Conéctate a nuestras redes

Cine

Los 8 Más Odiados

Publicado

en

Poseedor de una de las trayectorias más envidiables y alabadas del cine actual, Quentin Tarantino es posiblemente uno de los directores más afamados y preferidos. Detentor de un sello único y propio, tiene tiempo para demorarse en una película lo que encuentre pertinente y además hacer noticia cada vez que abre la boca. Un crack, dicen algunos, un imprescindible dicen otros, y aunque una buena parte mantiene mayores reservas, no se puede negar su talento y que siempre da espacio para la sorpresa, pese a su conocido estilo. “Los 8 Más Odiados” es otra confirmación a lo que ya se puede aventurar, pero no por ello sin asombro; contada en un nuevo entorno, una vez más pone a prueba si Tarantino podrá lograr el mismo efecto que sus otras películas con un elenco, historia y recursos diferentes, en la que su última producción, sin ser el escalafón más alto de su carrera, logra una sensación muy parecida a la de sus otras obras.

THE HATEFUL EIGHT 01Ambientada luego de la Guerra de la Secesión norteamericana y camino al poblado de Red Rock –que parece ser la meta de todos los personajes–, “Los 8 Más Odiados” parte en medio de la trayectoria de John Ruth (Kurt Russell), un cazarrecompensas que va en busca de cobrar y colgar a su última captura, Daisy Dormegue (Jennifer Jason Leigh). Será en medio de este recorrido y de un escandaloso temporal, cuando Ruth se encuentre con dos curiosos sujetos: Warren (Samuel L. Jackson), quien oficia la misma labor que Ruth, y un ex renegado convertido a sheriff, Chris Mannix (Walton Goggins), donde posteriormente, en la Mercería de Minnie, se terminará de completar el octeto final cuando se topen con un general, un vaquero, un verdugo y el guardia de la casa.

El infierno blanco  de una desoladora tormenta funcionará como el escenario perfecto para el encuentro de siete temibles hombres y una mujer, los ocho más odiados, o llenos de odio, como sería la traducción literal, y que resulta tan épica como sus obras anteriores, pero con un ritmo un poco más lento que combustionará en la medida de su avance. Considerada por algunos como más “íntima” –dentro de las proporciones que se podrían esperar de Tarantino-, lo cierto es que en su última cinta se prioriza la discusión. Si bien, a primera vista los acentos y las pilchas del lejano oeste podrían suponer sangre a destajo, gran parte del tiempo se lo lleva la intriga y descubrir quién es quién dentro de la historia mediante calurosas y locuaces conversaciones.

THE HATEFUL EIGHT 02Al igual que en sus otras producciones, no se trata de dividir entre buenos y malos moralmente, sino de saber si los personajes son quienes dicen ser. “Los 8 Más Odiados” es una historia sobre la sospecha, donde las confesiones e identidades de los personajes están tanto en duda para los personajes como para los espectadores, y donde se desconfiará de nombres, historias y acusaciones: John Ruth no vacila en interrogar a sus compañeros de viaje; ni uno estará libre de la incertidumbre si lo que acaban de contar es real o no dentro de la historia. Pero eso no es todo, el director norteamericano se da tiempo para discutir y plantear posiciones sobre la justicia y la raza (aunque sólo negros versus blancos), y como es usual, la recompensa, castigo y el impulso aparecen como motivos principales; un panorama inevitable en una película cuyo centro son hombres relativos a la justicia.

Al igual que la mayoría de los personajes de Tarantino, su última producción es un campo abierto para la venganza y el irrefrenable instinto de cobrar por las viejas heridas, así como por ese actuar rápido, tal como los antiguos vaqueros del oeste. Si bien, hay menos violencia de lo regular, tampoco faltan los balazos y la cuota habitual de sangre, pero brindando más espacio a la conversación y al detalle, que mantienen el ojo atento tanto a lo que habrá sucedido antes como lo que habrá de suceder. No obstante, aunque esto es uno de sus mayores atributos, también da pie para la duda, THE HATEFUL EIGHT 03pese a que el director es efectivo en producir las mismas sensaciones de sus otras películas. Pareciera inevitable preguntarse si algo falta.

Más allá de esa pequeña vacilación, la adición de música de Morricone y la fotografía de Robert Richardson acentúan y realzan el majestuoso y terrible paisaje, así como prende más nerviosismo al devenir de la discusión. Por otro lado, el elenco hábilmente escogido evoca lo que propone: crueldad, miedo y brutalidad, en el que cada actor y personaje suma algo distinto; mientras Samuel L. Jackson le da audacia a su Major Marquis Warren, Jason Leigh agrega la locura e inquietud necesaria para interpretar a Daisy Domergue, y Tim Roth no escatima en dar la solemnidad y soberbia necesaria para Mobray.

“Los 8 Más Odiados” quizá no es el máximo hito del director de “Pulp Fiction” (1994), pero tiene un elenco y dirección formidable que, junto a un variopinto cartel de enemigos públicos y temas que se cruzan, ofrece una intrigante y entretenida producción. Pese a que Tarantino se mueve aún dentro de un espacio que se le hace cómodo, añade nuevos elementos, actores y temáticas; podría conformarse con menos, pero sigue probando y, por eso mismo, pega otra estrella a su trayectoria. Sólo resta decir que Tarantino lo hizo nuevamente.

Por Javiera Quiroga

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Escándalo

Publicado

en

El Escándalo

La combinación de hechos reales y ficción, para así representar historias de relevancia mediática, podría reforzar una reflexión sobre el trasfondo de ciertos eventos; más aún, cuando existen permanentes discusiones sobre temas controversiales y que están forjando nuevas miradas en la sociedad contemporánea. En este contexto, existen ciertas producciones cinematográficas que toman este medio para adentrarse y otorgar una voz a sus protagonistas.

En 2016 se destapó uno de los más grandes secretos de la televisión estadounidense, cuando la ex conductora de Fox News, Gretchen Carlson, acusó y demandó a Roger Ailes, fundador y ex director del canal, de acoso sexual. El revuelo de la denuncia provocó un remesón en la cadena y ayudó a que muchas trabajadoras tomaran la decisión de denunciar a Ailes por el mismo comportamiento hacia ellas, incluida Megyn Kelly, conductora e importante figura del canal en ese entonces.

Dirigida por Jay Roach, “El Escándalo” se centra en cómo Gretchen Carlson (Nicole Kidman) interpone la demanda por acoso sexual en contra de Roger Ailes (John Lithgow) y las consecuencias de este hecho en el canal. Esta denuncia empujará a otras mujeres a alzar la voz, entre ellas Kayla Pospisil (Margot Robbie), una nueva conductora en ascenso, y a la figura más importante de Fox News, Megyn Kelly (Charlize Theron).

Al estar inspirada por hechos reales, el guion, a cargo de Charles Randolph, transita el terreno de la ficción, pero, al mismo tiempo, no deja a un lado la realidad y, casi como si fuera un documental, expone los hechos alrededor de una difusa veracidad. Esta idea permea la estructura de la cinta, fragmentando su hilo conductor e incorporando elementos que apoyen una mirada cómplice por parte del espectador. En ese sentido, la inclusión de voz en off, insertos visuales, romper la cuarta pared y movimientos de cámara simulando un falso documental, son parte de la sustancia que pretende dar autenticidad y punto de vista al relato, recordando el trabajo de Adam Mckay en “The Big Short” (2015) y “Vice” (2018).

Además, la cinta no tan sólo toma el punto de vista de quienes decidieron demandar y denunciar a Ailes, sino también agrega una tercera perspectiva para ahondar en la reiterada conducta sexual del ex director hacia las trabajadoras del canal. Por un lado, seguimos la mirada de Megyn Kelly, quien en ese momento era una de las figuras más importantes del canal, destacada por emplazar a Donald Trump cuando estaba en plena carrera presidencial. Kelly es puesta como el punto de fragmentación entre sus intereses profesionales y su postura individual cuando se enfrenta al destape iniciado por su ex compañera de canal, en ella se manifiesta el conflicto más profundo entre callar o sumarse a la denuncia, dicha disputa es llevada con gran habilidad a través de la interpretación de Theron, quien logra un extraordinario acercamiento a la figura real de Kelly.

Por otra parte, la representación de Gretchen Carlson es el disparador del gran escándalo y, aunque su presencia es primordial en la progresión de los hechos que terminaron en la denuncia en contra de Ailes, la construcción de su personaje queda incompleta al momento de profundizar en la manera en que escaló el gran destape. Por el contrario, la inclusión de un personaje ficticio en este conflicto permite una entrada hacia lo más oscuro que ocurría en el canal en ese entonces, donde se observa la conducta de George Ailes hacia las mujeres que trabajaban con él, pero también una sutil critica en contra de la industria televisiva y cómo la articulación del poder se interpone para obstaculizar el desarrollo profesional. El personaje interpretado por Margot Robbie resulta ser el más complejo de las tres, otorgando una mirada hacia su vida personal y cómo sus valores, postura política y religiosa chocan y se enfrentan a la situación en la que se ve envuelta.

“El Escándalo” intenta exponer con cierto grado de autenticidad los hechos ocurridos hace cuatro años y, a pesar de sus diferentes miradas, le resulta difícil comprometerse con un punto de vista en particular, por lo que pareciera incompleta en su propuesta. Su mayor fortaleza recae en la actuación de sus protagonistas y el trabajo de maquillaje y caracterización, el que acerca la ficción a su inspiración en la vida real, resultando en una película que sólo limita su relato a una representación superficial y parcial de la acusación que involucraba a grandes figuras de la industria televisiva.


Título Original: Bombshell

Director: Jay Roach

Duración: 109 minutos

Año: 2019

Reparto: Nicole Kidman, Charlize Theron, Margot Robbie, John Lithgow, Allison Janney, Kate McKinnon, Malcolm McDowell, Mark Duplass, Alice Eve, Connie Britton, Alanna Ubach


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 2 meses

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas