Conéctate a nuestras redes

Cine

Mad Max: Furia En El Camino

Publicado

en

Películas de culto, cintas que se llevan por delante a su época, largometrajes incomprendidos. Todos estos márgenes sirven para categorizar al generoso número de títulos que forman parte de un catálogo creado por los fanáticos más pasionales del cine, aquellos que son capaces de entregar una valoración totalmente distinta a las producciones que en otra época fueran desestimadas. Con respecto a lo anterior, parece ser irrelevante si la atención se encuentra apostada en la sci-fi o en la forma que adhiere a la clase B, considerando que la crítica difícilmente cambia su opinión cuando revisita su análisis para el grueso de esos trabajos; acá lo que realmente importa es la sentencia del espectador, quien, en su juicio, puede determinar qué tan bien puede envejecer un filme cuando la historia que presenta concluye en un dogma.

MAD MAX FURY ROAD 01En un mundo devastado por la escasez de agua y petróleo, donde las guerras entre los distintos clanes se desatan sin que haya ley civilizada que pueda contenerlos, Furiosa (Charlize Theron), hasta ahora parte del ejército liderado por el sádico tirano Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), decide abandonar Citadel –ciudad que posee enormes reservas de agua- para llevarse consigo a las 5 esposas del último. Al darse cuenta, Immortan Joe explota en la cólera de una persecución que reúne a todo el escuadrón de enajenados que gobierna, para atrapar a las seis mujeres que escaparon. Mientras, Max Rockatansky (Tom Hardy), un ex agente de policía convertido en ermitaño y prisionero de los mismos vasallos de Joe, en el transcurso de la frenética carrera que opone a los dos bandos, se unirá reticente al lado de Furiosa para tratar de sobrevivir.

De acuerdo a lo que muestra en la cronología, “Mad Max: Furia En El Camino” podría ubicarse en algún punto de la primera cinta estrenada hace ya más de 35 años, y la segunda parte de la franquicia, “Mad Max 2: The Road Warrior” (1981). No obstante, lo que ofrece la remozada nueva entrega de la mítica saga australiana creada por George Miller, parece encontrarse en una combinación plena de los tres capítulos dispuestos hasta la fecha; en cuanto el desarrollo de los personajes hubo tomado mayor espacio en el episodio inicial, acá se termina unificando al escenario distópico normalizado en sus secuelas. Para hacer la contraparte en aquel ejercicio, una de las principales innovaciones radica en el cambio de las locaciones predominantes en la trilogía silenciada en 1985: ya no es una carretera solitaria la que sirve como el sobresaliente telón de fondo, sino que un desierto que desprende desolación en cada uno de sus rincones el que se toma por completo los exteriores.

MAD MAX FURY ROAD 02En la medida que la acción es la consigna de la película, el subtexto se muestra participado de una manera bastante sólida. Apuntando hacia problemáticas colectivas relacionadas con la emancipación de la mujer en tiempos donde el dominio del género masculino es caldo de cultivo para la violencia, o en la admiración que despierta la figura del despotismo –Immortan Joe cumple la función de dictador y redentor- cuando no se conoce más allá de las barreras limítrofes establecidas por un universo donde el orden cívico es ausente y el concepto de normalidad es acuñado sólo para acusar los errores morfológicos, el filme tiene la efectiva capacidad de escarbar en sus temas sin la premura de aguantar el ritmo vertiginoso por el que se desenvuelve. Asimismo, las cuestiones éticas y morales de una sociedad que no es tal, se ven reflejadas en los dos protagonistas del título: acá, es el loco Max, después de haberlo perdido todo, quien se ve arrastrado a vivir en un espacio desértico, donde el sentido común es incluso más fuerte que en los guetos cuyas condiciones lo despojaran de su naturaleza humana, contrastado con los últimos recuerdos que puede evocar de un pasado residente en la cordura. Lo anterior, participando, paradójicamente, en la más descarnada de las persecuciones bélicas. Bajo el mismo prisma, está también Furiosa, quien asume el papel reivindicador de su género al ser continuadora vehemente de lo hecho por el clan de las madres. El personaje interpretado por una altísima Charlize Theron, es fuerza, valor, compromiso; es la llama femenina de un relato que retrata sin aspavientos la equidad de los géneros.

Teniendo la intención de construir las escenas de acción con el mayor realismo posible, George Miller señaló que el uso de imágenes generadas por computador (CGI) fue llevado hasta el mínimo, con sólo dos salvedades: la mano robótica que porta Furiosa y la tormenta de arena mostrada en algún punto del metraje. El resultado de aquello se reconoce en lo inmediato y en todo el ancho de la película, donde la espectacularidad de las secuencias tiene su mayor soporte en el riesgo tomado en la realidad para plasmar consistencia visual en la ficción. De la misma manera, el elaborado diseño de los vehículos utilizados es abundante para complementar el aspecto inanimado de una historia que ya MAD MAX FURY ROAD 03es agresiva en su raíz: puede ser realmente impresionante ver cómo todos los engranajes de metal van desfilando implacables uno tras otro. Ahora, si el largometraje es tan acertado en toda la logística anterior es gracias particularmente a su fotografía, ítem que es decisivo para entender que el mundo apocalíptico de “Mad Max: Furia En El Camino” es tan árido como sus personajes, quienes simultáneamente llevan su extravagancia todavía un escalón más alto que sus antecesores.

George Miller, en definitiva, se encuentra a la altura de las circunstancias –y más- en la empresa de reflotar el romance de una historia memorada por un no menor número de personas, quienes, dispuestas a disentir del propio realizador, pueden ubicar las películas de Mad Max en el anaquel que guarda los títulos de culto. Para alegría de los últimos, el resultado de “Mad Max: Furia En El Camino” se ubica justo entre el homenaje a las cintas primigenias y el refresco de su forma, donde lo primero queda demostrado en las míticas escenas a mil por hora que muestran ojos saliéndose de sus cavidades o el hecho de que Immortan Joe sea representado por el mismo actor que dio vida a Toecutter, el antagonista inicial de la franquicia, y lo segundo se manifiesta en tipos que tocan en el desquicio total una guitarra yendo en una carrera contra la muerte, o en cuervos cuadrúpedos que representan la desolación de un descampado que antes fue lleno de vida.

Por Pablo Moya

Publicidad
5 Comentarios

5 Comments

Responder

Artículos Cine

A los 53 años fallece la actriz Anne Heche

Publicado

en

Luego de estar en coma tras sufrir un complejo accidente en auto, hoy finalmente ha sido declarada como fallecida la actriz Anne Heche, luego de que su familia informara hace algunas horas que se había tomado la decisión de desconectarla del respirador artificial ante la imposibilidad de que sobreviviera tras las diversas lesiones que sufrió. Si bien al entregar la noticia todavía se encontraba conectada a la espera de los receptores de órganos, fue declarada legalmente muerta debido a las leyes del estado de California.

Heche sufrió una compleja lesión cerebral anóxica luego de chocar en su auto el pasado 5 de agosto, quedando en coma y en estado crítico, al punto que desde el primer minuto se informó que no sobreviviría. Durante mucho tiempo ha sido su elección donar sus órganos y se la mantiene con soporte vital para determinar si alguno es viable, señaló la familia en el comunicado que informaron sobre esta decisión.

La actriz es recordada por varios papeles en el cine y la televisión, su año más importante sin duda fue 1997, donde participó de varias películas como “Donnie Brasco“, “Volcano“, “I Know What You Did Last Summer” y “Wag The Dog“. Otras de sus cintas importantes fueron “Six Days Seven Nights” (1998, con Harrison Ford), “Psycho” (1998, remake de Gus Van Sant) y “Birth” (2004).

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 4 días

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 5 días

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 1 mes

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 1 mes

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Publicidad
Publicidad

Más vistas