Conéctate a nuestras redes
La Isla de los Pingüinos La Isla de los Pingüinos

Cine

La Isla de los Pingüinos

Publicado

en

“La Revolución Pingüina” fue el nombre que se le dio al movimiento del año 2006, donde los estudiantes de educación media de todo Chile se movilizaron para lograr cambios en el sistema educacional de nuestro país. A través de marchas, paros y las tomas de los colegios alzaron la voz, y como protagonistas establecieron el debate frente a la crisis de la educación. A casi doce años desde las movilizaciones, el impacto que causó en toda una generación da pie al tercer largometraje de Guille Söhrens, quién con “La Isla de los Pingüinos” retrata con propiedad una época en la historia reciente de nuestro país.

Los estudiantes de un colegio observan cómo se levanta una revolución educacional en el país y, sin quedarse abajo, deciden tomarse su establecimiento, siendo el primer colegio privado en sumarse al movimiento. Durante la duración de las movilizaciones se darán cuenta de la importancia histórica que están viviendo, al mismo tiempo que enfrentan la realidad, sus miedos e identidades.

Un poco más de una década ha transcurrido desde aquella movilización estudiantil, lo que permite contar con la distancia necesaria para mirar hacia atrás, con una sensación de verdadera nostalgia frente a la época escolar y el contexto sociopolítico que se estaba viviendo. Y en esto la cinta exhibe un especial cuidado en los detalles, que hablan de un período previo al estadillo de redes sociales, cuando Fotolog y MSN eran los medios de comunicación entre los jóvenes, aquellos que habían nacido a finales de los 80 y principio de los 90, y que ansiaban cambiar el sistema en el que estaban insertos. Aquella representación consigue crear el contexto ideal para trabajar los conflictos de un relato centrado en las dinámicas dentro de una toma estudiantil.

En este contexto, el foco principal está puesto en representar el conflicto estudiantil y cómo este atraviesa a los protagonistas. Utilizando hechos reales y, a la vez, recreando lo que ocurría al interior de las tomas, el relato se va moviendo en una mezcla de realidad y ficción, y es justamente esta combinación la que pavimenta el camino para presentar a los personajes que conforman la historia y que conviven en esta rebelión. A pesar de estar situada en un hecho de nuestra historia en particular, los personajes son adolescentes a punto de terminar la enseñanza media, por lo que sus conflictos internos no dejan de ser universales, donde cada uno de ellos son empujados a crecer y cuestionarse el mundo en el que viven.

El relato no está centrado los líderes y liceos emblemáticos del movimiento, por el contrario, toma a un colegio anónimo que opta por sumarse, pero sus estudiantes carecen de protagonismo y deben aprender en el camino cómo liderar una revolución, por lo tanto, estos se vuelven propensos a la equivocación entre el ímpetu por lograr cambios y los miedos propios de la incertidumbre. Es ahí donde la mirada de Martín (Lucas Espinoza), como protagonista, se vuelve importante al capturar con franqueza la posición y visión de muchos estudiantes que se encontraban en el medio de su propia búsqueda de identidad y los cambios que se vivían a nivel nacional. Y sin existir una crítica social explícita, se otorga el espacio para la reflexión frente al manejo que tuvieron los estudiantes secundarios al tomar con seguridad el papel de protagonistas y pensar desinteresadamente en las generaciones futuras.

El contar una historia coral que trata de abarcar las distintas personalidades que habitan en el contexto escolar, provoca que el foco se vaya perdiendo a medida que la narración avanza. Por lo tanto, cuando es momento de encauzar el relato y darle un rumbo sólido a cada uno de los personajes, este se debilita y pierde una orientación clara, pero la responsabilidad final queda en el viaje que los personajes han hecho y la forma en que el conflicto educacional ha cruzado sus vidas.

Sin embargo, “La Isla de los Pingüinos” habla con total claridad y honestidad, estableciendo como su médula el retrato de una época y el legado de un movimiento del que no se esperaba el impacto que alcanzó. Así, se le otorga especial énfasis a los conflictos que se vivieron en aquel período, logrando conectar con el espectador a través de sensaciones que se vuelven palpables y que cruzaron la revolución estudiantil.


Título Original: La Isla de los Pingüinos

Director: Guille Söhrens

Duración: 105 minutos

Año: 2017

Reparto: Lucas Espinoza, Rallén Montenegro, Juan Cano, Paulina Moreno, Germán Diaz, Ana Tijoux


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Recomendaciones In-Edit 2019, Parte 3: Legado punk

Publicado

en

GG Allin

Here To Be Heard: The Story Of The Slits

Contemporáneas a The Clash y Sex Pistols, The Slits fue una de las primeras bandas punk de mujeres formada en 1976 en Londres. Ari Up, su líder, tenía sólo 15 años cuando formó la banda junto a Paloma Romero “Palmolive”, Tessa Pollit y Viv Albertine. Con su particular sonido “punk reggae” y sólo un disco de estudio (“Cut” de 1979), The Slits hoy son consideradas un referente musical fundamental por su sonido y por sus letras desenfadadas y feministas, a pesar de que en su época fueron rechazadas por su rebeldía, actitudes indecorosas y su extrema desinhibición. El documental “Here To Be Heard: The Story Of The Slits”, dirigido por William E. Badgley, intenta reconstruir la historia de la banda a través de recuerdos y archivos personales de las integrantes originales que sobreviven a Ari Up, fallecida en 2010.

Álvaro: Rockstars Don’t Wet The Bed

El mito señala que Álvaro Peña (1943) es el primer punk chileno, y los más osados dicen que es el verdadero inventor del punk. La verdad es que las cosas de la vida llevaron a un joven Álvaro a irse de Chile después del Golpe Militar y llegar a Inglaterra a vivir a una casa okupa, donde conoció a Joe Strummer antes de que este se convirtiera en el exitoso líder de The Clash. Ambos formaron The 101ers y, aunque la banda no prosperó, la leyenda también cuenta que las historias que Peña le narraba a Strummer inspiraron el disco “Sandinista! (1980)”. “Álvaro: Rockstars Don’t Wet The Bed es un registro de la vida y obra de este artista chileno, quien ha hecho casi toda su carrera como un verdadero outsider, en el exilio. Radicado en Alemania, a sus 75 años sigue editando discos y cultivando su propia leyenda. El documental cuenta con entrevistas a sus amigos cercanos, colaboradores, su esposa alemana y, por supuesto, rescata los pensamientos y reflexiones del propio Peña en esta etapa de su vida.

Desolation Center

Stuart Swezey es un nombre que no suena para nada cuando pensamos en la organización de los súper festivales como Lollapalooza, Coachella, o raves electrónicas que convocan enormes cantidades de público. Sin embargo, un veinteañero Swezey, protagonista y director del documental “Desolation Center” (2018), fue uno de los precursores de los conciertos autogestionados a principios de los 80 en Estados Unidos. A través de entrevistas a organizadores, músicos y asistentes, fotografías y material audiovisual, este trabajo recupera la historia de una serie de encuentros musicales clandestinos y masivos que se realizaron en el desierto de Mojave, California, y que contaron con destacados exponentes del punk de la época. En esas fiestas, a las que se llegaba en buses escolares y camiones arrendados para la ocasión, se presentaron bandas fundamentales como Minutemen, Meat Puppets, Einstürzende Neubauten, Sonic Youth, Swans, Savage Republic y Redd Kross. Una aventura que cambiaría la historia.

The Allins

Sin duda, Kevin Michael “GG” Allin es una de las figuras más extremas de la historia de la música de todos los tiempos. Más conocido y recordado por defecar en el escenario, vomitar y atacar a sus fans que por su música, su muerte en 1993 –a raíz de una sobredosis– lo convirtió en una figura de culto, que parece estar lejos de perder ese estatus con el paso de los años. Contra todo lo que se pudiera esperar para alguien que llevó la demencia y descontrol al extremo en su vida personal y en sus shows, es su propia familia la encargada de administrar su legado. “The Allins”, de Sami Saif, más que enfocarse en la biografía del músico, nos conecta precisamente con sus sobrevivientes y cómo ellos han aprendido a lidiar con las manifestaciones de amor/odio de sus fans: con cierto humor, ternura y algo de locura. Su madre, Arleta, quien sufre por la manera en que los seguidores acuden a la tumba de su hijo a defecar en su honor, intenta mostrar e instalar la imagen del niño dulce y amoroso que Allin fue alguna vez, antes de que los excesos lo trastornaran. Por otra parte, su hermano Merle, se ha encargado de perpetuar la obra de GG, su legado musical, su “estética” y se esfuerza por mantenerse tocando con su banda Murder Junkies junto al baterista original, Dino Sachs, y otros músicos que los acompañan.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Doolittle Doolittle
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 5 días

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 semanas

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 semanas

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 4 semanas

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 2 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 4 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 11 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 11 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 11 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

Publicidad
Publicidad

Más vistas