Conéctate a nuestras redes
Mother Mother

Cine

¡Madre!

Publicado

en

La carrera de Darren Aronofsky se ha caracterizado principalmente por la particular construcción de sus personajes, introduciéndose en la mente de ellos para explorar rincones oscuros donde la búsqueda de significado los lleva a un inevitable colapso. Retratándolos desde las adicciones en “Requiem For A Dream” (2000) o en la búsqueda de la perfección y el éxito en “The Wrestler” (2008) y “Black Swan” (2010), hasta las ambiciones y obsesiones en “Noah” (2014), aquellos son personajes que viven intensamente su realidad, pero que son adictos al escape emocional. A través de un estilo expresionista, existe un deseo ferviente de provocar las más variadas emociones en el espectador, las que pretende explotar en su nueva producción.

Un poeta (Javier Bardem) y su esposa (Jennifer Lawrence) viven en una antigua casa alejada de la ciudad. La buena relación que mantienen ambos comienza a verse truncada cuando un hombre (Ed Harris) y su mujer (Michelle Pfeiffer) aparecen inesperadamente como huéspedes de aquel hogar. A partir de ese momento, los dueños del lugar verán como sus vidas se ven progresivamente perturbadas en una vorágine difícil de escapar.

Para poder abordar “¡Madre!” es importante entender como base su construcción enigmática y que se aleja de convenciones propias de un género, caminando en los terrenos de un thriller psicológico, pero que está dispuesta a desafiar sus límites con osadía, de modo que existe un cuidado especial en sus capas más externas para que puedan ser cruzadas paulatinamente y descubrir con sorpresa una propuesta narrativa incitante. Su esencia está puesta en una construcción narrativa en base a alegorías y metáforas visuales, en un principio sugeridas con sutileza, pero que llegan a ser lo suficientemente explícitas para confirmar sospechas y lograr una inmersión total en el relato. Por consiguiente, cada elemento e idea está puesta para que vaya aportando en esta escalada de símbolos, partiendo por sus protagonistas, quiénes carecen de nombres y sólo podrían ser identificados por la relación que tienen y los roles que cumplen en el hogar que han creado.

Por un lado, el poeta que lucha por encontrar inspiración y poder escribir una nueva obra; en él se ve contenida una lucha interna entre el poder que tiene la creación y la perfección de esta misma. Por otro, es su esposa quien logra canalizar el significado de concebir desde la nada, dando espacio a la creatividad e inspiración. Estas dos visiones de creación se contraponen e intentan convivir, aunque terminan siendo corrompidas. Esta relación que se establece entre ambos personajes está construida para ser ubicada en un punto donde el límite entre lo contemporáneo convive y se mezcla con una forma mucho más antigua de identificar los roles de género, pues la visión de mujer es casi la que habita una novela victoriana, donde era relegada a una función principalmente hogareña y enfocada en la crianza.

Este experimento de fábula oscura comienza a desatar todos sus nudos una vez que los extraños invitados aparecen en la casa, originando la transformación de sus protagonistas e inicien un viaje sin retorno hacia un abismo desconocido. Por lo tanto, se va sintiendo el encierro del lugar y su claustrofóbica atmósfera en una experiencia subjetiva a través de la mirada de la protagonista, donde la cámara no deja de seguirla, dando prioridad a close ups para acentuar su desconcierto y horror, y un ángulo desde su hombro para acompañarla en un viaje donde se nos deja entrar casi como intrusos. Además, la carencia de música extradiegética permite que los sonidos naturales de una casa antigua tengan mayor protagonismo, donde el crujir del piso, la apertura de puertas y el ruido de llaves enfatizan el suspenso y el aislamiento.

La construcción paulatina de la tensión detona en un tercer acto visualmente explosivo, que se sumerge en las profundidades de la miseria en un espiral pavoroso que busca provocar y hostigar visualmente, llevando la simbología previamente expuesta al límite, en cuadros vivientes que rayan en lo aterrador. Toda la edificación de la cinta apunta a estos últimos momentos, y Aronofsky se aprovecha de ellos para poder darle un cierre a una historia que ha transitado por alegorías y representaciones visuales de arquetipos.

Emparentada directamente con “Rosemary’s Baby” (1968) y “Repulsion” (1965), “¡Madre!” no es una cinta fácil de abordar, cayendo a ratos en una ostentosidad que podría ser tildada como pretenciosa, puesto que una vez que se identifica la alegoría a la que alude deja de ser sutil, pero que en su desarrollo exige la total inmersión del espectador para poder acompañar en el viaje propuesto, ofreciendo una experiencia cinematográfica provocadora y desafiante.


Título Original: Mother!

Director: Darren Aronofsky

Duración: 121 minutos

Año: 2017

Reparto: Jennifer Lawrence, Javier Bardem, Michelle Pfeiffer, Ed Harris, Domhnall Gleeson, Kristen Wiig, Brian Gleeson, Cristina Rosato, Marcia Jean Kurtz, Ambrosio De Luca, Hamza Haq


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Bruno

    22-Sep-2017 en 9:44 pm

    No sé si es más pretenciosa la película o el comentario. La encontré muy mala en lo personal, parte de forma interesante, casi como un thriller del teatro del absurdo, pero una vez que está por parir, se abusa demasiado de lo visual, llegando a ser tedioso.
    Lo único que me gustó fueron las alegorías que hacen, pero como bien dice esta reseña, en un momento se vuelve demasiado evidente y también se abusa de eso.

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: