Conéctate a nuestras redes

Artículos Cine

La Realidad del Terror

Publicado

en

En las películas de terror, más que en cualquier otro género cinematográfico, la necesidad de difuminar y hasta borrar los límites que separan la ficción y la realidad, es clave para acentuar la experiencia dentro de la sala de cine. El horror fílmico transita en una vereda donde, por lo menos mientras disfrutamos la película, debemos pensar que lo que vemos “realmente sucedió”, multiplicando los escalofríos y la sensación de peligro.

Disfrazar de realidad una ficción para provocar pánico y terror no es nuevo, y ni siquiera tiene sus orígenes en la gran pantalla. Más allá de antecedentes literarios, el gran hito, tanto en su construcción como en su impacto, fue la emisión del radioteatro “La Guerra de los Mundos”, realizado por Orson Welles en octubre de 1938. Pese a la limitación del soporte expresivo al audio, este programa entregó algunas recetas que luego serían aplicadas a la narración cinematográfica y, para ser más exactos, a la prostitución de recursos estilísticos entendidos como “reales”.

Si bien Welles jamás reconoció que su intención final era provocar pánico y caos en Nueva York, la reacción fue tal que sentó precedentes en la utilización de recursos narrativos para construir una ficción “real”. La clave, a grandes rasgos, es robar herramientas de otros soportes con intenciones y estatuto de credibilidad, como son el periodismo y el documental. El objetivo final es convencer y engañar al espectador, incluso desde antes de entrar a la sala de cine, con que lo que verá “realmente pasó”, degenerando herramientas documentales o periodísticas, como la narración testigo, el uso de la cámara en mano y locaciones e iluminación naturales.

Pasando directamente al género del terror, el paso lógico lo dio el italiano Ruggero Deodato, con su “Cannibal Holocaust” (1980). El film cuenta la aventura de un grupo de documentalistas que, al ingresar al Amazonas en busca de tribus caníbales, se extravían, dejando un registro cinematográfico de sus avatares. Más allá de la historia y de ser la pionera en la utilización del recurso del “metraje encontrado”, “Cannibal Holocaust” fue la primera en utilizar una extraña puesta en escena fuera de la pantalla propiamente tal.

Más allá de sus excesos cercanos al gore, la ruptura del límite entre realidad y ficción hace que esta cinta italiana sea más interesante por su historia paralela. La publicidad como herramienta para acentuar el engaño llegó a tal punto, que el director tuvo que probar, en juicio, que ningún actor había muerto durante la filmación, que esta no era una “snuff movie”, y que la campaña publicitaria implicaba la construcción del mito del extravío de los protagonistas y el hallazgo del metraje.

Las consecuencias de esta osadía se pueden rastrear en casi toda la tradición del terror contemporáneo. Los discursos de realidad del documental y el periodismo permearon al cine, que los aprovechó para cargar de un nuevo significado a sus imágenes. Ningún género quedó fuera de ese anhelo, tal como el “mockumentary” de Larry David actuados por Sacha Baron Cohen, marcadamente absurdos; o el híbrido de “District9”, entre la ciencia ficción y la denuncia social. Incluso, la frase “based on a true story” (basado en una historia real) adorna a gran parte de los afiches de las producciones de terror hechas en Hollywood.

En el terror comercial el siguiente hito lo marca “The Blair Witch Project”, película estrenada en 1999. Nuevamente se construye un mito similar a “Cannibal Holocaust”, donde un grupo de jóvenes se interna en un bosque embrujado a buscar una experiencia con el “más allá”, que finalmente no los deja regresar. Como era esperable, la publicidad de la película rondó el mito del “metraje extraviado” y la desaparición de los tres protagonistas, tanto así que antes del estreno en Cannes, la ciudad fue llenada de carteles con la leyenda “Missing” y los rostros de los actores supuestamente perdidos. Tan exitosa fue la campaña de marketing, que “The Blair Witch Project” entró al Guinnes como la película que más ha recaudado en la historia según su presupuesto original: costó apenas 22 mil dólares y recaudó más de 240 millones.

Actualmente, son muchas las películas que tratan de imitar –incluso igualar- el fenómeno que significó “The Blair Witch Project”. Vender una película como “real”, sostener un engaño y lograr que el público, cada vez más escéptico de la publicidad, logre comprar el cuento, es un trabajo casi imposible. A estas alturas, para engañar a una audiencia bombardeada por los videos en Internet se necesita innovar demasiado, incorporando nuevos recursos de estilo, como las cámaras en primera persona, el recurso del video casero y Youtube, y las cámaras shooter de los videojuegos.

Proyectos como la española “REC” (2007) y su remake estadounidense, o la saga de “Paranormal Activity” (que ya prepara una cuarta entrega), buscan provocar ese miedo primigenio que lograron fenómenos como “Cannibal Holocaust” y “The Blair Witch Project”, imitando su puesta en escena, el manoseo de recursos sacados de la hiperrealidad televisiva y documental, e incorporando la viralidad del medio realista por excelencia en el siglo 21: la Internet.

En este sentido, el arribo de “Chernobyl Diaries”, con guión de Oren Peli, responsable de la franquicia de fantasmas y demonios caseros “Paranormal Activity”, se enmarca en esta tendencia, aunque escapa de la necesidad de una mitificación del rodaje y el destino de sus protagonistas. Por otro lado, este film viene precedido por la polémica provocada por las locaciones y la premisa elegida: un grupo de turistas norteamericanos se internan en Prípiat, ciudad abandonada tras el desastre nuclear de Chernobyl. La organización “Grupo de amigos de Chernobyl en Estados Unidos” habría tratado de boicotear la exhibición de la película por considerarla ofensiva a las víctimas. Este es otro ejemplo de que el cine muchas veces se escapa de la pantalla que lo enmarca, y se vuelve, para muchos, parte de la realidad.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
27 Comentarios

27 Comments

Responder

Artículos Cine

Marvel Studios anuncia próximos estrenos de su Fase 4

Publicado

en

Marvel sigue decidido a abultar la cartelera durante los años venideros, ya que se acaba de anunciar las películas que el gigante estudio cinematográfico estrenará hasta 2023. Esto se dio a conocer a través de un video que fue publicado en las redes de la marca, donde se confirmaron las fechas de estreno de algunas de las cintas que todavía seguían pendientes de agenda para los próximos años.

A las ya confirmadas “Black Widow” para el 9 de julio, “Shang-Chi y La Leyenda de los Diez Anillos” para el 3 de septiembre, “Eternals” el 5 de noviembre y “Spider-Man: No Way Home“, dispuesta para el 22 de diciembre, ahora se suman las cintas para 2022 y 2023, donde se confirmaron también los títulos de la segunda parte de “Captain Marvel” llamada “The Marvels“, para el 11 de noviembre de 2022 y la segunda de “Black Panther“, titulada “Wakanda Forever“, para el 8 de julio de ese mismo año.

Mira el calendario en detalle a continuación:

  • Black Widow: 9 de julio de 2021
  • Shang-Chi y La Leyenda de los Diez Anillos: 3 de septiembre de 2021
  • Eternals: 5 de noviembre de 2021
  • Spider-Man: No Way Home: 22 de diciembre de 2021
  • Doctor Strange In The Multiverse Of Madness: 25 de marzo de 2022
  • Thor: Love And Thunder: 6 de mayo de 2022
  • Black Panther: Wakanda Forever: 8 de julio de 2022
  • The Marvels: 11 de noviembre de 2022
  • Ant-Man And The Wasp: Quantumania: 17 de febrero de 2023
  • Guardianes de la Galaxia Vol. 3: 5 de mayo de 2023
  • Fantastic Four: fecha por confirmar

Mira el video anuncio:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Itaca Itaca
DiscosHace 3 días

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 5 días

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 2 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 2 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 3 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 3 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 2 meses

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas