Conéctate a nuestras redes

Cine

Lazos Perversos

Publicado

en

La industria norteamericana del cine funciona como un universo de sentido del cual es casi imposible escapar. Pese a que en otras latitudes (Japón, Hong Kong, India) se “fabrican” filmes con estándares de calidad y volumen similar, el cine venido de Hollywood domina el escenario cultural, con un sistema STOKER 01de producción del que sólo unos pocos artistas logran escapar. Porque nadie es capaz de resistir la gigante vitrina que significa producir una cinta en Estados Unidos, hablada en inglés, y con una distribución en los cinco continentes.

Es así como Europa ha proveído una gran cantidad de cineastas a la industria hollywoodense desde el mismo inicio del cine. Luego, con la globalización de la cultura, visiones de latitudes extremas e idiomas foráneos se hicieron parte de esta “fábrica de salchichas”. Realizadores del lejano oriente han arribado al cine norteamericano, dejando atrás su idioma materno y –por qué no decirlo- muchas de las inquietudes que se exponen en sus obras. Toda industria que se precie de tal termina por estandarizar, algo que también sucede en el cine. Quizás ese es el caso de “Lazos Perversos”, cinta dirigida por Chan-Wook Park, con un extenso currículum, y STOKER 02quien en su natal Corea logró, mucho antes que Tarantino, configurar una demoledora trilogía de venganza, con su punto alto en la perturbadora “Oldboy”.

India (Mia Wasikowska) ha perdido a Robert (Dermot Mulroney), su padre, en un accidente automovilístico justo el día de su cumpleaños número 18. Durante el funeral conoce a Charlie (Matthew Goode), hermano de su progenitor, del cual no tenía idea alguna de su existencia. Él se quedará a vivir en la casa de la familia junto a la madre de India (Nicole Kidman), una mujer emocional y afectivamente inestable. Mientras la viuda intenta reemplazar la figura del esposo perdido, el extraño comportamiento de Charlie hace sospechar demasiado a la adolescente, quien lo rehuye de cualquier acercamiento demasiado íntimo.

STOKER 03Lo primero que sorprende de “Stoker” (su nombre en inglés, aludiendo al apellido de la familia) es la firma del guión. Porque si para Chan-Wook es la primera experiencia detrás de cámara en la Meca del Cine, para Wentworth Miller (protagonista de “Prison Break”) es el primer guión que firma. El texto es solvente, logrando con pocas palabras y un aplicado uso de los detalles, desarrollar una historia que se debate más en lo que no se muestra que en aquello que se observa en primer momento. Lo relatado no deja de lado las pulsiones perversas, las personalidades perturbadas y los continuos giros de tuerca, tanto en la trama como en las intenciones de los personajes, quienes observan y esperan el momento preciso para dar el golpe de efecto.

El autor aquí se entrega a la exageración del primer plano, tanto en imágenes como en la banda sonora, para obligar al espectador a estar atento a cualquier detalle. Las pistas acerca del origen del desconocido pariente, de la extraña desaparición de personas, y del triángulo formado por madre, hija y tío, son entregadas con cuentagotas, lo que implica un ejercicio interesante de captura y remembranza, para evitar cualquier vacío en el guión. Sí, esto implica que la cinta a ratos agote, pero también permite una construcción más libre de las interpretaciones, algo que en esta película abunda.

STOKER 04Volviendo al “quizás” antes enunciado, “Lazos Perversos” posibilitará, sin lugar a dudas, la llegada de Chan-Wook a públicos masivos, algo que se agradece. En cuanto al producto final entregado, no tiene nada que reprocharle a las obras que dirigió en su natal Corea del Sur, aportando temáticas ya largamente repetidas en su cinematografía, como la violencia, la venganza, la moral trastocada y las perversiones. Tal vez, y sólo tal vez, se le puede acusar de una agotadora repetición de estos tópicos, lo cual en ningún instante debe ser condenable, menos si se es capaz de despachar productos tan solventes como este. Habrá que esperar, entonces, si el cine de este realizador se convierte en salchicha o conserva la tan valorada originalidad.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Leonardo Arriagada

    10-Abr-2013 en 6:16 pm

    Me hubiese encantado que fuese más larga. La verdad es que no me quería ir de la sala. Me fascinó la fotografía. Vi Old boy hace mucho tiempo, también me gustó, pero los rasgos orientales y el idioma, no me permitían introducirme en la historia completamente. En Stoker, sentí que entraba en arenas movedizas y no podía ni quería salir. Excelente.

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 7 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 7 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: