no convencen en sus productos, aunque sí transfieren algo más de suspenso a la historia.

En general, pocos puntos altos se logran en el relato. Es cierto que su premisa recuerda algo de “Memento” (2000), pero que sin duda en nada se parece a la obra de Nolan. Desmesuradamente vaga, no sale de una superficie confusa ni del espacio de confort donde, al menos, se puede contar con el punto a favor de no ser extensa ni que tampoco aburra completamente.

Donde sí hay problemas claros es en la correspondencia relato-música. Los cambios bruscos y sin afinidad de las melodías que acompañan los hechos, no funcionan como herramientas que perfeccionen o adjudiquen sentimientos nuevos a la historia o personajes, y por momentos descolocan pasando de una evocación a otra, sin que aquellas secuencias tengan un cambio en su BEFORE I GO TO SLEEP 03narrativa o pretensión. Lo que sí funciona en ese sentido es la fotografía, con pasajes llenos de sombras en los momentos de duda y desconocimiento, y brillantes e iluminados cuando el argumento sugiere nuevas pistas en el misterio.

En general, “No Confíes En Nadie” es una cinta intransigente en su desarrollo y llena de contradicciones que plasman un problema que se acrecienta a medida que avanza: la expectación es casi nula y el enigma se descubre mucho antes de que se muestre en pantalla. Los ejes argumentales pierden su cabida llegando hacia el final, y el cierre es desganado considerando todo lo relatado. Así y todo, no es una pérdida completa de tiempo, pero sí es totalmente olvidable.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Midway: Batalla en el Pacífico

Publicado

en

Midway

La Batalla de Midway en 1942 entre Japón y Estados Unidos fue un punto de inflexión en la Segunda Guerra Mundial, cuyas fuerzas se enfrentaron y demostraron el potencial militar con el que contaban, cambiando el curso que los enfrentamientos estaban teniendo hasta el momento. Aquella batalla sirvió como material de inspiración para la película “Midway” (1976) y nuevamente es retratada en pantalla en las manos de Roland Emmerich, quien está a cargo de una producción que rememora uno de los grandes momentos bélicos del siglo pasado.

“Midway: Batalla en el Pacífico” se ubica en 1942, justo en medio de la Segunda Guerra Mundial y seis meses después del ataque en Pearl Harbor a manos de la armada japonesa. Sus enemigos estadounidenses preparan un contraataque al ejercito japonés y una de las grandes batallas toma lugar en las Islas Midway, donde todo el poder militar estadounidense se pondrá a prueba para poder vencer a las fuerzas opuestas y darle un giro a la gran guerra.

Roland Emmerich es reconocido por su ostentación visual, donde el espectáculo de efectos especiales es el foco de atención y las grandes explosiones y batallas sirven como el adorno perfecto para, al mismo tiempo, complementar historias centradas en el heroísmo y el sacrificio por un bien mayor.

Después de “Independence Day: Resurgence” (2016), Emmerich se embarca en uno de sus proyectos de vida, queriendo rememorar y homenajear a quienes formaron parte de una de las batallas más importantes en las que Estados Unidos fue parte en el contexto de la Segunda Guerra Mundial. El heroísmo y la abnegación son el pilar fundamental en la manera en que los protagonistas de esta historia son retratados, siendo ellos quienes conectan el monumental enfrentamiento y el drama humano detrás de la destrucción de portaaviones y cruceros.

Considerando las posibilidades visuales con las que se cuentan para representar este evento histórico, esta superproducción aprovecha con creces cada una de esas herramientas, reproduciendo la batalla aérea y naval de manera épica, y cumpliendo con el nivel grandilocuente de Emmerich. Aquellas escenas bélicas –apoyadas fundamentalmente por efectos digitales– constituyen la gran fortaleza de una cinta que pretende alcanzar más allá de lo que realmente logra. Por lo tanto, y desde un comienzo, estas secuencias harán de “Midway: Batalla en el Pacífico” una película que se basa más en la forma que en el fondo.

Sin embargo, el principal problema recae en el ensamblaje de estas secuencias de batalla con otras de un tono mucho más íntimo, donde el drama personal de algunos de los personajes sale a flote en medio de una guerra externa. Estos momentos, cuya naturalidad se pierde en diálogos flojos y forzados, aflojan la gran historia que se está tejiendo en el campo de batalla, produciendo una disonancia entre la ostentosidad de efectos visuales y hazañas heroicas, y la sencillez de acciones puestas a la fuerza para abarcar cada rincón que esconde un evento histórico. Queda en evidencia la desconexión que existe al momento de entrelazar y dar como resultado final un relato que pretende profundizar, no obstante, se queda en la superficie como si no supiera cómo avanzar.

“Midway: Batalla en el Pacífico” cuenta con el potencial y las características necesarias para poder convertirse en una producción que quiere mezclar secuencias épicas y el drama humano detrás de las grandes batallas. Sin embargo, falla al no poder lograr juntar ambas visiones de una manera coherente y natural, no alcanzando a abarcar en profundidad uno de sus objetivos, dejando que el espectáculo se apodere de la pantalla y resultando en una cinta atractiva de ver, pero carente de sustancia.


Título Original: Midway

Director: Roland Emmerich

Duración: 138 minutos

Año: 2019

Reparto: Ed Skrein, Woody Harrelson, Patrick Wilson, Luke Evans, Aaron Eckhart, Nick Jonas, Mandy Moore, Dennis Quaid, Darren Criss, Luke Kleintank, Alexander Ludwig, Mark Rolston


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas