Conéctate a nuestras redes

Cine

Kong: La Isla Calavera

Publicado

en

Es posible que King Kong, desde su primera versión en 1933 hasta la última adaptación dirigida por Peter Jackson en 2005, sea uno de los personajes más reconocidos en la historia del cine y una de las más populares bestias dentro de las películas centradas en monstruos, sirviendo de inspiración para cintas contemporáneas y despertando en varios realizadores el deseo de revivir el mito. Este año el personaje vuelve a nacer dentro del llamado MonsterVerse que inició “Godzilla” (2014) y que promete juntarlos en una futura producción.

Dirigida por Jordan Vogt-Roberts, “Kong: La Isla Calavera” se centra en grupo de exploradores que viajan a una misteriosa y escondida isla en medio del Pacífico, entre ellos el capitán James Conrad (Tom Hiddleston), el teniente Preston Packard (Samuel L. Jackson) y la fotoperiodista Mason Weaver (Brie Larson). Al llegar a ella, deberán combatir todos los sorprendentes peligros que se les presentan, y enfrentar a quién rige este territorio, el legendario Kong.

Si “Godzilla” hablaba de las consecuencias químicas en la Tierra, la figura de Kong representa la lucha de las fuerzas naturales y cómo el ser humano falla al intentar dominarlas. Sin embargo, esta nueva reinvención de la mítica historia del gigantesco gorila se traslada desde 1930 hasta a mediados de 1973, justo en medio de la Guerra de Vietnam, de esta forma permitiendo que el contexto se torne importante al momento de desarrollar la trama, pues la simbología de la guerra y sus consecuencias estarán presente durante gran parte del relato. Mientras, la psicodélica música de principios de los 70 acompaña gran parte de las secuencias de humanos y sus máquinas de destrucción.

Esta es la película de una bestia soberana en un lugar inhóspito, y en ese sentido Kong es el indiscutido protagonista, no tan sólo porque la narración gira en torno a su figura, sino también porque existe un cuidado particular en su construcción visual y como personaje, sorprendiendo por su realismo y la cuota necesaria de fantasía que enaltece su figura mítica, donde su sensibilidad está puesta en el cuidado de su entorno y las criaturas débiles que tiene a su cargo. El diseño digital destaca cuando la sensación de peso y fuerza se apoderan de la pantalla, potenciando además sus expresiones faciales, las que logran capturar la esencia de una bestia que defiende su territorio, causando temor y a la vez admiración. Por otra parte, la isla se caracteriza por albergar un sinfín de fantásticas criaturas, parte de una mitología que no necesita mayor explicación, pero que complementan el atractivo visual de este universo narrativo.

Si bien, la construcción de Kong como personaje logra su objetivo, la cinta queda desbalanceada cuando el resto de los personajes sólo cumplen con su cuota en pantalla, pues luego de un rato de frases aisladas -que sólo sirven como distracciones- se instala la duda frente a la relevancia que tiene cada uno de ellos, dando la razón cuando se piensa que en este tipo de películas los humanos poco tienen que aportar en la historia, justificando su existencia como carnada para ser vistos dentro de las grandes batallas que las bestias digitales están teniendo a su alrededor. Por lo tanto, no esconde el abandono que sufre su construcción narrativa frente a un atractivo y vibrante desplante visual, dejando claro que al menos en esta producción importa más la forma que el fondo.

En ese sentido, Vogt-Roberts le da énfasis a lo que sostendrá esta cinta en términos visuales, ya que son los escenarios y el diseño de las criaturas que habitan en la isla lo más atractivo de ella a través de un apropiado uso del CGI, estableciendo el tono a través de colores naranjos que extienden los atardeceres y generando una atmósfera que deja ver la influencia del cine de los 70, casi como un homenaje a “Apocalypse Now” (1979), pero en una clave totalmente diferente. Además, la película es honesta al plantarse como un relato de acción y aventura, por lo que gran parte de sus secuencias están enfocadas en potenciar estas características a través de un montaje que genera tensión y asombro, y prevaleciendo el uso de cámaras lentas cuando helicópteros y explosiones se apropian de la pantalla.

“Kong: La Isla Calavera” sin dudas entrega entretención, pues las secuencias de acción se encargan sostenerla y justificarla, potenciando lo mejor del cine de aventuras y trayendo al más popular de sus monstruos en una reinvención que aporta en levantar una vez más su figura. Sin embargo, tanto el diseño de sus personajes como su historia no logran encajar, dejándola incompleta y con una sensación de insatisfacción al estar construida en cimientos narrativos débiles. Al final, resulta ser una cinta con una bonita fachada, pero sin mucho que encontrar en su interior.

Por Ángelo Illanes

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Milagro en la Celda 7

Publicado

en

Milagro en la Celda 7

Los lazos familiares y los obstáculos que estos deben sortear para mantenerse firmes, es un tema recurrente en producciones que tienen como principal objetivo conectar emocionalmente con la audiencia, generando un vínculo que apele a las sensibilidades del espectador. Sin embargo, aquel objetivo no es fácil de alcanzar si no se cuenta con personajes que logren representar con honestidad las complejidades de las relaciones familiares.

“Milagro en la Celda 7” es el remake turco de “7-Beon-Bang-Ui Seon-Mul”, una cinta surcoreana estrenada con gran éxito en el año 2013. La historia se centra en la vida de Memo (Aras Bulut Iynemli), un hombre con discapacidad intelectual, y su hija Ova (Nisa Sofiya Aksongur), quienes ven cómo su apacible vida cambia cuando él es acusado de asesinar a una niña y, teniendo todo en contra, deberá demostrar su inocencia.

La primera y principal característica que resalta en “Milagro en la Celda 7” es la entrañable relación entre padre e hija, siendo cada una de sus interacciones el corazón de una historia que no pretende ser más de lo que está relatando en pantalla. En ambos se puede ver el compromiso que existe hacia el bienestar del otro y lo que están dispuestos a sacrificar (dentro de sus posibilidades) para poder estar juntos. El fuerte vínculo que los une es el motor que los mantiene firmes una vez que deben estar separados, y es así cómo el relato hace lo posible para poder resaltar aquellos momentos.

Para alcanzar tal objetivo y que resulte con naturalidad, la actuación de ambos actores interpretando a sus protagonistas logra la complicidad necesaria para hacer de su relación un vinculo creíble y capaz de enternecer la mirada de la audiencia. La dinámica de ambos juega a favor cuando quieren mostrar con total espontaneidad la relación que se ha construido, pero, además, en el momento en el que se ven distanciados, cada uno logra destacar en el entorno en el que se ven expuestos. De esta forma, logran crear personajes verosímiles y capaces de trascender a la historia en la que se ven insertos.

Por otra parte, la cinta es lo suficientemente honesta consigo misma al momento de plantear sus objetivos y lo que quiere generar en el espectador. Por lo tanto, utilizará todos los recursos necesarios para encausar y mantener el relato en el drama y, aunque a veces existen momentos de respiro para sus protagonistas, estos vuelven rápidamente a sumergirse en obstáculos que pretenden impedir esos momentos de calma. En ese sentido, su construcción narrativa está apuntando constantemente en enfatizar las dificultades que les ha tocado atravesar, donde la compasión y la empatía se vuelven esenciales para acompañarlos.

Utilizando recursos que a ratos podrían parecer insistentes, su relato se arma con el propósito de conmover a quien está viendo una cinta que no niega de su melodrama. Y aunque las técnicas utilizadas empujan con fuerza hacia las lágrimas, la sinceridad con la que se sostiene pide que esos elementos sean aceptados como las piezas que le dan el corazón a su narración.

Considerando que dicho melodrama permea cada rincón de la película, esta característica se acentúa no tan sólo con su guion, sino que también a través del montaje y la música, características que podrían poner en riesgo la complicidad con la que se ha trabajado la relación entre el relato y el espectador. Sin embargo, dichos elementos están incluidos para empujar la aflicción y lograr su principal finalidad: conmover a su público.

Con todo a su favor para lograr su propósito, “Milagro en la Celda 7” no es más que lo que promete ser: un drama familiar con los elementos necesarios para encontrar conflicto en cada paso que dan sus protagonistas. De esta forma, logra transformarse en una cinta honesta y directa cuando empieza a encausar su estructura y, a pesar de casi transitar en la desdicha, es capaz de entregar momentos de calidez apoyándose en la sencillez e ingenuidad de sus protagonistas.


Título Original: Yedinci Kogustaki Mucize

Director: Mehmet Ada Öztekin

Duración: 132 minutos

Año: 2019

Reparto: Aras Bulut Iynemli, Nisa Sofiya Aksongur, Deniz Baysal, Celile Toyon Uysal, Ilker Aksum, Mesut Akusta, Yurdaer Okur, Sarp Akkaya, Yildiray Sahinler, Deniz Celiloglu


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Underneath Underneath
DiscosHace 4 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 6 días

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 7 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 3 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 4 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

Publicidad
Publicidad

Más vistas