Conéctate a nuestras redes

Cine

Mi Novio Es Un Zombie

Publicado

en

La saga “Crepúsculo” tuvo un éxito imparable. Con un presupuesto moderado, las cinco películas lograron arrasar con las taquillas del mundo. Si bien no se ganaron el respeto de la crítica, consiguieron llenar los bolsillos de sus responsables. Ya lo sabemos, don dinero manda y, como todo éxito, ha buscado ser replicado por nuevas producciones. La fórmula es la siguiente: basarse en un best-seller juvenil, tener como protagonista a una pareja adolescente y proponer un mundo fantástico. A inicios de año se estrenó “Hermosas Criaturas” y próximamente llegará “The Host” –basada en otra novela de Stephenie Meyer- y “The Mortal Instruments: City Of Bones”. “Mi Novio Es Un Zombie”, aunque sale del mismo estudio de la saga de vampiros, busca cautivar a un público huérfano con una propuesta distinta. El centro de la historia también es una relación criatura-humana, pero el tono y el cómo se asume a sí misma son muy distintos, para nuestra fortuna.

R (Nicholas Hoult) es un zombie adolescente que deambula por un Estados Unidos post- apocalíptico. No recuerda nada, vive en un avión abandonado, trata de mantenerse alejado de los “Flacos” –criaturas que son la principal amenaza para los zombies- e intercambia gruñidos con su mejor amigo (Rob Corddry). La monotonía se rompe cuando, junto con su hambriento grupo, atacan a los humanos. En medio de esa escena brutal, R queda flechado de la novia de su última víctima, Julie (Teresa Palmer). Se la llevará a su hogar para brindarle protección e intentará hacerle ver que no tiene intenciones de comérsela. Mientras, algo se detona en él que provoca que el desolador mundo que habitan empiece a cambiar. El problema es que el padre de la joven es ni más ni menos que el líder de la resistencia humana (John Malkovich).

El “cómo” en el cine es fundamental. Muchas veces hay ideas que en el papel asoman como un despropósito, pero su traslado a la pantalla grande no lo es tal. Este es el caso de la película que nos convoca. Si bien la premisa es bastante disparatada, se consigue dar con un tono adecuado que no se pierde en todo el metraje: distendido, divertido, llegando incluso a parecer una comedia indie. Así queda claro desde los primeros segundos, cuando el protagonista se cuestiona a sí mismo mientras recorre un aeropuerto infestado de zombies: «Estoy tan pálido. Debería salir más. Debería comer mejor. Mi postura es horrible. Debería pararme más derecho. La gente me respetaría más si estuviera más derecho». Sabemos de inmediato que, lo que vamos a ver durante la siguiente hora y media, no se tomará muy en serio a sí mismo.

La película se emparenta un poco con “Shaun Of The Dead” (2004), en el sentido de que también es un acercamiento cómico al cine de zombies, aunque con menos espacio para dobleces y un humor distinto. Más bien, el filme con el que más comparte similitudes es “Zombieland” (2009). Ambos utilizan el recurso de la voz en off y la esencia de sus historias son tipos jugándosela para tener a las chicas de la función. No obstante, a diferencia de esa cinta, en “Mi Novio Es Un Zombie” la sobrevivencia de este mundo que se desmorona y los intentos del protagonista por conquistar a la joven van de la mano. En ese sentido, a cierto público le podrá parecer una aberración esta idea de que el enamoramiento tenga alcances mayores. Lo cierto es que la película da un vuelco con sutileza y preservando su sello, aunque no esquivando la cursilería. Más allá de ese giro final, durante gran parte del metraje los zombies siguen siendo zombies: comen carne humana y mantienen algo de su salvajismo. Está a años luz del blanqueamiento que realizó “Crepúsculo” con los vampiros y eso debido, probablemente, a que adapta un mejor material, la novela homónima de Isaac Marion lanzada en 2011 con una secuela en camino.

El responsable de esta estimable producción es Jonathan Levine, quien demostró una particular sensibilidad en “The Wackness” (2008) y “50/50” (2011). Aquí es el director y guionista, y afortunadamente tuvo pleno control para plasmar su mirada, de seguro porque el presupuesto es pequeño. Sin embargo, no es antojadizo que la protagonista femenina sea Teresa Palmer, una intérprete que recuerda mucho a Kristen Stewart, y que el rol del zombie haya quedado en manos de Nicholas Hoult, uno de los actores jóvenes de moda. En eso el estudio Summit Entertainment jugó sus cartas para atraer a una audiencia que se quedó sin su saga favorita, pero el parecido, como ya se mencionó, existe solo a primera vista.

La cinta se ríe de los clichés del cine de zombies y hay divertidas referencias a “Romeo y Julieta”. A pesar de que hacia el final se entrega a lo tradicional, no deja de ser un producto fresco. A fin de cuentas, el resultado es un mejor entretenimiento que cualquier blockbuster estrenado en lo que va de año. Podrá carecer de acción y efectos visuales deslumbrantes, pero a cambio tiene honestidad y una pareja protagonista que funciona muy bien. Una película grata, ligera y consciente de sus limitantes. Si las sucesoras de “Crepúsculo” van a estar más cerca de “Mi Novio Es Un Zombie” que de “Hermosas Criaturas”, podemos estar tranquilos.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 4 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 4 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas