Conéctate a nuestras redes

Cine

Las Aventuras de Peabody y Sherman

Publicado

en

Gracias a “Shrek” (2001) y “How To Train Your Dragon” (2010), quizá el único que puede presumir de haber estado cerca de Pixar en más de una ocasión es DreamWorks. El estudio fundado por Spielberg en 1994 acumula la impresionante cifra de 27 largometrajes animados, pero esos dos trabajos, por chispa, emoción, universalidad y agallas, aplastan a los restantes. Aunque “Las Aventuras de Peabody y Sherman”, su película número 28, no llega a las alturas de esos verdaderos hitos del cine reciente, se ubica dentro de los filmes más estimables que ha dado origen la compañía.

MR PEABODY AND SHERMAN 01Peabody es un genio en cada disciplina imaginable y es considerado la mente más brillante del mundo. En el primer día de clases de su hijo Sherman, este se ve envuelto en un conflicto con su compañera Penny. El asunto se dificulta por el hecho de que Peabody es un perro y sólo logró adoptar a Sherman por sus impresionantes logros; en efecto, luego de tal incidente lo amenazan con quitarle la custodia si ocurre otro hecho similar. Para limar asperezas con los padres de la niña, Peabody los invita a su casa a cenar, pero no imagina el peligro de ello. Sherman, intentando impresionar a Penny, la lleva a conocer el mayor invento que ha creado su padre: una máquina del tiempo, en la que viajarán y se meterán en aprietos a través de distintas épocas.

Además de los temores naturales por saber qué pudiera salir de la historia de un perro-padre y su hijo dando saltos temporales, estaba que el nombre de Rob Minkoff no parecía de fiar, dado sus tres desechables últimos títulos. La buena noticia es que cualquier aprensión se olvida, ya que en su vuelta a la animación saca a relucir la notable conducción que mostró en la dirección de ese clásico de Disney titulado “The Lion King” (1994) y también, aunque en menor medida, en “Stuart Little” (1999) y “Stuart Little 2” (2002).

MR PEABODY AND SHERMAN 02La película no destaca por ser una constante sorpresa, pero se disfruta a casi cada minuto. Sus dos protagonistas son entrañables y sus famosos personajes secundarios, aunque no poseen gran gravitación en la trama, cumplen con sacar risas y no volverse un estorbo. De apariencia corriente, la cinta es capaz de obtener provecho de algo tan jugoso como los viajes del tiempo y apela al conocimiento general del espectador para generar carcajadas. Quizá los más pequeños se pierdan en el desarrollo y no entiendan todos los chistes, a pesar de que apela a hechos que se enseñan en los colegios y son de total conocimiento general. Gracias a que exprime tan bien su materia prima, el filme compensa eso con que los niños de seguro saldrán interesados en saber más de Historia, no obstante, esquiva el pesado tono aleccionador.

Cuando parece que se le va agotar el combustible, cuando parece que va a surgir la reiteración, la película aplica una necesaria y valiosa vuelta de tuerca que ocasiona que termine en lo alto. Es cierto que se toma no pocas licencias, pero nada que no se vea justificado por su aporte a la potenciación de la trama. De hecho, si bien la cinta llega a manejar muchas variantes, el director consigue mantener el buque completamente a salvo, logrando que el filme nunca se aleje del objetivo propuesto.

MR PEABODY AND SHERMAN 03“Las Aventuras de Peabody y Sherman” convence porque, de partida, no toma al espectador por tonto, en especial a los niños. Eso es una cualidad que comparte con la asombrosa “La Gran Aventura Lego” –¿cuándo dejarán de usar la palabra “aventura” en los títulos de películas animadas?- y que desgraciadamente no ha abundado en las realizaciones de DreamWorks. Por supuesto que le falta la dosis de genialidad y el ritmo trepidante de la cinta de Phil Lord y Christopher Miller, pero cumple con ser un loable trabajo capaz de divertir a un público muy amplio. Tras un 2013 que en cuanto a la animación no dejó satisfecho a nadie, es un deleite que ya vayan dos filmes al hilo que nos han recordado que este tipo de cine no tiene nada que envidiarle a cualquier otro.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Saint Cloud Saint Cloud
DiscosHace 1 día

Waxahatchee – “Saint Cloud”

Poniendo a descansar las melodías rockeras de su último álbum, “Out In The Storm” (2017), Katie Crutchfield se arma de...

Gigaton Gigaton
DiscosHace 2 días

Pearl Jam – “Gigaton”

Hay bandas que tienen un legado tan amplio y exitoso, que pareciera innecesario que continúen sumando trabajos a su catálogo,...

Heavy Light Heavy Light
DiscosHace 3 días

U.S. Girls – “Heavy Light”

Con su séptimo álbum bajo el proyecto de U.S. Girls, Meghan Remy nos ofrece un material libre de restricciones, reflexivo,...

Underneath Underneath
DiscosHace 1 semana

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 1 semana

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 2 semanas

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

Publicidad
Publicidad

Más vistas