Conéctate a nuestras redes

Cine

Kingsman: El Círculo Dorado

Publicado

en

Cuando “Kingsman: The Secret Service” fue estrenada en 2014, logró acaparar la atención tanto de la audiencia como de la crítica debido a su fresco acercamiento al cine de espionaje, exacerbando sus principales características, pero de cierta forma renovando el género. La sorpresa que esta adaptación del comic del mismo nombre levantó, ha generado que su segunda parte llegué con altas expectativas para comprobar si es capaz de expandir su universo narrativo y repetir la fórmula sin agotarse.

Después que las oficinas centrales de la agencia de inteligencia Kingsman han sido destruidas, Eggsy (Taron Egerton) deberá partir a Estados Unidos para contactar a los agentes de la Statesman, el símil de su agencia secreta. Junto a ellos, deberá luchar para salvar al mundo de las manos de una poderosa mujer de negocios (Julianne Moore) que amenaza acabar con la población mundial si no consigue sus objetivos.

Luego del éxito alcanzado con la primera entrega de Kingsman, las expectativas puestas en esta secuela son bastante altas, cuando ya se ha establecido un mundo narrativo sorprendente y lo suficientemente sólido como para desprenderse del material original y expandir su universo. En ese sentido, una de las formas para lograr este objetivo es profundizar en su protagonista, quien resulta ser uno de los elementos más fuertes de la cinta y quien logra sostener gran parte de la misma.

Si bien, las secuelas buscan refrescar y sumar ingredientes que ayuden a extender un mundo narrativo, también existe la necesidad de transitar un lugar que parezca familiar. En base a aquello, en esta segunda parte se establece un tono que permite reconocer los aspectos positivos de su antecesora, destacando el uso y espacio que se le da a la comedia. De esta forma, la cinta adquiere un ritmo mucho más liviano, que avanza con mayor agilidad cuando su argumento pierde el rumbo y se intenta encauzar a la fuerza. Por otro lado, la dinámica entre el protagonista y el resto de los personajes secundarios expone el crecimiento que estos han tenido y cómo ellos ayudan a generar una atmósfera de fraternidad, posicionándose como uno de los motores del relato.

En “Kingsman: El Círculo Dorado” existe una evidente autoconsciencia de ser concebida como una segunda parte y, aunque a ratos descansa en ello porque ya no es necesario introducir a su protagonista y sus motivaciones, intenta desesperadamente alejarse de su antecesora hasta agotar todos los recursos posibles en este proceso. Por una parte, el cambio de escenario desde Londres a Kentucky no es casualidad, aprovechando esta oportunidad para presentar a la contraparte estadounidense de la agencia secreta británica, a través de un cambio geográfico donde se introducen personajes que logran tener intervenciones que funcionan adecuadamente en la trama, pero que no son aprovechados como tal, perdiendo la oportunidad de explorar en sus motivaciones.

Ahora, sabiendo que la ya franquicia Kingsman está inserta en el género de espías, se espera que las misiones, rescates y peleas abunden en la pantalla, creando así los momentos más interesantes de todo el metraje. Los problemas empiezan a aparecer cuando la ostentosidad visual ahoga cualquier intento por establecer hilos narrativos que sigan cierta lógica, esto debido a la decisión de incluir la mayor cantidad de subtramas posibles, las que carecen de sentido al no conseguir que ninguna cierre bien, tratando de abarcar mucho más de lo que puede y rellenando con secuencias innecesarias, resultando en una extensión innecesaria en la duración total del metraje, extendiendo hasta agotar sus posibilidades narrativas.

Las secuencias de acción son el motor principal de una película que sabe bien el género que trabaja y el medio que tiene para desarrollarlo, por lo tanto, están llenas de un hipnotismo que mantiene la tensión y el deleite visual del espectador en un alto nivel. Sin embargo, el trabajo realizado con el CGI provoca una desconexión inmediata en las escenas donde el peligro deja de ser real y los personajes se ven insertos en un escenario poco creíble, y que claramente no se adhiere con el resto de la construcción fotográfica de la película.

“Kingsman: El Círculo Dorado” cumple con los objetivos necesarios para extender el universo narrativo de su franquicia, destacando su ritmo ligero y un tono de comedia suficiente para convencer a un público expectante. Sin embargo, es su ambición desmedida al querer contar una historia mucho más grande de lo que puede desarrollar, lo que le juega en contra cuando ya no es posible encausar una narración que tenga un sentido lo suficientemente claro como para salir sin rasguños y que visiblemente sale dañada en este proceso.

Por Ángelo Illanes

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Cine

Nuevo cortometraje de David Lynch: “Ant Head”

Publicado

en

David Lynch acaba de lanzar hace algunos días el álbum de Thought Gang, su proyecto con el músico Angelo Badalamenti, por lo que ha estado ocupado en la difusión de un disco que, si bien se conocían varias canciones desde hace mucho tiempo, era un trabajo pendiente que tenía contemplado lanzar en algún momento. Ahora, para su Festival Of Disruption, Lynch lanzó el corto “Ant Head“, trabajo que está musicalizado por “Frank 2000” y “Woodcutters From Fiery Ships“, ambas canciones del trabajo mencionado anteriormente.

El video fue grabado luego de que el cineasta tuviera un problema con la invasión de hormigas en su casa, por lo que decidió crear una cabeza con queso y un poco de pollo crudo, amarrándola a un cable en su cocina y dejando que las hormigas la devoraran, para luego filmar como esta cabeza fue desapareciendo a medida que las hormigas se la comían. Todo un visionario, sin duda.

Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 5 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 5 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 6 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

ØMNI ØMNI
DiscosHace 6 meses

Angra – “ØMNI”

Hay bandas que recaen eternamente en lo genérico y no experimentan más allá de los materiales básicos que les ha...

The Sciences The Sciences
DiscosHace 6 meses

Sleep – “The Sciences”

La carrera de Sleep dista mucho de ser una historia típica en el mundo del rock, factor que pudo haber...

Tranquility Base Hotel & Casino Tranquility Base Hotel & Casino
DiscosHace 6 meses

Arctic Monkeys – “Tranquility Base Hotel & Casino”

Un hype autogenerado en prensa y fanáticos por igual mantuvo las miradas del mundo en “Tranquility Base Hotel & Casino”,...

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 6 meses

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 6 meses

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 6 meses

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 6 meses

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Publicidad
Publicidad

Más vistas