Conéctate a nuestras redes
Manchester Junto Al Mar Manchester Junto Al Mar

Cine

Manchester Junto Al Mar

Publicado

en

De los lugares más inesperados muchas veces llegan los mejores títulos. Por ejemplo, de un director sin estrenar una película en un lustro: Kenneth Lonergan, neoyorquino de carrera menos continua de la que se desearía, lidera uno de los mejores regresos fílmicos del último tiempo. Luego de participar como guionista en “Analyze This” (1999) y “Gangs Of New York” (2002), y guiar como director “You Can Count On Me” (2000) y “Margaret” (2011), de su pluma y su lente ha salido una ficción que desde un lugar de silencioso dolor se forma como un drama apabullador y lúcido, demostrando la valía de ciertos talentos en apariencia secundarios, que dignifican y dan clase al cine estadounidense.

Lee Chandler (Casey Affleck) se ocupa de la mantención de los desperfectos de un conjunto de departamentos. Quitar la nieve, sacar la basura, reparar lavaplatos y cambiar piezas en baños y cocinas es parte de su día a día, rutina que es quebrada cuando le informan que su hermano Joe (Kyle Chandler) ha sufrido un infarto. Con ello se ve en la obligación de partir a otra ciudad de Massachusetts y enfrentarse no sólo a la muerte y el cuidado de su sobrino Patrick (Lucas Hedges), sino que a recuerdos, palabras y penas que lo acechan insistentemente, asociadas a las calles bañadas en nieve de esa localidad.

El cine vuelve a demostrar su vitalidad, a pesar de todos los escollos y lastres que se acumulan en los doces meses del año. En este caso viene de la mano de Lonergan, que además renueva las esperanzas en las películas discretas con nombres cotizados y de recorrido. “Manchester Junto Al Mar” abre con paseos de domingo a través de un mar inmenso, recuerdos de un pasado que sonreía, migajas de lo que dejó la vida luego de venirse abajo.

Marca el relato una muerte, pero el real fondo de la cinta consiste en ser el epílogo del purgatorio de un hombre. Por eso el sosiego, el aire, la escasez de estallidos. Lo peor ya pasó y la muerte que se produce al comienzo se veía venir, por lo que todo lo que aparezca en el camino no tumba a un hombre que, una vez derrumbado, vio cómo únicamente se levantó un fantasma, una figura cuya corporeidad es el único signo de que continúa acumulando días en este planeta. Las vigas del filme están claras y se manifiesta la inquietud por detenerse en días de fragilidad, abatimiento y recomposición del alma y los afectos, siempre en busca de remover en las dimensiones de hermano, padre, esposo y tío.

Con una impronta visual que sobrecoge y un guion distinguido donde todo encaja, la cinta ronda el dolor y se asoma sin escándalo a acontecimientos desgraciados y funestos, en tanto progresivamente se apoya en los preparativos del funeral para extender su brazo y darle nuevos aires a una vida donde todo parecía roto. Ahí emerge el sobrino, un personaje que confirma que las ambiciones de la película van enlazadas a la naturalidad, a las fisuras de la vida, y el modo en que el ser humano reacciona y se restaura, guiado por algo más que el mero instinto de sobrevivencia. Regulando distintas tonalidades (la agitada vida del adolescente le da aquello que el filme necesita para ampliar su mirada), se instala como un estudio profundo y acotado de algo tan real como devastador.

Kenneth Lonergan mueve los andamios con la elegancia del director de orquesta de música clásica. No entra en dudas, y deja que todo respire y se asuma a su tiempo. Para ello, emplea los flashbacks con prestancia y administra la información en dosis perfectas, ideales puertas de entrada y desarrollo a un universo donde todo es, al mismo tiempo, sutil y visceral.

Fundamentalmente, este es el cine estadounidense en uno de sus desarrollos más honestos del último tiempo, lo que se constituye así con un protagónico particular cuya procesión va por dentro, y que no luciría igualmente franco y abismal sin Casey Affleck, un tipo que logra intensidades y vibraciones tremendas cuando de interpretar personajes que vienen de los escombros se trata. Con actores más y menos probados dando lo mejor de sí (Michelle Williams, grandiosa en el espacio que tiene), Lonergan completa un cuadro de imágenes, emociones y honduras que se contempla con estómago apretado.  “Manchester Junto Al Mar” se ve así hasta que aparecen sus bellos últimos instantes, los que ponen término a un relato que se dedica con meticulosidad y cariño a ligarse al desgarro propio de la existencia y dar broche a días negros.

Quizás no sea el filme más transgresor ni espeso del último tiempo, pero es una obra que con categoría y honestidad ejecuta sus propósitos, golpea duro y es reveladora; luego de verla parece que se comprende mejor la condición humana, que algo de nosotros entendemos un poco más. Ese atributo lo tienen las cintas de directores marcados con una estela especial, aquellos que cuentan con un don particular. Lo tiene Lonergan y lo tiene su tercer largometraje, una película para guardar y probar en 15 o 20 años su nivel de perdurabilidad. Por ahora, urge celebrarlo como uno de los dramas más potentes y refinados de nuestro tiempo.


Título Original: Manchester By The Sea

Director: Kenneth Lonergan

Duración: 137 minutos

Año: 2016

Reparto: Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler, Lucas Hedges, Tate Donovan, Erica McDermott, Matthew Broderick, Gretchen Mol, Kara Hayward, Susan Pourfar, Christian J. Mallen


Artículos Cine

Nuevo trailer de “Avatar: The Way Of Water”

Publicado

en

A mediados de diciembre llegará finalmente “Avatar: The Way Of Water“, nueva obra de James Cameron y secuela de la película de 2009 y que cuenta con un casting compuesto por Sam Worthington, Zoe Saldaña, Sigourney Weaver, Stephen Lang y Kate Winslet. Hoy tenemos el trailer oficial de la cinta, cuya historia se sitúa una década después de los eventos de la primera cinta, contando la historia de la familia Sully, Jake, Neytiri, y sus hijos, abordando su dinámica familiar y los constantes problemas en las batallas que deben mantener para seguir con vida.

Mira el trailer a continuación:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Free LSD Free LSD
DiscosHace 4 días

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
DiscosHace 5 días

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
DiscosHace 2 semanas

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
DiscosHace 2 semanas

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
DiscosHace 3 semanas

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
DiscosHace 3 semanas

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
DiscosHace 4 semanas

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Luz Figura y Sombra Luz Figura y Sombra
DiscosHace 4 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “Luz, Figura y Sombra”

Cómo Asesinar A Felipes nos tiene mal acostumbrados a sembrar expectativas en la espera de cada uno de sus lanzamientos,...

Aethiopes Aethiopes
DiscosHace 1 mes

Billy Woods – “Aethiopes”

En “La Odisea” de Homero, África subsahariana era llamada Aethiopia, hoy conocida como Etiopía; mientras que Aethiope se transformó en...

God's Country God's Country
DiscosHace 1 mes

Chat Pile – “God’s Country”

El ejercicio de escuchar música en formato álbum es una experiencia que se puede abordar de muchas maneras. Ya sea...

Publicidad
Publicidad

Más vistas