Conéctate a nuestras redes

Cine

La Huésped

Publicado

en

El panorama es desalentador en Hollywood. Escasean las ideas originales y abundan las secuelas, remakes, reboots y adaptaciones literarias, casi siempre asumidas en superproducciones. Salvo aquellas películas basadas en superhéroes, que no paran de subir su calidad, la cosa pinta muy mal. Particularmente en el cine palomitero reina la falta de personalidad y nervio, pero la gente no para de reventar las taquillas y se continúan llenando los bolsillos de los estudios. Para hacer mejores cosas, es fundamental que los directores tengan el pleno control creativo, y para contar con esa facultad, es necesario que hayan hecho por lo menos un par de bombazos comerciales y/o que la cinta se base en una idea propia. O sea, en Hollywood si no te apellidas Nolan, Scott, Spielberg o Cameron, tienes muy cuesta arriba poder darle un sello propio a un filme de gran presupuesto.

Entonces, ¿qué podía hacer un director tan irregular como Andrew Niccol con otro libro de Stephanie Meyer, la autora de “Crepúsculo”? La historia se asemeja a otras que él ha narrado y en términos de calidad la obra es algo superior a la saga de los vampiros, básicamente porque la trama romántica no tiene tanta cabida. Sin embargo, Niccol sucumbe y se ve de manos atadas, tal como sucedió con Catherine Hardwicke, Chris Weitz, David Slade y Bill Condon en las cinco películas de la franquicia para adolescentes, y brinda una cinta soporífera. Claro que, se supone que Niccol es mucho mejor director que cualquiera de ellos y contó con la posibilidad de adaptar la historia, gusto que no tuvo el resto.

En el futuro, la raza humana está a punto de extinguirse. El responsable es una especie extraterrestre llamada “Almas”, que se apodera de los cuerpos y borra los recuerdos de los habitantes de todos los planetas que atacan. Melanie (Saoirse Ronan) es parte de la resistencia, pero es capturada luego de sufrir un accidente. Con el objetivo de que los guíe a los humanos, es salvada por los invasores. Ahora un Alma de nombre Wanderer está en su interior. Sin embargo, no todo sale según lo planeado: Melanie aún está consciente. De esta forma, convivirán dos en un mismo cuerpo.

Naturalmente, este filme es más soportable de ver que la historia de una joven virginal debatiéndose entre un hombre lobo y un vampiro que no devora humanos. La primera parte de la película es ejecutada con irregularidad, pero con un mínimo de decencia. Aunque recalca de manera innecesaria ciertas ideas, tomando al espectador por tonto, Niccol maneja con bastante habilidad esta parte del relato. No obstante, comete el error de abusar de los flashbacks de recuerdos de la protagonista sobre la apasionante relación que tenía. De hecho, el descalabro llega cuando la trama romántica se empieza a desarrollar. De ahí en más, los momentos absurdos se despliegan sin pudor. La cinta toma los peores clichés del melodrama y es interpretada con un nivel bajísimo. Cruza lo empalagoso y es derechamente ridícula. Ante ese escenario, las carcajadas salen sin parar, y consigue lo inverso a sus ambiciones. Ahí cabe preguntarse si no era mejor hacerla en clave de comedia; en ocasiones no es bueno tomarse tan en serio a sí mismo.

Por supuesto, no hay espacio para reflexiones ni mayor profundidad narrativa. Más bien, lo poco que muestra es remarcado hasta el cansancio. Si bien hay que aceptar que el planteamiento inicial es atractivo, es empleado como una mera excusa para terminar hablando sosamente de amor. El resultado de todo esto es que la historia, a poco andar, nos importe poco y nada y las dos horas de película se hagan eternas.

Así como se repite el amor compartido y la lucha entre dos bandos de “Crepúsculo”, también nos encontramos con penosas actuaciones. Saoirse Ronan venía acumulando buenos papeles, pero aquí se cae. No es capaz de sostener el peso del protagónico, al entregar una interpretación que no convence en lo absoluto. Max Irons y Jake Abel consiguen lo que no creíamos posible: considerar buenas las actuaciones de Robert Pattinson y Taylor Lautner en las adaptaciones de los libros de Stephenie Meyer. Sus interpretaciones como los chicos guapos son un chiste. Diane Kruger brilla tanto como Kristanna Loken lo hiciera hace una década en “Terminator 3: Rise Of The Machines” (2003). Dentro de tanto desastre, lo único decente es William Hurt, quien hace tiempo que no tiene un protagónico, pero que aquí está sólido como el líder de la resistencia.

A esta altura, “Gattaca” (1997) parece más que nunca una casualidad en la carrera de Andrew Niccol. Si bien en “In Time” (2011), su anterior trabajo, desaprovechó una buena premisa, algo quedaba de ese autor que asombró a fines de los ’90. No como aquí, que está extraviado y firma una cinta que es un insulto a la inteligencia. A este paso va derecho a integrarse al grupo de directores mercenarios que se reparten blockbusters de poca monta, al estilo de Peter Berg, Rob Cohen o Shawn Levy.

“La Huésped”, además de ser un fracaso artístico, está siendo un fracaso comercial: apenas ha conseguido recuperar su modesto presupuesto de 40 millones de dólares. Esto podría provocar que este tipo de cine vaya en retirada y que Stephanie Meyer se inhiba de escribir una secuela de este libro, lo que sería un alivio. Estamos frente a la peor apuesta de ciencia ficción en años. Ligeramente superior a los filmes de los vampiros-come-vegetales, se salva de la debacle total sólo porque la trama romántica no tiene más espacio. ¿Alguien podrá disfrutarla? De seguro: los fanáticos de “Crepúsculo”. Y quienes jamás han visto una película.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Artículos Cine

Primer trailer de “Three Thousand Years Of Longing”, la nueva película de George Miller

Publicado

en

Si bien todos los ojos están puestos en la próxima entrega de la saga Mad Max, la película “Furiosa” aún sin fecha de estreno, el director George Miller se prepara a estrenar su próxima realización luego de “Mad Max: Fury Road” (2015) con “Three Thousand Years Of Longing” (2022), película que llegará a los cines en agosto de este año y que hoy presenta su trailer oficial para que lo veas al final de esta nota.

La cinta es una adaptación de la historia corta “The Djinn In The Nightingale’s Eye” de A.S. Byatt, tratándose sobre la Dra. Alithea Binnie (Tilda Swinton) y su encuentro con un Genio (Idris Elba), que le ofrece tres deseos a cambio de su libertad. Esto presenta dos problemas: en primer lugar, duda de que él sea real y, en segundo lugar, como es una estudiosa de la historia y la mitología, conoce todos los cuentos de advertencia de los deseos que salen mal. Eventualmente, ella se deja engañar y pide un deseo que los sorprende a ambos.

Mira el trailer a continuación:

Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 4 días

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 5 días

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 2 semanas

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 2 semanas

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 3 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 3 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 4 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 1 mes

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas