Conéctate a nuestras redes

Cine

Los Boxtrolls

Publicado

en

A pesar de que el stop motion es una de las primeras técnicas utilizadas por la cinematografía, estando estrechamente relacionada con la invención de la misma, todavía hoy sigue despertando admiración sobre las películas que la usan. Incluso, esta herramienta ha servido para que algunos realizadores continúen validando la visión muy personal de la estética que tienen; los casos de Wes Anderson con la genial “Fantastic Mr. Fox” (2009) o el de Tim Burton con la entretenida “Corpse Bride” (2005), sirven como afirmación a esta hipótesis. Paralelamente, es en la última década cuando el stop motion parece haber tomado nuevos aires y ha entregado títulos de una excelente factura técnica y narrativa, como la brillante “Mary And Max” (2009). Ahora es el turno de “Los Boxtrolls” que, basada en la novela de Alan Snow, “Here Be Monsters!”, llega para seguir dando impulso a este bello formato.

THE BOXTROLLS 01Cheesebridge es un pueblo muy tradicional, conocido principalmente por sus quesos. Es a través de la producción de estos cómo sus gobernantes se han vuelto adinerados y, al mismo tiempo, obsesivos de su estatus, que es demostrado por la portación de un particular sombrero. Cuando la ciudad empieza a sufrir el robo de sus quesos, todos apuntan a los Boxtrolls, unas criaturas que viven en las alcantarillas y que por años han aterrorizado a los pobladores. Sin embargo, la leyenda de estos seres no es lo que parece, y las cosas empezarán a cambiar cuando Eggs (voz de Isaac Hempstead Wright), un humano criado en el mundo de los Boxtrolls, se encargue de rescatar a sus amigos, quienes han sido capturados por Archibald Snatcher (voz de Ben Kingsley), un ambicioso exterminador de plagas.

Desde su muy bien planteada introducción, la película de inmediato se encarga de aclarar quiénes serán los personajes que asumirán roles protagónicos y antagónicos, otorgando el tiempo necesario al espectador para que logre tener simpatía por alguno o varios de ellos. La develación temprana de la verdadera naturaleza de los Boxtrolls sirve para guiar el relato a través de la visión que tiene Eggs sobre el mundo, que se divide entre el complejo y creativo lugar que lo vio crecer y Cheesebridge, el sitio que naturalmente le correspondería por su condición humana. Lo anterior, perfectamente podría ser identificado como la problemática de Tarzán pues, si bien la película está basada en “Here Be Monsters!”, una extensa novela que tiene vida propia, son las moralejas inherentes al relato propuesto en esta cinta las que pueden evocar la historia del niño criado por simios en la selva.

THE BOXTROLLS 02El estudio Laika –lugar donde se produjo “Los Boxtrolls” y que está dedicado exclusivamente a publicar contenido hecho en stop motion- parece haber establecido como política la concentración de los esfuerzos en la creación de personajes complejos, retratados en un mundo fantástico revestido de una profundidad importante. Esto es algo que ya se ha sabido ver en los dos títulos que anteriormente fueron producidos por esta casa de animación: “Coraline” (2009), que está inspirada en material ya publicado, y “ParaNorman” (2012), que suponiendo una revolución en la técnica al incorporar figuras creadas en impresoras 3D para el trabajo de animación, también cuenta con guion original de Laika. En “Los Boxtrolls” la fórmula no comprende mayores cambios; lo que para los más pequeños puede ser interpretado en el momento exacto del visionado como la mixtura entre el valor y simpatía con el que Eggs y los Boxtrolls salen adelante, para los más adultos puede ser la semblanza simbólica del mundo avaricioso y excluyente que conocemos hoy. Es en esta instancia cuando la película se permite la conjugación de ambas visiones para lograr el regocijo de un amplio espectro etario.

En el apartado visual, que probablemente signifique el 50 por ciento de la ponderación final para este tipo de películas, “Los Boxtrolls” entrega imágenes maravillosas. En el análisis global del público, es posible que los efectos vistos en el telón causen sorpresa, aunque los tonos se mueven principalmente por matices oscuros. Para el ojo más agudo, el nivel de detalle puesto en el diseño de los escenarios y los personajes serán objeto de admiración; en este sentido, toda la destreza y cuidado de los animadores encargados de este ítem se hace evidentemente presente, y eso es algo para destacar.

THE BOXTROLLS 03Es posible que el filme tenga sus mayores resistencias en la difícil digestión de una historia que es más bien extraña, y en el ritmo con el que es relatada, optando por un dejo más sosegado por sobre el dinamismo que caracteriza a las realizaciones de los estudios más reconocidos. Quizás, por este mismo motivo, este título no sea para el público que espera ver un lienzo encantador en tonos pasteles. Sin embargo, para aquellas personas que disfrutan de los movimientos reales en la cartelera animada, la película resultará en una muy agradable experiencia. A la calidad de las ya estrenadas en Chile en 2014, “Frozen: Una Aventura Congelada”, “La Gran Aventura Lego” o “Cómo Entrenar a tu Dragón 2” se suma “Los Boxtrolls que, amén de sus atributos, esperamos que no pase inadvertida.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Top Gun: Maverick

Publicado

en

Top Gun: Maverick

La última de una larga seguidilla de reboots, secuelas y remakes de películas clásicas de la década del 80, “Top Gun: Maverick” de primeras cumple con su cometido. Es una perfecta secuela de “Top Gun” (1986), que, si bien cae en muchos de los mismos vicios, también la actualiza para las nuevas audiencias sin perder el núcleo que hace recordar a la original.

La historia empieza cuando Maverick (Tom Cruise) es enviado, a petición del almirante Iceman (Val Kilmer), su antiguo compañero, a volver a la academia Top Gun a entrenar a un equipo de egresados para una peligrosa misión. Sin embargo, en el grupo de pilotos se encuentra Rooster (Miles Teller), hijo de Goose, viejo amigo de Maverick que falleció mientras ambos estudiaban en la misma academia. Maverick tendrá entonces que enfrentarse a su pasado para poder entrenar al hijo de su amigo y poder cumplir la peligrosa misión que les ha sido encomendada.

Desde el primer momento “Top Gun: Maverick” deja sumamente claro que, más que contar una historia terriblemente original, lo que busca es de alguna forma transportar al espectador al mundo de la primera película. Esto la lleva a caer en varios de los mismos vicios. De hecho, casi se siente como si fuera la misma película, pero todo un poco más exagerado. Los personajes son inverosímiles, la forma de Maverick de relacionarse con el mundo se siente superficial y maqueteada, todo está diseñado para que cada momento nos recuerde lo talentoso e intrépido que es el personaje. Incluso los momentos más interesantes desde un punto de vista narrativo y que son el núcleo emocional de la película, es decir, la relación entre Maverick y Rooster, se ven sofocados en un mar de nimiedades estilísticas.

La peor de estas nimiedades es la trama romántica entre Maverick y Penny (Jennifer Connelly), con un romance bastante parecido al de la primera cinta, e igual de innecesario, ya que Penny lamentablemente no tiene una personalidad ni un objetivo, más allá de ser el interés romántico del protagonista. Lo anterior se siente casi como si hubieran metido al personaje sólo para mantener la misma estructura que la primera película, y porque Penny es una referencia a una línea de la misma.

Sin embargo, y a pesar de todos sus problemas narrativos, los momentos en que la “Top Gun: Maverick” brilla, realmente lo consigue. Las secuencias de vuelo, al igual que la de 1986, son dinámicas, entretenidas y tensas, pese a la falta de peso emocional que puedan tener, ya que durante las escenas de entrenamiento no se siente que los personajes tengan realmente mucho que perder. Son espectáculo puro y, al poner la cámara al interior de las cabinas de los F-18 que pilotean los personajes, se genera una experiencia sumamente inmersiva, emocionante y frenética. Esto se da particularmente en el último tercio, cuando a todo esto se suma el peso del combate real, generando una tensión que mantiene al borde del asiento a punta de velocidad y vértigo, a pesar de que los personajes no sean particularmente queribles.

Visualmente la película se cae un poco. Sufre del look genérico que tantas cintas de acción actuales tienen, donde no hay una dirección y estilo reconocible, fuera de que todo sea fácil de leer visualmente para que la acción en pantalla se entienda. Hay muchos guiños visuales a la primera película, pero esto sólo genera que, en el contraste con su antecesora, “Top Gun: Maverick” se sienta mucho más plana y genérica. Y aquello tiene sentido, puesto que esta no es una película de visión autoral, sino que un producto de nostalgia.

Y a eso se reduce de alguna forma “Top Gun: Maverick”, demostrando que es posible tomar una película muy propia de su época para actualizarla de forma exitosa. Sin embargo, no se siente como una sucia estrategia de marketing para ganar dinero, sino que como algo originado de un verdadero cariño y una real pasión por el cine de acción, por el estilo de películas que se hacía en esa época y que ha ido desapareciendo con el tiempo. Si bien no es una gran película, “Top Gun: Maverick” cumple con creces su objetivo de mantener vivo el espíritu de esa era, para bien o para mal.


Título Original: Top Gun: Maverick

Director: Joseph Kosinski

Duración: 131 minutos

Año: 2022

Reparto: Tom Cruise, Miles Teller, Jennifer Connelly, Jon Hamm, Glen Powell, Ed Harris, Val Kilmer, Lewis Pullman, Charles Parnell, Bashir Salahuddin, Monica Barbaro, Jay Ellis, Danny Ramirez


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 6 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 7 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas