Conéctate a nuestras redes
Jumanji: En La Selva Jumanji: En La Selva

Cine

Jumanji: En La Selva

Publicado

en

La última tendencia en Hollywood –que ha durado ya varios años y no tiene pinta de irse a ninguna parte– es la de exprimirle todo el jugo posible a franquicias, generar remakes de películas ya existentes (sean extranjeras, clásicos o títulos recientes) y crear secuelas no solicitadas de cualquier producto que pueda obtener una ganancia. Es culpa del público el validar este sistema, y así es como 2017 no encuentra en su lista de películas más taquilleras del año ninguna entrada original. Escasamente estos productos son un aporte, la mayoría de las veces son entretenimiento escapista, desechable y completamente innecesario. Es lo que una película como “Jumanji: En La Selva” advierte con su mera existencia y, a pesar de ser una entrada inofensiva en una saga que no la requería, deja a un público preguntándose por qué la molestia de crearla.

Basada en la exitosa película de 1995, a su vez basada en un cuento para niños, “Jumanji: En La Selva” se distancia de la historia anterior y presenta un nuevo grupo de personajes en un ambiente contemporáneo. Se trata de cuatro adolescentes (llamémoslos Chico Nerd, Chica Nerd, Chico Negro y Chica Sexy, ya que no trascienden ese único rasgo) que por distintas razones son castigados en el colegio y tienen que ordenar una sala llena de basura y objetos extraños. Ellos no se entienden ni se llevan bien, pero cuando encuentran una consola con el juego de Jumanji –no nos preguntemos qué hacía eso ahí, la película tampoco lo hace–, la encienden y son transportados a una misteriosa isla, donde tendrán que aprender a trabajar en equipo y encontrar el valor en cada uno de ellos para sobrevivir y salir del juego.

Los jóvenes en la isla adoptan el cuerpo de los personajes del juego, y es desde ahí que la película obtiene su mayor fuente de humor. Chico Nerd se transforma en un intrépido y musculoso explorador (Dwayne Johnson) y pasa a ser el líder del grupo. Chica nerd se convierte en una luchadora sensual y bastante desvestida (Karen Gillan), Chico Negro se transforma en un zoólogo debilucho (Kevin Hart) y Chica Sexy en Jack Black, lo que la película no deja de encontrar hilarante. Desde estas contradicciones, y lejos de su zona de confort, los chicos aprenden lecciones poco sutiles sobre ser ellos mismos y su aporte en el grupo. El concepto podría ser chistoso, pero los personajes son tan unidimensionales y sus nuevos avatares tan básicos, que todas las ideas que la película busca transmitir se logran decir en los primeros minutos. Luego son sólo repeticiones, cada vez menos efectivas.

La historia no tiene nada de original. El equipo debe llevar un Objeto X a un Destino Y antes de que El Malo los atrape o se les acaben las vidas. Pocas peripecias significan un esfuerzo importante, no hay mayores pérdidas y las reglas del lugar (la cantidad de vidas de los personajes, sus debilidades y fortalezas) se repiten hasta el punto de ofender la inteligencia del espectador, incluso cuando se trata de niños que pueden tener más dificultad entendiéndolas.

Se podría decir que todos estos arquetipos son el punto de la película, que trata sobre un videojuego y no busca trascender esos parámetros. Es posible, aunque hay una diferencia entre que esa sea la lógica del videojuego y la de la cinta que estamos viendo, que con sus miopes intentos de crear humor, batallas episódicas, fetiche con la violencia, progresión amateur y moralejas básicas, parece no estar consciente de lo mucho que cae en las falencias del juego que parodia.

Pero quizás lo peor de todo es que “Jumanji: En La Selva” simplemente no es tan divertida. Se podría perdonar todo lo demás si al menos la película representara un rato entretenido para la familia en el cine, pero la isla y las aventuras dentro de ella son tan poco originales, novedosas o visualmente atractivas, que ni siquiera sirve para entretenerse más de unos minutos. Y cuando Chico Nerd entiende la frase: “sólo tienes una vida, ¿cómo la vas a vivir?”, nosotros ponemos los ojos en blanco, ofendidos, esperando que nos dejen de meter estos mensajes para intentar justificar una película que no tiene propósito. Ojalá estas producciones empezaran a fracasar en la taquilla (lo que no ocurrirá) para que, como público, le enviemos un mensaje a la industria: que no nos comemos cualquier cosa que nos sirvan, que no es tan fácil como tomar un producto de hace veinte años y “actualizarlo” para que las masas lo consuman de nuevo, que hay que tener un respecto mayor por el espectador que el que se está teniendo actualmente.


Título Original: Jumanji: Welcome To The Jungle

Director: Jake Kasdan

Duración: 119 minutos

Año: 2017

Reparto: Dwayne Johnson, Karen Gillan, Jack Black, Kevin Hart, Madison Iseman, Nick Jonas, Rhys Darby, Alex Wolff, Marc Evan Jackson, Morgan Turner, Ser’Darius William Blain, Bobby Cannavale


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

El Hombre Invisible

Publicado

en

El Hombre Invisible

Luego de fallar en el intento de crear una nueva franquicia basada en los monstruos clásicos del estudio Universal, la decisión de traerlos de vuelta sigue en pie, pero otorgándole a cada uno por separado la oportunidad de reiniciar sus raíces a través de relecturas basadas en su material original. “El Hombre Invisible”, novela escrita en 1897 por H.G. Wells, tuvo su propia adaptación cinematográfica en 1933, dirigida por James Whale, y en el reinicio en 2020 a cargo de Leigh Whannell (“Upgrade”, 2018) la historia dará un giro para ser adaptada a nuestros tiempos y mezclarse con los miedos modernos, para así encontrar un espacio y poder sobrevivir en la atestada cartelera semanal.

Esta nueva versión se centra en Cecilia Kass (Elisabeth Moss), quien, luego de escapar de la abusiva relación que tenía con un millonario científico, recibe la noticia que él se ha suicidado, dejándole gran parte de su fortuna como herencia. Sin embargo, su cordura se ve cuestionada cuando, después de unos extraños sucesos, Cecilia comienza a suponer que su ex pareja en realidad no está muerto. Mientras trata de convencer al resto de sus sospechas, deberá arrancar de quién la acecha y proteger a quienes ama.

Reconstruir clásicos y reversionar sus propuestas siempre parece ser un trabajo difícil, más aún cuando se tiene las limitaciones de interpretar al pie de la letra el material original y sólo se realizan ciertas modificaciones para que pueda camuflarse correctamente en tiempos actuales. Sin embargo, la labor que realiza el guion a cargo del mismo Whannell parece más ambiciosa que sólo rehacer la adaptación de una novela escrita a finales de 1800.

De aquel material original sólo se toma la premisa para ahondar en miedos aún más profundos y que tienen relevancia con los tiempos que nuestra sociedad está viviendo. Aunque esto se podría tomar como aprovechamiento mediático de un movimiento, que hizo que muchas mujeres alzaran la voz frente a los abusos que han sido cometidos en su contra, la cinta pareciera tener la intensión de acentuar el temor que existe tras salir de una relación abusiva, y cómo las consecuencias persiguen a su sobreviviente, incluso cuando el escenario ya parece seguro.

Este subtexto se esparce durante toda la cinta, dejando en claro que, para hacer una película que se mueve entre el terror y el thriller psicológico, debe existir una sustancia que sostenga las decisiones de su protagonista y los eventos que la rodean. En ese sentido, esta producción logra el objetivo sin excesos o la utilización de su protagonista como víctima; por el contrario, el viaje que realiza Cecilia desde que logra escapar de las manos de su abusador hasta la resolución final da cuenta de una evolución frente a los cuestionamientos frente a su cordura, pues, quienes la rodean, no logran advertir el calvario por el que ella realmente está pasando.

De esta forma, el trabajo realizado por Elisabeth Moss resulta esencial para poder retratar este estremecedor trayecto. Su rostro, presente en casi todo el metraje en pantalla, logra encarnar las emociones necesarias para conectar con su resistencia, llevándose gran parte del peso dramático de esta película. Whanell prefiere tomar el tiempo necesario para construir la tensión, optando por extender ciertos momentos donde el peligro acecha, apoyándose en la información que el público maneja sobre la situación y evitando los ya sobre utilizados jump scares. No obstante, la decisión de extender estos momentos de incertidumbre acaba por ralentizar secuencias de angustia, terminando en resoluciones anticlimáticas y que podrían agobiar el compromiso tácito entre espectador y relato.

Por otra parte, al encontrarse enfocada en la exploración psicológica de su protagonista y cómo los hechos a su alrededor ponen en jaque su cordura, este énfasis está estirado hasta que el momento donde las revelaciones comienzan a ser más claras, las que parecen ser incluidas casi por obligación y sin sutilezas, provocando que la narración decaiga hacia su final.

“El Hombre Invisible” no aspira a esclarecer la ciencia detrás de la posibilidad de ser invisible, dejando a un lado cualquier rastro de explicación innecesaria sobre aquel hecho. Por el contrario, el relato avanza hacia los miedos que existen cuando lo que más se teme aparece sin razón y no se le puede ver. Si bien, la cinta avanza con algunos tropiezos y decisiones que pudieron ser evitadas, es cierto que su propuesta funciona de manera acertada, principalmente gracias al trabajo de su subtexto y el desempeño de su actriz protagonista.


Título Original: The Invisible Man

Director: Leigh Whannell

Duración: 110 minutos

Año: 2020

Reparto: Elisabeth Moss, Storm Reid, Harriet Dyer, Aldis Hodge, Oliver Jackson-Cohen, Zara Michales, Michael Dorman, Amali Golden


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

I Disagree I Disagree
DiscosHace 4 días

Poppy – “I Disagree”

YouTube ha entregado algunos de los videos virales más singulares de internet. La popularidad de la plataforma le ha permitido...

On Circles On Circles
DiscosHace 4 días

Caspian – “On Circles”

Cada vez más pantanoso, el territorio del post rock busca permanentemente desmarcarse de los clichés y estar en constante evolución....

Hotspot Hotspot
DiscosHace 2 semanas

Pet Shop Boys – “Hotspot”

Hace más de tres décadas que el icónico dúo londinense compuesto por Neil Tennant y Chris Lowe dio inicio a...

Marigold Marigold
DiscosHace 3 semanas

Pinegrove – “Marigold”

Originarios de New Jersey, y con un sonido característico que toma elementos del indie rock y del country más alternativo,...

The Archer The Archer
DiscosHace 4 semanas

Alexandra Savior – “The Archer”

No tuvieron que pasar siete años de mala suerte –como rezan los primeros versos del álbum– para que Alexandra Savior...

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 1 mes

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 3 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 3 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Publicidad
Publicidad

Más vistas