Conéctate a nuestras redes

Cine

Milagros Del Cielo

Publicado

en

El cine con mensajes explícitamente cristianos ya cuenta como un género en sí mismo. Sin importar de qué se trate de un drama –el género más probable para la temática– o una comedia, sus características suelen ser comunes: una historia que gira en torno a una familia generalmente anglosajona y devota, en la que uno o más de sus miembros ve cómo su fe es puesta a prueba. El final también es bastante predecible: por medio de una intervención divina más o menos clara, los protagonistas que probaron su fe se salvan. Hasta aquí todo bien. Sin embargo, lo que suele resultar irritante son los subtextos de intolerancia que a veces contienen las películas cristianas y su general falta de calidad cinematográfica. “Milagros Del Cielo” no se salva del primer problema, aunque sí hace un buen amague por desmarcarse del segundo.

MIRACLES FROM HEAVEN 02Christy (Jennifer Garner) y Kevin Beam (Martin Henderson), junto a sus hijas Abbie, Adelynn y Anna (Brighton Sharbino, Courtney Fansler y Kylie Rogers, respectivamente), son una feliz, próspera y devota familia de Texas. Cuando la extraña complicación intestinal que aqueja a Anna empiece a obstruir su vida normal, la familia deberá dejar todo de lado para buscar una cura.

A diferencia de entregas anteriores cortadas con las mismas tijeras como “Left Behind” (2014), “Milagros Del Cielo” hace todo lo posible por mantener su historia aterrizada y creíble. La acción está centrada en los personajes: cómo reaccionan y enfrentan los problemas que les va acarreando la enfermedad de Anna. Como centro del relato, la evolución de este conflicto se toma su tiempo en desenvolverse, logrando mantenerse coherente a lo largo de toda la cinta, a pesar de que su introducción es un poco brusca.

Esto es más que nada mérito de la dirección de Patricia Riggen, quien cuenta en su currículum con la película “The 33”. Su toque de profesionalismo es de lo más valorable de “Milagros Del Cielo”: las tomas son profesionales y expresivas, incluso atrevidas cuando lo amerita, como un par de primeros planos muy subjetivos de los rostros de las niñas que evocan vagamente al trabajo de Terrence Malick.

MIRACLES FROM HEAVEN 03Desgraciadamente, este es un caso donde un par de manos hábiles hicieron todo lo posible por salvar un naufragio inminente. El guión de la cinta es por lejos su punto más débil. Los diálogos son obvios al punto de que cada acción o decisión es reiterada como si los personajes estuvieran pensando constantemente en voz alta, además de que la excesiva pulcritud del lenguaje vuelve muy poco empática a la familia Beam. A esto hay que sumarle una trama totalmente predecible, en la que todos los giros, picos y valles argumentales llegan anunciados con fanfarria. Junto con esto, muchos de los elementos dramáticos que podrían haber enriquecido a la historia son desperdiciados como meros llenadores de espacio y tiempo. El más notorio acá es la dinámica interna de la familia Beam: se sugiere en varias ocasiones que están teniendo conflictos, pero estos nunca pasan más allá de lo anecdótico.

Al igual que Nicolas Cage en la anteriormente mencionada “Left Behind”, el principal gancho comercial de “Milagros Del Cielo” es la presencia de Jennifer Garner en uno de los roles protagónicos. Oriunda de Texas, la actriz destaca como la actuación más creíble de la película, pero su interpretación no está ni cerca de, por ejemplo, otro título ambientado también en su estado natal: “Dallas Buyers Club” (2013). Si en esa cinta su gracia estaba en la profesionalmente distante frustración y lástima que debía demostrar hacia el personaje de Matthew McConaughey, acá la actriz debe mostrar todo tipo de emociones frente a la cámara de la manera más clara posible. Mientras que Garner logra dar con el tono, el resto del elenco deja bastante que desear. En el caso de las tres niñas Beam, se puede culpar más que nada al guión: pocas veces se han visto diálogos infantiles tan forzados y desprovistos de encanto. El que se lleva la peor parte acá es el padre de la familia, interpretado por Martin Henderson. Originalmente de Nueva Zelanda, el actor fuerza un acento del sur de Estados Unidos que se asemeja más a una caricatura que a algo real y creíble. Su completa falta de carisma, además de sus reacciones calculadas y poco naturales a situaciones emocionales, lo convierte en uno de los mayores factores distractores de la cinta.

MIRACLES FROM HEAVEN 01Como guinda de la torta, cerca del final es introducido un personaje que no tiene mayor relevancia argumentativa: es el liberal ateo que viene a poner en duda la fe de la familia. Este personaje no sólo es presentado como frío e incomprensivo, sino que además es castigado de manera brutal. No hay que estar viendo enemigos en todas partes para leer el claro mensaje proselitista que se buscaba transmitir con esta decisión.

A pesar de que en algunos aspectos es un claro paso adelante para el subgénero del cine cristiano, “Milagros Del Cielo” cae en los mismos vicios que la suelen aquejar. Quizás funcione bien con los que compartan su mensaje, pero una película así no tiene cómo competir por un espacio dentro de la cartelera local. Este debiera ser cedido a cintas que tratan los mismos temas de maneras más innovadoras, inteligentes y atrevidas, como “The VVitch: A New-England Folktale”, la que tiene fecha de estreno para fines de este primer semestre.

Por Lucas Rodríguez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino

Publicado

en

Ted Bundy

Ted Bundy es, sin duda, una de las figuras más fascinantes en la cultura estadounidense. Uno de los asesinos seriales más infames de la historia de Estados Unidos y del mundo, la existencia de copioso material audiovisual de su juicio, además de entrevistas y testimonios de algunas de sus víctimas sobrevivientes, lo transforman en un personaje sumamente interesante. “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” intenta darle una nueva contextualización a esta historia, sin embargo, la falta de enfoque y punto de vista la transforman en una experiencia desabrida e irrelevante.

La película empieza cuando Liz Kendall (Lily Collins), madre soltera, conoce a un carismático y atractivo Ted Bundy (Zac Efron), y rápidamente comienzan una relación amorosa. Años después, Ted es acusado de intentar secuestrar a una joven en el estado Utah, y lentamente comienzan a acumularse contra él múltiples acusaciones de asesinato. Aunque alega inocencia, es llevado a prisión, y Liz, a pesar de creerle, lentamente comienza a distanciarse de él.

Es difícil hablar sobre la trama de esta película, ya que intenta contar dos historias paralelas sin profundizar en ninguna. Por un lado, seguimos a Liz a medida que aumentan las acusaciones en contra de Ted y cada vez parece más lejana la posibilidad de que salga en libertad. Por otro lado, seguimos a Ted, el atractivo y carismático estudiante de derecho que es acusado de asesinato en múltiples estados. Sin embargo, ninguna de las tramas desarrolla a sus personajes lo suficiente como para construir un relato que se sostenga.

Con Liz pareciera que el filme intenta hablar sobre el increíble atractivo y carisma de Ted Bundy, y cómo era capaz de prácticamente embrujar a sus parejas, pero su personaje y su relación con Ted nunca son profundizadas. A pesar de haber un claro cambio en ella al final de la película, no se entiende qué lo gatilla, ni qué es exactamente diferente en ella, ya que nunca tuvo un carácter bien definido.

Por otro lado, seguir a Ted Bundy a través de sus juicios y sus estadías en prisión resulta interesante, pero hasta cierto punto. Pese a ser un personaje sumamente atrayente, la falta de decisión y punto de vista de parte del director, Joe Berliner, hace que nada de lo que ocurre tenga real impacto en la forma de relacionarnos con él. Es un tratamiento puramente expositivo y no se alcanza a aborrecer ni empatizar con Ted, ya que nunca conocemos realmente su intimidad, sólo vemos la cara que muestra al público. Esto se siente como una oportunidad perdida, teniendo en cuenta que la película supuestamente trata sobre la relación de amor y odio que Liz tiene con él.

Visualmente la película es sumamente plana y no hay mucho que decir al respecto: la cámara simplemente muestra los hechos que ocurren, sin enfatizar ni enmarcar nada de ninguna forma interesante. Incluso el setting setentero no alcanza a sentirse importante, como en “Zodiac” (2007) de David Fincher o “American Hustle” (2013) de David O. Russell, en que los 70 de verdad brillan.

Por otro lado, las actuaciones tampoco sobresalen. Esto se debe probablemente a que los personajes no están lo suficientemente desarrollados para que sus actores tengan espacio para desenvolverse. Incluso Zac Efron, que hace un trabajo bastante correcto como Ted Bundy, nunca alcanza a salirse del mismo carisma y afabilidad constantes que el personaje muestra al mundo exterior, debido a que el filme nunca se aventura en su mundo interior. Esta es una decisión que corre tanto por guion como dirección, y que pudo haberle dado a Efron mucho más material para demostrar su capacidad actoral.

Los asesinos en serie son una temática compleja de tratar en cualquier tipo de ficción, ya que siempre se corre el riesgo de caer en la farandulización de estos personajes, olvidando que sus víctimas fueron reales. Esta película cae, sin embargo, en el otro extremo: la absoluta banalidad. Mucho se podría extrapolar sobre el fenómeno de Ted Bundy y lo horroroso y fascinante que resulta él como personaje hasta el día de hoy, pero “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” no se atreve a hacer más que relatar los hechos sin emitir comentario alguno.


Título Original: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Director: Joe Berlinger

Duración: 110 minutos

Año: 2019

Reparto: Zac Efron, Lily Collins, John Malkovich, Angela Sarafyan, Kaya Scodelario, Jeffrey Donovan, James Hetfield, Grace Victoria Cox, Kevin McClatchy, Jim Parsons, Haley Joel Osment


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 6 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 7 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas