Conéctate a nuestras redes
Más Fuerte Que el Destino Más Fuerte Que el Destino

Cine

Más Fuerte Que el Destino

Publicado

en

Nada da más mala espina que una película comercial que retrata una tragedia reciente. Un drama inspiracional basado en un hecho histórico contado desde la perspectiva de una de las víctimas. Sean guerras, atentados, secuestros o asesinatos, se conocen los riesgos de adaptar estas historias, de cargar con la responsabilidad de hacer justicia a una comunidad que busca reivindicación y a los sujetos que se exponen a ser representados. Muchas veces, en el peor de los casos, terminan siendo manipuladoras y sensibleras, discursivas y correctas, pero es más interesante cuando logran mostrar aristas más humanas dentro de la noticia y el sensacionalismo, acercarse un poco más a la persona afectada y hacernos parte de su experiencia. Y es a esto a lo que apunta David Gordon Green con “Más Fuerte Que el Destino”.

Jeff Bauman (Jake Gyllenhaal) se nos presenta rápidamente como un hombre común y corriente. Un trabajador de Boston despreocupado, con una familia ruidosa, amigos fiesteros y una ex, Erin (Tatiana Maslany), con quien ha terminado y vuelto varias veces a lo largo del tiempo. En su afán por reconquistarla, le promete ir a apoyarla a la maratón en la que va a participar. Es 2013, el año en el que allí detonaron dos bombas que dejaron muertos y cientos de heridos, y en el atentado Jeff es alcanzado y pierde ambas piernas.

Lo que “Más Fuerte Que el Destino” nos muestra es lo que pasa después: la recuperación de Jeff, su relación con sus cercanos y la forma en que afronta su nueva discapacidad a medida que su imagen es utilizada por los medios para convertirlo en un héroe que represente la tenacidad de su población.

La parte asociada al terrorismo –salvo por una trama menor y un par de escenas– no es el foco de la película y eso se agradece. Es así como se evitan por lo general discursos nacionalistas o morales fáciles (lo que finalmente le jugó en contra a “Patriots Day”, que retrataba el mismo evento) y la película sólo mejora por esta decisión. En lo que se enfoca, en vez, es en el viaje de un hombre a quien la vida le cambió por completo de un momento a otro y cómo su discapacidad afecta a quienes lo rodean, optando así por una aproximación más humana, interesada en las dinámicas entre los personajes.

Cuando la película más funciona es cuando se centra en la relación de los dos protagonistas. Esta es la historia sobre qué hacen Jeff y Erin después de que él pierde las piernas y cómo su relación avanza pesar de su indefinición. Qué pasa cuando él la necesita y ella, culposa, lo ayuda. Cuando él le pide disculpas por no dejarle opción y ella no puede reprocharle nada. Cuando ella pierde la paciencia y le grita, y él se enoja de vuelta porque no siente que merezca que le carguen más peso. Este ir y venir entre ellos es lo más interesante, y aunque no siempre se logre con la sutileza deseada, demuestra que el foco está puesto en el lugar correcto, que esta historia se está tratando con respeto y, más que nada, con humanidad. Que busca que empaticemos con el hombre más que con la víctima y que, por lo mismo, intenta mostrarnos las partes más feas de la tragedia.

En la misma línea, se puntualiza el hecho de que el mismo Jeff no cree tener la fuerza para ser el héroe que su comunidad demanda que sea. Arrebatado, inmaduro y fácil de desmoralizar, dista de la imagen impuesta de héroe, pero ser Boston Strong implica no sufrir, plantar cara a los acontecimientos y ser un ejemplo. Y el conflicto del protagonista es justamente el no poder cumplir y no sentir que deba hacerlo. Muestran el otro lado del símbolo y es lamentable que a veces la película se pise la cola al caer en lo mismo que le critica a la sociedad que lo enaltece. Para una cinta que dicta los peligros de imponer títulos heroicos a ciudadanos comunes, enaltece y victimiza de forma más radical a su protagonista de lo que debería.

“Más Fuerte Que el Destino”, aunque no es tan manipuladora como podría haber sido, es poco sutil y en su ADN tiene una intención inherentemente melodramática que no siempre logra aterrizar, principalmente por un guion que sigue quizás muy esquemáticamente los pasos necesarios para redimir a su personaje y que hemos visto decenas de veces antes. Sin embargo, está dirigida con un poco más de lucidez que el típico tearjerker, y Gyllenhaal y Maslany son lo suficientemente humildes e inteligentes como para llevar el material a algo verdadero. Finalmente, “Más Fuerte Que el Destino” queda como una película que evita caer en los clichés más lamentables que auguraba su concepto, pero que tampoco es tan valiente como para subvertir por completo la premisa de una clase de cine que vanagloria a las víctimas y explota su sufrimiento.


Título Original: Stronger

Director: David Gordon Green

Duración: 119 minutos

Año: 2017

Reparto: Jake Gyllenhaal, Tatiana Maslany, Miranda Richardson, Frankie Shaw, Clancy Brown, Kristen Annese, Owen Burke, Jimmy LeBlanc, Josephine Cooper, Mark Burzenski, Leah Procito, Stephanie Atkinson


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Dolor y Gloria

Publicado

en

Dolor y Gloria

Algunos autores lo hacen al principio, no pudiendo escapar de sus propias influencias; otros deciden hacerlo hacia el ocaso de una carrera marcada por logros que no supusieron este nivel de exposición personal. Son creaciones como “8 ½” de Fellini o “Stardust Memories” de Woody Allen donde el autor se refleja sin tapujos en su obra, haciendo explícita su biografía y poniendo como tela de conflicto sus propias inseguridades y ruminaciones. En “Dolor y Gloria” Pedro Almodóvar nos muestra pasajes que, por ser personales, nos afectan más de lo que deberían. El niño que pasa del pueblo rural a la escuela de curas, la madre que le pide no ser retratada, pero a quien homenajea de todas maneras, y un protagonista, de pelo canoso y parado, que se planta temeroso ante su carrera de cineasta.

Aquí Antonio Banderas es Salvador Mallo, un hipocondríaco y enfermo director de cine, que afirma en reiteradas ocasiones que su vida no tiene sentido si no está rodando, pero que se demuestra reticente a volver a escribir o filmar alguna película. Está en un momento de parálisis creativa, una abundancia de tiempo libre que sólo lo lleva a enfermarse más, deprimirse y entregarse a los vicios.

Retraído, esta estasis se rompe por una serie de coincidencias que, más que fortuitas, son señaladas por el guion como tales, de esas que podrían ocurrir en la vida: el reencuentro con un amor no superado, una pintura significativa que reaparece desde su infancia, un actor problemático con el que peleó hace años. Salvador se plantea frente a las circunstancias que remecen su bloqueo con la calma de alguien que no espera mucho más de la vida, mientras internamente se empiezan a mover los engranajes que lo podrían impulsar de vuelta a la acción.

Es Almodóvar haciendo las paces con la vida, cerrando ciclos, admitiendo errores, saldando deudas. Deambulante, la película no siempre anuncia hacia dónde va, o incluso se podría decir que ese destino no está tan claro o prefijado. Son, en muchos sentidos, pasajes de la vida. Escenas sorprendentemente cortas, cómicas o dramáticas; momentos o frases que sentimos que el autor anotó en su celular o una servilleta cuando ocurrieron en la vida real, de escasa relevancia dramática a primera vista, pero que van armando un efecto acumulativo mayor al que tendría la más prístina y compleja de las tramas.

Almodóvar es un maestro guionista, y en varias de sus películas anteriores es el plot, los giros narrativos y las sorpresas lo que exige la atención del espectador. Ese nivel de dominio parece haberle enseñado al director que lo contrario puede ser igualmente efectivo, y aquí se plantea algo similar a lo insinuado en “Los Abrazos Rotos” (2009), también la historia de un cineasta, valiéndose más de una atmósfera melancólica que de impresionantes giros dramáticos.

Es una suerte de síntesis del trabajo de Almodóvar en una trama muy poco almodovaresca, un experimento –o auto ficción, como lo llamaría él– que huele un poco a despedida y nos deja con la duda de hacia dónde irá después. Si bien, no es su obra más conmovedora o dramática, “Dolor y Gloria” se trata –como ha anunciado la crítica y él no se ha molestado en desmentir– del trabajo más personal de uno de los directores más influyentes de la historia, y esa es razón suficiente para inmiscuirse en el mundo que decidió compartir con nosotros.


Título Original: Dolor y Gloria

Director: Pedro Almodóvar

Duración: 113 minutos

Año: 2019

Reparto: Antonio Banderas, Asier Etxeandia, Penélope Cruz, Leonardo Sbaraglia,Julieta Serrano, Nora Navas, Asier Flores, César Vicente, Raúl Arévalo, Neus Alborch, Cecilia Roth, Pedro Casablanc


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Corazones Corazones
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Corazones” de Los Prisioneros

“Corazones”, el cuarto álbum de Los Prisioneros, puede ser considerado como el primer registro solista de Jorge González, luego de...

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 meses

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 2 meses

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 3 meses

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 3 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 4 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 6 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 1 año

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Publicidad
Publicidad

Más vistas