Conéctate a nuestras redes

Cine

Mejor Estar Solo

Publicado

en

Este año hemos tenido un buen manojo de estrenos nacionales que corresponden a las primeras películas de sus realizadores, con resultados bien variados, por cierto, que van desde el buen drama de “Las Analfabetas” hasta el despelote de “Hijo de Trauco”, pasando por la innovación técnica de “(09)”. Es el primer paso, la primera manifestación de inquietudes, la prueba que les puede abrir o cerrar puertas. El incremento de óperas primas con estrenos en salas habla de una industria en pujante crecimiento, pero un paso en falso puede ser catastrófico de cara al futuro.

MEJOR ESTAR SOLO 01A Hugo (Rodrigo González) le ocurre lo peor que le puede suceder a un novio: su prometida, Josefina (Carmen Zabala), lo deja plantado en el altar. Obviamente lo único que quiere es que lo lleven de vuelta a Santiago, pero como su suegra (Claudia Celedón) ha  financiado la celebración –de tres días y atiborrada de invitados ricachones-, no tiene muchas más opciones que quedarse y confiar en ella, que asegura que su hija llegará de todas maneras. Mientras aguarda e intenta no entrar en estado de shock, recibirá los consejos de su padre (Alejandro Trejo) y abuelo (Julio Jung), y se reencontrará con una amiga de la infancia, Leonor (Nathalia Galgani).

El argumento de la cinta de González es tan escuálido como se lee. No va sobre los efectos de que hayan dejado plantado al protagonista, ni mucho menos escudriña en las heridas familiares a partir de la situación central, su fin tiene que ver con atreverse a poner sobre la mesa un raro vuelco a una figura narrativa conocida, para ponerse a coquetear con los límites de lo verosímil. Si al menos tuviera una pizca de buen humor, la anécdota sería tolerable. Y, en efecto, no es raro pensar que esta vuelta de tuerca –improbable, de corte surreal- podría ser perfectamente la puerta de entrada a una comedia disparatada, pero el guión descarta sin culpa esa opción, aun cuando pueda sugerir otra cosa en los primeros segundos. Si bien está más preocupada de hacer reír que de adentrarse en reflexión, los dispositivos que emplea para ser divertida son de una pequeñez indignante. Una absoluta falta de carácter como comedia que le debe bastante a que la propuesta es llevada nada más que por intenciones muy tenues.

MEJOR ESTAR SOLO 02Abocada a seguir la senda del macho dañado por la fémina (modelo del que se ha beneficiado a nivel local Nicolás López en su trilogía “Qué Pena”), sucumbe no tanto por la falta de brillo de todas sus piezas, sino que esencialmente por su indecisión para jugarse a plenitud por la comedia (debe ser la comedia con menos dosis de gags de los últimos años), y de tal falencia no se escapa ninguna secuencia ni personaje secundario. La introducción parece lo menos terrible del conjunto, pero visto con distancia ni eso merece ser rescatado. Para una película con tan poco que ofrecer, termina siendo un pecado que en su comienzo adelante de manera tan explícita cómo culminará, dado que la intriga se esfuma como recurso para mantener el interés.

Es bien sabido que da igual que el tono sea todo lo laxo que se quiera, pero de alguna manera se debe buscar que tal ligereza no conspire en contra del propósito de que el espectador se vea involucrado. Lamentablemente, lo que vemos en “Mejor Estar Solo” no se lo cree nadie. Las disputas entre sus personajes no tienen ninguna tensión ni sentido –más por lo demacrado del guión que por falta de intensidad en el apartado actoral- que permitan explotar la veta cómica del material. Por la cinta deambulan un puñado de personajes de insignificante talla, pero quien más desconcierta es su protagonista, una verdadera suma de propósitos apenas esbozados, cuya reacción ante cada circunstancia es exasperantemente impávida o, en el mejor de los casos, tibia, y con el que, por lo demás, no se puede establecer vínculo alguno. La inerte actuación de Rodrigo González no le hace ningún favor a la película, al realizar una caracterización que no dista mucho de la correspondiente a un personaje badillesco.

MEJOR ESTAR SOLO 03Mención aparte merece el desaprovechado uso que hace de las anacronías. Tiene lógica que el protagonista rememore momentos de su relación con Josefina, pero lo que revelan estos flashbacks es prácticamente nada, además de que se sienten fuera de lugar por lo menos hasta que el protagonista le relata su historia a Leonor, ya pasada la mitad del filme. Mediante este recurso –utilizado con clase y de forma equiparable por la maravillosa “Her” (2013)- se nos introduce en la relación del protagonista con su novia, dándonos la falsa esperanza de que encontraremos algo que dé luces del punto al que han llegado, pero esta es una cinta que no se hace cargo de nada de lo (poco) que propone, por lo que las incógnitas quedan en el aire. Con todo, estos instantes permiten darle algo de sustancia a un relato planísimo y soporífero, sacando de la abulia una narración que va por el suelo. Eso, más allá de que acá es un recurso antojadizo, que además de estar ejecutado con mínima elaboración, no cumple con más que  ratificar que el protagonista es un completo necio.

Es evidente que eso no está ni cerca de ser suficiente para impedir que el relato vaya en picada y termine de forma espantosa, con un mensaje insufrible a modo de cierre, ridículo si se le conecta con el resto de la película. Algo intentan hacer los habitualmente solventes Claudia Celedón y Alejandro Trejo para salir a flote, pero lo que tienen para sí es tan mínimo que no son capaces de mejorar el conjunto. Un trabajo que por su bajísimo nivel saca de quicio hasta el más paciente de los espectadores, en contraste con la gran “Soy Mucho Mejor Que Voh”, cuyos primeros siete minutos tienen toda la lucidez y humor que acá brillan por su ausencia.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas