Conéctate a nuestras redes
Jesús Jesús

Cine

Jesús

Publicado

en

La industria cinematográfica chilena, a claras luces, se encuentra en un momento único de apogeo y experimentación. Atrás quedaron las producciones nefastas de Sebastián Badilla como gran representante nacional con películas fáciles de vender, pero carentes de contenido y de propuesta artística propia. Nos encontramos, entonces, con una nueva ola de producciones que buscan su espacio en la cartelera y en la memoria del espectador desde nuevos lugares, nuevas historias y nuevos planteamientos de cómo hacer cine. “Jesús” viene a ser uno de estos nuevos experimentos cinematográficos en búsqueda de una estética propia por parte de Fernando Guzzoni, propuesta que logra encontrarse a momentos, pero que –como todo experimento– muchas veces cae en una mirada demasiado ingenua y cargada de estereotipos que echan a perder lo que era una buena premisa.

La historia de “Jesús” es una ficción histórica en torno al renombrado Caso Zamudio, contada desde el punto de vista de uno de los agresores del joven. Sin madre, con un padre ausente y consumido por las drogas y el sexo casual, Jesús (Nicolás Durán) se ve envuelto en una serie de malas decisiones que lo llevarán a reencontrarse con su padre, a medida que la historia comienza a condenarle y la justicia intenta cernirse sobre él.

Al tratarse de una ficción histórica, el guion es parcialmente conocido por cualquiera que recuerde el caso Zamudio. Sin embargo, lo que impresiona de la película no es el haber abierto la historia desde una perspectiva nueva que le entregue profundidad a los personajes desde la ficción, ni que muestre un trozo de la vida del agresor que pueda ser considerado interesante, sino su estética y su planteamiento visual que, de manera muy sólida, se plantea como uno de los pocos puntos rescatables de la película.

El largometraje, planteado como un relato de la marginalidad santiaguina, no escatima en gastos a la hora de plasmar en escena la crudeza de la vida en la que se insertan sus personajes. Los colores, las texturas, e incluso los ritmos visuales llenan este mundo de “los apartados” con lugares que hacen eco al tiempo de las tribus urbanas santiaguinas; un retrato de aquellos laberintos juveniles repletos de luces brillantes y parques desolados donde todo puede pasar. Dicho retrato nos lleva necesariamente a mencionar el retrato estético de la marginalidad de esta película como una heredera de lo que “Trainspotting” (1996) hizo en su momento con los jóvenes de Edimburgo. Sin embargo, a diferencia de su contraparte británica, “Jesús” no logra ser interesante y mucho menos plantear un viaje digno de ver cuanto a su argumento.

Más allá de lo predecible que puede ser contar una historia cuyos puntos clave ya son conocidos de antemano, el filme es incapaz de dejar de lado ciertos estereotipos respecto a la juventud, asfixiando su propuesta. La visión del director respecto a la marginalidad se vuelve prontamente en un discurso ingenuo, clasista y poco sólido, cayendo en los mismos lugares comunes de cualquier noticiario. La exacerbación de la precariedad y las escenas de sexo o violencia parecen haber sido puestas para evitar que el espectador abandone la película más que como parte integral o necesaria de la historia; es decir, el filme juega a mostrar contenido “adulto” de la nada, en un afán de ser novedoso y trasgresor, cuando en realidad no logra más que ser una pobre excusa para poner cuerpos desnudos y golpizas en pantalla.

De igual manera, la forma que tiene de desarrollarse, mediante escenas aisladas que se suceden una tras otra como forma de traducir el paso del tiempo en la vida del personaje principal, es inteligente pero pobremente desarrollada. Los giros dramáticos y las decisiones de su guion prontamente parecen un capricho, y con ello todo el desarrollo de la historia parece sobrepuesto y poco trabajado. De esto se desprende una serie de decisiones técnicas que no alcanzan a dar razón de su existencia: la forma en que los personajes aparecen durante más de la mitad de la película sin tener ninguna relevancia para la historia, la manera en que todo parece inconcluso por casualidad sin hacerse cargo de provocar algo al espectador, más allá del aburrimiento y el tedio de ver cómo se suceden las escenas hacia un final conocido de antemano. Así, transforma lo que pudo haber sido un viaje interesante a través de la vida del agresor en una colección de estereotipos y miradas clasistas, dignas de alguien que sólo ha vivido esa realidad como parte de los reportajes de televisión, sin reflexión, sin argumento y –lo más grave de todo– sin una mirada crítica o propositiva, repitiendo los mismos argumentos de siempre en contra de las realidades marginalizadas como malignas y semilleros de delincuentes.

Es, entonces, cierto que el cine nacional se encuentra en un momento que encierra un nuevo potencial como industria; una oportunidad de hacer cosas nuevas y experimentar con nuevos lenguajes para contar historias y vivencias de una manera más nuestra. Y es en ese período donde “Jesús” aparece como un guiño al cine arte y a la ficción histórica con un caso que sigue levantando opiniones desde distintos sectores; guiño que no logra convencer, mal ejecutado y que pareciese no tener nada que decir, salvo utilizar material polémico para levantar a los espectadores desde sus casas al cine utilizando el revuelo de Zamudio y la promesa de escenas “para adultos”, en vez de utilizar una propuesta innovadora que valga la pena ver.


Título Original: Jesús

Director: Fernando Guzzoni

Duración: 90 minutos

Año: 2016

Reparto: Nicolás Durán, Alejandro Goic, Sebastián Ayala, Esteban González, Gastón Salgado, Constanza Moreno

 


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Artículos Cine

Trailer de “Biggie: I Got A Story To Tell”, documental sobre The Notorious B.I.G.

Publicado

en

Novedades sobre The Notorious B.I.G. Se dio a conocer el primer trailer del documental “Biggie: I Got A Story To Tell” acerca del músico asesinado en 1997 y quien fuera incluido en el Salón de la Fama del Rock and Roll en 2020. La producción abarca entre los años 70 y 90 del rapero en Brooklyn, y su fecha de estreno es el 1 de marzo a través de Netflix.

La realización del filme demoró cuatro años, cuenta Emmett Malloy, director de la nueva entrega que abarca la carrera del artista. Y eso no esto todo, ya que, como productores, se encuentra la madre del protagonista, Voletta Wallace, y un colaborador cercano: Sean “Puff Daddy” Combs. Por último, está Wayne Barrow, manager de The Notorious B.I.G., quien tiene el rol de productor ejecutivo.

A continuación, te dejamos el trailer del documental:

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ignorance Ignorance
DiscosHace 6 días

The Weather Station – “Ignorance”

Al escuchar el nuevo trabajo de The Weather Station, es difícil entender por qué la artista había pasado bajo el...

As The Love Continues As The Love Continues
DiscosHace 6 días

Mogwai – “As The Love Continues”

“As The Love Continues” llega cuando Mogwai conmemora 25 años de carrera (o desde el lanzamiento de su primer single)...

IMPERIAL IMPERIAL
DiscosHace 2 semanas

Soen – “IMPERIAL”

Dentro de la escena del metal progresivo existen varios actos que han tratado de mantener viva la llama del género,...

Sound Ancestors Sound Ancestors
DiscosHace 2 semanas

Madlib – “Sound Ancestors”

En jerga futbolística, Madlib es de esos que patean el tiro de esquina y corren a cabecear. Otis Jackson Jr....

Medicine At Midnight Medicine At Midnight
DiscosHace 2 semanas

Foo Fighters – “Medicine At Midnight”

Dave Grohl sabe de trucos. Comerciales, por cierto. Todas las movidas orquestadas que ha presentado arriba de los escenarios han...

Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink
DiscosHace 3 semanas

Shame – “Drunk Tank Pink”

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés...

OK Human OK Human
DiscosHace 3 semanas

Weezer – “OK Human”

De sorpresas, desencanto, odio y, sin duda, grandes momentos. Así ha sido el camino que hemos recorrido con Weezer en...

THE FUTURE BITES THE FUTURE BITES
DiscosHace 3 semanas

Steven Wilson – “THE FUTURE BITES”

Revisar el progreso y su definición a lo largo de la historia entrega caminos con ripios, sangre derramada y paradigmas...

Kvitravn Kvitravn
DiscosHace 3 semanas

Wardruna – “Kvitravn”

De la creciente ola musical basada en los sonidos étnicos y ambientes paganos, Wardruna se posiciona como uno de los...

Bob's Son Bob's Son
DiscosHace 4 semanas

R.A.P. Ferreira – “Bob’s Son: R.A.P. Ferreira In The Garden Level Cafe Of The Scallops Hotel”

Cuando Rory Allen Phillip Ferreira abandonó Milo, su antiguo nombre artístico, para adoptar la identidad de R.A.P. Ferreira, también coincidió...

Publicidad
Publicidad

Más vistas