Conéctate a nuestras redes

Cine

Mad Max: Furia En El Camino

Publicado

en

Películas de culto, cintas que se llevan por delante a su época, largometrajes incomprendidos. Todos estos márgenes sirven para categorizar al generoso número de títulos que forman parte de un catálogo creado por los fanáticos más pasionales del cine, aquellos que son capaces de entregar una valoración totalmente distinta a las producciones que en otra época fueran desestimadas. Con respecto a lo anterior, parece ser irrelevante si la atención se encuentra apostada en la sci-fi o en la forma que adhiere a la clase B, considerando que la crítica difícilmente cambia su opinión cuando revisita su análisis para el grueso de esos trabajos; acá lo que realmente importa es la sentencia del espectador, quien, en su juicio, puede determinar qué tan bien puede envejecer un filme cuando la historia que presenta concluye en un dogma.

MAD MAX FURY ROAD 01En un mundo devastado por la escasez de agua y petróleo, donde las guerras entre los distintos clanes se desatan sin que haya ley civilizada que pueda contenerlos, Furiosa (Charlize Theron), hasta ahora parte del ejército liderado por el sádico tirano Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), decide abandonar Citadel –ciudad que posee enormes reservas de agua- para llevarse consigo a las 5 esposas del último. Al darse cuenta, Immortan Joe explota en la cólera de una persecución que reúne a todo el escuadrón de enajenados que gobierna, para atrapar a las seis mujeres que escaparon. Mientras, Max Rockatansky (Tom Hardy), un ex agente de policía convertido en ermitaño y prisionero de los mismos vasallos de Joe, en el transcurso de la frenética carrera que opone a los dos bandos, se unirá reticente al lado de Furiosa para tratar de sobrevivir.

De acuerdo a lo que muestra en la cronología, “Mad Max: Furia En El Camino” podría ubicarse en algún punto de la primera cinta estrenada hace ya más de 35 años, y la segunda parte de la franquicia, “Mad Max 2: The Road Warrior” (1981). No obstante, lo que ofrece la remozada nueva entrega de la mítica saga australiana creada por George Miller, parece encontrarse en una combinación plena de los tres capítulos dispuestos hasta la fecha; en cuanto el desarrollo de los personajes hubo tomado mayor espacio en el episodio inicial, acá se termina unificando al escenario distópico normalizado en sus secuelas. Para hacer la contraparte en aquel ejercicio, una de las principales innovaciones radica en el cambio de las locaciones predominantes en la trilogía silenciada en 1985: ya no es una carretera solitaria la que sirve como el sobresaliente telón de fondo, sino que un desierto que desprende desolación en cada uno de sus rincones el que se toma por completo los exteriores.

MAD MAX FURY ROAD 02En la medida que la acción es la consigna de la película, el subtexto se muestra participado de una manera bastante sólida. Apuntando hacia problemáticas colectivas relacionadas con la emancipación de la mujer en tiempos donde el dominio del género masculino es caldo de cultivo para la violencia, o en la admiración que despierta la figura del despotismo –Immortan Joe cumple la función de dictador y redentor- cuando no se conoce más allá de las barreras limítrofes establecidas por un universo donde el orden cívico es ausente y el concepto de normalidad es acuñado sólo para acusar los errores morfológicos, el filme tiene la efectiva capacidad de escarbar en sus temas sin la premura de aguantar el ritmo vertiginoso por el que se desenvuelve. Asimismo, las cuestiones éticas y morales de una sociedad que no es tal, se ven reflejadas en los dos protagonistas del título: acá, es el loco Max, después de haberlo perdido todo, quien se ve arrastrado a vivir en un espacio desértico, donde el sentido común es incluso más fuerte que en los guetos cuyas condiciones lo despojaran de su naturaleza humana, contrastado con los últimos recuerdos que puede evocar de un pasado residente en la cordura. Lo anterior, participando, paradójicamente, en la más descarnada de las persecuciones bélicas. Bajo el mismo prisma, está también Furiosa, quien asume el papel reivindicador de su género al ser continuadora vehemente de lo hecho por el clan de las madres. El personaje interpretado por una altísima Charlize Theron, es fuerza, valor, compromiso; es la llama femenina de un relato que retrata sin aspavientos la equidad de los géneros.

Teniendo la intención de construir las escenas de acción con el mayor realismo posible, George Miller señaló que el uso de imágenes generadas por computador (CGI) fue llevado hasta el mínimo, con sólo dos salvedades: la mano robótica que porta Furiosa y la tormenta de arena mostrada en algún punto del metraje. El resultado de aquello se reconoce en lo inmediato y en todo el ancho de la película, donde la espectacularidad de las secuencias tiene su mayor soporte en el riesgo tomado en la realidad para plasmar consistencia visual en la ficción. De la misma manera, el elaborado diseño de los vehículos utilizados es abundante para complementar el aspecto inanimado de una historia que ya MAD MAX FURY ROAD 03es agresiva en su raíz: puede ser realmente impresionante ver cómo todos los engranajes de metal van desfilando implacables uno tras otro. Ahora, si el largometraje es tan acertado en toda la logística anterior es gracias particularmente a su fotografía, ítem que es decisivo para entender que el mundo apocalíptico de “Mad Max: Furia En El Camino” es tan árido como sus personajes, quienes simultáneamente llevan su extravagancia todavía un escalón más alto que sus antecesores.

George Miller, en definitiva, se encuentra a la altura de las circunstancias –y más- en la empresa de reflotar el romance de una historia memorada por un no menor número de personas, quienes, dispuestas a disentir del propio realizador, pueden ubicar las películas de Mad Max en el anaquel que guarda los títulos de culto. Para alegría de los últimos, el resultado de “Mad Max: Furia En El Camino” se ubica justo entre el homenaje a las cintas primigenias y el refresco de su forma, donde lo primero queda demostrado en las míticas escenas a mil por hora que muestran ojos saliéndose de sus cavidades o el hecho de que Immortan Joe sea representado por el mismo actor que dio vida a Toecutter, el antagonista inicial de la franquicia, y lo segundo se manifiesta en tipos que tocan en el desquicio total una guitarra yendo en una carrera contra la muerte, o en cuervos cuadrúpedos que representan la desolación de un descampado que antes fue lleno de vida.

Por Pablo Moya

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

  1. patricio gonzalez alvarez

    14-May-2015 en 11:33 pm

    peliculaza, esto marca un antes y un despues.

  2. Cristian Ovalle Nuñez

    15-May-2015 en 6:31 pm

    Las originales son muy buenas. Y esta pinta muy bien!

  3. Nicole Undurraga

    15-May-2015 en 7:12 pm

    Buenisima! y gracias por las entradas a la premiere! la disfrute al máximo!

  4. Blas Lovallo Paulin

    15-May-2015 en 10:27 pm

    Esta muy bueno, yo la fui a ver ayer y el que pueda vaya que no se va aburrir en ninguna trama

  5. Omar

    26-Jul-2015 en 10:21 pm

    Una locura de cinta. Una vertigenosidad deliciosa. Un desarrollo de los personajes delirante. Ni hablar de la fotografía. Peliculaza

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: