Conéctate a nuestras redes

Cine

La Entrega Inmediata

Publicado

en

Hollywood es una industria, y más que eso, es un microcosmos sustentado por el negocio del entretenimiento. Entre sus características como tal, está la posibilidad de incubar estrellas desde la más temprana edad, ya sea por padres deseosos de explotar el talento de niños que juegan más que actúan; o porque son hijos de los mismos trabajadores del show business. Uno de los (no tan) nuevos niños prodigios de Hollywood es Joseph Gordon-Levitt, quien ostenta una carrera extensa pese a su corta edad, desarrollando una interesante propuesta actoral en películas independientes que son cartel seguro en festivales tipo Sundance. Desde el éxito de “Brick” (2005) o “(500) Days Of Summer” (2009) ha participado en varios blockbusters, destacando su nombre en el cierre de la trilogía del Caballero de la Noche, y en “Looper” (2012). Sumado a esto, posee una productora independiente, y dirigirá su primer largometraje, que vería la luz en 2013. Era de esperar que el siguiente paso lógico fuera el de explotar una veta en la acción, como lo hizo junto a Bruce Willis en la antes mencionada cinta de ciencia ficción. Para efectos prácticos, “La Entrega Inmediata” es su primer protagónico en el género, y sale más que bien parado del experimento.

Wilee (Joseph Gordon-Levitt) es un ciclista que aborrece las oficinas y las corbatas tanto como ama su bicicleta de una velocidad y piñón fijo. Para evitar la monotonía de un empleo como abogado, se dedica a entregar correspondencia en Nueva York, donde prefiere la eficiencia, rapidez y libertad de acción sobre dos ruedas. Este joven vive sin peligros, más allá de los porrazos por malas maniobras, hasta que le toca entregar un sobre aparentemente inofensivo, que atrae el interés de un violento sujeto (Michael Shannon), que lo persigue y amedrenta por las calles de la Gran Manzana.

La apuesta de “La Entrega Inmediata” es original desde el comienzo, no sólo en su premisa, también en el tratamiento narrativo que propone. La estructura de la película, fragmentada e intencionalmente cronometrada, asume que se estará ante un relato ágil, vertiginoso, y que entregará pequeños paquetes de información según se sucedan los hechos. La construcción del guión, realizada sobre una tarde de trabajo “rutinario” de Wilee, hace pensar que este es el “pan de cada día” para un ciclista mensajero en Nueva York, lo que acentúa la sensación de incertidumbre y adrenalina. Más aún, la elección de Gordon-Levitt en el protagónico no es antojadiza, entregando un peso dramático al personaje, inusual a los registros planos e inexpresivos de los héroes de acción típicos de Hollywood. Junto a él, Michael Shannon, su antagonista, da la nota en un papel que le acomoda –como ya hemos visto en su personaje en la serie “Boardwalk Empire”-, el de maniático impredecible y de reacciones violentas.

Todo va sobre ruedas, hasta que la película “se baja de la bicicleta”, y no sólo en el sentido metafórico. Porque se pierde toda la fuerza que se gana en el primer tercio, cuando el protagonista se baja del vehículo, o cuando vemos las explicaciones (lamentablemente necesarias) que sustentan la trama, vale decir, el exacerbado interés por un sobre a todas luces común y corriente. Hay que reconocer que, en su premisa, la cinta es novedosa: traspasar las persecuciones desde la destrucción acostumbrada de choques automovilísticos, a la fragilidad de las bicicletas. Es ahí donde radica la fascinación por las entretenidas y muy bien logradas escenas de acción que combinan cámara lenta, tiempo congelado y el recurso de las “consecuencias posibles” según la decisión del personaje principal. La posibilidad de terminar bajo las ruedas de un camión o rebotando en el parabrisas de un taxi, o con un brazo o piernas destrozados, aumenta la sensación de inseguridad y hace que la historia no pierda interés.

Varios son los pecados que terminan sepultando proyectos de acción con una originalidad escasa en el género. “La Entrega Inmediata” comete dos graves: un pobre desenlace, y el desaprovechamiento de un antagonista que pintaba para robarse la película, pero que acaba por repetir los clichés de todos los bad guys. Estos dos errores se juntan en el final, demasiado simple para lo que ya habíamos visto, y con Michael Shannon perdiendo toda la fuerza que había ganado durante el metraje. En parte, es también culpa de la escenografía. Porque Nueva York termina por ser una ciudad tan amigable, después de tantos peligros y obstáculos que había puesto en la ruta. Quizás, y jugando a mezclar tramas, habría sido interesante que la ciudad totalmente corrupta de “Safe”, estrenada la semana pasada, se hubiera presentado acá. Así, seguramente, una simple bicicleta no habría bastado para salir airoso.

Por Juan Pablo Bravo

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 3 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 5 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 6 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas