Conéctate a nuestras redes

Cine

Jobs

Publicado

en

Luego de la muerte de personas famosas, e indudablemente importantes, quedan algunas interrogantes respecto de sus vidas íntimas, casi como detalles morbosos. Y el biopic se ha encargado de sacarle el mayor provecho a este género cinematográfico, centrándose en destacados exponentes de las artes, política, deportes, y toda clase de quehaceres del ser humano. Recientemente, se le ha dado importancia a individuos del área de la tecnología, que con pequeñas ideas han forjado grandes compañías. Y tal como en “The Social Network” (2010) David Fincher retrata la concepción de Facebook en manos de Mark Zuckerberg, el director Joshua Michael Stern presenta “Jobs”, basado en la vida del fallecido co-fundador de Apple Computers, Steve Jobs. Pero, ¿como recrear una historia innovadora, si ya sabemos el desenlace?

JOBS 01En “Jobs” nos encontramos con la vida y los vaivenes de un intrépido y obstinado Steve Jobs (Ashton Kutcher) desde sus años universitarios hasta la fundación de Apple. Junto a sus amigos ingenieros Stephen “Woz” Wozniak (Josh Gad) y Daniel Kottke (Lukas Haas), comienzan una prematura empresa llena de dificultades en el garage de su casa, todo a partir de una sola idea que de pronto nace frente a los ojos del protagonista y que, luego, dominará el mundo de la tecnología.

La historia que se retrata en la película parte en 2001, donde Steve muestra la última revolución tecnológica de bolsillo: un iPod. Luego se salta abruptamente a sus años de universidad en 1974. Los hechos posteriores van sucediendo de forma cronológica, exponiendo una mirada rápida a situaciones históricamente relevantes y mezclando elementos ficticios, a ratos, fastidiosos. Su viaje hecho a la India y su constante experimentación, en todo sentido, presentan las bases para notar la transformación íntima que el protagonista sufre a lo largo de su vida.

La gracia del personaje retratado es demostrar la habilidad para convencer y la persistencia para sobrellevar una idea, y luego, una compañía cuya base es la innovación pura, todo a través de su poder discursivo y la tozudez que despierta en él cuando se le lleva la contra. Otro punto fuerte es la importancia de los amigos y los seres cercanos. A pesar de mostrar a Steve Jobs como un genio difícil de carácter, la amistad que forja con Woz, especialmente, lo ayudan no sólo a sacar adelante a su empresa, sino que a darse cuenta del valor de las personas, lejos de ser consumidores. Se hacen referencias a la vida personal de Steve, como su ensimismamiento de la producción del computador “Apple Lisa” versus el abandono de Lisa Brennan-Jobs, su hija.

Ashton Kutcher logra representar una actuación sólida, llena de pequeños detalles que hacen olvidar, por un momento, que es el actor de una gran cantidad de filmes intrascendentes. Las referencias a la forma de vestir del empresario, sus muecas, silencios, palabras repetidas y toda clase de posturas y gestos, inclusive su caminar, ayudan a que Steve Jobs se personifique mágicamente en la pantalla, entregando un agregado de realismo que, pese a no ser del todo perfecto, se agradece.

Por otro lado, sin embargo, la música más que acompañar o acrecentar la riqueza del relato, hace que la atmósfera creada entre el espectador y la pantalla sea incómoda, entorpeciendo en muchos momentos escenas que podrían ser motivadoras, dirigiéndolas a un vergonzoso y barato chantaje emocional. Se extraña, además, un mayor desarrollo o explicación de los hechos, ya que se dejan no muchos, sino demasiados, cabos sueltos y se hace necesario tener conocimientos anteriores para entender la mayoría de ellos.

El legado de Steve Jobs se deja en claro a lo largo del filme. Más allá de sus icónicos inventos como el Mac, el discurso sobre la simplicidad a toda costa, alcanzar todos los objetivos propuestos, nunca rendirse y eso de “arriesgarlo todo por una idea”, funcionan. Así y todo, el producto resulta ser un JOBS 03“gracias por todo, Steve” más que una biografía atípica que nos abra los ojos y nos cambie la percepción del personaje principal. O mejor dicho, la cambia, pero en el mal sentido: lejos de la imagen del tipo sonriente y decidido de jeans, zapatillas, polera manga larga negra y lentes, ahora vemos a Steve como un ser confuso, perdido y empecinado en que todo se haga a su manera, con pataletas, aunque argumentadas, pataletas al fin y al cabo.

El filme se constituye, así, en un viaje por la extraña mente del genio Steve Jobs, por su vida, por alguna de sus obras y por la constante pelea interna entre sus emociones y su juicio racional, pero que no logra ser una cinta que vaya acorde a su línea conceptual, es decir, la innovadora.

Por Daniela Pérez

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Doctor Sueño

Publicado

en

Doctor Sueño

The Shining” (1980) de Stanley Kubrick y la novela de Stephen King en que está basada, son sin duda una de las historias más alabadas y adoradas de la historia, siendo ambas analizadas hasta el día de hoy en el estudio de sus respectivas disciplinas. Por lo que, cuando Stephen King anunció una secuela que seguiría la vida de Dan Torrance, uno de sus protagonistas, los fans se mostraron tan entusiastas como sospechosos. El resultado fue “Doctor Sueño”, una novela que se mueve en el mundo del suspenso y la aventura más que en el terror visceral de la primera parte.

La adaptación cinematográfica está a cargo de Mike Flanagan, un realizador cuyo nombre ya debiera ser conocido para fanáticos del género, que con cintas como “Oculus” (2013) y la serie de Netflix “The Haunting of Hill House” (2017) no sólo se ha perfilado como uno de los realizadores de terror más exitosos del último tiempo, sino como un acérrimo fanático de Stephen King, utilizando recursos narrativos similares, e incluso adaptando una de sus novelas menos conocidas, “Gerald’s Game” (2015). Sin embargo, pareciera que es en parte esta devoción al trabajo del escritor lo que hace que “Doctor Sueño” fracase en muchos aspectos, apoyándose demasiado en la nostalgia sin ofrecer suficiente sustancia.

“Doctor Sueño” continúa con la vida de Dan Torrance (Ewan McGregor), uno de los protagonistas de la primera película, a medida que aprende a lidiar con sus poderes sobrenaturales, buscando principalmente suprimirlos. Sin embargo, cuando Abra (Kyliegh Curra), una niña que “resplandece” poderosamente, comienza a comunicarse con él, un adulto y más maduro Dan se ve enfrentado a un grupo de vampiros liderados por la siniestra Rosa, La Chistera (Rebecca Ferguson), que se alimentan del poder telepático que personas como Abra y él mismo poseen. De esta manera se teje una trama de gato y ratón que, si bien tiene elementos interesantes, a ratos se siente algo tonta.

Uno de los elementos más llamativos de la película es la profundización en los poderes de Dan y la revelación de este culto de seres antiguos que sobreviven en base a la energía que roban de gente con habilidades similares. “El Nudo Verdadero”, como se autodenominan, a pesar de ser entidades sumamente poderosas y antiguas que han existido por siglos alimentándose de la energía de las personas que “resplandecen”, nunca se sienten como una real amenaza, ya que los primeros encuentros que los protagonistas tienen con ellos no provocan grandes consecuencias. Casi se sienten como pares, como adversarios en un mismo nivel, generando que haya poco en juego realmente. Por otro lado, el procedimiento que el grupo usa para extraer la energía telepática es algo desconcertante. Sin entrar en detalles, el efecto visual resulta incómodo y a ratos se ve francamente ridículo, lo que termina por eliminar cualquier tipo de temor que los antagonistas podrían causar en el espectador.

Por otra parte, casi todos los personajes se sienten superficiales y aburridos. Tanto Rosa como Abra son acartonadas y caricaturescas, y sus enfrentamientos siempre están cargados hacia la teatralidad y la exageración, lo que distrae un poco del conflicto. Dan Torrance, por otro lado, se siente soso y sin vida, y el filme se apoya demasiado en que la audiencia ya lo conoce. Su lucha contra el alcoholismo y los fantasmas de su pasado se reduce a un par de pesadillas y una que otra escena en que mira una botella de whisky mientras suena una música tensa. Si suena algo burdo, es porque lo es. Todo lo demás es material casi reciclado de “The Shining” en forma de flashbacks calcados de la película original.

Esto lleva a que la película, buscando apelar a la nostalgia, se apoye demasiado en los recuerdos que su público tiene de la obra original. La misma música incidental y planos que emulan secuencias emblemáticas de la película original, entre otros guiños, se sienten forzados. Es como si los realizadores no hubieran tenido suficiente confianza en el material con que trabajaban y hubieran necesitado recordar constantemente a la audiencia que el presente relato es la continuación de una historia ya venerada, más que una película que funciona por sí misma. Más que intentar capturar lo que hizo que “The Shining” tuviera cierto impacto en la audiencia y hacerlo propio, “Doctor Sueño” pareciera simplemente aprovecharse de los aciertos del filme anterior, fallando en el intento.


Título Original: Doctor Sleep

Director: Mike Flanagan

Duración: 152 minutos

Año: 2019

Reparto: Ewan McGregor, Rebecca Ferguson, Kyliegh Curran, Zahn McClarnon, Carl Lumbly, Alex Essoe, Bruce Greenwood, Jacob Tremblay, Catherine Parker, Robert Longstreet


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 semanas

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 semanas

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 3 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 3 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 3 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 3 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 4 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 4 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 4 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas