Conéctate a nuestras redes

Cine

La Vida de Adele

Publicado

en

El amor es quizás la temática más recurrente en el cine. Por eso tal vez es difícil sorprender a la audiencia al momento de contar cómo dos personas logran amarse sin importar qué pase. Es aún más complicada la tarea cuando el argumento principal de la historia es la orientación sexual de los protagonistas, y es que algunas obras abordan la homosexualidad bordeando la caricatura exponiendo, por ejemplo, el estereotipo del gay diseñador de vestuario en “Bruno” (2009). Y no es que la homosexualidad no sea un tema serio en el cine, pero a veces “Brokeback Mountain” (2009) o “Milk” (2008) son más recordadas por las escenas de besos o sexo que por el argumento. Con el desafío de capturar la atención de la audiencia, llega “La Vida de Adele”, una película basada en la novela gráfica “Le Bleu Est Une Couleur Chaude” (2010).

LA VIE D'ADELE - CHAPITRES 1 ET 2 01Adèle (Adèle Exarchopoulos) es una introvertida adolescente viviendo sus diecisiete. Durante su último año de escuela comienza una insípida relación con Thomas (Jérémie Laheurte), un compañero de escuela. Su vida sufre un inesperado vuelco emocional cuando, por furtivas circunstancias, cruza miradas con una misteriosa mujer de cabello azul. Este solo evento provoca una cadena de sucesos en la vida de Adèle, quien deberá enfrentar su identidad sexual, la aceptación de sus conocidos y una inesperada brecha social entre ella y Emma (Léa Seydoux), la mujer de cabello azul que cambiará su vida.

A pesar de su premisa lésbica y base romántica, “La Vida de Adele” utiliza más de un elemento para contar el paso de la adolescencia a la adultez. Además de forcejear con el miedo a asumir su sexualidad, Adèle debe enfrentar la opuesta realidad social entre ella y Emma, quien pertenece a la clase acomodada, realidad que eventualmente hará que sus problemas de identidad sexual pasen a segundo plano, debiendo esta vez enfrentar su adultez.

LA VIE D'ADELE - CHAPITRES 1 ET 2 02La obra posee un número importante de simbolismos. El color azul es extensivamente usado y forma parte de casi todas las escenas. No es difícil atribuir este color al estado de felicidad de Adèle, quien durante una marcha de estudiantes porta una antorcha azul justo en el momento en que comienza a aceptar su atracción emocional y sexual hacia una mujer.

Dentro de las virtudes de la película está sin duda el nivel de interpretativo de Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux, quienes resaltan por su relación en cada escena, incluso aquellas donde no existe línea de diálogo alguna, percibiendo fácilmente la química entre ellas. Otro elemento destacable es la fotografía a cargo de Sofian El Fani, quien en ocasiones logra plasmar detalles tan específicos como los vellos en los brazos desde un punto de vista subjetivo, tal como lo haría cualquier persona en la realidad, además de generar el contexto preciso en cada plano general.

La duración de la cinta no tiene que ser precisamente un factor negativo si el guión lo amerita, pero por momentos el ritmo de la narrativa parece descender hasta niveles neutrales. Esto puede provocar cierto distanciamiento del espectador. Si bien la historia aborda casi cinco años de la vida de la protagonista, ese lapso puede perfectamente ser plasmado en menos de tres horas de cinta.

LA VIE D'ADELE - CHAPITRES 1 ET 2 03Y hablando de duración, existe una escena de sexo lésbico potencialmente incómoda para más de alguien, no por su origen homosexual, sino por su innecesaria extensión por casi diez minutos. Tal vez intencionalmente se busca la provocación. Si ese es el caso, de verdad la película lo consigue, puesto que después de tres minutos la audiencia esperaría que la escena se fundiera a negro para continuar con la historia, pero no, las actrices continúan hasta la culminación de la secuencia.

“La Vida de Adele” es una cinta provocadora que expone más de un tópico filosófico, existencial y cultural durante 180 minutos. Utiliza inteligentemente la homosexualidad como el papel sobre el cual se escribe una historia de amor realista, con todos los elementos de la vida cotidiana, las relaciones, la tragedia y cómo las decisiones son siempre la causa de nuestro presente. Después de todo, como dice Emma en su primer encuentro con Adèle, la casualidad no existe.

Por Daniel Venegas

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

Responder

Comentarios

Shiva Baby

Publicado

en

Shiva Baby

Esta es una situación demasiado habitual: tener que asistir a un evento al que no se quiere ir, soportar a parientes y amistades de la familia que se toman las atribuciones para comentar sobre nuestra vida y apariencia, e intentar mantener la calma cuando se escuchan los comentarios que enmascaran la desaprobación de aquella gente opinante. Querer presentarse de una manera apropiada para enorgullecer a tus padres frente a los asistentes, mientras que el aire es robado por cada interacción. “Shiva Baby”, el debut en largos de Emma Seligman, toma lugar en este asfixiante escenario.

Basada en un corto de 2018 de la misma directora, la película se centra en la historia de Danielle (Rachel Sennott), una joven bisexual a punto de graduarse de la universidad sin un plan en mente, quien se dedica a tener sexo con hombres mayores a cambio de dinero. Junto a sus padres, ella debe asistir a un shiva, un velatorio judío que se realiza posterior al funeral de una persona. Dentro de los asistentes se encuentran sus entrometidas tías, su exitosa ex novia Maya, y Max, su sugar daddy.

En “Shiva Baby” Danielle funciona como la catalizadora del caos que sucede en la jornada y Rachel Sennott es totalmente destructiva en su rol protagónico. Su rostro insidioso se enciende mientras procesa su enojo y envidia, que la llevan a tomar pésimas decisiones. Ella mira calculadoramente mientras piensa cómo puede ejercer dominación en estas dinámicas de poder y, de igual forma, su mirada revela cuando nerviosamente se retira ante su derrota. La actuación de Sennott es comparable a presenciar un auto que acelera a toda velocidad mientras se dirige a un muro; es completamente avasalladora, pero imposible de ignorar.

El resto del elenco funciona como una perfecta contraparte en esta desenfrenada jornada que escala a cada minuto, destacando especialmente sus padres. Debbie (Polly Draper) conoce perfectamente los impulsos de su hija, la apoya y reprende en la misma medida, dando como resultado una divertida y refrescante dinámica entre las dos. Por otro lado, Joel (Fred Melamed) juega un poco con el estereotipo de padre despistado e incompetente, pero su presencia tiene un aire inocente y reconfortante, dando paso a cómicas situaciones.

El evento que los reúne es filmado maravillosamente por la directora Emma Seligman, quien crea una atosigante atmósfera, logrando transmitir la abrumante mirada crítica de los asistentes y la ansiedad que provocan en la protagonista. La película crea una enfermiza tensión con claustrofóbicos planos, una musicalización cercana al género de terror y un montaje preciso. Seligman saca el máximo provecho de una sola locación, en esta aplastante casa atestada de personas que cada vez se siente más abultada.

A medida que “Shiva Baby” avanza y las situaciones se tornan más absurdas, la calidad de la comedia sube con escenas perfectamente orquestadas para desembocar en una estresante resolución. El guión, con un perturbador sentido del humor, construye magistralmente estos pilares que se caen uno tras otro. Todo esto se desenvuelve bajo el lente de una interesante propuesta sobre cómo una joven se relaciona con su propia sexualidad y cómo encaja dentro de las expectativas que no logra cumplir, mientras se relaciona con las mujeres que aparentemente sí lo hacen.

Este largometraje es un angustioso espectáculo, que llega a ser muy difícil de mirar, pero no falla en entretener. Instala poderosamente a dos nuevos talentos con la llegada de una chispeante actriz principal y una inteligente directora con un negro sentido del humor. “Shiva Baby” es un electrizante viaje que, en unos compactos 77 minutos, logra construir un rico y asfixiante mundo, dejando al espectador con ganas de más.


Título Original: Shiva Baby

Director: Emma Seligman

Duración: 77 minutos

Año: 2020

Reparto: Rachel Sennott, Danny Deferrari, Fred Melamed, Polly Draper, Molly Gordon, Glynis Bell

 


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 12 horas

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 1 semana

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 1 semana

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 2 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 2 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 4 semanas

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 4 semanas

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Fortitude Fortitude
DiscosHace 1 mes

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Publicidad
Publicidad

Más vistas