Conéctate a nuestras redes

Cine

Looper: Asesinos Del Futuro

Publicado

en

Dos sujetos conversan en una cafetería. Discuten acerca de lo que harán en las próximas horas. Lo que para uno son deseos, para el otro son recuerdos. Sus caras se parecen mucho, pero no son padre e hijo, ni hermanos, ni siquiera gemelos –o clones-. Mientras uno lucha por lo que considera su futuro, el otro intenta proteger sus recuerdos, y uno en particular: lo único que considera realmente bueno en su vida. Los dos son la misma persona y, pese a ello, sus destinos chocan; lo que haga uno borrará para siempre al otro. El tópico de los viajes temporales, sus consecuencias y las paradojas que provocarían, es lo central en “Looper: Asesinos Del Futuro”, el tercer largometraje de Rian Johnson, protagonizado por Joseph Gordon-Lewitt y Bruce Willis.

Los looper son los asesinos que se encargan de eliminar a personas enviadas desde el futuro por la mafia. Joe (Joseph Gordon-Levitt) es uno de ellos, y cumple su trabajo con una destacada eficiencia. Pero este trabajo no es para siempre, y tiene una cláusula de rescisión de contrato inapelable: cada looper debe deshacerse de él mismo, quien es enviado 30 años desde el futuro. Pese a que Joe sabe de ese predicamento, un error le impedirá asesinar a su yo del futuro (Bruce Willis), iniciando una persecución que le permita cerrar el “loop”.

Desde el primer instante, “Looper” no esconde su condición de película de género. Como ejercicio cinematográfico, este se asemeja al primer film de Rian Johnson, “Brick” (2005), una reinvención adolescente del cine noir. Todo se cumple siguiendo el manual: un invento posibilita un salto para la humanidad, y ese hecho va planteando cuestiones sobre los alcances de la condición humana. “Looper” enuncia todas las preguntas más comunes del género, sobre qué nos definiría como individuos, cuál es el control que tenemos de nuestros actos y el destino, y qué efectos tienen nuestras decisiones sobre nosotros y los demás.

Sin embargo, hay que aclarar que esta no es simplemente una película de acción, o por lo menos no como las tradicionales que pueblan la cartelera. Sí hay espectacularidad, persecuciones, tiroteos y uso de recursos que acentúan la adrenalina, pero para ser precisos, los adelantos contienen gran parte de las escenas de acción, y el corpus de la película está en secuencias resueltas de manera limpia y sin excesos, o en largos episodios de conversaciones que aumentan la tensión e invitan a preguntarse por las intenciones de los personajes, sus dudas y dramas, y también por los cabos sueltos que la misma trama va dejando. Porque “Looper” se articula sobre las interrogantes que se suceden durante el metraje y son el sustrato de la historia, siendo algunas resueltas en la película misma, y otras dejadas para el debate fuera de la sala de cine.

Es interesante constatar que uno de los blockbusters más esperados del año, evita el lugar común y se decanta más en un relato que intenta hacerse cargo de discusiones más profundas que las acostumbradas por la industria hollywoodense. Quizás este ejercicio está más relacionado con la necesidad de las películas de ser viralizadas a través de Internet, lo que sostiene sus campañas de publicidad en la actualidad. Como ya se ha mencionado, en “Looper” abundan los cabos sueltos, y ya se puede encontrar una gran cantidad de teorías respecto a los personajes, sus relaciones o el universo creado para sustentar la trama. La ventaja en este caso está en la integración armónica de estas cuestiones dentro del relato, sin que parezcan un error del guión o un recurso retórico para engañar al público.

Aunque, haciendo raya para la suma, “Looper” se ubica entre lo mejor del cine comercial de este año, cumple con las expectativas generadas alrededor de ella (por la publicidad y los propios fanáticos) y aporta una mirada fresca, respetuosa e inteligente a la poblada oferta de las películas de ciencia ficción y viajes temporales. Por esta razón la pregunta más interesante es verificar cómo logrará este film superar la barrera del tiempo y convertirse en un referente del género, más allá de su calidad  argumental, puesta en escena y valor dentro del mercado cinematográfico. Habrá que esperar entonces cuántos visionados resiste la cinta, y a modo de confesión personal, este redactor está ansioso por repetirse el plato.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
2 Comentarios

2 Comments

  1. Rodrigo Soto

    17-Oct-2012 en 3:51 pm

    Creí haber visto el afiche hace un tiempo, pero no había averiguado. Suena muy interesante la propuesta, y es que el viaje en el tiempo es algo que se viene conversando hace tanto tiempo, que casi parece que alguien hubiese viajado para ponerlo allí hace algunos años. En lo personal me gustan mucho estas películas de ciencia ficción, en especial cuando te hacen pensar o, peor aún, cuando te hacen pensar horas después de la película.

    Lo otro interesante es el cambio generacional que se vive, pasar de un dinosaurio como es Bruce Willis con todo el peso que le pone a las películas de acción, y su papel principal en esas películas que están en el inconsciente colectivo, como lo es Duro de Matar, El Quinto Elemento o Pulp Fiction, a un casi-joven como Joseph Gordon-Levitt que, si bien lleva bastantes películas buenas en estos años (Dentro de las que se encuentra Inception, que está en el top 5 de mis favoritas) le falta para llegar a ese nivel, pero lo va construyendo muy bien.

  2. Daniela Campos

    08-Ene-2014 en 5:31 pm

    Es de las mejores películas que he visto en los últimos años, con un guión muy interesante, yo la acabo de ver en HBO porque a mi papá y a mi hermano les encantan las películas de acción como este tipo.

Responder

Comentarios

El Llamado Salvaje

Publicado

en

El Llamado Salvaje

El CGI (Computer Generated Imagery) en el cine es a menudo un tema controversial al ser a veces mal utilizado, o ser técnicamente deficiente. A veces el efecto que genera es simplemente espantoso, como en el caso de “Cats” (2019), en otras busca ser casi lo único valioso en una película, más que historia o personajes, como en el caso de “Avatar” (2009). Esto se debe en gran medida a que es un recurso relativamente nuevo en la historia del cine, y las capacidades técnicas de los efectos especiales siempre están evolucionando. Algo notable de “El Llamado Salvaje” desde un principio es el uso de CGI para generar personajes casi en su totalidad, lo que es definitivamente una apuesta arriesgada. Sin embargo, el resultado, a pesar de no ser perfecto, es un buen camino a seguir para la industria en el futuro.

La historia sigue a Buck, un perro grande y afable, criado por una acaudalada familia en California, que es secuestrado y vendido durante la Fiebre del Oro, y enviado a Yukon, al norte de Canadá. Ahí vivirá diversas aventuras y conocerá a diferentes perros y personas que lo acercarán a su lado más salvaje, lo que finalmente lo llevará a su destino.

“El Llamado Salvaje” es una sólida película de aventuras, en gran medida porque el personaje principal es profundamente querible. Pese a que puede ser sumamente difícil generar empatía con un protagonista que no habla, por lo que se vuelve difícil entrar en su mundo interior, el film toma las decisiones adecuadas de utilizar una voz en off que a menudo nos dice lo que piensa, y hacer uso del CGI para darle al animal un gran rango de emociones y personalidad. Inmediatamente somos capaces de conectarnos con Buck, y además de entender su relación con los otros animales que conoce, los que también son sumamente expresivos.

Y ese es uno de los grandes aciertos de la película. El uso que le da al CGI tiene más que ver con construir personajes expresivos y queribles que con buscar un fotorrealismo que sea técnicamente sorprendente, o con generar un mundo de fantasía que sea el gancho de la cinta. A diferencia de “The Lion King” (2019), acá los personajes caninos están llenos de expresividad y personalidad, incluso a pesar de no tener voz, y esto es casi en su totalidad a lo efectivo del CGI.

Aunque, claro, la falta de prolijidad técnica en la animación de los personajes se siente, y en algunas escenas casi llega a distraer de la historia. Hay momentos en que estos no alcanzan a mezclarse bien con su ambiente y se sienten como personajes de videojuego, moviéndose por un ambiente de manera desconectada. Sin embargo, el film completo genera una sensación de fantasía y plasticidad que se complementa bien con este aspecto.

Básicamente, todo es un poco plástico, pero al menos de manera coherente. Se siente como un film animado, tanto por su textura visual como por su puesta en escena, lo que tiene sentido, considerando que es la primera película live action del director Chris Sanders, famoso por “Lilo & Stitch” (2002) y “How To Train Your Dragon” (2010) y “The Croods” (2013). Esto lleva a que los momentos en que el CGI falla se vuelvan menos choqueantes y nunca lleguen a ser más llamativos que la historia en sí.

“El Llamado Salvaje” no es una película perfecta, tiene algunas falencias de guion, algunos de sus personajes (particularmente los villanos) son algo caricaturescos y el final se vuelve sobre explicativo, alargándose y siendo innecesariamente cursi. Sin embargo, al igual que el viaje de Buck, es una película con altos y bajos: una vez terminada, es un viaje que valió la pena tomar. Y no sólo eso, es también un buen ejemplo de las posibilidades narrativas que puede tener el uso de CGI en el cine, si dejamos de centrarnos en el aspecto técnico y volvemos a concentrarnos en la historia y los personajes.


Título Original: The Call Of The Wild

Director: Chris Sanders

Duración: 105 minutos

Año: 2020

Reparto: Harrison Ford, Dan Stevens, Bradley Whitford, Karen Gillan, Omar Sy, Jean Louisa Kelly, Terry Notary, Cara Gee, Colin Woodell, Wes Brown, Anthony Molinari, Brad Greenquist


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Hotspot Hotspot
DiscosHace 3 días

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 2 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 3 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 4 semanas

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: