Conéctate a nuestras redes

Cine

Mi Villano Favorito 2

Publicado

en

Hace rato que secuelas, precuelas, spin off y otras maneras de continuar éxitos inundan la cartelera, tendencia a la que por supuesto el cine de animación no ha escapado. Así es como “Ice Age”, “Madagascar” y “Shrek” han llegado sin ningún problema a tres o más películas. Y la fórmula continúa DESPICABLE ME 2 01con plena vigencia: hace unos días debutó “Monsters University”, próximamente se estrenará “Lluvia de Hamburguesas 2” y esta semana llega la segunda parte de “Mi Villano Favorito”. Lamentablemente,  cuando aparecen los créditos la idea que reina es que ojalá la primera parte hubiese sido un fracaso comercial.

Gru (Steve Carell) sigue intentando cumplir con su rol de cariñoso padre adoptivo, mientras dedica esfuerzos a hallar un oficio que reemplace su antiguo trabajo. Su tranquilidad se ve interrumpida cuando es reclutado por una organización mundial encargada de luchar contra el mal. Junto con su nueva compañera, la agente Wilde (Kristen Wiig), buscará al responsable de la desaparición de un laboratorio en el Polo, quien parece ser el nuevo villano más grande del mundo.

La primera película de esta incipiente franquicia estrenada en 2010, era una eficaz pieza de entretenimiento que se sostenía en la chispa de Gru y unos secundarios notables (el antagonista Vector y los Minions). Una de las apuestas de animación más atinadas de los últimos años que, sin ningún problema, podía ser disfrutada por niños y adultos. Si bien no era un paraíso de ideas frescas y situaciones geniales, tenía una historia divertida y fácil de seguir, junto con un atractivo desarrollo de DESPICABLE ME 2 02su personaje protagonista. El asunto acá tiene bastante menos gracia, porque el carisma de este parece haberse empequeñecido y el relato transita por caminos recorridos hasta el hastío por el cine de consumo rápido. Además que de por sí es mucho menos jugoso ver a una pareja de espías intentando hallar una nueva fuerza del mal, que a dos excéntricos villanos teniendo un enfrentamiento.

Dicho esto, la pieza que parece estar desajustada es el guión. Apenas se incorporan nuevos elementos interesantes a la trama y, a poco andar, comete el error de arruinar uno de sus grandes misterios, que hacia el final presenta como sorpresa. Va acumulando expectativas en torno a algo que ya sabemos cómo termina, para dar una resolución final indigna. Además, si la primera utilizaba de manera bastante burda la orfandad para comprometer emocionalmente al espectador, esta segunda parte ocupa maniobras tramposas de similar estatura para capturarnos.

Pero lo que más defrauda es que la historia continúa avanzando a pasos agigantados hacia el convencionalismo y la corrección, camino ya trazado en la cinta de 2010, cuando el villano colgaba el traje para convertirse en padre. Por más que se fuera disipando a medida que avanzaba, la anterior tenía algo de sabrosa malicia en su planteamiento, que aquí no se asoma ni siquiera en cuotas menores. A su favor, sin embargo, habría que decir que mantiene un tono que se ajusta muy bien con DESPICABLE ME 2 03el argumento que despliega, tiene algunos guiños a emblemas de la animación y, lo mejor, los Minions, hiperactivas criaturas amarillas de arrollador encanto, ganan aún más protagonismo.

En suma, es evidente que hubo mayor cuidado e ingenio en la creación de la primera película. Lo que resulta sorprendente es que tanto en la dirección como en la escritura de guión repiten los mismos profesionales. Aquí el fallo no está tanto en la ejecución, sino en las decisiones tomadas para continuar con las aventuras de Gru y sus niñas, que desembocan en un filme que cojea tanto en la construcción de situaciones cómicas, como en su progresión dramática. Una apuesta de animación que no justifica su visionado ni siquiera por la aparición de unas divertidas criaturas.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Dolor y Gloria

Publicado

en

Dolor y Gloria

Algunos autores lo hacen al principio, no pudiendo escapar de sus propias influencias; otros deciden hacerlo hacia el ocaso de una carrera marcada por logros que no supusieron este nivel de exposición personal. Son creaciones como “8 ½” de Fellini o “Stardust Memories” de Woody Allen donde el autor se refleja sin tapujos en su obra, haciendo explícita su biografía y poniendo como tela de conflicto sus propias inseguridades y ruminaciones. En “Dolor y Gloria” Pedro Almodóvar nos muestra pasajes que, por ser personales, nos afectan más de lo que deberían. El niño que pasa del pueblo rural a la escuela de curas, la madre que le pide no ser retratada, pero a quien homenajea de todas maneras, y un protagonista, de pelo canoso y parado, que se planta temeroso ante su carrera de cineasta.

Aquí Antonio Banderas es Salvador Mallo, un hipocondríaco y enfermo director de cine, que afirma en reiteradas ocasiones que su vida no tiene sentido si no está rodando, pero que se demuestra reticente a volver a escribir o filmar alguna película. Está en un momento de parálisis creativa, una abundancia de tiempo libre que sólo lo lleva a enfermarse más, deprimirse y entregarse a los vicios.

Retraído, esta estasis se rompe por una serie de coincidencias que, más que fortuitas, son señaladas por el guion como tales, de esas que podrían ocurrir en la vida: el reencuentro con un amor no superado, una pintura significativa que reaparece desde su infancia, un actor problemático con el que peleó hace años. Salvador se plantea frente a las circunstancias que remecen su bloqueo con la calma de alguien que no espera mucho más de la vida, mientras internamente se empiezan a mover los engranajes que lo podrían impulsar de vuelta a la acción.

Es Almodóvar haciendo las paces con la vida, cerrando ciclos, admitiendo errores, saldando deudas. Deambulante, la película no siempre anuncia hacia dónde va, o incluso se podría decir que ese destino no está tan claro o prefijado. Son, en muchos sentidos, pasajes de la vida. Escenas sorprendentemente cortas, cómicas o dramáticas; momentos o frases que sentimos que el autor anotó en su celular o una servilleta cuando ocurrieron en la vida real, de escasa relevancia dramática a primera vista, pero que van armando un efecto acumulativo mayor al que tendría la más prístina y compleja de las tramas.

Almodóvar es un maestro guionista, y en varias de sus películas anteriores es el plot, los giros narrativos y las sorpresas lo que exige la atención del espectador. Ese nivel de dominio parece haberle enseñado al director que lo contrario puede ser igualmente efectivo, y aquí se plantea algo similar a lo insinuado en “Los Abrazos Rotos” (2009), también la historia de un cineasta, valiéndose más de una atmósfera melancólica que de impresionantes giros dramáticos.

Es una suerte de síntesis del trabajo de Almodóvar en una trama muy poco almodovaresca, un experimento –o auto ficción, como lo llamaría él– que huele un poco a despedida y nos deja con la duda de hacia dónde irá después. Si bien, no es su obra más conmovedora o dramática, “Dolor y Gloria” se trata –como ha anunciado la crítica y él no se ha molestado en desmentir– del trabajo más personal de uno de los directores más influyentes de la historia, y esa es razón suficiente para inmiscuirse en el mundo que decidió compartir con nosotros.


Título Original: Dolor y Gloria

Director: Pedro Almodóvar

Duración: 113 minutos

Año: 2019

Reparto: Antonio Banderas, Asier Etxeandia, Penélope Cruz, Leonardo Sbaraglia,Julieta Serrano, Nora Navas, Asier Flores, César Vicente, Raúl Arévalo, Neus Alborch, Cecilia Roth, Pedro Casablanc


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 6 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 año

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas