Contáctanos

Cine

Las Cosas Como Son

Publicado

en

El director chileno Fernando Lavanderos estrenó hace nueve años su primer largometraje, “Y las Vacas Vuelan”. En este se mostraba la historia de un danés que llega a Santiago para realizar un corto y LAS COSAS COMO SON 01selecciona como protagonista a una chica que encuentra por casualidad. Un cruce cultural que era la marca de la película, tal como sucede en su segundo filme, “Las Cosas Como Son”.

La trama se centra en Jerónimo (Cristóbal Palma), un hombre de pocas palabras y duro semblante. Se encuentra dedicado a manejar una casa de huéspedes para extranjeros, que además de ser su fuente trabajo, también es su refugio. Hasta allí llega Sanna (Ragni Ørsal), una joven actriz noruega que desestabilizará su vida.

Jerónimo se suma a la galería de parcos personajes que abundan en las producciones chilenas. El protagonista cuida este hogar como si fuera un familiar enfermo, evita abandonarlo, es su escudo ante este mundo que lo intimida. Prefiere quedarse reparando las imperfecciones de esta vieja casa que salir. Su obsesión llega al límite de sentirse con la libertad de hurguetear entre las pertenencias de quienes la habitan.

El comienzo invita a pensar que estamos ante otro de esos dramas que siguen un solo personaje en su rutina (como lo fuese la reciente “Carne de Perro”), esta vez con un protagonista de intenciones LAS COSAS COMO SON 02difusas y con trabas a la hora de establecer relaciones, pero lentamente va mutando en una singular historia de pareja. Todo se envuelve en una capa de misterio –que se extiende más de lo necesario y no es acompañada de la suficiente prolijidad-, para culminar consolidada como una atinada obra sobre encontrar cobijo en lugares y momentos impensados.

Es cierto que resulta interesante cómo recoge culturas diferentes y las reúne en un solo ambiente. También lo es el contraste que establece entre esta pequeña premisa y la realidad exterior. El problema es que este foco gana contundencia muy tarde, sólo en la última parte de la película. Durante los primeros dos tercios poco se muestra, poco se avanza, y poco se sugiere. En este tramo, todo es muy contemplativo, pero, sobre todo, escasamente revelador. De esta manera, opta por dejar para el final la exploración profunda de sus personajes y el abordar grandes temas.

Se echa de menos una mejor definición del tejido dramático de la obra; mayor limpieza y equilibrio al momento de estructurar el guión y mayor cantidad de elementos con los que jugar. Esto porque es muy poco generosa con la dosis de información que entrega: no sólo hay pocos giros y diálogos, también escasean las pequeñas acciones. Hay escenas demasiado extensas, otras que están demás. Es una cinta que se cocina a fuego lento, rozando el límite de lo aceptable en términos de progresión LAS COSAS COMO SON 03de la historia. Y que tarde tanto en desenvolver su esqueleto, provoca que la vista inevitablemente se desvíe. No estamos ante un filme mediocre, ni mucho menos, pero sigue el camino de menos a más. Si la construcción dramática está algo descompensada, la película se afirma por lo sólida de sus actuaciones. Muy naturales, muy ajustadas, ejecutadas con aplomo. Fernando Lavanderos, si bien no muestra maestría en la elaboración y conducción de la historia, exhibe mano firme en la dirección de actores.

En definitiva, la cinta es capaz de articular un discurso, aunque no del todo consistente. Son estimables las intenciones que la mueven y hay corazón en sus imágenes, pero el saldo final no goza de la solidez que podría haber tenido con algunos ajustes. No hay nada de malo en que guarde lo mejor para el último tercio, lo cuestionable es que el resto del metraje tiende a deambular entre el desafecto y la desidia, lo que desemboca en una llamativa falta de armonía.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Cine

El Hilo Fantasma

Publicado

en

El Hilo Fantasma

Hay un consenso transversal al afirmar que Daniel Day-Lewis es uno de los grandes actores de nuestro tiempo. Su carrera está marcada por notables cintas que estelariza con gran talento y precisión inigualables, logrando encarnar una amalgama de personajes tan diferentes y auténticos, como implacables. Por ello, al anunciar –ahora de verdad– su retiro del mundo de las cámaras, el desconsuelo también forma parte de la experiencia “El Hilo Fantasma”, película en la que hace dupla con Paul Thomas Anderson (recordemos que trabajaron juntos en 2007 con “There Will Be Blood“) y que nuevamente logra posicionarse en lo alto de la filmografía de ambos artistas.

Vistiendo a la alta sociedad londinense, Reynolds Woodcock (Daniel Day-Lewis) es un reconocido modisto cuyo trabajo es la única pasión y motor de su vida. Entregado a los diseños y los retazos de finas terminaciones, cuando conoce a la camarera Alma (Vicky Krieps) encuentra en ella una musa para seguir perfeccionando sus creaciones, pero también a una amante con sus propias ambiciones.

Al igual que el zurcir de una prenda a medida necesita mucho tiempo y reposo para lograr unir sus fragmentos en una pieza digna de ser usada, “El Hilo Fantasma” se construye a través de escenas pausadas, delicadas y enormemente cargadas con la ambigüedad de personajes inciertos. Y es que la gracia de esta cinta recae tanto en la sutileza de un guion acertado, que proyecta un aura enigmática en quienes llevan las acciones, como en lo intrincado del fundamento que mueve el relato.

Como siempre, Paul Thomas Anderson nos sorprende con protagónicos muy complejos y multidimensionales, en cuyas contrariedades se construye una relación de poder y necesidad adictiva, todo por supuesto bajo una fotografía bella y estilo que drena elegancia. Así, el mundo de la alta costura londinense de los años 50 es el pretexto desde donde se entreteje una historia sobre la complejidad ilusoria de cierto tipo de relaciones, en las cuales el amor pasa a segundo plano frente a la fascinación y la perfección. Desde una mirada de vanidosa manía y virtuosa elegancia, esta historia no tiene nada de simple: se da a entender que la obsesión y los soportes ficticios que los humanos extrapolamos en otras figuras –creemos ilusoriamente– son la esencia y complemento fundamental para lograr saciar los espacios vacíos de nuestras vidas.

Un magnífico Daniel Day-Lewis da vida al excéntrico señor Woodcock, quien, en su afán de dominar un mundo soberbio, se convierte en un arrogante artista textil, lleno de rarezas, y para quien el orden y la rutina son esenciales para lograr sus objetivos. El británico –casi tan metodológico como el personaje que representa– se inmiscuye y transforma en un ser orgulloso, sobrio, profesional, pero no exento de llagas, basando parte de su éxito en el apoyo de su estoica hermana Cyril, encarnada excepcionalmente por Lesley Manville.

La Casa Woodcock, siempre llena de costureras trabajando sin parar para terminar los vestidos a medida, sufre cierto remezón al llegar Alma, a quien Reynolds aprecia y pronto convierte en modelo de inspiración para su trabajo. Él, controlador y ordenado, y ella, en su juventud llena de exabruptos y siendo un rompecabezas indescifrable de sentimientos y aspiraciones, van fundando una relación elegantemente tóxica, apoyándose en la parte profesional y construyendo un romance con gotas de admiración y recelo perturbadores y, por ende, muy adictiva en pantalla.

Vicky Krieps y Daniel Day-Lewis construyen una relación fascinante en pantalla. Porque son las emociones, exteriorizadas en movimientos, expresiones faciales y miradas profundamente llenas de significado, las que hablan más que las palabras. La expresión “si las miradas mataran” se materializa en pantalla a cada momento y es esta minuciosidad, este entendimiento logrado entre los personajes a través de sus actores que funciona como un juego misterioso, que como espectadores nos vuelve adictos a la cinta, cuya guinda la pone un diseño de vestuario simplemente majestuoso.

Un gran elenco, dirigido con pulcritud, vuelve a “El Hilo Fantasma” un delicatessen visual y cinematográfico, con una exquisitez cautivadora y una historia enigmática llena de sutilezas. Paul Thomas Anderson demuestra una y otra vez la facilidad que tiene para crear universos que rozan entre lo falsamente onírico y lo real, siempre con personajes escritos de manera única. Con un tercer acto tanto más increíble como extraño, toda pieza encaja con la frase “el hilo necesita de la aguja para cumplir su cometido”.


Título Original: Phantom Thread

Director: Paul Thomas Anderson

Duración: 130 minutos

Año: 2017

Reparto: Daniel Day-Lewis, Vicky Krieps, Lesley Manville, Richard Graham, Bern Collaco, Jane Perry, Camilla Rutherford, Pip Phillips, Dave Simon, Ingrid Sophie Schram, Gina McKee, Steven F Thompson


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 2 meses

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 2 meses

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 3 meses

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 3 meses

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 3 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 3 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 3 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 3 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 3 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas