Contáctanos

Cine

Los Niños

Publicado

en

A la hora de introducir el trabajo de Maite Alberdi, es poco lo que se puede decir sin caer en los lugares comunes en los que se enmarca su cinematografía. Desde sus comienzos con “Los Trapecistas” (2005) ya daba atisbos de una profunda mirada a la hora de retratar la realidad documental a través de acercamientos sensibles a sus personajes, sus vidas y sus problemas. Sin embargo, no sería hasta “La Once” (2014) donde la directora conquista audiencias y corazones de manera indiscutible con su propuesta intimista y profundamente reflexiva. Imposible negar una pulcritud en la mirada siempre atenta a los detalles que lleva al espectador a adentrarse, aunque sea por unos minutos, en el mundo documentado. “Los Niños” viene a ser una puesta en escena de todo aquello que Alberdi ya había demostrado, dejando en claro que el trabajo del pasado ha sido bien aprendido, y que el cine nacional posee exponentes de calidad innegables en el género documental.

Con sus 82 minutos llenos de colores que llenan la sala de cine de una mezcla de ternura y desconcierto, “Los Niños” cuenta la historia de un colegio para adultos con Síndrome de Down. En este centro conoceremos los sueños de Ana, Ricardo, Andrés y Rita, adultos que deben luchar día a día con el prejuicio que produce su condición y con las dificultades de la vida en el centro para poder llegar a concretar sus sueños de independencia.

El género documental no sólo se ha dedicado a mostrar una realidad sin más, sino que también ha marcado las distintas opiniones de sus directores a través de su historia; y esta película no es la excepción. La forma en que la directora ha retratado el mundo de sus personajes no sólo lleva a una tensión con la realidad que vivimos como espectadores, sino que también visibiliza que -a pesar de las diferencias- sus sueños, metas y ambiciones no son muy distintas a las nuestras. Este juego de superponer los planos del mundo adulto y el del mundo mal llamado infantil (puesto que son adultos de más de 40 años) se realiza no solamente a nivel narrativo, sino que involucra toda la propuesta de la película en sus múltiples recursos.

Desde el punto de vista del uso de cámara y planos, el film apuesta por una mirada cercana a sus protagonistas. Abundan los acercamientos y planos detalle; mientras que las panorámicas son más bien escasas y la presencia de los adultos no-Down es completamente borrosa debido al desenfoque. Desde este planteamiento es que el espectador acompaña a los protagonistas como si fuese uno más de ellos, para sentir como ellos, para ver como ellos y finalmente ser rechazado o forzado por un mundo externo al igual que ellos.

En lo narrativo, el tono es más bien natural y relajado. No se logra apreciar un diálogo intervenido, sino que se muestra en toda su maravilla la cotidianidad de sus personajes a través de la historia amorosa de Ana y Andrés, que nos transporta desde la risa a la ternura, desde el rubor a la desazón de la tristeza. El trabajo de enlace y cruce entre las distintas líneas de historia de cada una de las personas filmadas es preciso, y no deja espacio a sentir el aburrimiento de lo sobre explicado ni el hambre de lo poco mostrado.

Sin embargo, si se mira estos dos puntos, pareciese que es una película en exceso cargada de un mensaje moralista e igualador. Dicho pensamiento es rebatido por el uso de la música, en un ejercicio que levanta todo juicio moral y encasilla la película no como un llamado de atención, sino como un lugar de reflexión en el cuál somos participes de la vida de otros seres humanos que no son tan distintos a nosotros mismos, pero que no son tratados como tal.

Como bien se dijo en un comienzo, el trabajo de Maite Alberdi puede que carezca de los grandes efectos del cine extranjero, de la complejidad morbosa de los documentales conspirativos o la mirada técnica del documental histórico o zoológico, pero es un cine que sabe diferenciarse a sí mismo, que sabe cómo mostrarse natural y trabajar desde los pequeños detalles para construir espacios de reflexión en torno a cosas que se han tornado invisibles en el día a día. “Los Niños” es un gran exponente de ese trabajo, de esa forma de entender el cine documental y de cómo mostrar una vida haciendo partícipe al espectador que esté dispuesto a seguir a estos niños-adultos durante un viaje que poca o ninguna falla tiene para su género.

Por Ricardo Tapia

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Soledad Rodríguez

    08-Jun-2017 en 2:21 pm

    Su nombre es Andrés, no Luis

    • Ricardo Tapia

      09-Jun-2017 en 10:22 pm

      Muchas gracias por la corrección. La verdad es que se me pasó totalmente el nombre a la hora de escribir la reseña (de hecho tengo anotado Andrés en mi croquera pero por razones que aún no me explico lo anoté mal en el documento). Se agradece el detalle

Responder

Artículos

Streaming del nuevo disco de John Carpenter: “Anthology: Movie Themes 1974-1998”

Publicado

en

John Carpenter

Streaming de “Anthology: Movie Themes 1974-1998“, el nuevo disco de John Carpenter. Se trata del tercer larga duración del cineasta y compositor norteamericano.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL ÁLBUM

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Undertow Undertow
DiscosHace 2 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 3 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: