Conéctate a nuestras redes

Cine

La Verdad Oculta

Publicado

en

Como una actividad que divierte y apasiona a Estados Unidos entero, que mueve corazones y dinero como prácticamente ningún otro deporte en ese país, el fútbol americano ha encontrado en Hollywood un perfecto hogar, con títulos que suelen ser vehículos de historias de sobrehumano esfuerzo que apelan sin dobleces a los seguidores. Y si llega la ocasión en que el deporte está dispuesto únicamente como telón de fondo, salen películas igualmente corrientes, como “The Blind Side” (2009). En ese panorama, una posibilidad como poner en entredicho o polemizar en torno al fútbol americano y la NFL, jamás parecería cercana. Eso es lo que viene a cambiar de alguna manera “La Verdad Oculta”, una cinta que si bien conecta de manera tangencial con la actividad, pone en amenaza el corazón mismo de ésta.

CONCUSSION 01Esta es la historia del doctor Bennet Omalu (Will Smith), un profesional de origen nigeriano que debe lidiar con que constantemente se cuestione su trabajo como patólogo forense, ya sea por su nacionalidad o por sus métodos de trabajos en la autopsia, consistentes en tratar como verdaderos pacientes a los cadáveres y exigir procedimientos adicionales, todo con el fin de conocer con total exactitud que llevó a esas personas a fallecer. Un día al lugar en el que trabaja llega el cuerpo de un hombre que murió por un ataque al corazón, pero que luego de exámenes arroja un daño neurológico que no parece tener explicación. El deceso, que adquiere relevancia nacional dado que se trata de una ex estrella de la NFL, se transforma en el primer caso de la investigación del doctor Omalu.

Con el montaje como propulsor, la cinta en sus primeros instantes siembra intriga y echa a andar los engranajes de la emoción. Lo interesante que puede empezar a forjarse ahí desde ese aspecto tan trascendental para el cine, no encuentra eco en las siguientes dos horas: la preponderancia del montaje, que suele ser clave en historias que van creciendo y dificultándose con el paso de los minutos, aquí pasa a mejor vida. Lo que es particularmente extraño si se observa que detrás de esa labor está un reputado como William Goldenberg, quien hace tres años estaba peleando el Oscar por duplicado por sus trabajos en “Zero Dark Thirty” (2012) y “Argo” (2012), ganando por esta última. Sin embargo, el asunto cobra total sentido cuando la película termina y se advierte quién más está implicado (Ridley Scott, James Newton Howard, Salvatore Totino).

CONCUSSION 02Así como el de Goldenberg no es el único nombre de notoriedad en el filme, el suyo tampoco es el único caso en que el largometraje transmite que algo se perdió en el camino, que la materia prima –la historia de un tipo que intenta comprobar algo y se mete en terrenos fontanosos para alcanzar ese fin mayor– extravió su potencial, y nadie puso demasiado de sí para que eso cambiara. Porque finalmente, teniendo algo con lo que montar un drama fornido, la cinta se queda descansando en la tibieza. Luce, a la larga, como si el mayor acto de coraje estuviese en su concepción –algo que no le asegura nada, ni la disculpa en ningún sentido– y después de eso ya no existiera margen para manifestar grandeza y llevar adelante con arrojo la película.

Primero, el filme hace hincapié en la percepción que tiene el entorno del doctor de él, y luego se toma su tiempo para enrielarse y tomar tierra derecha hacia el desarrollo de la investigación. En ese tránsito de un acontecimiento a otro, su tonalidad y progresión dramática se mantiene intacta, como si diera lo mismo estar o no cerca de amenazar al deporte que  mueve millones en la nación americana. Eso redunda en que en toda la cinta no exista ni un momento en que las pulsiones amenacen con hacer estallar o al menos sacudir la pantalla. El relato no elude los escollos ni las zancadillas en su desarrollo, pero pasa por encima sin poner su rúbrica y no tomando ningún riesgo.

CONCUSSION 04Si las críticas son que le falta arrebato, se debe a que se niega a moverse en la otra dirección, que podría ser la de un drama calmo, en el que mediante las frustraciones, los respiros, los detalles, encontrara significados y generara resonancias dramáticas. Pero no es a eso a lo que se aboca el director Peter Landesman, quien se podría decir que consigue todo si lo que buscaba era montar un drama cansino y no despegarse ni por un segundo del manual. Un libreto que por cierto, salvo por una desencajada banda sonora de Newton Howard, tiene todo bien ubicado, desde la pulcra puesta en escena al diseño de producción, pero sin derrochar nada más que eso, de manera tal que desde ahí no monta ninguna fortaleza.

En medio de una película tan tímida, Will Smith no luce como un salvador, parece demasiado preocupado en mantenerse dentro del personaje y conservar la veta que abrió, negándose a la posibilidad de explorarlo en otras facetas y terrenos. En ese sentido, quien despercude y mueve al relato es gente con más carisma como Albert Brooks, Eddie Marsan (que acá lamentablemente tiene un fugaz paso) o la misma Gugu Mbatha-Raw con un insulso personaje, o incluso un apagado Alec Baldwin. Cualquiera ayuda a levantar momentáneamente a una cinta que no le saca brillo a su conservadurismo y discreción. Sin una jugada bajo el brazo, sin ni un momento para atesorar, hoy desfila por la cartelera, pero su relevancia quedará únicamente en algo más bien anecdótico: haber sido el primer filme en meterse en un tema tan candente como lo es el riesgo para quienes practican fútbol americano.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas