Conéctate a nuestras redes

Cine

Jack Reacher: Bajo La Mira

Publicado

en

Tom Cruise es un personaje odiado por muchos, comenzando por su cuestionado talento frente a las cámaras o sus escándalos personales, que van desde el pertenecer a una religión que mezcla la fe con la ciencia ficción, hasta protagonizar bizarros momentos en la televisión norteamericana, episodios que le han valido el repudio de un sector considerable del público, que choca de frentón con los que todavía caen ante su eterna imagen de galán hollywoodense.

JACK REACHER 01Independiente de los prejuicios que muchos puedan tener a la hora de enfrentarse a un filme protagonizado por el controvertido actor, Tom Cruise ha acertado en más de una ocasión, entregando algunas de sus mejores interpretaciones en cintas tan distintas entre sí, como lo son “Magnolia” (1999) de Paul Thomas Anderson y “Tropic Thunder” (2008) de Ben Stiller, demostrando que cuando se aplica y está en buenas manos, es capaz de dejar los egos de lado y explotar su versatilidad actoral para dar justo en el clavo. Así también ocurre en su faceta de héroe de acción, teniendo como mayor aliciente su rol protagónico en la saga basada en la serie de televisión “Mission: Impossible”, que ha alcanzado su punto cúlmine en la última entrega de la franquicia, donde se puede apreciar la energía intacta de un actor de más de cincuenta años.

Justamente, explotando la faceta de tipo duro de Tom Cruise, llega “Jack Reacher: Bajo La Mira”, un revoltijo de todo lo bueno y todo lo malo que ha parido el actor durante su trayectoria en el cine de acción y suspenso. Debatiéndose entre la genialidad de la cuarta entrega de las aventuras del agente Ethan Hunt, y el horror explosivo de “Mission: Impossible II” (2000), “Jack Reacher: Bajo La Mira” parte JACK REACHERde muy buena forma, pero termina transformándose en un producto sin pies ni cabeza, y peor aún, aburrido y prescindible.

En la ciudad de Pittsburgh, estado de Pennsylvania, un ataque terrorista termina con cinco víctimas civiles quienes, al parecer, fueron asesinados al azar. Todas las pistas apuntan a James Barr (Joseph Sikora), un ex militar atormentado por un pasado oscuro, como el responsable de los asesinatos. Antes de quedar en coma debido a una golpiza propinada por un grupo de reos, Barr pide al fiscal que se contacte con Jack Reacher (Tom Cruise), militar de elite retirado y el único hombre capaz de demostrar la inocencia de Barr. Helen Rodin (Rosamund Pike), abogada de Barr, pondrá a Reacher como cabecilla de su investigación. Ambos arriesgarán sus vidas, mientras comienzan a descubrir que detrás del supuesto arrebato de un militar, existe una conspiración de gran escala.

ONE SHOTBasada en la novela escrita por el autor inglés Lee Child, “One Shot” (2005), la cinta dirigida por Christopher McQuarrie tiene sus mejores momentos en el prólogo, narrado con pericia en una secuencia llena de tensión y ausencia total de diálogos, en cinco minutos de intriga que nos anuncian algo que nunca llegará. Desde el momento en que el personaje de Cruise aparece en pantalla, todo se desestabiliza, porque Jack Reacher es un ganador y no necesita andar recolectando pistas o investigando documentos para dar con los verdaderos culpables del caso, sólo le basta su instinto y sus habilidades en las artes marciales para acabar con toda una red de corrupción y conquistar a la chica de turno. Es tal la auto-complacencia con el personaje protagónico, que existe una serie de momentos ideados para ensalzar la imagen heroica de Reacher, que sólo provocan vergüenza ajena, siendo el más chirriante el discurso sobre la libertad y la justicia, con música incidental patriótica incluida, en uno de los momentos en que uno se da cuenta que Cruise aprovechó su puesto de productor para meter mano y dejar que su ego se apoderara de una película que, en un principio, tenía buena pinta.

Ver a gente como Werner Herzog pasearse por el filme para hacer el papel del malo al estilo James Bond, ponen en duda el criterio del famoso director alemán. El resto del reparto tampoco puede hacer mucho ante un guión que pudo haber funcionado durante los años ochenta y que está secuestrado por el ego de un Tom Cruise que parece ser el único que quiere tomarse la película en serio.

Hay un par de buenas secuencias de acción y otras de intriga que logran salvarla de la quema, porque ni siquiera el desarrollo de la trama está bien tratado. El recurso de entregar información clave al espectador y no a los personajes, juega en contra del relato, haciéndolo predecible y cansino, tomando en cuenta sus 130 minutos de duración, totalmente recortables.

En fin, esto es caldo de cultivo para los detractores de Cruise, que podrán regodearse con  los desaciertos de una cinta que tenía potencial, pero que nunca agarra un ritmo constante y termina aburriendo por sus clichés y predominancia del ego de una súper estrella y sus caprichos.

Por Sebastián Zumelzu

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Comentarios

Maléfica: Dueña del Mal

Publicado

en

Maléfica

El estreno de producciones animadas Disney en versiones live action ha traído discusiones frente a la real relevancia que dichas cintas tienen en el panorama actual. Y lo cierto es que la curiosidad de la audiencia asegura el éxito comercial. Sin embargo, el duplicado de estas producciones, dejando a un lado la originalidad de sus primeras versiones, obliga a recurrir a una expansión un poco más libre sobre la interpretación de los cuentos clásicos que inspiraron las obras del estudio. En este caso, el estreno de “Maleficent” en 2014 insinuó ciertos elementos que pretendían otorgar frescura a la reinvención de la malvada antagonista de “Sleeping Beauty” (1959).

Luego de varios años de los hechos ocurridos en la primera cinta, “Maléfica: Dueña del Mal” se centra en la relación que la oscura hada (Angelina Jolie) tiene con Aurora (Elle Fanning), luego de que esta anunciara su matrimonio con el príncipe Phillip (Harris Dickinson). La unión entre el reino y el páramo traerá rencillas entre humanos y hadas, poniendo a Maléfica y Aurora en lados opuestos para, a la vez, enfrentarse a un enemigo en común.

La primera cinta, con énfasis en la oscura hada, centraba su atención en cómo la traición forjaba las motivaciones de Maléfica, llevándola a actuar en venganza, siendo este su principal motor. La villana, que aparecía en la cinta original de 1959, se despojaba de un velo superficial, permitiendo escarbar entre sus profundas heridas y dejando entrever las razones para seguir con un plan trazado desde el momento en que se vio decepcionada con la raza humana.

Esta segunda parte deja a un lado la exploración de Maléfica hacia su pasado, concentrándose principalmente en su relación con Aurora y cómo juntas han mantenido la paz entre las criaturas del páramo y el reino de los humanos. Entre ellas se ha forjado un lazo cercano al de madre e hija, y los momentos retratados a solas dan cuenta de cómo su relación ha evolucionado y, al mismo tiempo, sitúa la urgencia cuando la paz que han construido se ve amenazada por el miedo y el poder de una fuerza externa que aparece temprano en el desarrollo del relato.

Una vez separadas, la cinta se toma el tiempo para explorar un lado más vulnerable de Maléfica, el que tiene relación con el origen de su raza y la forma en que la nueva conexión con los de su especie servirá como llama para encender una lucha interna que se veía apagada. Sin embargo, la exploración de aquel lado es trabajado de tal manera, que sólo la superficie es visible, pero no deja espacio para profundizar en cómo este descubrimiento realmente afecta a la protagonista, otorgando a la audiencia llenar ciertos espacios sólo gracias a las reacciones que el personaje tiene frente a ciertos estímulos.

La construcción visual del mundo ficticio donde habitan los personajes está basada principalmente en CGI, recurso que apoya la exploración de un mundo que sobreexplota colores y el diseño de algunas de las criaturas que habitan el lugar. El uso de imágenes creadas digitalmente está justificado frente al mundo de fantasía que se está presentando, pero, al mismo tiempo, su uso afecta visualmente la interacción entre humanos y criaturas, por lo tanto, es necesario entrar en este universo con ojos crédulos frente a lo que ocurre en pantalla.

Dirigida claramente para un público infantil, “Maléfica: Dueña del Mal” no reúne el mínimo compendio de características para sostenerse como una secuela necesaria, olvidando los elementos que le otorgaron frescura a su antecesora y fallando principalmente en la exploración de su protagonista, quien con sus apariciones no justifica la existencia de esta producción.


Título Original: Maleficent: Mistress of Evil

Director: Joachim Rønning

Duración: 118 minutos

Año: 2019

Reparto: Angelina Jolie, Michelle Pfeiffer, Elle Fanning, Ed Skrein, Chiwetel Ejiofor, Juno Temple, Sam Riley, David Gyasi, Lesley Manville, Imelda Staunton, Harris Dickinson, Jenn Murray


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Free Free
DiscosHace 1 semana

Iggy Pop – “Free”

Puede parecer extraño que un artista que ha hecho literalmente lo que se le ha antojado a lo largo de...

DiscosHace 1 semana

Diego Lorenzini – “De Algo Hay Que Morir”

El ingenio de la cultura chilena es algo que se ha instaurado como característica generalizada, como también la capacidad de...

Close It Quietly Close It Quietly
DiscosHace 1 semana

Frankie Cosmos – “Close It Quietly”

Casi como una poeta del “Hágalo Usted Mismo” o filosofía DIY de habitación adolescente estadounidense, emergió el nombre de Frankie...

The Center Won't Hold The Center Won't Hold
DiscosHace 2 semanas

Sleater-Kinney – “The Center Won’t Hold”

¿Hasta qué punto se considera un cambio de dirección? Muchas veces se genera un debate cuando una banda decide incursionar...

Lost Girls Lost Girls
DiscosHace 2 semanas

Bat For Lashes – “Lost Girls”

Cuando Natasha Khan lanza un nuevo disco, un mundo lleno de posibilidades y de fantasía se abre. A través de...

Atonement Atonement
DiscosHace 2 semanas

Killswitch Engage – “Atonement”

Hoy en día, en la época del streaming, donde un single es más importante que un álbum, cuesta generar altas...

Schlagenheim Schlagenheim
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Schlagenheim”

Históricamente, la energía proveniente de la juventud es un factor vital para el panorama del rock; una virtud que ha...

Patio 29 Patio 29
DiscosHace 3 semanas

Slowkiss – “Patio 29”

A veces se puede estar muy cerca del abismo y del fin. Allí, las experiencias y los recuerdos pueden ser...

Norman Fucking Rockwell Norman Fucking Rockwell
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Norman Fucking Rockwell!”

En 2011, Lizzy Grant lanzó la canción que la convertiría en la estrella con la que siempre soñó ser. Como...

Infest The Rats’ Nest Infest The Rats’ Nest
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Infest The Rats’ Nest”

King Gizzard & The Lizard Wizard vuelven a experimentar en el estudio, dando con su versión más pesada. En “Infest...

Publicidad
Publicidad

Más vistas