Conéctate a nuestras redes

Cine

Los 8 Más Odiados

Publicado

en

Poseedor de una de las trayectorias más envidiables y alabadas del cine actual, Quentin Tarantino es posiblemente uno de los directores más afamados y preferidos. Detentor de un sello único y propio, tiene tiempo para demorarse en una película lo que encuentre pertinente y además hacer noticia cada vez que abre la boca. Un crack, dicen algunos, un imprescindible dicen otros, y aunque una buena parte mantiene mayores reservas, no se puede negar su talento y que siempre da espacio para la sorpresa, pese a su conocido estilo. “Los 8 Más Odiados” es otra confirmación a lo que ya se puede aventurar, pero no por ello sin asombro; contada en un nuevo entorno, una vez más pone a prueba si Tarantino podrá lograr el mismo efecto que sus otras películas con un elenco, historia y recursos diferentes, en la que su última producción, sin ser el escalafón más alto de su carrera, logra una sensación muy parecida a la de sus otras obras.

THE HATEFUL EIGHT 01Ambientada luego de la Guerra de la Secesión norteamericana y camino al poblado de Red Rock –que parece ser la meta de todos los personajes–, “Los 8 Más Odiados” parte en medio de la trayectoria de John Ruth (Kurt Russell), un cazarrecompensas que va en busca de cobrar y colgar a su última captura, Daisy Dormegue (Jennifer Jason Leigh). Será en medio de este recorrido y de un escandaloso temporal, cuando Ruth se encuentre con dos curiosos sujetos: Warren (Samuel L. Jackson), quien oficia la misma labor que Ruth, y un ex renegado convertido a sheriff, Chris Mannix (Walton Goggins), donde posteriormente, en la Mercería de Minnie, se terminará de completar el octeto final cuando se topen con un general, un vaquero, un verdugo y el guardia de la casa.

El infierno blanco  de una desoladora tormenta funcionará como el escenario perfecto para el encuentro de siete temibles hombres y una mujer, los ocho más odiados, o llenos de odio, como sería la traducción literal, y que resulta tan épica como sus obras anteriores, pero con un ritmo un poco más lento que combustionará en la medida de su avance. Considerada por algunos como más “íntima” –dentro de las proporciones que se podrían esperar de Tarantino-, lo cierto es que en su última cinta se prioriza la discusión. Si bien, a primera vista los acentos y las pilchas del lejano oeste podrían suponer sangre a destajo, gran parte del tiempo se lo lleva la intriga y descubrir quién es quién dentro de la historia mediante calurosas y locuaces conversaciones.

THE HATEFUL EIGHT 02Al igual que en sus otras producciones, no se trata de dividir entre buenos y malos moralmente, sino de saber si los personajes son quienes dicen ser. “Los 8 Más Odiados” es una historia sobre la sospecha, donde las confesiones e identidades de los personajes están tanto en duda para los personajes como para los espectadores, y donde se desconfiará de nombres, historias y acusaciones: John Ruth no vacila en interrogar a sus compañeros de viaje; ni uno estará libre de la incertidumbre si lo que acaban de contar es real o no dentro de la historia. Pero eso no es todo, el director norteamericano se da tiempo para discutir y plantear posiciones sobre la justicia y la raza (aunque sólo negros versus blancos), y como es usual, la recompensa, castigo y el impulso aparecen como motivos principales; un panorama inevitable en una película cuyo centro son hombres relativos a la justicia.

Al igual que la mayoría de los personajes de Tarantino, su última producción es un campo abierto para la venganza y el irrefrenable instinto de cobrar por las viejas heridas, así como por ese actuar rápido, tal como los antiguos vaqueros del oeste. Si bien, hay menos violencia de lo regular, tampoco faltan los balazos y la cuota habitual de sangre, pero brindando más espacio a la conversación y al detalle, que mantienen el ojo atento tanto a lo que habrá sucedido antes como lo que habrá de suceder. No obstante, aunque esto es uno de sus mayores atributos, también da pie para la duda, THE HATEFUL EIGHT 03pese a que el director es efectivo en producir las mismas sensaciones de sus otras películas. Pareciera inevitable preguntarse si algo falta.

Más allá de esa pequeña vacilación, la adición de música de Morricone y la fotografía de Robert Richardson acentúan y realzan el majestuoso y terrible paisaje, así como prende más nerviosismo al devenir de la discusión. Por otro lado, el elenco hábilmente escogido evoca lo que propone: crueldad, miedo y brutalidad, en el que cada actor y personaje suma algo distinto; mientras Samuel L. Jackson le da audacia a su Major Marquis Warren, Jason Leigh agrega la locura e inquietud necesaria para interpretar a Daisy Domergue, y Tim Roth no escatima en dar la solemnidad y soberbia necesaria para Mobray.

“Los 8 Más Odiados” quizá no es el máximo hito del director de “Pulp Fiction” (1994), pero tiene un elenco y dirección formidable que, junto a un variopinto cartel de enemigos públicos y temas que se cruzan, ofrece una intrigante y entretenida producción. Pese a que Tarantino se mueve aún dentro de un espacio que se le hace cómodo, añade nuevos elementos, actores y temáticas; podría conformarse con menos, pero sigue probando y, por eso mismo, pega otra estrella a su trayectoria. Sólo resta decir que Tarantino lo hizo nuevamente.

Por Javiera Quiroga

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino

Publicado

en

Ted Bundy

Ted Bundy es, sin duda, una de las figuras más fascinantes en la cultura estadounidense. Uno de los asesinos seriales más infames de la historia de Estados Unidos y del mundo, la existencia de copioso material audiovisual de su juicio, además de entrevistas y testimonios de algunas de sus víctimas sobrevivientes, lo transforman en un personaje sumamente interesante. “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” intenta darle una nueva contextualización a esta historia, sin embargo, la falta de enfoque y punto de vista la transforman en una experiencia desabrida e irrelevante.

La película empieza cuando Liz Kendall (Lily Collins), madre soltera, conoce a un carismático y atractivo Ted Bundy (Zac Efron), y rápidamente comienzan una relación amorosa. Años después, Ted es acusado de intentar secuestrar a una joven en el estado Utah, y lentamente comienzan a acumularse contra él múltiples acusaciones de asesinato. Aunque alega inocencia, es llevado a prisión, y Liz, a pesar de creerle, lentamente comienza a distanciarse de él.

Es difícil hablar sobre la trama de esta película, ya que intenta contar dos historias paralelas sin profundizar en ninguna. Por un lado, seguimos a Liz a medida que aumentan las acusaciones en contra de Ted y cada vez parece más lejana la posibilidad de que salga en libertad. Por otro lado, seguimos a Ted, el atractivo y carismático estudiante de derecho que es acusado de asesinato en múltiples estados. Sin embargo, ninguna de las tramas desarrolla a sus personajes lo suficiente como para construir un relato que se sostenga.

Con Liz pareciera que el filme intenta hablar sobre el increíble atractivo y carisma de Ted Bundy, y cómo era capaz de prácticamente embrujar a sus parejas, pero su personaje y su relación con Ted nunca son profundizadas. A pesar de haber un claro cambio en ella al final de la película, no se entiende qué lo gatilla, ni qué es exactamente diferente en ella, ya que nunca tuvo un carácter bien definido.

Por otro lado, seguir a Ted Bundy a través de sus juicios y sus estadías en prisión resulta interesante, pero hasta cierto punto. Pese a ser un personaje sumamente atrayente, la falta de decisión y punto de vista de parte del director, Joe Berliner, hace que nada de lo que ocurre tenga real impacto en la forma de relacionarnos con él. Es un tratamiento puramente expositivo y no se alcanza a aborrecer ni empatizar con Ted, ya que nunca conocemos realmente su intimidad, sólo vemos la cara que muestra al público. Esto se siente como una oportunidad perdida, teniendo en cuenta que la película supuestamente trata sobre la relación de amor y odio que Liz tiene con él.

Visualmente la película es sumamente plana y no hay mucho que decir al respecto: la cámara simplemente muestra los hechos que ocurren, sin enfatizar ni enmarcar nada de ninguna forma interesante. Incluso el setting setentero no alcanza a sentirse importante, como en “Zodiac” (2007) de David Fincher o “American Hustle” (2013) de David O. Russell, en que los 70 de verdad brillan.

Por otro lado, las actuaciones tampoco sobresalen. Esto se debe probablemente a que los personajes no están lo suficientemente desarrollados para que sus actores tengan espacio para desenvolverse. Incluso Zac Efron, que hace un trabajo bastante correcto como Ted Bundy, nunca alcanza a salirse del mismo carisma y afabilidad constantes que el personaje muestra al mundo exterior, debido a que el filme nunca se aventura en su mundo interior. Esta es una decisión que corre tanto por guion como dirección, y que pudo haberle dado a Efron mucho más material para demostrar su capacidad actoral.

Los asesinos en serie son una temática compleja de tratar en cualquier tipo de ficción, ya que siempre se corre el riesgo de caer en la farandulización de estos personajes, olvidando que sus víctimas fueron reales. Esta película cae, sin embargo, en el otro extremo: la absoluta banalidad. Mucho se podría extrapolar sobre el fenómeno de Ted Bundy y lo horroroso y fascinante que resulta él como personaje hasta el día de hoy, pero “Ted Bundy: Durmiendo Con El Asesino” no se atreve a hacer más que relatar los hechos sin emitir comentario alguno.


Título Original: Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Director: Joe Berlinger

Duración: 110 minutos

Año: 2019

Reparto: Zac Efron, Lily Collins, John Malkovich, Angela Sarafyan, Kaya Scodelario, Jeffrey Donovan, James Hetfield, Grace Victoria Cox, Kevin McClatchy, Jim Parsons, Haley Joel Osment


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 5 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 7 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas