Conéctate a nuestras redes

Cine

Need For Speed: La Película

Publicado

en

El matrimonio entre las películas y los videojuegos ha sido el más funesto de todos los cruces entre el cine y otras narrativas. Dejemos las cosas claras: se han hecho muchos malos largometrajes sobre libros, pero también una cantidad considerable de rescatables. Más o menos fieles al videojuego de turno, ningún filme con este origen ha resultado siquiera decente. El asunto es catastrófico y se puede deber a que nunca han puesto a gente muy reputada detrás de estos proyectos, como mirando en menos esta pujante manera de narrar y confiando en que con el solo título los fanáticos asistirán al cine como si no hubiera un mañana. Así es como el desarrollo de estas cintas ha sido asignado a directores como Paul W. S. Anderson o Uwe Boll, tipos a los que la etiqueta de “cineastas” a lo menos les queda un poco holgada. Tampoco parece haber existido mayor tino en la elección de los realizadores de la adaptación de “Need For Speed” de Electronic Arts, aunque, como no existía ninguna historia que respetar o a la que ceñirse, había más margen del usual para dar la sorpresa. Sin embargo, tal libertad parece haberse transformado en un enorme de dolor de cabeza para los guionistas, pues resuelven la trama de triste forma.

“Need For Speed: La Película” está centrada en Tobey Marshall (Aaron Paul), un mecánico y corredor de carreras ilegales que es declarado culpable de la muerte de su amigo Pete (Harrison Gilbertson) en un accidente automovilístico, por lo que debe cumplir una pena de dos años (!). Conseguida la libertad condicional, Tobey aspira a cruzar Estados Unidos en compañía de su grupo de amigos y Julia (Imogen Poots), una joven inglesa dedicada al negocio de los autos, con el propósito de ganar una célebre carrera clandestina y así poder reconstruir su taller y, por sobre todo, para vengar a Pete. El mismo hombre que debió haber recibido la sentencia, el empresario Dino Browster (Dominic Cooper), es quien impedirá por todos los medios que su rival llegue a competir.

Es presumible que este filme jamás se hubiera hecho sin la existencia de una saga taquillera como “The Fast And The Furious”. Y, en efecto, su fisonomía no tiene nada que ver con otras cintas de carreras como “Death Race” (2008) o “Speed Racer” (2008), sino que intenta apegarse con desvergüenza a tal franquicia. “Need For Speed: La Película”, si bien no se queda atrás ni por despliegue de efectos visuales ni, por cierto, majadería, no tiene ni tantos bólidos para dejar boquiabierto ni tantas mujeres bellas como los seis episodios que componen esa saga. Tal aspecto podría no tener importancia, pero dice mucho de un producto que quiere replicar descaradamente una receta y sale perdiendo, pues lo hace a medias y es poco lo que viene a sumar.

NEED FOR SPEED 02En la película es efectivo que encontramos carreras clandestinas, autos de lujo y maniobras asombrosas; no obstante, lo que no se halla por ningún lado es un argumento que convenza ni mucho menos justifique los 130 minutos de duración. No conforme con tener que tragarse esa burrada de que las carreras ilícitas son el camino para encontrar la venganza y cerrar el pasado, hay que soportar una historia vulgar y mal planteada, que se cae a pedazos desde el arranque. Pasan un montón de situaciones que no cautivan a nadie en el comienzo, y lo peor es que acontecen sin un sustento contundente. Tal progresión deja la sensación de que los guionistas estaban demasiado apresurados por llegar al quiebre que marca el paso a la mayor y más importante porción del relato, y todo lo anterior se hayan propuesto configurarlo de la manera más idiota posible. Pero lo que viene posteriormente no mejora demasiado las cosas, ya que la redundante caza del villano y una anodina historia de amor llevan la batuta y son cruzadas por una serie de persecuciones, que parecieran ser muchas: duran tanto y están tratadas de manera tan rutinaria por el director Scott Waugh, que se sienten como si no acabaran jamás.

Aunque le da poca cabida a los secundarios y es claramente la historia de un solo personaje, copia la moral “The Fast And The Furious” de que el trabajo en equipo lo puede solucionar todo. Junto con sacar de aprietos al protagonista y esfumarse y aparecerse por arte de magia, los amigos de Tobey –uno de ellos el rapero Kid Cudi intentando repetir lo de Ludacris en la saga liderada por Vin Diesel- tienen en exclusividad unas cuantas secuencias supuestamente divertidas que, a decir verdad, no pasarían por graciosas ni en comedia de Adam Sandler y, en definitiva, sólo aportan con desentonar al conjunto e incrementar el absurdo del filme.

NEED FOR SPEED 03Si la película se puede terminar de ver es sólo porque el protagónico está a cargo de un actor confiable. Aaron Paul alcanzó la gloria en la serie “Breaking Bad” y acá, en su primera producción grande luego del fin de la serie, tiene un pobre personaje a su disposición y debe resignarse con hacer malabares para no caer en el ridículo y, además, mantener el buque a flote. El tipo no es mago e indudablemente no salva a la cinta, pero hay que agradecerle el hacer más grata las más de dos horas de metraje.

Pese a que los realizadores de este proyecto tenían a su favor no estar trabajando en base a un videojuego con una historia establecida, lo que de inmediato les quitaba de encima el agobio de la odiosa comparación, desaprovechan esa ventaja y construyen un argumento banal que se sustenta casi únicamente en explicaciones gruesas. El resultado, más que divertir, deja fatigado y con deseos de que por favor no se vuelva a tomar ningún videojuego para su adaptación. Mientras se ruega infructuosamente para que eso suceda, una opción ideal para borrar el mal sabor de boca es  ver “Rush” (2013) de Ron Howard, una espléndida película sobre el mundo tuerca que involucra pasión y nervio en cuotas realmente significativas, y que al parecer jamás pasará por salas chilenas.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Nano

    12-Mar-2014 en 2:28 pm

    Esta basado en uno de los juegos: The RUN.

  2. Carla Maria

    12-Mar-2014 en 10:52 pm

    RUSH es buenisima!!!

Responder

Cine

Han Solo: Una Historia de Star Wars

Publicado

en

Han Solo: Una Historia de Star Wars

Desde el estreno de “Star Wars: The Force Awakens” (2015), la nueva etapa de la saga se ha mantenido vigente anualmente en la retina del público, y gracias a los spin off denominados “Una historia de Star Wars” se le ha otorgado un respiro a los episodios oficiales, por lo tanto, estas versiones que corren de manera alternativa tienen la libertad de explorar rincones desconocidos y que de todas maneras se ajustan a la gran historia. La primera de ellas, “Rogue One” (2016), logró sorprender y adherirse de manera natural a la franquicia, así el desafío quedó planteado para las siguientes.

El reto de tomar a uno de los protagonistas de la saga y contar su propia historia es bastante grande, considerando que la figura de Han Solo se ha construido en el imaginario colectivo por más de cuarenta años, más aún si se suma la casi inseparable figura de Harrison Ford como intérprete. La producción de la cinta, en un principio dirigida por Phil Lord y Christopher Miller, enfrentó varios problemas que la llevaron a ser replanteada y terminar al mando de Ron Howard, por lo que la expectación a su alrededor es bastante alta.

“Han Solo: Una Historia de Star Wars” se centra en los inicios del contrabandista Han Solo (Alden Ehrenreich), quién, luego de escapar de su planeta natal, pretende volver en busca de su novia y compañera, Qi’ra (Emilia Clarke). En el camino descubre un desconocido mundo criminal que lo llevará a conocer a Chewbacca (Joonas Suotamo), su inseparable compañero de viaje abordo del Halcón Milenario.

Uno de los desafíos que ha tenido que enfrentar esta nueva etapa de la saga está en el tono en el que las nuevas producciones se van ajustando a la franquicia, por consecuencia, el reto de mantener el equilibrio entre una historia que parezca encajar en las reglas de este universo ficticio, pero que se sienta fresca, es bastante alto. En ese sentido, esta nueva producción logra caminar con mayor seguridad dentro de esa línea y el relato da cuenta de la familiaridad con que los personajes son retratados y la natural exploración de sus mundos, aquellos que no necesitan mayor presentación, por lo que el foco está puesto en la edificación inicial de sus personalidades e interacciones. Y su resultado es el retrato de una aventura en un mundo familiar con personajes que, no siendo nuevos, dejan sentir una frescura satisfactoria.

La nueva imagen y representación de Han Solo logra romper una construcción definitiva y entrega el esbozo de lo que se convertirá, pues en esta nueva versión de origen se distingue su espíritu intrépido y rebelde, pero a la vez se percibe como un personaje desconocido y distante, con el potencial de realizar el extenso viaje hasta “Star Wars: The Last Jedi” (2017). La interpretación de Alden Ehrenreich logra representar esta idea de novedad como un personaje encubierto, desafiando a ser destapado y, por otra parte, la familiaridad y guiños a su propio universo están presentes durante toda la cinta, evidenciando su autoconsciencia y agotando la sorpresa. Sin embargo, el centro de ella está puesta en la interacción de sus personajes, y sin duda ver el primer encuentro entre Han Solo y Chewbacca y la evolución de su relación es uno de los puntos altos de esta entrega.

Este spin off descansa en lugares comunes y en la evidente autoconsciencia de su universo, desarrollándose una historia que no logra ganar relevancia y que tambalea cuando comete torpezas para unir cabos de manera forzada. No obstante, abraza con seguridad una naturaleza basada en la aventura pura de un space-western y en la nostalgia del cine de décadas pasadas. Su estructura, hecha a través de secuencias de escapes, asaltos y batallas, fortalece una propuesta que logra balancear la entretención y el manejo de la acción, y en ese camino el universo narrativo es expandido, alejándose de La Fuerza y los Jedi y concentrándose en el mundo que está abajo, donde en cada rincón se está gestando la rebelión.

“Han Solo: Una Historia de Star Wars” se une al extenso catálogo de la franquicia como una propuesta que funciona y cumple con el objetivo de expandir la construcción de un personaje fundamental, y que encuentra sus aciertos en su estructura y forma de llevar el relato, logrando en ese viaje explorar rincones desconocidos, pero aún llenos de nostalgia. Sin embargo, su relevancia puede ser cuestionada cuando no logra ajustarse de manera natural al resto de las entregas, viéndose forzada y a ratos artificial, por lo que la mencionada autoconsciencia se hace presente y plantea una vez más la pregunta frente a la explotación de la saga.


Título Original: Solo: A Star Wars Story

Director: Ron Howard

Duración: 135 minutos

Año: 2018

Reparto: Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Donald Glover, Woody Harrelson, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge, Warwick Davis, Clint Howard, Paul Bettany, Richard Dixon, Joonas Suotamo, Sarah-Stephanie


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 5 días

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 días

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 2 semanas

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 3 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 1 mes

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 meses

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: