Contáctanos

Cine

Inside Llewyn Davis: Balada de un Hombre Común

Publicado

en

Desde esos frescos inicios con “Blood Simple” (1984), atravesando ese clásico imperecedero que es “Fargo” (1996) y la cinta que les daría la estatuilla dorada a Mejor Película, “No Country For Old Men” (2007), hasta llegar a su primer western, “True Grit” (2010), Ethan y Joel Coen se han hecho un nombre con un cine de insondable personalidad e impacto. De que han evolucionado, eso es irrefutable, pero lo fundamental es que, además de no estar amarrados a ningún estudio y darse el lujo de hacer lo que sus inquietudes dictan, se han resistido en no claudicar sus convicciones. Lo que se suele decir de cineastas con mundo; no artesanos, sino que autores íntegros. Directores grabados con letras de oro en la historia del cine.

INSIDE LLEWYN DAVIS 01Los personajes que transitan por sus obras son seres limitados, perturbados, hilarantes, que casi siempre calzan perfecto con la etiqueta de “perdedores”, pero no siempre son queribles ni se puede conectar con ellos desde la vereda de la emoción. Sus películas pueden contar hechos de distintos escalones dramáticos, pero no es usual que den con un tono melancólico o sentido, siendo “Miller’s Crossing” (1990) y “The Man Who Wasn’t There” (2001) sus cintas que han estado más próximas a esa tecla. Su última joya, “Inside Lewyn Davis: Balada de un Hombre Común”, conjuga ambos singulares rasgos para desfilar directamente a lo más distinguido que ha salido de la cinematografía estadounidense reciente.

La época son los albores de la década del ‘60. El lugar, el Greenwich Village. El protagonista, Llewyn Davis (Oscar Isaac), un músico folk que ha tenido la suerte de grabar discos, pero cuyas ventas no le han permitido labrar una carrera de éxito. A causa de ello, se debe conformar con tocar en grises bares a cambio de unos pocos pesos y tener que dormir en sofás de cercanos. Por si fuera poco, ha muerto quien fuera su mejor amigo y compañero artístico, y ha dejado embarazada a la novia (Carey Mulligan) de un músico amigo (Justin Timberlake).

INSIDE LLEWYN DAVIS 02La película, como queda despejado desde un comienzo, es un retrato de una vida colmada en desgracias. El protagonista es un hombre magullado y de trayecto indefinido, pero, por sobre todo, un tipo al que las circunstancias le han impedido tener resuelto cualquier aspecto de su vida, por muy básico que sea. No tiene nada de casualidad que el mayor lazo que sostiene a lo largo del relato sea con un animal. Si bien el personaje tiene de por sí una construcción contundente, el guatemalteco Oscar Isaac contribuye con bastante, concediendo una actuación que bordea la excelencia. La suma de ambas partes da como resultado que sea imposible no empatizar con esa mirada perdida, con esa presencia espectral, con ese talento frustrado. A este Llewyn Davis se le quiere como quizá a ningún otro personaje del universo coeniano, lo que posee directo vínculo con la naturaleza del filme.

Los Coen ponen todos sus recursos conocidos a disposición de una historia que exuda aflicción y sensibilidad, de la mano de una encomiable sencillez. El recorrido es acompañado, por supuesto, por ese humor tan negro que han patentado desde sus comienzos, el que esta vez aparece dosificado y tiene su principal domicilio en el personaje de John Goodman. Los secundarios con inclinación a la peculiaridad pululan en la trama, pero como ninguno sobresale tanto más que el resto y no alcanzan el INSIDE LLEWYN DAVIS 03nivel de delirio de los más desternillantes de estos hermanos cineastas, la inflexión de la cinta no se ve amenazada, sino que matizada y engrandecida.

El tono con el que da la película, y también su tamaño, bebe esencialmente de los pasajes en que son interpretadas canciones folk por los mismos actores. Tanto la producción musical de T Bone Burnett como la dirección provocan que estos momentos sean de una gran riqueza cinematográfica y queden grabados en la retina. A la postre, son estos instantes los que dotan de más dignidad y hasta afecto el retrato de este músico. Pues aunque su vida no abunde en luces, aunque cada día sea una batalla, sobre el escenario es él a plenitud, y nadie lo puede despojar de tal placer.

Días atrás la cinta ocupó una plaza menor en los Premios de la Academia, pero lo cierto es que lo que Ethan y Joel Coen han hecho en esta ocasión, amerita toda la atención del mundo. Luego de treinta años desde su debut y 15 largometrajes como directores, dan vida a una obra tan única como conectada con su filmografía. Lo más admirable es que aquí han desplegado una faceta casi inexplorada por ellos: ponerse a la altura de sus personajes para abordar el relato y así dotarlo de emoción. Aunque el envoltorio parezca simple, sumarse al viaje por la vida de este músico es una experiencia tan impredecible como cálida y confortable. Realmente una gran película.

Por Gonzalo Valdivia

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Artículos

Estrenos cinematográficos del 26 de octubre

Publicado

en

Thor Ragnarok
Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

“Jesús”

Título Original: Jesús

Director: Fernando Guzzoni

Duración: 90 minutos

Año: 2016

Reparto: Nicolás Durán, Alejandro Goic, Sebastián Ayala, Esteban González, Gastón Salgado, Constanza Moreno

Anterior1 de 6
Usa tus teclas ← → para navegar el artículo

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Colossus Colossus
DiscosHace 17 horas

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 3 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

Publicidad

Más vistas