Contáctanos

Cine

Jack Reacher: Bajo La Mira

Publicado

en

Tom Cruise es un personaje odiado por muchos, comenzando por su cuestionado talento frente a las cámaras o sus escándalos personales, que van desde el pertenecer a una religión que mezcla la fe con la ciencia ficción, hasta protagonizar bizarros momentos en la televisión norteamericana, episodios que le han valido el repudio de un sector considerable del público, que choca de frentón con los que todavía caen ante su eterna imagen de galán hollywoodense.

JACK REACHER 01Independiente de los prejuicios que muchos puedan tener a la hora de enfrentarse a un filme protagonizado por el controvertido actor, Tom Cruise ha acertado en más de una ocasión, entregando algunas de sus mejores interpretaciones en cintas tan distintas entre sí, como lo son “Magnolia” (1999) de Paul Thomas Anderson y “Tropic Thunder” (2008) de Ben Stiller, demostrando que cuando se aplica y está en buenas manos, es capaz de dejar los egos de lado y explotar su versatilidad actoral para dar justo en el clavo. Así también ocurre en su faceta de héroe de acción, teniendo como mayor aliciente su rol protagónico en la saga basada en la serie de televisión “Mission: Impossible”, que ha alcanzado su punto cúlmine en la última entrega de la franquicia, donde se puede apreciar la energía intacta de un actor de más de cincuenta años.

Justamente, explotando la faceta de tipo duro de Tom Cruise, llega “Jack Reacher: Bajo La Mira”, un revoltijo de todo lo bueno y todo lo malo que ha parido el actor durante su trayectoria en el cine de acción y suspenso. Debatiéndose entre la genialidad de la cuarta entrega de las aventuras del agente Ethan Hunt, y el horror explosivo de “Mission: Impossible II” (2000), “Jack Reacher: Bajo La Mira” parte JACK REACHERde muy buena forma, pero termina transformándose en un producto sin pies ni cabeza, y peor aún, aburrido y prescindible.

En la ciudad de Pittsburgh, estado de Pennsylvania, un ataque terrorista termina con cinco víctimas civiles quienes, al parecer, fueron asesinados al azar. Todas las pistas apuntan a James Barr (Joseph Sikora), un ex militar atormentado por un pasado oscuro, como el responsable de los asesinatos. Antes de quedar en coma debido a una golpiza propinada por un grupo de reos, Barr pide al fiscal que se contacte con Jack Reacher (Tom Cruise), militar de elite retirado y el único hombre capaz de demostrar la inocencia de Barr. Helen Rodin (Rosamund Pike), abogada de Barr, pondrá a Reacher como cabecilla de su investigación. Ambos arriesgarán sus vidas, mientras comienzan a descubrir que detrás del supuesto arrebato de un militar, existe una conspiración de gran escala.

ONE SHOTBasada en la novela escrita por el autor inglés Lee Child, “One Shot” (2005), la cinta dirigida por Christopher McQuarrie tiene sus mejores momentos en el prólogo, narrado con pericia en una secuencia llena de tensión y ausencia total de diálogos, en cinco minutos de intriga que nos anuncian algo que nunca llegará. Desde el momento en que el personaje de Cruise aparece en pantalla, todo se desestabiliza, porque Jack Reacher es un ganador y no necesita andar recolectando pistas o investigando documentos para dar con los verdaderos culpables del caso, sólo le basta su instinto y sus habilidades en las artes marciales para acabar con toda una red de corrupción y conquistar a la chica de turno. Es tal la auto-complacencia con el personaje protagónico, que existe una serie de momentos ideados para ensalzar la imagen heroica de Reacher, que sólo provocan vergüenza ajena, siendo el más chirriante el discurso sobre la libertad y la justicia, con música incidental patriótica incluida, en uno de los momentos en que uno se da cuenta que Cruise aprovechó su puesto de productor para meter mano y dejar que su ego se apoderara de una película que, en un principio, tenía buena pinta.

Ver a gente como Werner Herzog pasearse por el filme para hacer el papel del malo al estilo James Bond, ponen en duda el criterio del famoso director alemán. El resto del reparto tampoco puede hacer mucho ante un guión que pudo haber funcionado durante los años ochenta y que está secuestrado por el ego de un Tom Cruise que parece ser el único que quiere tomarse la película en serio.

Hay un par de buenas secuencias de acción y otras de intriga que logran salvarla de la quema, porque ni siquiera el desarrollo de la trama está bien tratado. El recurso de entregar información clave al espectador y no a los personajes, juega en contra del relato, haciéndolo predecible y cansino, tomando en cuenta sus 130 minutos de duración, totalmente recortables.

En fin, esto es caldo de cultivo para los detractores de Cruise, que podrán regodearse con  los desaciertos de una cinta que tenía potencial, pero que nunca agarra un ritmo constante y termina aburriendo por sus clichés y predominancia del ego de una súper estrella y sus caprichos.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Cine

3 Anuncios Por Un Crimen

Publicado

en

3 Anuncios Por Un Crimen

El director inglés Martin McDonagh ha probado con astucia en dos producciones –”In Bruges” (2008) y “Seven Psychopaths” (2012)– la manera para desarrollar una aguda comedia negra que puede ser entretenida e inquietante a la vez. Su última producción, “3 Anuncios Por Un Crimen”, reciente ganadora del Globo de Oro a la Mejor Película Dramática, se adentra sin miedo en un relato crudo y visceral sobre la violencia, el abuso y la injusticia en tiempos donde la discusión sobre estos temas sigue vigente.

Mildred Hayes (Frances McDormand) ha esperado por meses que se encuentre al culpable del brutal asesinato de su hija. Cuando ya no parece haber respuesta, decide publicar tres grandes anuncios en el camino hacia su pueblo con controversiales mensajes dirigidos hacia el jefe de policía, William Willoughby (Woody Harrelson). Así, Mildred inicia una batalla en contra de las autoridades, destapando la ineficiencia del sistema policial.

“3 Anuncios Por Un Crimen” se centra en el dolor y las consecuencias alrededor de una muerte en medio del desconsuelo de una madre, pues es a través de ella que se canaliza la aflicción y la rabia que la motivan a iniciar una incesante búsqueda de justicia. Mildred es un personaje complejo, que va mostrando sus capas paulatinamente, siendo su carácter impulsivo e impetuoso el causante de provocar decisiones poco predecibles y que pondrán en jaque al resto de los personajes. Gracias a la interpretación de Frances McDormand, Mildred parece real; es una persona que también falla y se ha construido a partir de estas imperfecciones, pero su determinación la hace parecer implacable. La muerte de su hija la empuja a endurecerse aún más, actuando desde el sufrimiento, pero nunca asumiéndose como víctima; por el contrario, toma el control con valentía, enfrentándose a un sistema que se siente capaz de doblegarla, donde su resistencia la hace persistir.

El brutal crimen no sólo trae consecuencias en el núcleo familiar de la joven, sino que repercute en todo el pueblo. La lucha que ha iniciado Mildred está dirigida principalmente hacia la policía del lugar, quienes representan la corrupción moral y la falla estructural de un sistema que no está funcionando, provocando la frustración y decepción de quienes habitan el lugar, quienes han normalizado este fracaso, asumiendo este funcionamiento e incluso cuestionando el actuar de la protagonista.

A través de dos personajes secundarios lo suficientemente fuertes para acompañar este crudo relato, la batalla entre la justicia y el abuso de poder se hace evidente. Por un lado, el jefe de policía es un hombre que cree poseer una amplia compresión del contexto en el que están insertos, pero que asume con decepción el fracaso del sistema, por lo que sus intentos por cambiarlo no parecen ser los suficientes y, aunque comprende el sufrimiento de Mildred, mira con reticencia sus acciones. Por otro lado, el oficial Dixon (Sam Rockwell) es quien encarna el discurso más incómodo de digerir, y que a la vez simboliza de manera tangible uno de los cuestionamientos más complejos del relato.

Las temáticas que la cinta trabaja podrían cargarla hacia un drama pesado y abrumador, pero son los respiros de su humor agudo los que la hacen tomar pausas y situarla como una comedia negra alrededor de un tema sensible. Es a través de diálogos incómodos, mediante el uso de un lenguaje fuerte y desvergonzado, donde abundan los comentarios racistas y sexistas, y planta su naturaleza provocadora y controversial. Sin embargo, estas situaciones se hacen cargo de lugares olvidados y socialmente rechazados desde sus bases. Si bien, este filme no hace un análisis en profundidad sobre el tema, existe la intención de entender su origen y abrir el diálogo hacia la comprensión del contexto sociopolítico de los personajes. En ese sentido, la evolución de uno de sus caracteres lo empuja hacia la redención, situando al espectador en una posición incómoda, donde se nos pide que el concepto de empatía prevalezca, en una cinta en que no se pide ni se entrega perdón.

“3 Anuncios Por Un Crimen” no pasa desapercibida y puede ser una cinta difícil de ver cuando su premisa resulta ser tan delicada, pero la discusión que arma alrededor la vuelve necesaria. En ese sentido, reflexiona bruscamente sobre la violencia, sin pretensiones de enseñar una lección moral. Pone a la frustración y la injusticia al centro de una historia que se cruza y choca con la tolerancia frente a ideas y discursos, donde la empatía se vuelve fundamental para explorar en mayor profundidad los síntomas de una sociedad que sin duda está cambiando.


Título Original: Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Director: Martin McDonagh

Duración: 115 minutos

Año: 2017

Reparto: Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, Lucas Hedges, Peter Dinklage, John Hawkes, Abbie Cornish, Caleb Landry Jones, Brendan Sexton III, Samara Weaving, Kerry Condon


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

The Dark Side Of The Moon The Dark Side Of The Moon
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “The Dark Side Of The Moon” de Pink Floyd

No hay que ser seguidor de Pink Floyd para reconocer que “The Dark Side Of The Moon” marca uno de...

Low In High School Low In High School
DiscosHace 1 mes

Morrissey – “Low In High School”

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual...

Utopia Utopia
DiscosHace 1 mes

Björk – “Utopia”

El espejo es inclemente. El paso del tiempo es implacable. Los cambios forzosos desgastan, y eso se nota en las...

Who Built The Moon? Who Built The Moon?
DiscosHace 1 mes

Noel Gallagher’s High Flying Birds – “Who Built The Moon?”

Luego de haber recorrido todo el mundo presentando su “Chasing Yesterday” (2015), Noel Gallagher comenzó a cuajar el tercer larga...

Ununiform Ununiform
DiscosHace 1 mes

Tricky – “Ununiform”

Inglaterra ha sido tierra fértil para las reinvenciones musicales, las nuevas escenas e incluso nuevos estilos. Tal es el caso...

Pacific Daydream Pacific Daydream
DiscosHace 2 meses

Weezer – “Pacific Daydream”

Musicalmente los años noventa se presentaron como una década estruendosa, agitada, combativa y cambiante. De aquellos años, en la mayoría...

The Dusk In Us The Dusk In Us
DiscosHace 2 meses

Converge – “The Dusk In Us”

Este ha sido un año grandioso para los fanáticos de Converge. En marzo sorprendieron con “Jane Live”, registro en vivo...

Ex La Humanidad Ex La Humanidad
DiscosHace 2 meses

Electrodomésticos – “Ex La Humanidad”

El pavimento quema las retinas y el reflejo de un sol inclemente se potencia por el efecto de las fachadas...

Unknown Pleasures Unknown Pleasures
DiscosHace 2 meses

El Álbum Esencial: “Unknown Pleasures” de Joy Division

Hacia finales de la década del 70, el mundo del rock parecía transformarse con mayor premura de lo que lo...

Luciferian Towers Luciferian Towers
DiscosHace 2 meses

Godspeed You! Black Emperor – “Luciferian Towers”

Godspeed You! Black Emperor es de esas bandas que ha logrado construir una identidad reconocida. Cuando suenan, se sabe que...

Publicidad

Más vistas