Contáctanos

Cine

Los Indestructibles 2

Publicado

en

Existe una noción colectiva de que las segundas partes nunca son mejores que la primera. Este pensamiento es respaldado por las grandes sagas del cine industrial, tales como “The Matrix” (1999), o “Los Piratas del Caribe” (2003), que después de haber conquistado al público con propuestas frescas, cayeron en los excesos y la repetición victimas de un sinnúmero de secuelas que no hacen más que agotar el material original. Claro, la recaudación en taquilla sigue siendo más que provechosa, pero los comentarios del tipo “es buena, pero no mejor que la primera” se suceden con mayor frecuencia cada vez que una nueva continuación hace su arribo a las salas. Existen excepciones a la regla, y “Los Indestructibles 2”logra lo que muchas segundas partes no pueden, superar con creces al material de origen, entregando lo que todo fanático de la acción ochentera esperaba de esta franquicia: explosiones, tiroteos, persecuciones, artes marciales, un crossover de las estrellas insignes del género y, sobre todo, un muy buen homenaje a la época en que un hombre con una metralleta y sobredosis de testosterona era capaz de acabar con un pelotón completo.

Mr. Church (Bruce Willis) recluta a los “Indestructibles” para una misión que debería saldar las deudas que quedaron pendientes en la primera entrega de la saga. Barney Ross (Sylvester Stallone) y su grupo de mercenarios, se embarcan en una nueva aventura que parece ser pan comido, pero que se torna en un asunto personal cuando uno de sus hombres es asesinado sin piedad por Vilain (Jean-Claude Van Damme), un letal traficante de armas que tiene en su poder la materia prima para crear armas de destrucción masiva. Motivados por la venganza, los “Indestructibles” utilizarán todo su arsenal para salvar al mundo.

Los ingredientes son los mismos que en la primera entrega, pero esta vez el foco es el distinto. Mientras que “Los Indestructibles” (2010) trataba de seguir la senda de la acción seria con elementos de drama, que a estas alturas ya nadie se cree en propuestas de este género, y menos en una cinta que tenía entre sus filas a dinosaurios como Stallone, Willis, Schwarzenegger, Mickey Rourke,  y a los más nóveles, Jason Statham y Jet Li. El resultado de la cinta dirigida por el mismísimo Stallone fue bastante decepcionante, por no decir derechamente fome, desaprovechando todos los elementos que tenía a mano para hacer de la cita de titanes, una película más dentro del holgado catálogo de cintas de acción, lejos de la fantasía que muchos habían imaginado.

“De los errores se aprende” versa el dicho popular, y el señor Stallone cedió la silla de dirección para encargarse de la escritura del guión, y dejar al mando a  Simon West, director inglés que tiene en su haber títulos como “Lara Croft: Tomb Raider” (2001) y “Con Air” (1997). El cambio rindió frutos y la cinta goza de secuencias de acción mucho mejor rodadas que en la película anterior, con un ritmo constante que sólo sufre letargos cuando las reminiscencias de la seriedad y la necesidad de poner más contenido a la trama, opacan los segmentos más entretenidos del filme. Porque los momentos en que más se disfruta “Los Indestructibles 2”son aquellos en que las bromas internas, guiños a los clásicos de los que bebe el filme, y la acción con sabor a nostalgia, se toman la pantalla formando un homenaje/parodia del género de acción hablando sobre el género de acción. La hilarante aparición de Chuck Norris, aprovechando la fama que el actor ha ganado en los últimos años en Internet, medio que lo ha alzado como una mítica –e indestructible- figura memetica, tiene su momento de gloria jugando con la caracterización del otrora protagonista de  la serie televisiva “Walker, Texas Ranger”. Así también, “I’ll be back”, la clásica frase que hizo famoso a Schwarzenegger en “The Terminator” (1984), es caldo de cultivo para una serie de bromas que se suceden a lo largo del metraje. Cosas como estas son las que dan vida a la cinta cuando deja de tomarse en serio y se vuelve consciente de lo que es, y de lo que el mundo quería ver: a una serie de estrellas de acción haciendo lo que saben hacer, y de paso, hacer un homenaje a una época del cine que marcó a generaciones completas.

Las segundas partes no siempre son mejores, pero este no es el caso. Para todos los que perdieron las esperanzas con la primera entrega del grupo de mercenarios, ahora pueden ver su explosiva fantasía cumplida. Todavía hay cosas que mejorar, pero es de esperar que en la rumoreada tercera entrega estos detalles sean pulidos, además que ya viene en camino la versión femenina del grupo, que pretende reunir a las divas más rudas del cine, por lo que tenemos “Indestructibles” para rato. Por ahora, más vale disfrutar de una película que, ahora sí, cumple con lo que promete.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
7 Comentarios

7 Comments

  1. Eduardo Gutiérrez

    10-Oct-2012 en 10:55 pm

    La primera fue sin trama de peso, un guión básico, predecible, balas, explosiones, el hombre salvando a la mina conbatiendo un ejército haciendo algo q parece imposible… SIMPLEMENTE ESPECTACULAR!!!
    La magia de la acción, testosterona en la pantalla \m/

  2. Jose

    10-Oct-2012 en 10:56 pm

    Obvio que quiero verlaa!, siempre es bueno ver un poco del clásico cine de acción gringo de los noventas… mas que mal, un poco de mil quinientos muertos por segundo y explosiones miles, no le hacen mal a nadie 🙂
    y seguro está viene más recargada que la primera.

    Slds!

  3. Rodrigo Soto

    10-Oct-2012 en 11:10 pm

    Uff… La primera película es todo lo que me esperaba: Un montón de balas, peleas y explosiones -casi- sin sentido. Buenos efectos y suficiente diversión. Una buena cantidad de actores de hartas de las buenas películas de acción y no dejaron mal su nombre dentro del género aunque no sobresalen frente a otros títulos que ya habían hecho.

    Y, si bien me esperaba lo mismo de la segunda (Que definitivamente hay que ver en el cine para disfrutar mejor los efectos de sonido, quizás un abrazo de una joven asustada (?) por las explosiones), ahora parece que voy a tener que poner más atención y espero que se note harto el cambio de dirección.

  4. Carlos Barraza

    10-Oct-2012 en 11:15 pm

    La primera parte tuvo de todo creo yo. El ya bullado encuentro en la Iglesia entre Willis, Schwarzenegger y Stallone que probablemente se convierta en una escena de culto se suman las participaciones de un actor que encuentro yo, injustamente subvalorado como lo es Statham y un incombustible Jet Li. A eso le sumamos una genial actuacion de un crack como lo es Roberts con dos matones, legendarios en el ambito del combate como lo son Stone Cold y Gary Daniels. No es una pelicula de la cual se espere un profundo trasfondo filosofico o un debate ideologico, sino que simple y llanamente, accion absurda, muertes sin sentido, balas al por mayor, combates epicos, testosterona. Todo lo que un fanatico ochentero y noventero espera.

  5. Constanza Canales

    10-Oct-2012 en 11:19 pm

    Haa tanta cosa para ganar un par de entradas, bueno esta película la fui a ver al cine, me dejo con tremendas ganas de ver la segunda (como salio), Es entretenida, no tuve ganas de salir arrancando del cine (como en otras películas),Un buen film con escenas llenas de acción, la verdad que fue muy buena!

  6. Jordan Sandoval

    11-Oct-2012 en 3:32 pm

    Gran Pelicula, Quizas la trama era media monotona, pero el ver reunidos a estos grandes actores de renombre le daba un plus! para no perdersela, de un 1 a 7 le pondria un 5 a la primera parte (no soy critico de cine xD).

  7. Pablo Bustos Figueroa

    11-Oct-2012 en 4:14 pm

    Concuerdo mucho con la critica respecto a la primera entrega, realmente fue decepcionante ver una película donde se “sacrificaba” algo de acción en pro de una trama que era francamente mala, y que realmente no debería importar mucho. Uno esperaba ver patadas en la raja y explosiones, y uno que otro guiño a las películas de acción de antaño. Me pone muy contento leer en esta critica que no se cometieron los mismos error que el la primera entrega y que realmente se cumple con lo que se prometía en esta. Eso sumado a los “guiños” y a una que otra cuota de humor, deben hacer de esta una buena película para este genero que estábamos echando de menos. Muy buen review. Saludos!!!

Responder

Cine

David Lynch: The Art Life

Publicado

en

David Lynch: The Art Life

A través de su filmografía, y con el reciente regreso de “Twin Peaks”, David Lynch ha demostrado ser uno de los autores más prolíficos y complejos de las últimas décadas. Desde su primer largometraje, “Eraserhead” (1977), que su imaginario significa entrar a mundo de sensaciones donde representaciones visuales de la psiquis se vuelven tangibles. Debido a lo intrincado que podría ser su forma de narrar, experimentar su obra exige conectar con lo sensorial, pues su trabajo busca crear reacciones y evocar emociones. El director de “Blue Velvet” (1986) y “Mulholland Dr.” (2001) ha sido capaz de construir un estilo reconocible gracias las características que su obra comparte, en un estilo vago e incierto, pero envolvente, donde lo inexplicable convive con personajes que se ven atrapados en mundos complejos.

Dirigido en una colaboración entre Rick Barnes, Jon Nguyen y Olivia Neergaard-Holm, el documental “David Lynch: The Art Life” se centra en el trabajo artístico pictórico del cineasta, mientras se va creando un relato autobiográfico de sus primeros años formativos y su acercamiento al arte, sirviendo como puente entre sus inicios en esta disciplina y sus primeras obras cinematográficas.

Las conversaciones de tres años entre los realizadores y el director estadounidense son condensadas en una hora y treinta minutos, en un relato íntimo en la voz del mismo Lynch. El hecho que sea construido como un monólogo produce una atmósfera más natural y cercana con el director, así también adjudicando un punto de vista donde el espectador sólo observa cómo se mezcla su creación artística y su biografía. La voz en off de Lynch se hace omnipresente en un montaje que mezcla al artista trabajando en sus obras plásticas, en su estudio en Los Angeles –a veces acompañado de su pequeña hija, Lula– intercalando material biográfico como fotografías, videos de archivo y sus pinturas.

La autobiografía que acompaña el viaje visual habla de sus inicios, vida familiar, la relación con sus padres y cómo su influencia inevitablemente ayudó a formar su primera relación con al arte, siendo capturado por esta disciplina cuando decide mudarse a Filadelfia, donde pudo estudiarlo de manera profesional. Y es a través de todas estas experiencias e historias acumuladas que se juntan para inspirar gran parte de su trabajo, y cómo en el proceso de absorber, internalizar y plasmar se ha moldeado un imaginario enigmático y surrealista.

Claramente el foco de este registro documental está puesto en sus creaciones plásticas, concebidas a partir de distintos materiales y mezclando técnicas pictóricas que le dan la libertad de crear pequeños universos, en cuadros que perfectamente podrían ser sacados de alguna de sus películas. Por otra parte, los realizadores utilizan estas obras en el montaje no tan sólo como un apoyo visual, sino también para poder crear pequeños episodios visuales que enfatizan los relatos en off, y utilizando los textos que el mismo Lynch incorpora en sus cuadros, se destaca el estado emocional del relato. Por último, el uso de stop motion le agrega un dinamismo a la narración, haciendo de estas obras pequeñas escenas de la vida del artista, donde algunas de ellas contienen personajes que parecen atrapados en distintas realidades.

Este documental termina siendo un estudio del autor en un estado mucho más primitivo, además de una exploración íntima, donde se logra ver el mundo a través de sus ojos y se puede conocer con frescura una etapa de descubrimiento y creación artística. No es un retrato biográfico de principio a fin, tampoco se centra en una obra en particular, sólo es un acercamiento a procesos creativos desde una mirada de total naturalidad y comodidad por parte del cineasta.

Para entender el universo interior de David Lynch, y posteriormente apreciar con mayor profundidad su trabajo, es importante considerar todos los aspectos y los procesos de creación que lo han llevado a posicionar su nombre y ser poseedor de un estilo particular y reconocible. Así, este documental logra dar a conocer ese otro aspecto del cineasta, un lado que tiene relación con su configuración estética. Se vuelve importante conocer y revisar su filmografía, no necesariamente para poder entender este relato –sólo se cita a sus primeros cortometrajes y las primeras etapas de producción de “Eraserhead”–, aunque sí puede servir como complemento para enriquecer este acercamiento diferente y privado.


Título Original: David Lynch: The Art Life

Director: Jon Nguyen

Duración: 88 minutos

Año: 2016

Reparto: David Lynch, Documental

 


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 17 horas

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 2 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 1 semana

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: