Conéctate a nuestras redes
Manchester Junto Al Mar Manchester Junto Al Mar

Cine

Manchester Junto Al Mar

Publicado

en

De los lugares más inesperados muchas veces llegan los mejores títulos. Por ejemplo, de un director sin estrenar una película en un lustro: Kenneth Lonergan, neoyorquino de carrera menos continua de la que se desearía, lidera uno de los mejores regresos fílmicos del último tiempo. Luego de participar como guionista en “Analyze This” (1999) y “Gangs Of New York” (2002), y guiar como director “You Can Count On Me” (2000) y “Margaret” (2011), de su pluma y su lente ha salido una ficción que desde un lugar de silencioso dolor se forma como un drama apabullador y lúcido, demostrando la valía de ciertos talentos en apariencia secundarios, que dignifican y dan clase al cine estadounidense.

Lee Chandler (Casey Affleck) se ocupa de la mantención de los desperfectos de un conjunto de departamentos. Quitar la nieve, sacar la basura, reparar lavaplatos y cambiar piezas en baños y cocinas es parte de su día a día, rutina que es quebrada cuando le informan que su hermano Joe (Kyle Chandler) ha sufrido un infarto. Con ello se ve en la obligación de partir a otra ciudad de Massachusetts y enfrentarse no sólo a la muerte y el cuidado de su sobrino Patrick (Lucas Hedges), sino que a recuerdos, palabras y penas que lo acechan insistentemente, asociadas a las calles bañadas en nieve de esa localidad.

El cine vuelve a demostrar su vitalidad, a pesar de todos los escollos y lastres que se acumulan en los doces meses del año. En este caso viene de la mano de Lonergan, que además renueva las esperanzas en las películas discretas con nombres cotizados y de recorrido. “Manchester Junto Al Mar” abre con paseos de domingo a través de un mar inmenso, recuerdos de un pasado que sonreía, migajas de lo que dejó la vida luego de venirse abajo.

Marca el relato una muerte, pero el real fondo de la cinta consiste en ser el epílogo del purgatorio de un hombre. Por eso el sosiego, el aire, la escasez de estallidos. Lo peor ya pasó y la muerte que se produce al comienzo se veía venir, por lo que todo lo que aparezca en el camino no tumba a un hombre que, una vez derrumbado, vio cómo únicamente se levantó un fantasma, una figura cuya corporeidad es el único signo de que continúa acumulando días en este planeta. Las vigas del filme están claras y se manifiesta la inquietud por detenerse en días de fragilidad, abatimiento y recomposición del alma y los afectos, siempre en busca de remover en las dimensiones de hermano, padre, esposo y tío.

Con una impronta visual que sobrecoge y un guion distinguido donde todo encaja, la cinta ronda el dolor y se asoma sin escándalo a acontecimientos desgraciados y funestos, en tanto progresivamente se apoya en los preparativos del funeral para extender su brazo y darle nuevos aires a una vida donde todo parecía roto. Ahí emerge el sobrino, un personaje que confirma que las ambiciones de la película van enlazadas a la naturalidad, a las fisuras de la vida, y el modo en que el ser humano reacciona y se restaura, guiado por algo más que el mero instinto de sobrevivencia. Regulando distintas tonalidades (la agitada vida del adolescente le da aquello que el filme necesita para ampliar su mirada), se instala como un estudio profundo y acotado de algo tan real como devastador.

Kenneth Lonergan mueve los andamios con la elegancia del director de orquesta de música clásica. No entra en dudas, y deja que todo respire y se asuma a su tiempo. Para ello, emplea los flashbacks con prestancia y administra la información en dosis perfectas, ideales puertas de entrada y desarrollo a un universo donde todo es, al mismo tiempo, sutil y visceral.

Fundamentalmente, este es el cine estadounidense en uno de sus desarrollos más honestos del último tiempo, lo que se constituye así con un protagónico particular cuya procesión va por dentro, y que no luciría igualmente franco y abismal sin Casey Affleck, un tipo que logra intensidades y vibraciones tremendas cuando de interpretar personajes que vienen de los escombros se trata. Con actores más y menos probados dando lo mejor de sí (Michelle Williams, grandiosa en el espacio que tiene), Lonergan completa un cuadro de imágenes, emociones y honduras que se contempla con estómago apretado.  “Manchester Junto Al Mar” se ve así hasta que aparecen sus bellos últimos instantes, los que ponen término a un relato que se dedica con meticulosidad y cariño a ligarse al desgarro propio de la existencia y dar broche a días negros.

Quizás no sea el filme más transgresor ni espeso del último tiempo, pero es una obra que con categoría y honestidad ejecuta sus propósitos, golpea duro y es reveladora; luego de verla parece que se comprende mejor la condición humana, que algo de nosotros entendemos un poco más. Ese atributo lo tienen las cintas de directores marcados con una estela especial, aquellos que cuentan con un don particular. Lo tiene Lonergan y lo tiene su tercer largometraje, una película para guardar y probar en 15 o 20 años su nivel de perdurabilidad. Por ahora, urge celebrarlo como uno de los dramas más potentes y refinados de nuestro tiempo.


Título Original: Manchester By The Sea

Director: Kenneth Lonergan

Duración: 137 minutos

Año: 2016

Reparto: Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler, Lucas Hedges, Tate Donovan, Erica McDermott, Matthew Broderick, Gretchen Mol, Kara Hayward, Susan Pourfar, Christian J. Mallen


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Cine

Han Solo: Una Historia de Star Wars

Publicado

en

Han Solo: Una Historia de Star Wars

Desde el estreno de “Star Wars: The Force Awakens” (2015), la nueva etapa de la saga se ha mantenido vigente anualmente en la retina del público, y gracias a los spin off denominados “Una historia de Star Wars” se le ha otorgado un respiro a los episodios oficiales, por lo tanto, estas versiones que corren de manera alternativa tienen la libertad de explorar rincones desconocidos y que de todas maneras se ajustan a la gran historia. La primera de ellas, “Rogue One” (2016), logró sorprender y adherirse de manera natural a la franquicia, así el desafío quedó planteado para las siguientes.

El reto de tomar a uno de los protagonistas de la saga y contar su propia historia es bastante grande, considerando que la figura de Han Solo se ha construido en el imaginario colectivo por más de cuarenta años, más aún si se suma la casi inseparable figura de Harrison Ford como intérprete. La producción de la cinta, en un principio dirigida por Phil Lord y Christopher Miller, enfrentó varios problemas que la llevaron a ser replanteada y terminar al mando de Ron Howard, por lo que la expectación a su alrededor es bastante alta.

“Han Solo: Una Historia de Star Wars” se centra en los inicios del contrabandista Han Solo (Alden Ehrenreich), quién, luego de escapar de su planeta natal, pretende volver en busca de su novia y compañera, Qi’ra (Emilia Clarke). En el camino descubre un desconocido mundo criminal que lo llevará a conocer a Chewbacca (Joonas Suotamo), su inseparable compañero de viaje abordo del Halcón Milenario.

Uno de los desafíos que ha tenido que enfrentar esta nueva etapa de la saga está en el tono en el que las nuevas producciones se van ajustando a la franquicia, por consecuencia, el reto de mantener el equilibrio entre una historia que parezca encajar en las reglas de este universo ficticio, pero que se sienta fresca, es bastante alto. En ese sentido, esta nueva producción logra caminar con mayor seguridad dentro de esa línea y el relato da cuenta de la familiaridad con que los personajes son retratados y la natural exploración de sus mundos, aquellos que no necesitan mayor presentación, por lo que el foco está puesto en la edificación inicial de sus personalidades e interacciones. Y su resultado es el retrato de una aventura en un mundo familiar con personajes que, no siendo nuevos, dejan sentir una frescura satisfactoria.

La nueva imagen y representación de Han Solo logra romper una construcción definitiva y entrega el esbozo de lo que se convertirá, pues en esta nueva versión de origen se distingue su espíritu intrépido y rebelde, pero a la vez se percibe como un personaje desconocido y distante, con el potencial de realizar el extenso viaje hasta “Star Wars: The Last Jedi” (2017). La interpretación de Alden Ehrenreich logra representar esta idea de novedad como un personaje encubierto, desafiando a ser destapado y, por otra parte, la familiaridad y guiños a su propio universo están presentes durante toda la cinta, evidenciando su autoconsciencia y agotando la sorpresa. Sin embargo, el centro de ella está puesta en la interacción de sus personajes, y sin duda ver el primer encuentro entre Han Solo y Chewbacca y la evolución de su relación es uno de los puntos altos de esta entrega.

Este spin off descansa en lugares comunes y en la evidente autoconsciencia de su universo, desarrollándose una historia que no logra ganar relevancia y que tambalea cuando comete torpezas para unir cabos de manera forzada. No obstante, abraza con seguridad una naturaleza basada en la aventura pura de un space-western y en la nostalgia del cine de décadas pasadas. Su estructura, hecha a través de secuencias de escapes, asaltos y batallas, fortalece una propuesta que logra balancear la entretención y el manejo de la acción, y en ese camino el universo narrativo es expandido, alejándose de La Fuerza y los Jedi y concentrándose en el mundo que está abajo, donde en cada rincón se está gestando la rebelión.

“Han Solo: Una Historia de Star Wars” se une al extenso catálogo de la franquicia como una propuesta que funciona y cumple con el objetivo de expandir la construcción de un personaje fundamental, y que encuentra sus aciertos en su estructura y forma de llevar el relato, logrando en ese viaje explorar rincones desconocidos, pero aún llenos de nostalgia. Sin embargo, su relevancia puede ser cuestionada cuando no logra ajustarse de manera natural al resto de las entregas, viéndose forzada y a ratos artificial, por lo que la mencionada autoconsciencia se hace presente y plantea una vez más la pregunta frente a la explotación de la saga.


Título Original: Solo: A Star Wars Story

Director: Ron Howard

Duración: 135 minutos

Año: 2018

Reparto: Alden Ehrenreich, Emilia Clarke, Donald Glover, Woody Harrelson, Thandie Newton, Phoebe Waller-Bridge, Warwick Davis, Clint Howard, Paul Bettany, Richard Dixon, Joonas Suotamo, Sarah-Stephanie


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 2 días

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 3 días

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 semana

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 3 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 1 mes

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 1 mes

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 2 meses

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas