Conéctate a nuestras redes

Cine

Knock Knock: Seducción Fatal

Publicado

en

Si nos dedicáramos a contar el número de producciones que han sido malogradas por el solo hecho de no mantener su consistencia en el total del metraje, probablemente nos demoraríamos un buen tiempo. Y es que son muchos los títulos que han fracasado en la intención de prolongar su eficacia inicial hacia una segunda instancia, entendiendo que la primera mitad de estos largometrajes son, en general, bastante buenos. Decepción y frustración son las sensaciones que naturalmente podría acusar el espectador a la salida del cine, considerando las expectativas que el mismo film se encargó de hacer crecer. Bajo esta lectura, una película como “Knock Knock: Seducción Fatal” termina encajando plenamente en la propia descripción, en cuanto su distendida oferta inaugural se va transformando en un thriller más disperso de lo que debería.

KNOCK KNOCK 01Evan Webber (Keanu Reeves) es un arquitecto que tiene una vida ideal. Una familia amorosa, una hermosa casa y una carrera muy prometedora, forman parte de la existencia casi perfecta de este hombre que bordea los cuarenta años. Sólo casi, porque nunca se puede estar completamente seguros. Con sus hijos y su esposa de viaje, Evan va a recibir la inesperada visita de dos hermosas jóvenes (Lorenza Izzo y Ana de Armas) que necesitan ayuda por la fuerte lluvia que está cayendo. Todo bien hasta ahí, sin embargo, las cosas se salen de control cuando Evan no puede evitar ser seducido por los encantos físicos de Genesis y Bel, quienes, posteriormente, lo van a chantajear sometiéndolo a un perverso juego donde ellas ponen las reglas.

Quizás muchos no lo saben, porque la cinta no se ha promocionado como tal, pero “Knock Knock: Seducción Fatal” está inspirada en “Death Game” de 1977. Sin llegar a ser un remake auténtico de la anterior, la película también toma elementos de “Funny Games” (1997) de Michael Haneke –la que vale, es decir, la primera, no el autoplagio que Haneke se hizo en 2003- en términos donde la violencia logra causar proximidad con el público sin ser tan explícita en sus imágenes, más allá de lo siniestro que sea su argumento. En ese sentido, el largometraje dirigido por Eli Roth plantea sus motivos apuntando hacia los sentimientos de terror que la inseguridad pueda despertar en una persona, pues, finalmente, en el discurso profundo del film siempre habrá una amenaza latente capaz de desestabilizar por completo las cosas, sin importar cuán inexpugnable creas que sea tu vida.

KNOCK KNOCK 02En relación a lo último, Roth se logra desprender fácilmente de sus pasadas intervenciones tras cámara, donde lo gráfico del gore primaba como un distractor por sobre cosas más importantes, y la efectividad de sus trabajos quedaba supeditada al nivel de la sordidez con que fueran elaboradas las escenas. En “Knock Knock: Seducción Fatal” el realizador de origen judío, a pesar de tener a disposición una historia ideal para desarrollar el splatter, manifestando inclusive su predilección por este subgénero a través de la secuencia que muestra a las dos jóvenes insanamente bonitas mojándose bajo la lluvia, recordando a “The Human Centipede (First Sequence)” (2009), se alcanza a incorporar y va construyendo un relato que cursa mayormente con un thriller devenido en drama, haciendo de este cambio un experimento que consigue funcionar bien hasta su primera parte, donde efectivamente hay lugar para desplegar el suspenso de la propuesta, sin tanto cliché mediante, y aprovechando de buena manera los espacios cerrados para convertir al escenario en uno claustrofóbico.

Los problemas de la película vienen antecedidos por la redundancia, en el instante en que la fórmula utilizada primariamente se va agotando porque no hay resoluciones certeras ante los giros que se van presentando. Aquí es cuando hace falta un proceso de mayor refinación sobre los personajes, que KNOCK KNOCK 03antes no sufrieron tanto por lo unidimensional de sus características. En aquella consideración, el cometido de los actores, sin ser malo, se va sintiendo cada vez más fuera de lugar, algo que permite interpretar a su trabajo como sobreactuado en la exageración desmedida de sus papeles. Tampoco es exitoso el ensayo aleccionador sobre la locura y la pedofilia que existe por pasajes en el relato, básicamente por el propio tono que forma al título.

En la ponderación, “Knock Knock: Seducción Fatal” es un producto que podría resultar entretenido si no se repara tanto en la falta de conexión que hay entre la partición de sus dos grandes bloques. Las alusiones a nuestro país –recordemos que Nicolás López y su productora, Sobras, también toman parte en el proyecto- se podrían ver extremadamente forzadas, trascendiendo el hecho de que dos actrices del reparto sean chilenas. Si lo anterior quizás pueda molestar a algunos, la inclusión de las redes sociales virtuales como un recurso determinante para el desenlace de la historia, tal vez haga ruido en otros. Mejor, juzgue usted.

Por Pablo Moya

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Contra Lo Imposible

Publicado

en

Contra Lo Imposible

Plasmar cinematográficamente acontecimientos relacionados con el deporte implica trazar una línea, aludiendo al proceso detrás de la preparación antes de enfrentarse a un gran evento, con los conflictos situados entre medio configurando la trayectoria de quienes protagonizan grandes hazañas deportivas. Una de las carreras de automovilismo más prestigiosas sirve como el escenario perfecto para situar fuerzas opuestas en medio de un conflicto de intereses donde las destrezas, el compañerismo y la determinación serán fundamentales para alcanzar el éxito. Dos años después de su exitosa “Logan”, James Mangold dirige una historia inspirada en hechos reales y que tiene al centro a dos de las grandes compañías de automóviles del mundo: Ford y Ferrari.

“Contra Lo Imposible” se centra en el visionario diseñador de autos Carroll Shelby (Matt Damon) y el corredor Ken Miles (Christian Bale). Ambos estarán encargados de diseñar y construir un auto de carreras para la compañía Ford, el que debe ser capaz de vencer a su oponente más poderoso en manos de Enzo Ferrari (Remo Girone). Juntos deberán luchar contra los intereses corporativos para, al mismo tiempo, alcanzar sus victorias personales.

La cinta aprovecha desde su inicio el concepto en el que se encuentra inmersa, pues las carreras de autos son su principal motor, y estas son representadas con una mirada intuitiva, capaz de exhibir con agilidad cada momento y componente de una carrera automovilística. Y considerando su extensión, alcanzando las dos horas y treinta minutos, el ritmo agitado se vuelve esencial para conducir un relato que realmente profundiza en su principal temática.

Las decisiones de encuadres y montaje ayudan a edificar una historia que arranca tal como lo hace un auto de carrera y debe avanzar poniendo especial atención a las curvas con las que se encuentra. Y es ahí donde las pausas son necesarias para así poder evidenciar el entramado que se teje al interior de la compañía Ford y, a la vez, aprovechando de adentrarse en la vida personal del corredor que estará a cargo de conducir el moderno automóvil.

Para poder construir una historia que intenta alcanzar un nivel épico dentro de su contexto, esta es divida en dos trayectos que avanzan a la vez y que juntan su camino en la carrera de Las 24 Horas de Le Mans. Por una parte, la compañía Ford y su lucha por competir con las grandes entidades del mundo automotriz, es el centro y detonador que empujará a sus protagonistas a enfrentarse a grandes obstáculos para alcanzar el principal objetivo. La compañía es a la vez representada como quienes instalan los inconvenientes corporativos, donde los intereses monetarios preponderan frente a la pasión que significa para los protagonistas el poder diseñar el revolucionario nuevo modelo.

Por otra parte, el encargado de conducir el nuevo automóvil es el obstinado Ken Miles, el que simboliza un espíritu agitador y con el objetivo de alterar la firmeza de la compañía. Junto a su carácter testarudo y poco apacible, Ken es el personaje que más cambios sufre a través del relato, siendo capaz de transformar su razonamiento, pero gracias a quienes lo rodean, su esposa e hijo. Sin embargo, su camino no podría completarse sin el apoyo de su amigo y socio en este negocio, Caroll Shelby. La relación de ambos es la manifestación del compañerismo y el cariño fraternal; en ellos está puesta la cuota necesaria de idealismo, la que los ayudará a continuar adelante, pese a las adversidades.

James Mangold logra crear un drama deportivo complejo y con las características de un cine algo más clásico, rememorando a producciones hollywoodenses de antaño, pero con la apariencia física de una obra moderna que cuida su tratamiento. “Contra Lo Imposible” alcanza un nivel satisfactorio, donde el mundo que retrata queda plasmado con total firmeza y es coherente con sí misma hasta el final.


Título Original: Ford v Ferrari

Director: James Mangold

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Matt Damon, Christian Bale, Jon Bernthal, Caitriona Balfe, Noah Jupe, Josh Lucas, Tracy Letts, JJ Feild, Ray McKinnon, Rudolf Martin, Ward Horton, Bridie Latona, Lachlan Buchanan


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 6 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 6 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas